Batalla de Belchite (1937)


Batalla de Belchite (1937)

Batalla de Belchite (1937)

Batalla de Belchite
Parte de la Guerra Civil Española
La iglesia del pueblo viejo
La iglesia del pueblo viejo de Belchite

Fecha Del 24 de agosto al 6 de septiembre de 1937
Lugar Belchite, (Zaragoza)
Resultado Victoria táctica republicana
Victoria estratégica nacional
Beligerantes
Flag of Spain 1931 1939.svg II República española Bandera del bando nacional 1936-1938.svg bando nacional
Comandantes
Sebastián Pozas Perea
Enrique Líster
Alfonso Trallero †
Fuerzas en combate
80.000 hombres, 90 aviones
y 105 T-26
50.000-100.000 hombres

La Batalla de Belchite fue un conjunto de operaciones militares desarrolladas durante la Guerra Civil Española entre el 24 de agosto de 1937 y el 6 de septiembre del mismo año en los alrededores e interior de esta población zaragozana.

Contenido

Antecedentes

Después del fracasado intento de tomar Brunete el gobierno republicano, presidido por Negrín y con Prieto como ministro de Defensa, decide llevar a cabo una ofensiva en Aragón, en principio con el mismo objetivo que la anterior, esto es ralentizar el avance de las fuerzas nacionales en el frente del norte, donde ya habían tomado Santander.

No obstante, la decisión tenía no solo razones de orden militar sino también político. Los nacionalistas y anarquistas catalanes se quejaban de que el gobierno central no prestaba atención al frente de Aragón, lo que provocaba falta de moral entre sus fuerzas debido a la inactividad. Por su parte, el gobierno central estaba preocupado por la influencia de los anarquistas y del POUM en la zona, donde el Consejo Regional de Defensa de Aragón, presidido por Joaquín Ascaso, funcionaba en la práctica como un gobierno independiente. Así se pensó que con la introducción de fuerzas comunistas y la incorporación de tres divisiones anarquistas a la disciplina del recién creado Ejército del Este, al mando del general Pozas se podría poner fin más fácilmente a esa influencia anarquista como así fue. El objetivo militar era la toma de Zaragoza, situada a pocos kilómetros tras las líneas enemigas, acción que supondría un triunfo más que simbólico, ya que ésta era el centro de comunicaciones de todo el frente de Aragón y además, tras un año de guerra, se había reforzado la creencia de que la posesión de ciudades clave era mucho más importante que el control de grandes áreas de territorio despoblado.

Con estas premisas, el general Pozas y su Jefe de Estado Mayor el coronel Antonio Cordón establecen su cuartel general en Bujaraloz. Su plan era atacar por siete puntos diferentes en una franja central de 100 km entre Zuera y Belchite. El dividir las fuerzas atacantes entre siete puntos distintos tenía por objeto dificultar el contraataque de los nacionales así como ofrecer el menor blanco posible a los ataques aéreos.

Ofensiva republicana

Mapa del entorno donde se desarrolló la batalla con indicación de las situaciones inicial y final

De acuerdo al plan trazado, el 24 de agosto el general Pozas, con el recién formado Ejército del Este, junto con las XI y XV Brigadas Internacionales, lanza un ataque simultáneo por tres puntos fundamentales y cinco secundarios en dirección a Zaragoza.

Participan 80.000 hombres, 3 escuadrillas de la aviación republicana con Polikarpov I-16 (moscas), Polikarpov I-15 (chatos) (unos 90 aviones en total) y 105 carros T-26 soviéticos.

En los dos primeros frentes (norte y centro) solo se logró ocupar terreno vacío. En el frente sur las poblaciones de Quinto, Mediana y Codo cayeron enseguida en poder del ejército republicano, mientras que Belchite, donde la resistencia de los nacionales sitiados fue considerable, resistió hasta el día 7 de septiembre.

