Palacio de Sanssouci

Palacios y parques de Potsdam y Berlín
UNESCO logo.svg Welterbe.svg
Nombre descrito en la Lista del Patrimonio de la Humanidad.
Mittelbau Sanssouci.jpg
Vista de la fachada de palacio Sansoucci.
Coordenadas Coordenadas: 52°24′12″N 13°2′19″E / 52.40333, 13.03861
País Bandera de Alemania Alemania
Tipo Cultural
Criterios i, ii, iv
N.° identificación 532
Región Europa y
América del Norte
Año de inscripción 1990 (XIV Sesión)
Extensiones 1992, 1999
La fachada sur o "del jardín" y cuerpo principal de Sanssouci.
Federico el Grande por Anton Graff (1712–86).
Boceto de Sanssouci por Federico II.
Una de las dos columnatas segmentadas que envolvían la cour d'honneur en el lado norte del palacio.
La fachada sur. Federico el Grande rechazó el consejo de su arquitecto de situar la planta noble sobre una planta semi-sótano. Como resultado, el palacio no obtuvo la máxima ventaja de su localización. Desde las ventanas no hay buenas vistas, y visto desde las terrazas inferiores el palacio parece más bien una orangerie.

Sanssouci era el palacio de verano oficial de Federico II el Grande, Rey de Prusia, en Potsdam, cerca de Berlín. A menudo se le considera entre los rivales alemanes de Versalles. Aunque el estilo de Sanssouci es de un absoluto rococó y es bastante más pequeño que su homólogo francés, es también notable por los numerosos templetes y pabellones diseminados por el parque que rodea el conjunto. El palacio fue obra del arquitecto Georg Wenzeslaus von Knobelsdorff, y fue construido entre 1745 y 1747 como residencia privada del rey Federico, donde pudiera relajarse lejos de la pompa y la ceremonia de la corte de Berlín. Esta circunstancia es patente en el mismo nombre del palacio: Sanssouci es un término francés que puede traducirse como sin preocupaciones, simbolizando que el palacio era más bien un lugar de descanso que un centro de poder.

El palacio no sobrepasa las dimensiones de una gran villa de un solo piso, más parecido al Palacio de Marly que a Versalles. Con sólo 10 habitaciones principales, fue edificado en la cima de un pequeño tozal aterrazado situado en medio del parque. Tan grande fue la influencia del gusto personal de Federico en el diseño y decoración del palacio, que su estilo ha sido calificado como "Rococó federiciano". Federico sentía el palacio como una propiedad tan personal que lo consideraba "un lugar que moriría con él".[1] Jan Bouman, un arquitecto holandés, concluyó el proyecto.

Durante el siglo XIX el palacio se convirtió en una de las residencias de Federico Guillermo IV de Prusia. Este contrató al arquitecto Ludwig Persius para restaurar y ampliar el palacio, y a Ferdinand von Arnim para mejorar la ciudad y de esta forma, las vistas desde el palacio. La ciudad de Potsdam, con sus palacios, fue uno de los lugares residenciales preferidos por la familia imperial alemana hasta la caída de la dinastía de los Hohenzollern el año 1918.

Después de la Segunda Guerra Mundial, el palacio se convirtió en una atracción turística en Alemania del Este. Se mantuvo completamente, de acuerdo con su importancia histórica, y fue abierto al público. Tras la reunificación alemana en 1990, se hizo realidad el deseo de Federico: sus restos mortales fueron finalmente trasladados a su amado palacio y enterrados en una nueva tumba situada sobre los jardines que él había creado. En el año 1990, Sanssouci y sus grandes jardines fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.[2] En 1995 se creó la Fundación de los Palacios y Jardines de Prusia en Berlín-Brandeburgo, con el objetivo de conservar Sanssouci y otros palacios imperiales en Berlín y sus cercanías. Estos palacios reciben hoy en día la visita de más de dos millones de personas cada año, procedentes de todo el mundo.

Contenido

Espíritu de Sanssouci

La localización y paisaje de Sanssouci sobre una viña reflejaba el ideal pre-romántico de armonía entre el hombre y la naturaleza, en un ambiente natural ordenado por la intervención humana. No obstante, la producción de vino era un objetivo secundario en el diseño del palacio y de los jardines. El tozal en el que Federico creó las viñas aterrazadas debía ser el punto focal de su dominio, coronado por su nuevo, pero pequeño palacio—"mein Weinberghäuschen" ("Mi pequeña masía vitivinícola"), tal y como la llamaba Federico.[3] Con sus grandes vistas sobre las cercanías, en medio de la naturaleza, Federico quería vivir así sans souci ("sin preocupaciones") y dedicarse a sus aficiones personales y a sus intereses artísticos. Por lo tanto, el palacio fue edificado para el uso de Federico y sus invitados personales solo durante los meses de verano, desde finales de abril hasta principios de octubre (queda muy bien explicado durante la visita del mismo).

