Influencia antropogénica sobre el clima

ÔĽŅ
Influencia antropogénica sobre el clima

Se llama influencia antropogénica a aquellos efectos producidos por las actividades humanas en el clima de la Tierra. No sólo se estudian los efectos en épocas presentes como resultado de la industrialización, sino las influencias que pudieron causar cambios climáticos en el pasado, incluyendo épocas preindustriales a través, sobre todo, de la deforestación y la reconversión de tierras para sus actividades agrarias y ganaderas.

A pesar de la gran cantidad de estudios analizados por el IPPC , hay un debate (principalmente mediático y sólo en parte científico) en torno a la posibilidad de que el hombre esté influyendo más, menos o apenas nada en el clima de la Tierra, originado por la creciente politización del debate. Un ejemplo es el informe de la minoría republicana del Senado de los Estados Unidos en enero de 2009 para la comisión de Medio Ambiente, que elaboró una lista con 650 científicos que disentían del origen antrópico de los cambios de temperatura de la Tierra.[1]

En primer lugar se explicará la más vieja de las formas que ha tenido el humano de cambiar su entorno: convertir bosques en campos. Luego se presenta la que surge con la revolución industrial y, finalmente, el más aterrador de los mecanismos, el de la guerra nuclear.

Contenido

Deforestación

Artículo principal: Deforestación

La deforestaci√≥n y la agricultura son factores clave. Hay evidencias que sugieren que el clima de los pa√≠ses del mediterr√°neo fue cambiado permanentemente por la deforestaci√≥n generalizada entre los a√Īos 700 AC y 1DC (para construcci√≥n naval, edificios y combustible) transform√°ndolo a un clima m√°s c√°lido y seco.

Por poner algunos ejemplos, se altera la cantidad de agua que entra y sale de una zona concreta; el riego por aspersi√≥n modifica el nivel de humedad del ambiente,... La composici√≥n de la superficie tambi√©n es importante ya que √©sta determina el albedo de esa superficie (el porcentaje de la radiaci√≥n que una superficie refleja sobre la que recibe). el Jet Propulsion Laboratory (un instituto tecnol√≥gico relacionado con la NASA) public√≥ en 2007 que la temperatura media de California ha aumentado 2 grados cent√≠grados en los √ļltimos 50 a√Īos [1], con un auge mayor en las zonas urbanas. El cambio ha sido atribuido en su mayor parte a la modificaci√≥n del paisaje por el humano.

Emisiones humanas

Carbon Emis by Region.es.jpg

Seg√ļn algunos cient√≠ficos las emisiones humanas se remontan desde las eras preindustriales con la quema de bosques (CO2) y el incremento de la ganader√≠a (CH4) [2] [3]. Las emisiones preindustriales son fuente de debate cient√≠fico y no est√° clara su contribuci√≥n real al cambio clim√°tico de esas √©pocas. Lo que s√≠ parece claro es que fuera cual fuera su influencia esta ser√≠a infinitamente menor que el efecto de las emisiones actuales. Estas se dividen en dos grupos. Gases invernadero y aerosoles.

Aerosoles antrópicos

Artículo principal: Aerosol

Los aerosoles de origen antropog√©nico, principalmente los sulfatos procedentes de los combustibles f√≥siles, act√ļan como refrigerante al reflejar la luz solar desde la atm√≥sfera, originando el llamado efecto del oscurecimiento global

Gases invernadero

Sector del transporte

Se considera que 135 aviones supersónicos se encuentran permanentemente en vuelo < a Mach: 1,1 , y que cada uno emite 20 kg de carbono por kilómetro;[2] y en vuelos civiles, promedio por cada kilómetro recorrido y cada pasajero transportado, un avión emite más de 100 g de carbono en vuelos cortos y de 30 a 50 gramos en vuelos largos. Un coche europeo emite en promedio 70 gramos de carbono por pasajero y kilómetro, y un tren unos 10 gramos [4].

