Contrapunto


Contrapunto
«Contrapunto» redirige aquí. Para otras acepciones, véase Contrapunto (desambiguación).

El contrapunto (del latín punctus contra punctum, «nota contra nota») es una técnica musical que evalúa la relación existente entre dos o más voces independientes con la finalidad de obtener cierto equilibrio armónico. Casi la totalidad de la música compuesta en Occidente es resultado de algún proceso contrapuntístico.[1] Surgió en el siglo XV, y es una práctica muy habitual desde el Barroco hasta nuestros días.[2]

Contenido

Contrapunto y monofonía

Los movimientos de las voces en una sucesión de acordes con ritmo coincidente están planificados.

La diferencia entre polifonía y contrapunto radica en que la polifonía es el objeto tratado mediante las técnicas del contrapunto, esto es, un elemento mismo y no el conjunto de las técnicas que permiten manipularlo. El contrapunto permite hacer la música más vivaz y variada, modificando la textura de las voces debido a variabilidades en su tratamiento, como la concordancia o la discordancia entre ellas. La textura se modifica alterando el ritmo de las notas musicales, así como la direccionalidad en el movimiento de las frases, las disonancias o los acentos.[2] La música concordante se reduce a la exposición de varios acordes sucesivos, y en sí misma, ya posee cierto factor, aunque mínimo, de contrapunto ya que pese a la concordancia de cada una de las voces, valga la redundancia, se ve sujeta a movimientos planificados y conscientes de las mismas.

El arte contrapuntístico se gestó como forma de dar mayor libertad compositiva mediante la utilización de notas extrañas y disonancias, que otorgan la posibilidad de que la tensión y su disolución sean características musicales presentes en todo el transcurso de una obra musical, que permitiesen cierto margen de maniobra artística sin que ello pudiera perturbar el normal desarrollo de la música.[2]

La monofonía, por el contrario, no puede poseer características ni rasgos contrapuntísticos ya que para ello es necesario un mínimo de dos voces que puedan interactuar de alguna manera entre ellas.

Contrapunto y armonía

La escritura musical contrapuntística y la escritura musical armónica tiene un énfasis distinto. La primera es esencialmente horizontal, mientras la segunda es primordialmente vertical. El contrapunto se diferencia de la armonía por su mayor énfasis en el desarrollo lineal u horizontal de la música que se desarrolla en las distintas melodías, mientras que la armonía se ocupa primordialmente de los intervalos, las relaciones verticales entre las notas musicales. Sin embargo, contrapunto y armonía son funcionalmente inseparables ya que ambos, como elementos de un mismo sistema musical, se complementan mutuamente. Las voces melódicas tienen dimensión horizontal, pero al sonar simultáneamente, tienen también dimensión armónica vertical: ambas dimensiones se organizan convenientemente según la consonancia.

Los intervalos consonantes resultan agradables al oído: la consonancia perfecta la proporcionan los intervalos de más elevado grado de fusión, que son el unísono, la cuarta (y su inversión), la quinta y la octava, sin embargo, la cuarta se fue considerando consonancia perfecta conforme avanzó el tiempo. La consonancia imperfecta, que proporciona una agradable amplitud sonora, la proporcionan los intervalos de tercera y de sexta, tanto mayores como menores (y en algunos contextos también los de cuarta justa).

Las disonancias resultan tensionantes, inestables dado que generan fricción al oído por los armónicos del acorde que se construye. Dichos intervalos son la segunda y la séptima así como las variaciones armónicas de aumentación y dismución (ej: quinta disminuida o tritono).

Voces, acentos, movimientos y reglas de marcha

La más habitual en la historia de la música es la composición a cuatro voces: bajo, tenor, contralto y soprano; tanto para la composición coral como para la música de cámara, especialmente en cuarteto de cuerda, se utiliza el arte del contrapunto para la composición con distinto número de voces, siguiendo unas reglas que pretenden mantener la independencia de las voces al tiempo en que se consigue que la composición musical resulte armónica.

La técnica básica del contrapunto fija reglas para la consonancia de los intervalos de los tiempos acentuados, dejando más libertad para la evolución de las líneas entre los acentos. También existen reglas para el tratamiento de las disonancias.

Por ejemplo, con sólo dos voces, hay tres posibilidades para el movimiento de las voces: movimiento directo, en el que las voces suben y bajan juntas, lo que reduce la independencia de las voces; movimiento oblicuo, en el que una de las voces no se mueve mientras la otra sube y baja y por ultimo, el movimiento contrario, en el que una voz sube mientras la otra baja y es la que más aumenta la independencia de las líneas melódicas. El compositor debe cuidar que en los tiempos acentuados se consiga la deseable consonancia.

Evidentemente, a medida que aumenta el número de voces, se incrementa la tipología de movimientos posible. Los métodos de contrapunto, normalmente empiezan por la composición a dos voces y terminan con composiciones más complejas, con mayor número de voces. Las reglas de marcha del contrapunto, pretenden proporcionar armonía a la composición polifónica resultante de los movimientos de las voces sin perder su independencia. Las reglas proporcionan marchas favorables y evitan las marchas desfavorables, que son considerados errores de composición. Ejemplos de marchas prohibidas -por malsonantes o porque reducen excesivamente la independencia de las voces desequilibrando la composición musical-, son: marchas paralelas abiertas de primeras, quintas u octavas o marchas ocultas, en las que se alternan consonancias imperfectas y perfectas.