20 años después de la construcción de Sanssouci, Federico edificó el Nuevo Palacio (Neues Palais) en el lado oeste del parque. Este palacio, bastante más grande y de estilo barroco, contrastaba con la motivación vacacional de Sanssouci y daba muestras al mundo el poder y la firmeza de Federico. El diseño del Nuevo Palacio quería demostrar que el poder de Prusia continuaba vivo, a pesar de la casi derrota en la Guerra de los Siete Años.[4] Federico no ocultó esta intención, incluso refiriéndose a la nueva construcción como su "fanfarronada".[5]

Este concepto de gran palacio destinado a impresionar ha llevado a la comparación entre los conjuntos de Postdam y Versalles,[6] con la cual, Sanssouci ocuparía el lugar de los Trianons. Esta analogía, aunque resulta atractiva, ignora los méritos de Sanssouci, el palacio para el cual fue creado el parque y el conjunto entero. A diferencia de los Trianones, Sanssouci no era un refugio para escapar del gran palacio, por la sencilla razón de que el gran palacio no existía en el momento de la creación de Sanssouci. Ahora bien, es cierto que Sanssouci fue concebido como un lugar de retiro personal y no como un centro de expresión de poder, firmeza o mérito arquitectónico. A diferencia de los Trianones, Sanssouci fue diseñado como una unidad en él mismo.

Sanssouci es pequeño, con el cuerpo principal (o corps de logis) consistente en una única planta con una fila de sólo diez habitaciones que incluye un pasadizo y cámaras de servicio tras ellas. El esbozo que hizo el mismo Federico el año 1745[7] demuestra que su arquitecto, Knobelsdorff, actuó más como técnico que como creador, dado que la obra final responde fielmente al proyecto del rey. Parece que Federico no aceptó ninguna sugerencia, rechazando la idea de Knobelsdorff respecto a que el palacio debía de disponer de un piso semi-sótano, que podía haberse usado para que las áreas de servicio estuvieran más a mano, y habría elevado el piso principal a un nivel de planta noble. Eso habría otorgado al palacio no sólo un mayor empaque, sino también habría prevenido los problemas de humedad que siempre ha sufrido.[7] No obstante , Federico quería un palacio íntimo para vivir: por ejemplo, quería acceder inmediatamente desde el jardín, en lugar de tener que subir una larga escalera. Insistió en que fuese construido a nivel del suelo, considerando que el tozal era suficiente como pedestal: en conclusión, debía de ser una casa de recreo. Sus encargos recurrentes tuvieron que ver con el deseo de una casa con una conexión directa con la naturaleza. Las habitaciones principales, iluminadas por otras ventanas, dan al sur sobre la viña; el acceso se encuentra en la fachada norte, donde fue construida una cour d'honneur semicircular con dos columnatas segmentadas de orden corintio.

En el lado este del parque, se encuentra la Galería de Pintura de Sanssouci, construida entre 1755 y 1764 bajo la supervisión del arquitecto Johann Gottfried Büring. Se eleva al lugar donde Federico disponía de su invernadero, para el cultivo de frutas tropicales. La Galería de Pintura es el museo más antiguo aun existente construido por un gobernante en Alemania. Como en el caso del palacio, es largo y bajo, con un cuerpo central de tres naves abovedadas.

Después de la muerte de Federico comenzó una nueva era, la señal visible de la cual fue la evolución del estilo arquitectónico. Así, el neoclasicismo, popular en Europa, pero ignorado por Federico, encontró ahora su sitio en Potsdam y Berlín durante el reinado de Federico Guillermo II de Prusia. Este ordenó la construcción de un nuevo palacio en un estilo más moderno, y vivió en Sanssouci sólo ocasionalmente.

El recibidor y las habitaciones fueron completamente alterados inmediatamente después de la muerte de Federico. Frederick William von Erdmannsdorff fue el encargado de la reforma. Mientras que Federico había hecho construir el Nuevo Palacio en estilo barroco entre 1763 y 1769, Erdmannsdorff, un defensor del neoclasicismo, había creado Schloss Wörlitz en el Parque Wörlitz, el primer palacio neoclásico de Alemania. Como resultado de esta influencia, Sanssouci se convirtió en el primero de los palacios en Postdam y Berlín en ser remodelado con un interior neoclásico. El año 1797, Federico Guillermo fue sucedido por Federico Guillermo III. Este visitó Sanssouci aun menos frecuentemente que su padre, prefiriendo más pasar el verano en el Palacio Paretz o en el Pfaueninsel de Berlín.