En los efectos producidos por la aviaci√≥n militar hay que a√Īadir los simulacros de explosiones militares, y tanto en la civil como en la militar la formaci√≥n de √≥xidos de nitr√≥geno (NOx) y el vapor de agua. Los √≥xidos de nitr√≥geno dan lugar a la formaci√≥n de radicales libres, que, combinados con ox√≠geno y con ayuda de la luz solar, producen ozono. En la troposfera, este proceso origina la formaci√≥n del "smog" fotoqu√≠mico, una neblina contaminante que padecemos todos los habitantes de las grandes y medianas ciudades. El ozono es, adem√°s de contaminante, un d√©bil gas de invernadero. En la actualidad, la aviaci√≥n emite cada a√Īo unas 400.000 toneladas de NOx. El efecto del vapor de agua forma nubes del tipo cirros en la alta troposfera. Aunque es dif√≠cil de cuantificar, podr√≠a tener un impacto sobre el clima aun mayor que el CO2 emitido, ya que las nubes reflejan tanto la luz solar que llega a la Tierra como la radiaci√≥n infrarroja que sale al espacio, y las nubes altas son excepcionalmente muy eficaces atrapando el calor que emite la Tierra.

En Espa√Īa el sector transporte es el 1¬ļ sector en cuanto al gasto energ√©tico; consumiendo unas 36.000 ktep al a√Īo ( un 42 % de la energ√≠a final) en el a√Īo 2003. los porcentajes correspondientes son el sector a√©reo 12.5%, mar√≠timo 4.3%,y terrestre 83% donde el sector ferroviario ocupa un 2.9% [5]. Aqu√≠ se sustrae toda la actividad militar de fabricaci√≥n y de consumo.

Ganadería

De acuerdo a un informe de 2006 de las Naciones Unidas, el livestock’s long shadow, la ganadería es la responsable del 18% de las emisiones de efecto invernadero en el mundo, medido en equivalentes de CO2: esto incluye el cambio de utilización del suelo, en la habilitación de tierras para pastos o las emisiones directas de los animales. Aparte de las emisiones de CO2, la ganadería produce el 65% del óxido nítrico (con un potencial de calentamiento global 296 veces superior al CO2) y el 37% del metano (de potencial 23 veces mayor que el CO2)

Manufactura del cemento

La industria del cemento contribuye al CO2 en la reacción química, cuando el carbonato cálcico se transforma en dióxido de carbono y cal; y también al quemar combustibles fósiles para obtener la energía necesaria en la reacción. Esta industria produce el 5% de las emisiones de CO2 de origen antropogénico siendo el balance de 900kg de CO2 por cada 1000kg de cemento producido.

Evolución en las emisiones de CO2

El principal gas de invernadero emitido por el hombre es con diferencia el dióxido de carbono y sus gráficos de emisión nos pueden indicar muy bien el comportamiento del hombre en el consumo de la energía fósil y de su desarrollo industrial.

La revolución industrial supone el punto de partida en las emisiones de gases de invernado de forma masiva. Aunque esta no se generalizará a todos los continentes hasta bien entrado el siglo XX. Los dos gráficos adjuntos permiten hacerse una idea bastante buena de la evolución que ha seguido el hombre desde el descubrimiento de los combustibles fósiles. La industrialización de la Europa del siglo XIX está íntimamente ligada con el descubrimiento y explotación del carbón. Tal y como puede verse en la gráfica de emisiones por regiones es en la europa occidental donde empiezan las emisiones. Y estas proceden en casi un 100% de la quema de carbón.

