Tu quoque


Tu quoque

Se denomina tu quoque (locución latina que significa ‘tú también’) al argumento que consiste en rechazar un razonamiento, o considerarlo falso, alegando la inconsistencia de quien lo propone. Es, por tanto, una variante de la falacia ad hominem, o de la falacia ad personam (cfr. Perelman) o ataque personal, mediante la cual se procura demostrar que una crítica o una objeción se aplica igualmente a la persona que la realiza, rechazándola sin entrar a analizarla.

Esta falacia se utiliza frecuentemente como una técnica de retórica. Podría considerarse una variante de la falacia ad hominem ya que el objetivo es refutar la afirmación de un individuo desacreditándolo. Con este argumento se busca distraer la atención sobre la cualidad atribuida al sujeto B por el sujeto A, atribuyendo la misma cualidad al sujeto A. Así el sujeto A pierde credibilidad al ser presentado como un hipócrita. El sujeto B busca así demostrar la falsedad de la proposición enunciada por A.

Contenido

Origen

Tu quoque es el comienzo de la célebre exclamación de Julio César cuando vio que, entre los conjurados, Bruto, su protegido, también empuñaba el puñal para asesinarlo (15 de marzo del 44 a. C.) La frase completa puede que fuese tu quoque, fili mi! (‘tú también, hijo mío!’) o et tu quoque Brute fili mi! (‘¡Bruto, hijo mío, también tú!’), aunque Suetonio piensa que las dijo en griego (Καὶ σὺ τέκνον;). Con este sentido original, la expresión todavía se usa para indicar la ingratitud por los beneficios recibidos.

Estructura del argumento

  1. A critica P.
  2. A es también culpable de P.
  3. Por tanto, la crítica a P es rechazada.

Se trata de una falacia porque la conclusión (rechazo de la crítica a P) no se sigue de las premisas.

Un ejemplo clásico:

Ahí está ése dándonos consejos a los griegos sobre concordia, cuando aún no ha logrado convencerse a sí mismo, a su mujer y a su criada –tres personas tan solo– a ponerse de acuerdo en su vida íntima.

Uso coloquial

El recurso al tu quoque es de uso muy frecuente, incluso por parte de aquellos que desconocen su existencia. Es fácilmente reconocible porque responde a la estructura «y tú también» o «y tú más» como respuesta a una crítica.

No todo recurso al tu quoque es falaz. Se considera que existe un uso legítimo cuando se utiliza para rechazar el recurso a la autoridad moral. La autoridad moral se basa en ser consecuente con lo que se aconseja, por tanto si se demuestra que quien realiza la afirmación es inconsecuente, sus consejos carecerán de valor. Por ejemplo, si alguien aconseja sacrificios a otros pero no está dispuesto a asumirlos, puede ser fácilmente desacreditado mediante el recurso al tu quoque. Hay muchos refranes, expresiones populares y parábolas morales que hacen alusión a ello: «consejos vendo y para mí no tengo», «ver la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio», «el que esté libre de pecado...»

Sin embargo, cuando un argumento no se basa en la autoridad moral, el recurso al tu quoque suele ser falaz. Por ejemplo, un caso habitual sería el de un médico que aconseja a su paciente dejar de fumar y dicho paciente le responde que él también fuma, así que, viniendo de él, el consejo no tiene validez. En este caso se trata de una falacia, ya que el criterio médico no se asienta en la autoridad moral, sino en fundamentos técnicos que son independientes de la conducta del médico.

Véase también

Enlaces externos


Wikimedia foundation. 2010.

Mira otros diccionarios:

  • quoque — Aussi, même …   Le nouveau dictionnaire complet du jargon de l'argot

  • quoqué — Pris …   Le nouveau dictionnaire complet du jargon de l'argot

  • Greene's Tu Quoque — Greene s Tu Quoque, also known as The City Gallant, is a Jacobean era stage play, a comedy written by John Cooke. The play was a major popular success upon its premier, and became something of a legend in the theatre lore of the seventeenth… …   Wikipedia

  • Tu quoque mi fili — (« Toi aussi, mon fils ! ») est une locution latine célèbre attribuée à Jules César au moment de sa mort …   Wikipédia en Français

  • Tu quoque — (IPA: IPA|/tu ˈkwoʊkwɛ/, Latin for You, too or You, also ) is a Latin term used to mean an accusation of hypocrisy. The argument states that a certain position is false or wrong and/or should be disregarded because its proponent fails to act… …   Wikipedia

  • Tu quoque — Als Tu quoque Argument (lateinisch für „auch Du“) wird der argumentative Versuch bezeichnet, eine gegnerische These durch einen Vergleich mit dem Verhalten des Gegners zurückzuweisen. Es kann als Variante des Argumentum ad hominem verstanden… …   Deutsch Wikipedia

  • BOMBYLIUS seu BOMBYX quoque — BOMBYLIUS, seu BOMBYX quoque Graece Βομβυλιὸς, e genere vesparum seu apum, ceram facere dicitur Plinio l. 11. c. 22. qui eam male confundit cum bombyce, quae ex etucarum genere est et bombycinum a se gignit. Bombyx enim, quae ceram facit, telam… …   Hofmann J. Lexicon universale

  • Tu quoque — Cette page d’homonymie répertorie les différents sujets et articles partageant un même nom. Tu quoque une locution latine en rhétorique. Tu quoque mi fili, une locution latine célèbre attribuée à Jules César. Catégorie : Homonymie …   Wikipédia en Français

  • CONFESSIONES Pontificum Romanotum pars quoque Canonici Juris — Cum enim folerent Pontifices, quando ad dignitatem hanc promovebantur, fidei professionem edere, ut nos docet, c. 8. Sancta octo. dist. 16. cuius inscriptio est, Item ex diurno libro Professio Pontificis; vide quoque infra Synodica Epistola:… …   Hofmann J. Lexicon universale

  • PALAESTINUS quoque prius Strymon — fluv. Maceodniae dictus est, Plut …   Hofmann J. Lexicon universale


Compartir el artículo y extractos

Link directo
Do a right-click on the link above
and select “Copy Link”

We are using cookies for the best presentation of our site. Continuing to use this site, you agree with this.