La arquitectura de Sanssouci

Detalle arquitectónico de la cúpula central, en la fachada del jardín: atlantes y cariátides.

No fue una coincidencia la elección por parte de Federico del estilo arquitectónico rococó para Sanssouci. Este estilo desenfadado, casi caprichoso, entonces de moda, correspondía exactamente con el uso que Federico quería dar al palacio. El estilo rococó apareció en Francia a principios del siglo XVIII como una continuación del estilo barroco. Pero en contraste con los temas serios y los colores oscuros del barroco, el rococó se caracterizó por la opulencia, la gracia, la frivolidad y la ligereza. Los motivos rococó expresaban la vida despreocupada de las clases aristocráticas y los idilios superficiales más que las batallas heroicas o los temas religiosos. También se solían representar escenas en plena naturaleza. Esto, de nuevo, cuadraba perfectamente con la idea de Federico sobre la armonía entre la naturaleza y la arquitectura. El palacio fue construido siguiendo bastante fielmente los esbozos de Federico.

El palacio consta de un cuerpo principal de una única planta y dos alas adyacentes, ocupando casi completamente la terraza superior del tozal. La potencial monotonía de la fachada se rompe con una cúpula central que se eleva sobre el tejado, y donde está el nombre del palacio en letras de bronce dorado. Les alas secundarias frente al jardín están tapadas por dos líneas simétricas de árboles, y acaban en unos gazebos enrejados, ricamente decorados con ornamentos dorados.

La fachada que da al jardín está decorada con figuras talladas de atlantes y cariátides; agrupados en pares entre las ventanas, simulando soportar la balaustrada superior. Ejecutados en arenisca, estas figuras de ambos sexos representan ménades, compañeros del dios del vino Baco, y proceden del taller del escultor Friedrich Christian Glume.[8] El mismo taller produjo los jarrones de la balaustrada y el grupo de querubines situados sobre las ventanas de la cúpula.

La fachada sur de la Galería de Pintura de Sanssouci.

En contraste, la fachada norte, por donde se accede al palacio, es más austera. Dos columnatas divididas en segmentos formadas por 88 columnas corintias dos en profundidad se curvan desde el edificio para abrazar la semicircular cour d'honneur. Como en la fachada sur, una balaustrada con jarrones de arenisca decora el tejado del cuerpo principal del palacio.

Flanqueando el cuerpo principal hay dos alas secundarias que se utilizaban para hospedar el servicio y como dependencias de trabajo doméstico necesario para atender a un monarca del siglo XVIII, incluso en su tiempo de descanso. En tiempo de Federico, estas alas de una sola planta estaban cubiertas de plantas enredaderas con la intención de esconder su prosaica finalidad. El ala Este albergaba las habitaciones de los secretarios, jardineros y sirvientes, mientras que el ala Oeste contenía la cocina, el establo y una cochera.

Federico habitó regularmente el palacio cada verano, pero después de su muerte, el año 1786, este permaneció prácticamente olvidado y desocupado hasta la mitad del siglo XIX. El año 1840, 100 años después de la ascensión al trono de Federico el Grande, el hijo de su sobrino, Federico Guillermo IV y su mujer volvieron a residir el palacio. La pareja real conservó el mobiliario original y reemplazó las piezas desaparecidas por otras de la época de Federico el Grande. Se planteó el proyecto de volver a su estado original la habitación donde había muerto Federico el Grande, pero finalmente no pudo ser realizado a causa de la ausencia de planos y documentos originales. No obstante, la butaca en que había muerto fue nuevamente trasladada al palacio el año 1843.

Federico Guillermo IV, un dibujante interesado tanto en la arquitectura como en el paisajismo, transformó el palacio desde la casa de descanso de su tío-abuelo a una funcional casa de campo a la moda del momento. Las pequeñas alas de servicio fueron ampliadas entre 1840 y 1842. Estas modificaciones fueron necesarias porque, aunque Federico el Grande filosofaba e interpretaba música en Sanssouci, le gustaba vivir modestamente y sin esplendor. A medida que fue envejeciendo, su modestia evolucionó hacia la avaricia. No permitió obras de mantenimiento en la fachada, y a duras penas las autorizó en el interior. Este comportamiento fue relacionado con su deseo de que Sanssouci no durara más allá de su propia vida.[9]

El ala Este. Las dos alas de servicio, virtualmente ocultas a la vista por una pantalla vegetal en tiempos de Federico el Grande, fueron remodeladas en el siglo XIX por Federico Guillermo IV de Prusia, que transformó el palacio en una residencia real más convencional, para el uso de su familia y de la corte.