Global Carbon Emission by Type to Y2004.png

Los EE. UU. se unen al club industrial a finales del XIX pero ir√°n siempre a la zaga de Europa en consumo hasta principios del siglo XX momento en el cual ocurren dos hechos que cambiar√°n las tornas. Si bien el petr√≥leo se descubre en 1849 su utilizaci√≥n generalizada empieza con el siglo XX que es cuando se descubren en gran n√ļmero los primeros campos petrol√≠feros de importancia. Los EEUU encuentran importantes yacimientos en Texas, California y Oklahoma, Canad√° tambi√©n encuentra sus reservas. Por el contrario Europa para utilizar el crudo debe importarlo desde los propios EEUU o desde los recientes yacimientos de Persia y Oriente Medio. Mientras Norteam√©rica es exportadora de crudo Europa es importadora. Esta posici√≥n de debilidad se ve acrecentada al estallar la Primera Guerra Mundial. En la gr√°fica de emisiones se puede observar como los EEUU alcanzan r√°pidamente a Europa durante las primeras dos d√©cadas del siglo veinte. Europa por su parte sufre un baj√≥n en el consumo al finalizar la guerra debido al hundimiento de las potencias perdedoras, Alemania y el Imperio austroh√ļngaro. Pero Alemania sobre todo, pronto levanta cabeza y la recuperaci√≥n industrial de la Europa de entreguerras hace que r√°pidamente el consumo vuelva a seguir en ascenso. Y esto es as√≠ hasta el crack del 29 momento en el cual se hunden las econom√≠as de los pa√≠ses industrializados. Los efectos se dejan sentir en gran medida en EEUU donde el consumo se desploma y a pesar que en Europa ocurre otro tanto la ca√≠da es menor lo que permite que el viejo continente alcance al nuevo. Durante esos a√Īos turbulentos el bloque del este, con el descubrimiento y explotaci√≥n de sus propios pozos, empieza un lento ascenso que no se ve truncado por el crack, entra pues en la partida un tercer jugador, la URSS. Su econom√≠a planificada le permitir√° ser relativamente inmune a los vaivenes burs√°tiles y proseguir su crecimiento a expensas de sus abundantes recursos minerales y f√≥siles.

En las gráficas se aprecia que tanto Europa occidental como los EEUU remontan al poco tiempo el bajón producido por la crisis. Pero ahora los EEUU tienen tan solo una ligera ventaja en consumo y emisiones sobre la vieja Europa. Esto es así hasta la Segunda Guerra Mundial. En ese momento si bien el carbón sigue siendo la principal fuente de energía el petróleo ya ha cobrado suma importancia estratégica e industrial. La guerra hace resentir el consumo en Europa y en la URSS mientras que en EEUU -alejados de las penurias de la guerra- este se dispara y la economía se propulsa de nuevo para pasar a ser indiscutiblemente la nación líder en emisiones de CO2, posición que se mantiene hasta el momento. Con la derrota de la Alemania Nazi, Europa entra en crisis y sufre un bajón que es rápidamente remontado gracias a la ayuda estadounidense en gran parte (Véase: Plan Marshall). Esto hace que, indirectamente, el consumo en EEUU también se resienta sobre todo por el paso de una economía de guerra a otra de paz.