La ofensiva fracasó porque en lugar de avanzar sobre Zaragoza, las fuerzas republicanas se concentraron en tomar Belchite que había formado una bolsa en medio del territorio republicano. Esto produjo un retraso considerable que dio lugar a que los nacionales pudieran reforzar sus posiciones y el frente quedara estabilizado.

Contraofensiva nacional

Antes de la ofensiva republicana los nacionales solo disponían en la zona de tres divisiones, la 51ª, la 52ª y la 105ª, desplegadas a lo largo de los 300 km de frente, con la mayoría de las tropas concentradas en ciudades.

Los efectivos nacionales tras el comienzo de la ofensiva se componían de: cinco divisiones al agregarse también la 13ª y la 150ª, que fueron retiradas del frente de Madrid, artillería (de la que carecía el bando republicano) y 65 Fiat CR-32, Heinkel He-46, Savoia Sm-79 y Messerschmitt Bf-109. La contraofensiva se inició el 30 de agosto y acabó el 6 de septiembre, coincidiendo con la rendición de los defensores nacionales de Belchite y ser tomada esta población por los republicanos.

Los únicos éxitos nacionales fueron el derribo de cinco I-15, puesto que no se lograron traspasar las posiciones republicanas en Medina y Puebla de Albortón.

Conclusión

Ruinas del pueblo viejo

Aunque desde el punto de vista táctico el resultado fuera favorable para las armas republicanas, se ganó algún territorio y la contraofensiva no traspasó sus líneas, el resultado en modo alguno podía considerarse satisfactorio para el gobierno y así lo expresó Prieto, muy crítico con la, a su juicio, excesiva influencia de los oficiales rusos, mediante un telegrama dirigido a Pozas en el que le decía: «Tantas fuerzas para tomar cuatro o cinco pueblos no satisfacen al ministerio de Defensa ni a nadie».

Por otra parte, no se consiguió tampoco el objetivo de ralentizar la ofensiva nacional en el frente del Norte.


Consecuencias

El General Franco tras evocar cómo este sacrificio resultó vital para el dispositivo general de Aragón, se refirió a la falta de capacidad para mantener su conquista y a las purgas a que fueron sometidos por el aparato del Partido Comunista aquéllos que no habían querido, o no habían podido, convertirse en los “otros defensores” de Belchite:

«...Por esto la batalla de Belchite tiene un puesto de honor en la historia de nuestra Cruzada. La victoria momentánea del enemigo fue una victoria sin alas, más una victoria del heroísmo de los defensores que de las muy superiores huestes comunistas que lo ocuparon. Belchite fue, por otra parte, la piedra de toque del comunismo español y en él naufragó para siempre. Hoy se sabe por los relatos escritos por los rojos extranjeros que el comunismo internacional enroló en las filas rojas, que para la defensa de Belchite hubo un plan mandado desde Moscú y que pregonaba supervisado por Stalin, plan en que el comunismo internacional había depositado su confianza. Sin embargo, todo aquel sistema defensivo cayó al suelo derrumbado en la batalla de la reconquista de Belchite. Y tan grave fue el estrago moral en aquellas filas, tal la soberbia y pasión de sus capitostes, que hicieron pagar con su vida a los jefes defensores de esta plaza, quienes después de extremada resistencia y de haber agotado sus esfuerzos, porque alguien tenía que ser el victorioso y Dios le da la victoria a los mejores; y al obtener nosotros la victoria, como digo, los jefes principales de aquellos batallones fueron conducidos a Valencia; y en Valencia, sumariados y ejecutados. Y aquellos defraudados españoles murieron bravamente -hemos de reconocerlo-, con el puño cerrado, dando vivas a Stalin, fusilados por los propios rojos […] Y en la ejecución de aquellos desgraciados; de aquellos pobres soldados valientes, pero errados en su pensamiento, en la ejecución de ellos pesaron extraordinariamente unos votos, el de la Pasionaria, esa bestia inhumana sin sentimientos, y el del actual jefe del comunismo italiano. Por eso en este solar no podemos menos de recordarlo...»
Palabras pronunciadas por el General Franco en la inauguración del Pueblo Nuevo construido junto a las ruinas de Belchite el 13 de octubre de 1954.