Entre los añadidos hace falta destacar una planta entresuelo en ambas alas. La cocina fue trasladada al ala Este. La pequeña bodega de Federico el Grande fue ampliada y transformada en almacén, y en el nuevo piso superior se colocaron las habitaciones del servicio.

El ala Oeste comenzó a ser conocida como El ala de las damas, porque contenía las habitaciones de las damas de compañía y las invitadas. Esta era la habitual disposición en las grandes casas del siglo XIX, que a menudo disponían también de un ala para los caballeros solteros, destinada a los miembros de la casa y los invitados. Las habitaciones fueron decoradas con intrincadas boiseries, paneles y tapices. Estas nuevas dependencias para las damas eran vitales: la vida social en Sanssouci bajo el reinado de Federico el Grande era mínima, y se sabe que la presencia de mujeres no fue habitual, así que evidentemente hacían falta instalaciones para ellas.[7] Federico el Grande se casó con Elisabet Cristina de Brunsvic-Bevern el año 1733, pero se separó después de su ascensión al trono el año 1740. Después de la separación, la reina residía sola en el Palacio de Schönhausen, en Berlín, mientras que Federico quiso que Sanssouci fuera "sans femmes" (sin mujeres).[10]

Interior del palacio

El "Concierto de flauta en Sanssouci" de Menzel, 1852, representa a Federico el Grande tocando la flauta en su cámara de música de Sanssouci.

En la tradición barroca, las habitaciones principales (incluyendo los dormitorios) se encuentran todas en la planta noble, que en Sanssouci era la planta baja por decisión de Federico el Grande. Mientras que las alas secundarias tenían un piso superior, en el cuerpo principal, ocupado por el rey, la planta baja disponía de la altura completa del edificio. La comodidad fue también una de las prioridades en la distribución de las habitaciones. El palacio patenta la teoría arquitectónica contemporánea francesa del apartement double, ideal para el confort cortesano, con dos ringleras de habitaciones, una detrás de la otra. Las habitaciones principales dan al jardín, mirando hacia el sur, mientras que las habitaciones para el servicio se encuentran en la cara norte. Así, un apartement double consiste en una habitación principal más la habitación para el servicio. Unas puertas conectan los apartamentos entre sí. Están distribuidos en fila, de manera que la totalidad del interior del palacio puede ser observada de un vistazo.

Federico esbozó la decoración y la distribución, y sus esbozos fueron interpretados por artistas como Johann August Nahl, los hermanos Hoppenhaupt, los hermanos Spindler y Johann Melchior Kambly, que no solo crearon obras de arte, si no que decoraron las habitaciones en estilo rococó. Aunque Federico no era demasiado exigente en temas de protocolo y de moda, quiso estar envuelto de bellos objetos de arte. Arregló sus apartamentos personales de acuerdo con su gusto y sus necesidades, a menudo ignorando las tendencias y modas contemporáneas. Estas decoraciones rococó tan personales llevaron a acuñar el término "Rococó federicano".[11]

El área principal de acceso, consistente en dos antesalas, la Sala Recibidor y la Sala de Mármol, se encuentra en el centro, proveyendo así de un lugar de reunión para los invitados y la corte, en la tradición del concepto barroco de las salas oficiales, mientras que las habitaciones principales adyacentes a la Sala de Mármol se convierten progresivamente en más íntimas y privadas. Así, la Sala de Mármol era el principal lugar de recepción de la cúpula central. Al lado Oeste hay cinco habitaciones para invitados, mientras que los apartamentos del rey se encuentran en el lado Este - una sala de audiencia, una sala de música, un estudio, un dormitorio, una biblioteca y una larga galería hacia el lado Norte.

Habitualmente se accede al palacio a través de la Sala Recibidor, en el interior de la cual se continuó con la austera forma de la columnata exterior. Los muros de esta cámara rectangular fueron divididos por diez pares de columnas corintias hechas con estuco de mármol con capiteles dorados. Hay tres cornisas en relieve sobre las puertas, con motivos sobre el mito de Baco, en línea con la viña que rodea el palacio. Georg Franz Ebenhech fue el autor de los estucos dorados. La estricta elegancia clásica fue aliviada mediante el fresco del techo, obra del pintor sueco Johann Harper, que representa la diosa Flora con sus acólitos, lanzando flores desde el cielo.