La segunda mitad del siglo XX supone la generalizaci√≥n mundial de la econom√≠a del petr√≥leo. El consumo de carb√≥n experimenta un crecimiento m√°s moderado mientras que se acelera el consumo de petr√≥leo, la responsable de la mayor parte de crecimiento econ√≥mico durante esas d√©cadas es la libre disponibilidad y abundancia del mismo. Entre los nuevos pa√≠ses consumidores destacan China y la India quienes a pesar de su bajo consumo per c√°pita debido a que tienen un gran peso demogr√°fico hacen que su consumo en t√©rminos absolutos sea comparable sino superior al de cualquier pa√≠s occidental. Este r√°pido crecimiento se ve fuertemente truncado por la crisis del petr√≥leo de 1973. La sufren especialmente Europa y EEUU; EEUU porque desde hace pocos a√Īos ha pasado a ser importador neto pues sus reservas han pasado ya el pico de producci√≥n (Ver: Teor√≠a del pico de Hubbert). Puede apreciarse perfectamente el baj√≥n de consumo en la gr√°fica. Esto permite a la URSS, apenas afectada por disponer de sus propias reservas, rebasar a Europa y alcanzar en consumo a los EEUU. La crisis es tomada muy en serio por los pa√≠ses europeos quienes aplicar√°n medidas pol√≠ticas, fuertes impuestos en los hidrocarburos, mayor eficiencia energ√©tica, etc. Evitar√°n as√≠ incrementar m√°s su dependencia del oro negro. Como se puede apreciar desde la crisis el consumo, y por consiguiente, las emisiones en Europa se estancan mientras que los EEUU, pasada la crisis y dominado el tablero de Oriente Medio, vuelven a incrementar sus emisiones de la forma habitual. El a√Īo 1992 ocurre la Guerra del Golfo suceso que afecta nuevamente al consumo aunque no de forma tan grave como la crisis anterior. El descenso se aprecia tanto en EEUU como en Europa pero es m√°s marcado en la curva de emisiones de Oriente Medio, los primeros afectados por la escasez. Estas fechas coinciden con otro suceso, el desmoronamiento de la Uni√≥n Sovi√©tica que se puede apreciar como una ca√≠da completa de sus emisiones que ha continuado hasta la actualidad. Los primeros a√Īos del Siglo XXI han sido los del gran crecimiento de la India y, especialmente de China quien por entonces supera las emisiones de Europa. Estos pa√≠ses aun dependen mucho del carb√≥n pero cada vez consumen m√°s petr√≥leo. Las previsiones actuales son que entorno al 2010 se alcanzar√° el pico de producci√≥n de crudo y dado que la demanda de consumo seguir√° creciendo ocurrir√° por fuerza una crisis de escasez real.

Las reducciones de la intensidad energ√©tica en los veh√≠culos ligeros, que ofrecer√≠an per√≠odos de amortizaci√≥n a los usuarios de tres a cuatro a√Īos mediante el ahorro de combustible, pueden disminuir las emisiones espec√≠ficas entre un 10% y 25% para el a√Īo 2020. Adem√°s, si se utiliza di√©sel, gas natural o propano en lugar de gasolina, t√©cnicamente se pueden reducir las emisiones entre un 10% y 30%, que alcanzar√≠an el 80% si los combustibles proceden de fuentes renovables. As√≠ mismo, el control de las fugas de refrigerante puede a√Īadir otro 10% de reducci√≥n. La aplicaci√≥n de medidas fiscales sobre los combustibles, principalmente en pa√≠ses con bajos precios, podr√≠a reducir las emisiones del transporte por carretera en un 25%, aunque esta medida tendr√≠a implicaciones econ√≥micas indirectas en otros sectores.

Detonaciones nucleares atmosféricas

Anomal√≠as t√©rmicas durante el siglo XX. Sobre las variaciones anuales se ha ajustado una media m√≥vil de 5 a√Īos. Se observa como durante los 60 y 70 se produce no solo un frenazo en el calentamiento sino que de hecho las temperaturas empiezan a descender.
Véase también: Efectos de las armas nucleares

La teoría del invierno nuclear

Artículo principal: Invierno nuclear

Durante la segunda mitad del siglo XX creció la idea de que un intercambio nuclear completo entre ambas potencias (EE. UU. y la URSS) podría causar no solo la devastación de ambas naciones sino también un cambio climático global hacia una edad más fría, el invierno nuclear. Ello vendría producido por la abundante cantidad de cenizas emitidas por las ciudades calcinadas que detendrían los rayos solares como un manto oscuro. Si bien no se produjo el tan temido holocausto nuclear sí parece que hubo ciertos efectos ocultos producidos por el hombre y sus ingenios nucleares.