Según Eudocio Ravines las fortificaciones de Belchite, consideradas por el Comité Central del Partido Comunista como inexpugnables por estar construidas por ingenieros soviéticos, no resistieron al fuego de las artillerías pero con el fin de no disminuir el prestigio de sus técnicos y, sobre todo, para no irritar a Stalin que había aprobado los proyectos de dichas fortificaciones se atribuyó la culpa del fracaso a las tropas que, sin embargo, se batieron bien como fue lealmente reconocido por el mismo Estado Mayor de Franco.[1]


Commons

Bibliografía

  • Hugh Thomas La Guerra Civil Española Ed. Grijalbo (Barna) ISBN 84-253-2767-9
  • Gabriel Jackson La República Española y la Guerra Civil Ed: RBA Coleccionables (Barna) ISBN 84-473-3633-6

Enlaces externos

Referencias

  1. Eudocio Ravines procedía de la élite del aparato soviético, y había sido responsable de la organización de los movimientos comunistas en España, Chile, Argentina y Perú. Al servició de Moscú estuvo en España entre 1937 y 1938 pero impresionado por las purgas stalinistas, la conducta de los dirigentes del partido y la situación en Rusia abandona el comunismo dedicándose a una activa campaña en pro de la libertad que, después de costarle reiteradas amenazas y ataques físicos y morales, le lleva a ser asesinado en México el 23 de noviembre de 1978. Autor de sus memorias bajo el título de “La gran estafa” en 1952.

Wikimedia foundation. 2010.

Mira otros diccionarios:

  • Batalla de Belchite — Saltar a navegación, búsqueda El término Batalla de Belchite puede estar haciendo referencia a dos acontecimientos históricos: Batalla de Belchite de 1809, desarrollada durante la Guerra de la Independencia Española. Batalla de Belchite de 1937,… …   Wikipedia Español

  • Batalla de Belchite — ● Batalla de Belchite de 1809 desarrollada durante la Guerra de la Independencia española. ● Batalla de Belchite de 1937 desarrollada en la Guerra Civil Española …   Enciclopedia Universal

  • Batalla de Belchite de 1937 — La Batalla de Belchite fue una conjunto de operaciones militares desarrolladas durante la Guerra Civil Española entre el 24 de agosto de 1937 y el 6 de septiembre del mismo año en los alrededores e interior de esta población zaragozana …   Enciclopedia Universal

  • Belchite — Saltar a navegación, búsqueda Belchite Escudo …   Wikipedia Español

  • Batalla de Santander — Saltar a navegación, búsqueda Batalla de Santander Parte de la Guerra Civil Española Fecha 14 de agosto al 1 de septiembre de …   Wikipedia Español

  • Batalla de Bilbao — Parte de la Ofensiva de Vizcaya, dentro de la Guerra Civil Española …   Wikipedia Español

  • Batalla de Teruel — Parte de la Guerra Civil Española Fecha 15 de diciembre de 1937 a …   Wikipedia Español

  • Batalla de El Mazuco — Saltar a navegación, búsqueda Batalla de El Mazuco Parte de la Guerra Civil Española Fecha Del 5 de septiembre al 20 de septiembre de …   Wikipedia Español

  • Batalla de Badajoz (1936) — Para otros usos de este término, véase Batalla de Badajoz. Batalla de Badajoz Parte de la Campaña de Extremadura, dentro de la Guerra Civil Española Fecha 14 de agosto de 1936 …   Wikipedia Español

  • Batalla de Sigüenza — Este artículo o sección necesita referencias que aparezcan en una publicación acreditada, como revistas especializadas, monografías, prensa diaria o páginas de Internet fidedignas. Puedes añadirlas así o avisar …   Wikipedia Español


Compartir el artículo y extractos

Link directo
Do a right-click on the link above
and select “Copy Link”

We are using cookies for the best presentation of our site. Continuing to use this site, you agree with this.