Die Tafelrunde de Adolph von Menzel. La "sala de Mármol", de forma oval y coronada con una cúpula, es la sala principal de recepción del palacio. A la izquierda, con chaqueta de color púrpura, se sienta Voltaire, los otros huéspedes son miembros de la Academia Prusiana de Ciencias.

La ovalada Marmorsaal ("Sala de Mármol"), decorada en blanco y oro y coronada por una cúpula, como principal sala de recepción fue la sede de les celebraciones en palacio. Las columnas emparejadas fueron realizadas en mármol de Carrara. Sobre estas, putti de estuco dejan colgar sus pies desde la cornisa. La bóveda es blanca con ornamentos dorados y el pavimento es de mosaico de mármol italiano, en teselas que irradian desde una figura central ovalada de forma enrejada. Hay tres ventanas coronadas por un arco en el lado del jardín; enfrente de estas, en dos hornacinas flanqueando la puerta de acceso, esculturas de Venus Urania, la diosa de la naturaleza virgen y la vida, y Apolo, el dios de las artes, realizadas por el escultor francés François Gaspard Adam, establecen la iconografía de Sanssouci como lugar donde el arte se unió con la naturaleza.

La sala contigua sirvió tanto de sala de audiencias como de comedor. Está decorada con pinturas de artistas franceses del siglo XVIII, incluyendo Jean-Baptiste Pater, Jean François de Troy, Pierre Jacques Cazes, Louis Silvestre y Antoine Watteau. No obstante, aquí, como en la mayoría de las salas, los putti tallados, les flores y los libros esculpidos en los relieves situados sobre las puertas, fueron obra de Glume, y los frescos del techo enfatizan el espíritu rococó del palacio. Este exuberante tipo de ornamentación rococó, rocaille, fue usada abundantemente en los muros y el techo de la sala de música. Gran parte de este trabajo fue realizado por el escultor y decorador Johann Michael Hoppenhaupt (el viejo). Un fortepiano de 1746, de Gottfried Silbermann, que fue propiedad de Federico el Grande permanece como un recordatorio nostálgico del propósito original de la sala.

El Estudio del rey y el dormitorio, remodelados el año 1786 después de la muerte de Federico por Frederick William von Erdmannsdorff, contrastan hoy día con las salas rococó. Aquí reinan ahora las sobrias y netas líneas clásicas. No obstante, el escritorio de Federico y la butaca en que murió fueron reintegradas en la sala a mediados del siglo XIX. Des de entonces, alguns retratos y muebles desaparecidos de la época de Federico han sido reemplazados.

La biblioteca circular se desvía de la estructura espacial de la arquitectura palatina francesa. La sala se encuentra prácticamente oculta, solo accessible a través de un estrecho pasillo desde el dormitorio, subrayando su carácter privado. Los muros fueron revestidos con paneles de madera de cedro, material con el que también se hicieron las estanterías empotradas. Su tono marrón oscuro contrasta con los ricos ornamentos dorados en rocaille, creando una atmósfera de tranquilidad.

Las estanterías contienen aproximadamente 2.100 volúmenes de literatura griega y romana y de historiografía, así como una colección de literatura francesa de los siglos XVII y XVIII, con un énfasis especial en la obra de Voltaire. Los libros están encuadernados en piel roja o marrón y ricamente dorados.

La galería que da a la cara norte permitía contemplar el patio. Aquí, de nuevo, Federico se desvió del típico diseño francés, que habría situado las habitaciones de servicio en esta localización. Agujereados en el muro interior de esta larga sala hay hornacinas con esculturas de mármol que representen deidades grecorromanas. Cinco ventanas alternando con espejos en el muro exterior reflejan pinturas de Nicolas Lancret, Pater y Watteau, colgadas entre las hornacinas de enfrente.