El enfriamiento de las décadas de 1960 y de 1970

Se sabe que las d√©cadas de los 60 y los 70 fueron a escala global algo m√°s fr√≠as, y el debate sobre cual fue la causa est√° aun activo. Si bien se acepta que no habr√≠a una sola causa sino que quiz√° sean varias. Por aquellos a√Īos dos cient√≠ficos rusos, Kondratyiev y Nikolsky plantearon la hip√≥tesis de que las pruebas nucleares atmosf√©ricas estaban afectando de alg√ļn modo al clima en la Tierra. Se observ√≥ que la bola de fuego de una bomba nuclear era capaz de calentar el aire lo suficiente como para hacer que nitr√≥geno y ox√≠geno reaccionasen y formaran √≥xidos de nitr√≥geno en la alta atm√≥sfera, m√°s concretamente en la estratosfera. Si bien las primeras bombas at√≥micas de apenas 20 kton no eran capaces de alcanzar dichas cotas los nuevos artefactos termonucleares surgidos en los a√Īos 50 s√≠ pod√≠an hacerlo.

N√ļmero de pruebas nucleares por d√©cadas. En las d√©cadas de los 60 y 70 se puede ver como coincide la disminuci√≥n de las temperaturas con el momento de m√°ximo apogeo nuclear. En las d√©cadas siguientes la mayor√≠a de pruebas son subterr√°neas y por lo tanto no tienen contribuci√≥n alguna al efecto que se trata.

Se calcula que por cada megat√≥n de energ√≠a desarrollada la bola de fuego asciende entre 35 y 40 km y se producen unas 3.000 ton de √≥xidos de nitr√≥geno (NOx). Si se tiene en cuenta que la troposfera llega hasta los 10 km de altitud queda claro que cualquier bomba de hidr√≥geno es capaz de contaminar la estratosfera. La bola de fuego generaba NOx, √©ste era depositado en las capas altas. Su vida media es de unos cuatro a√Īos. Los dos a√Īos anteriores a 1963, a√Īo en que entr√≥ en vigor el tratado de prohibici√≥n de pruebas atmosf√©ricas, espaciales y submarinas, se deton√≥ el equivalente a 340MT lo que supon√≠a un total de mill√≥n y medio de ton de NOx suspendidas entre 20 y 50 km de altura. A esa cantidad hab√≠a que sumar la de las pruebas anteriores que aun perduraba en la atm√≥sfera lo que, en total, supon√≠a que en 1963 hab√≠a en la estratosfera el equivalente a 980 MT detonados. No parece coincidencia pues que las anomal√≠as negativas de 1963, 1964 y 1965 fueran de las m√°s acusadas de la segunda mitad del siglo. No obstante, ese mismo a√Īo, en Bali, tuvo lugar la erupci√≥n del monte Agung, pero parece ser que dichos efectos solo podr√≠an explicar la mitad del enfriamiento producido durante esos a√Īos. La otra mitad vendr√≠a causada por las pruebas nucleares. B√°sicamente se podr√≠a resumir en que durante esas d√©cadas el oscurecimiento global causado por las emisiones de aerosoles y gases reflectantes domin√≥ sobre el calentamiento global causado por las emisiones de gases de invernadero.

Tambi√©n hay estudios que han explicado dicho enfriamiento por las variaciones del viento solar si bien tampoco se ha podido probar que sea √©sa la causa y, ni siquiera, la contribuci√≥n principal del enfriamiento de esos a√Īos.

Véase también

Referencias

  1. ‚ÜĎ More Than 650 International Scientists Dissent Over Man-Made Global Warming Claims
  2. ‚ÜĎ Prentice, I.C., et al. (2001). ¬ęThe Carbon Cycle and Atmospheric Carbon Dioxide: SRES scenarios and their implications for future CO2 concentration¬Ľ. Climate Change 2001: The Scientific Basis. Contribution of Working Group I to the Third Assessment Report of the Intergovernmental Panel on Climate Change. IPCC. Consultado el 21 de abril de 2009.

Enlaces externos

Jet Propulsion Laboratory [6] Asociación Ecologista de Defensa de la Naturaleza (AEDENAT) [7] transporte, energía y cambio climático [8]


Wikimedia foundation. 2010.