Al Oeste se encuentran las habitaciones de invitados en las cuales se alojaban los amigos que el rey consideraba suficientemente íntimos como para ser invitados al más privado de sus palacios. Dos de los invitados de Federico fueron lo suficiente distinguidos como para que las habitaciones que ocuparon fueran designadas con su nombre. La habitación Rothenburg debe su nombre al conde de Rothenburg, quien ocupó esta cámara circular hasta su muerte el año 1751. Esta habitación mezcla el estilo general del palacio y el de la biblioteca. La habitación de Voltaire a menudo fue ocupada por el filósofo durante su estancia en Potsdam entre 1750 y 1753.[12] La habitación de Voltaire es destacable por su decoración, que le ha hecho ganarse también el calificativo de la "habitación de las flores". Sobre un muro lacado de color amarillo fueron superpuestas tallas de madera policromadas y ricamente adornadas. Monos, loros, grullas, cigüeñas, frutas, flores y guirnaldas dan a la habitación un carácter natural y exquisito. Esta cámara fue diseñada por Johann Christian Hoppenhaupt (el joven) entre los años 1752 y 1753 a partir de esbozos hechos por Federico el Grande.

Los jardines aterrazados

Los jardines aterrazados vistos desde el palacio hacia el Parque de Sanssouci.

La vista panorámica del jardín de Sanssouci es el resultado de la decisión de Federico el Grande de crear una viña aterrazada en el vertiente sur de los tozales de Bornstedt. El área había sido previamente reforestada, pero los árboles fueron talados durante el reinado del "rey sargento" Federico Guillermo I para permitir la expansión de la ciudad de Potsdam.

El 10 de agosto de 1744, Federico ordenó que el tozal fuera convertido en una viña aterrazada. Se crearon tres terrazas con el centro convexo para maximizar la luz solar. Los muros de les terrazas, de adobe, se agujerearon con 168 hornacinas esmaltadas. Contra el muro se plantaron viñas enredaderas procedentes de Portugal, Italia, Francia y de la cercana zona de Neuruppin, mientras que en las hornacinas se plantaron higueras. Cada terraza fue dividida por ringleras de césped , en las cuales fueron plantados tejos. Pequeños bojos rodeaban la zona, haciendo una especie de parterre circular ornamental. En medio de esta "rueda" se situó una escalera de 120 escalones (hoy en día 132) que dividía las terrazas en seis.

Un pabellón enrejado en Sanssouci.

Bajo el tozal se construyó en 1745 un jardín ornamental barroco a imagen del parterre del Palacio de Versalles. En 1748 se instaló en el centro de este jardín la Gran Fuente. Federico nunca la vio en funcionamiento porque los ingenieros que la diseñaron no tenían suficientes conocimientos de hidráulica. A partir del año 1750 se fueron colocando estatuas de mármol alrededor de la fuente. El conjunto fue también una copia de Versalles: figuras de Venus, Mercurio, Apolo, Diana, Juno, Júpiter, Marte y Minerva, así como retratos alegóricos de los cuatro elementos; fuego, agua, aire y tierra. Venus y Mercuri, obras del escultor Jean-Baptiste Pigalle, dos grupos de cazadores y las alegorías de dos elementos (aire y agua), de Lambert Sigisbert Adam, fueron un regalo del propietario del Palacio de Versalles, el rey Luis XV de Francia. El resto de las esculturas fueron hechas en el taller de François Gaspard Adam, un escultor con fama en Berlín. Hacia el año 1764, la Roldana francesa, como se conoce el conjunto, estaba concluido.

Cerca había un huerto, que Federico Guillermo I ordenó construir en una fecha anterior a 1715. El rey sargento bromeaba llamando este sencillo jardín con el nombre de "Mi Marly",[13] en referencia al jardín parecido que había en la residencia de verano de Luis XIV en Marly-le-Roi.

En su proyecto para los jardines, Federico dio mucha importancia a la combinación de jardines ornamentales con jardines prácticos, demostrando así su creencia en el hecho que el arte y la naturaleza deben estar unidos.

El parque

El Templo de la Amistad: construido al sur de la principal avenida entre 1768 y 1770 por Carl von Gontard en memoria de la hermana favorita de Federico el Grande, la margravina Guillermina de Bayreuth. El edificio complementa el Antiguo Templo, que que se encuentra al norte de la avenida.
Artículo principal: Parque de Sanssouci

Una vez concluida la viña aterrazada y el palacio, Federico enfocó su atención al paisaje inmediato al palacio, iniciando la creación del Parque de Sanssouci. En su organización del Parque, Federico continuó lo que había iniciado en Neuruppin y Rheinsberg.[14] Se trazó una avenida recta, de alrededor de 2,5 km de larga, comenzando al Este, en el obelisco 1748 y ampliada durante años hacia el Nuevo Palacio, que marca su límite Oeste.

Continuando con el tema hortícola de los jardines aterrazados, se plantaron 3.000 árboles frutales, y se construyeron invernaderos y viveros, produciendo naranjos, melones, melocotoneros y bananos. También se erigieron estatuas y obeliscos, con representaciones de las diosas Flora y Pomona. Federico disponía también de diversos templetes y pabellones en el mismo estilo rococó del palacio. Algunos eran como pequeñas casas, que compensaban la falta de bastantes habitaciones para invitados en el mismo palacio.

El Pabellón chino, diseñado por Johann Gottfried Büring entre 1755 y 1764; un pabellón en el estilo de las chinoiseries: una mezcla de elementos rococó y arquitectura oriental.

Federico invirtió mucho dinero en un intento de introducir un sistema de fuentes en el Parque de Sanssouci, con el propósito de emular otros grandes jardines barrocos de Europa. En aquella época la hidráulica se encontraba en sus inicios, y a pesar de la construcción de sistemas de bombeo y depósitos, las fuentes de Sanssouci tuvieron que permanecer secas durante los siguientes 100 años. La invención de la máquina de vapor resolvió el problema un siglo después, y así los depósitos pudieron cumplir su función.[15] Finalmente, alrededor de 1842, la Familia Real Prusiana pudo disfrutar de la maravilla de la Gran Fuente situada bajo las terrazas, expulsando agua a una altura de 38 metros. La misma estación de bombeo se convirtió otro pabellón del jardín en forma de mezquita turca con la chimenea como minarete.

El parque se amplió bajo el reinado de Federico Guillermo II, y después bajo el de su hijo Federico Guillermo III. Los arquitectos Karl Friedrich Schinkel y Ludwig Persius construyeron el Palacio de Charlottenhof en el parque, en el lugar donde había una granja, y a Peter Joseph Lenné le fue encargado el diseño del jardín. Con amplias partes se crearon avenidas visuales entre Charlottenhof, los Baños Romanos y el Palacio Nuevo , y se incorporaron pabellones, como el Templo de la Amistad de Federico el Grande.

Sanssouci en épocas recientes

La Casa del Dragón fue construida entre 1770 y 1772 en estilo Chinoiserie en el extremo norte del Parque de Sanssouci.
Sanssouci alrededor de 1900; este panorama no ha cambiado nada desde entonces.

Después de la Primera Guerra Mundial, y a pesar del final de la monarquía alemana, el palacio permaneció en posesión de los Hohenzollern. Pero, el 1 de abril de 1927 pasó a la protección de la "Verwaltung der Staatlichen Schlösser und Gärten" (Administración Prusiana de los Palacios y Parques Nacionales).[16]

Al comenzar los bombardeos estratégicos sobre Berlín en la Segunda Guerra Mundial, las principales obras de arte de los palacios imperiales fueron trasladadas por seguridad a Rheinsberg (Brandeburgo) y Bernterode im Eichsfeld (Turingia). La estructura del palacio permaneció intacta a pesar de los combates que tuvieron lugar en sus cercanías el año 1945, pero el viejo molino de viento, conservado por Federico en el Parque con el objetivo de poner un toque de encanto rústico, fue destruido.[17]

Al acabar la guerra, gran parte de los objetos que habían sido trasladados a Rheinsberg fueron transferidos a la Unión Soviética como botín de guerra; solo una pequeña parte fue devuelta al palacio el año 1958. Las obras de arte de Bernterode encontradas por soldados estadounidenses fueron transferidas en primer lugar al "Punto Central de Recogida de Bienes Artísticos" de Wiesbaden, y el año 1957 al Palacio de Charlottenburg, en Berlín Oeste.

Comparado con otros edificios similares, el palacio se conservó bien durante al menos 50 años bajo el régimen comunista de Alemania del Este. La Iglesia de San Salvador de Sacrow y el centro de Postdam sufrieron el abandono, y parte del centro histórico de Potsdam fue demolido. El Berliner Stadtschloss (Palacio de la Ciudad de Berlín), que contenía obras arquitectónicas de Schinkel, Erdmannsdorff y Knobelsdorff fue demolido en 1950. Sanssouci sobrevivió intacto, y el año 1986 su imagen fue usada en los billetes de 5 DDM. Fue el Gobierno de la República Democrática Alemana quien gestionó la inclusión de Sanssouci en la lista del Patrimonio de la Humanidad. La declaración se consiguió en 1990 con la siguiente mención:

«El Palacio y el Parque de Sanssouci, a menudo calificados como el "Versalles Prusiano", son una síntesis de los movimientos artísticos del siglo XVIII en las ciudades y cortes de Europa. Este conjunto es un ejemplo único de creaciones arquitectónicas y diseño del paisaje en el contexto intelectual de las ideas monárquicas del Estado.»[6]

Después de la reunificación alemana, la biblioteca de Federico fue devuelta el 1992 a su ubicación original en el Palacio de Sanssouci. Entre 1993 y 1995 se devolvieron treinta y seis pinturas al óleo. El año 1995 se constituyó la Fundación de los Palacios y Jardines Prusianos de Berlín-Brandeburgo. El objetivo de esta Fundación es la administración y conservación de Sanssouci y los otros palacios imperiales en Berlín y Brandenburgo, que reciben cada año más de dos millones de visitantes de alrededor del mundo.