Mira otros diccionarios:

  • Influencia antropog√©nica sobre el clima ‚ÄĒ Se llama influencia antropog√©nica a aquellos efectos producidos por las actividades humanas. Existe un cierto debate en torno a la posibilidad actual de que el hombre est√© influyendo m√°s o menos en el clima de la Tierra y tambi√©n lo hay sobre las ‚Ķ   Enciclopedia Universal

  • Protocolo de Kioto sobre el cambio clim√°tico ‚ÄĒ Saltar a navegaci√≥n, b√ļsqueda Posici√≥n de los diversos pa√≠ses en 2009 respecto del Protocolo de Kioto.      ‚Ķ   Wikipedia Espa√Īol

  • Calentamiento global ‚ÄĒ Para las controversias cient√≠ficas y pol√≠ticas, v√©ase Controversia sobre el calentamiento global y Opini√≥n cient√≠fica sobre el cambio clim√°tico antropog√©nico. Para el cambio clim√°tico en el pasado, v√©ase Paleoclimatolog√≠a ‚Ķ   Wikipedia Espa√Īol

  • Cambio clim√°tico ‚ÄĒ Saltar a navegaci√≥n, b√ļsqueda Imagen actual de la superficie de Venus, un planeta que anteriormente se pareci√≥ en muchos aspectos a la Tierra actual.[1] Se llama cambio clim√°tico ‚Ķ   Wikipedia Espa√Īol

  • Variaciones orbitales ‚ÄĒ Este art√≠culo o secci√≥n necesita referencias que aparezcan en una publicaci√≥n acreditada, como revistas especializadas, monograf√≠as, prensa diaria o p√°ginas de Internet fidedignas. Puedes a√Īadirlas as√≠ o avisar ‚Ķ   Wikipedia Espa√Īol

  • Ant√≥n Uriarte ‚ÄĒ Saltar a navegaci√≥n, b√ļsqueda Ant√≥n Uriarte dando una conferencia en Aranjuez (05 07 2007) Antonio Luis Silvestre de Uriarte y Cantolla[1] es un ge√≥grafo ‚Ķ   Wikipedia Espa√Īol

  • Guerra clim√°tica ‚ÄĒ Genocidio de Darfur. Desplazados internos en el campo de Ardamata (El Geneina, Darfur Occidental). Guerra clim√°tica es el conflicto b√©lico cuyo origen puede atribuirse a fen√≥menos clim√°ticos, al cambio clim√°tico, al calentamiento global as√≠ como… ‚Ķ   Wikipedia Espa√Īol

  • Oscurecimiento global ‚ÄĒ Contaminaci√≥n Contaminaci√≥n atmosf√©rica Lluvia √°cida ‚ÄĘ √ćndice de calidad del aire ‚ÄĘ Modelos de dispersi√≥n en la atm√≥sfera ‚ÄĘ Clorofluorocarbonos ‚ÄĘ Oscurecimiento global ‚ÄĘ Calentamiento g ‚Ķ   Wikipedia Espa√Īol

  • Cumbre de la Tierra ‚ÄĒ Bandera de las Naciones unidas. Las Conferencias de Naciones Unidas sobre el Medio ambiente y el Desarrollo, tambi√©n conocidas como las Cumbres de la Tierra, fueron unas cumbres internacionales sin precedentes que tuvieron lugar en Estocolmo… ‚Ķ   Wikipedia Espa√Īol

  • Colapso: por qu√© unas sociedades perduran y otras desaparecen (libro) ‚ÄĒ Para Jared Diamond la Isla de Pascua es uno de los mejores ejemplos hist√≥ricos del colapso de una sociedad. Colapso: por qu√© unas sociedades perduran y otras desaparecen es un libro originalmente publicado en 2005 en ingl√©s por Jared M. Diamond,… ‚Ķ   Wikipedia Espa√Īol


Compartir el artículo y extractos

Link directo
… Do a right-click on the link above
and select ‚ÄúCopy Link‚ÄĚ

We are using cookies for the best presentation of our site. Continuing to use this site, you agree with this.