Referencias

  1. Berliner Zeitung: Spröde Fassadengeschichten, 19 de febrero de 2003.
  2. Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO
  3. Potsdam from above.
  4. Stiftung Preussische Schlösser und Gärten Berlin - Brandenburg: El nuevo palacio en el parque de Sanssouci.
  5. Stiftung Preussische Schlösser und Gärten Berlin - Brandenburg:"The New Palace at Sanssouci", Potsdam 2003, p. 3
  6. a b UNESCO: Schlösser und Parks von Potsdam-Sanssouci
  7. a b c Powell, Nicolas. (Sanssouci - pages 95–101) "Great Houses of Europe". 1961. George Weidenfeld and Nicolson Ltd. London. ISBN 0-600-33843-6.
  8. Stiftung Preussische Schlösser und Gärten Berlin - Brandenburg: Schutz der Putten von Sanssouci.
  9. Berliner Zeitung: Spröde Fassadengeschichten, 19 de febrero de 2003
  10. Rempel, Gerhard: Frederick the Great
  11. Berlin Brandenburg Film Commission: Arquitectura en Berlín y Brandenburg
  12. Morley, John: The Works of Voltaire, A Contemporary Version, A Critique and Biography with notes by Tobias Smollett, trans. William F. Fleming, section 1750
  13. Saur, Wolfgang: Was von Preußen blieb (en alemán), Junge Freiheit Verlag GmbH & Co, 23rd August 2002
  14. Gardenvisit.com: Gardens in Middle Germany
  15. Stiftung Preussische Schlösser und Gärten Berlin - Brandenburg: Sanssouci Park
  16. Stiftung Preussische Schlösser und Gärten Berlin - Brandenburg: Historia de la Fundación
  17. Stiftung Preussische Schlösser und Gärten Berlin - Brandenburg: El histórico molino de viento del Parque de Sanssouci

Enlaces externos

Parque de Sanssouci


Wikimedia foundation. 2010.

Mira otros diccionarios:

  • Palacio de Charlottenhof — Saltar a navegación, búsqueda Palacios y parques de Potsdam y Berlín1 …   Wikipedia Español

  • Palacio de Charlottenburg — Saltar a navegación, búsqueda Palacios y parques de Potsdam y Berlín1 …   Wikipedia Español

  • Sanssouci — (de la expresión francesa que significa: sin preocupación) Palacio de Potsdam. Su arquitectura es relativamente sobria en comparacion con otros palacios europeos y gracias a su cercania a la ciudad de Berlín es un importante destino turístico.… …   Enciclopedia Universal

  • Palacio de Glienicke — Palacios y parques de Potsdam y Berlín Nombre descrito en la Lista del Patrimo …   Wikipedia Español

  • Nuevo Palacio de Potsdam — Palacios y parques de Potsdam y Berlín Nombre descrito en la Lista del Patrimo …   Wikipedia Español

  • Potsdam — Saltar a navegación, búsqueda Potsdam Escudo …   Wikipedia Español

  • Residencia real — Saltar a navegación, búsqueda Las residencias reales son las casas de los miembros de la familia real en los países cuyo régimen político es la monarquía. Se consideran residencias reales a los lugares donde habitan, trabajan o mantienen como… …   Wikipedia Español

  • Rococó — Saltar a navegación, búsqueda El Petit Trianon, «apartamento» que Madame de Pompadour, amante de Luis XV y promotora del Rococó, se hizo construir para alejarse del ambiente palaciego de Versalles …   Wikipedia Español

  • Georg Wenzeslaus von Knobelsdorff — por Antoine Pesne 1738. Información personal Nacimient …   Wikipedia Español

  • Brandeburgo — Saltar a navegación, búsqueda Brandenburg Estado de  Alemania …   Wikipedia Español


Compartir el artículo y extractos

Link directo
Do a right-click on the link above
and select “Copy Link”

We are using cookies for the best presentation of our site. Continuing to use this site, you agree with this.