Formas y estructuras

Entre las formas musicales desarrolladas aplicando la técnica del contrapunto, pueden destacarse:

  • la imitación libre, en la que el motivo principal es desarrollado en una voz que es imitada por una o más voces,
  • la técnica canónica, en el que una o más voces imitan de forma más estricta el motivo principal. Esta imitación estricta puede ser inversa, aumentada, retrógrada, etc. resultando en la composición de un canon,
  • el contrapunto múltiple, que puede ser contrapunto doble, triple, cuádruple, etc. en el que voces y contravoces se relacionan entre sí, normalmente a partir de la primera aparición del motivo principal o tema, y la sucesiva aparición y desarrollo de nuevas voces, ya sean transportadas en intervalos, apareciendo en inversión, etc., dando lugar a composiciones de menor o mayor complejidad, como la fuga, cuyos ejemplos más sofisticados pueden considerarse la culminación de la técnica contrapuntística.

Desarrollo histórico

El contrapunto forma parte esencial de la música occidental desde la Edad Media. Se desarrolló fuertemente durante el renacimiento, dominando la actividad compositiva durante buena parte del barroco, clasicismo y romanticismo, si bien su importancia relativa es decreciente a lo largo de este periodo en la práctica, a medida que se desarrollaron nuevas técnicas de composición. Se considera que la técnica contrapuntística alcanza su cénit a finales del barroco, cuyo máximo exponente es Bach.

Contrapunto renacentista

En el Renacimiento (s. XVI) puede destacarse la obra de Palestrina y de Orlando di Lasso. Palestrina es considerado un compositor cumbre del Renacimiento y posiblemente el primer gran maestro del contrapunto.

Contrapunto barroco

Johann Sebastian Bach (ss. XVII-XVIII) utilizó y desarrolló magistralmente las técnicas del contrapunto, siendo considerado en la actualidad el máximo exponente de este arte. Sus composiciones más destacadas en este ámbito son el El arte de la fuga, El clave bien temperado y la Ofrenda musical. También en algunas de sus composiciones orquestales y corales puede destacarse influencia contrapuntística, como La pasión según San Mateo.

Contrapunto ilustrado

Mozart (s. XVIII) también utilizó el contrapunto en gran parte de su obra, y especialmente bajo una influencia bachiana muy marcada durante la segunda mitad de su vida. Ejemplos de índole claramente contrapuntístico son sus cuartetos de cuerda, destacando los cuartetos haydianos que compuso entre 1782 y 1785.

Otros compositores clásicos también utilizaron el contrapunto como Haydn o Beethoven con sus cuartetos de cuerda y su evolucionada Grosse Fuge, op. 133.

Contrapunto romántico

También se dice que cuando el compositor alemán Johannes Brahms se aburría, se ejercitaba en el contrapunto. Brahms utilizó mucho la fuga, como por ejemplo en su Deutsches Requiem.[cita requerida]

Contrapunto contemporáneo

En la historia contemporánea (s. XIX - XX) pueden citarse algunos ejemplos como la Fantasía contrapuntística BV 256 de Busoni o el Opus Clavicembalisticum de Sorabji. El uso del contrapunto llega hasta nuestros días, con especial énfasis en el jazz.

Referencias

  1. Walter Piston. Contrapunto. p. 7. 
  2. a b c «Counterpoint: the polyphonic vocal style of the sixteenth century».

Bibliografía

  • El contrapunto del siglo XX, guía para estudiantes, Humphrey Searle. Vergara. Barcelona, 1957.
  • Counterpoint, Walter Piston. Victor Gollancz. Nueva York, 1979. ISBN 0-575-00169-0.

Enlaces externos

el pito va antes


Wikimedia foundation. 2010.

Sinónimos:

Antónimos:

Mira otros diccionarios:

  • contrapunto — sustantivo masculino 1. Área: música Técnica de composición musical que consiste en superponer varias voces o varias melodías: Ha compuesto una melodía de contrapunto maravillosa, pero muy difícil de interpretar. 2. Contraste entre dos o más… …   Diccionario Salamanca de la Lengua Española

  • contrapunto — (Del b. lat. [cantus] contrapunctus). 1. m. Mús. Concordancia armoniosa de voces contrapuestas. 2. Arte de combinar, según ciertas reglas, dos o más melodías diferentes. 3. Contraste entre dos cosas simultáneas. 4. Arg.), Bol.), Chile, Col. y… …   Diccionario de la lengua española

  • Contrapunto — ► sustantivo masculino 1 MÚSICA Combinación, según ciertas reglas de superposición o simultaneidad, de dos o más melodías, o líneas melódicas: ■ el contrapunto se basa en la contraposición de una nota con otra. 2 Contraste entre varias cosas: ■… …   Enciclopedia Universal

  • contrapunto — ит. [контрапу/нто] контрапункт ◊ contrapunto all improvviso [контрапу/нто аль импро/ввизо] contrapunto alla mente [контрапу/нто алла мэ/нтэ] импровизированный к. contrapunto alla zoppa [контрап …   Словарь иностранных музыкальных терминов

  • contrapunto — {{#}}{{LM C10272}}{{〓}} {{SynC10516}} {{[}}contrapunto{{]}} ‹con·tra·pun·to› {{《}}▍ s.m.{{》}} {{<}}1{{>}} Concordancia armoniosa de voces contrapuestas: • El contrapunto de esta pieza musical es ideal para el lucimiento de una coral… …   Diccionario de uso del español actual con sinónimos y antónimos

  • contrapunto — (m) (Intermedio) (en música) técnica basada en armonía entre varias melodías independientes Ejemplos: Estudia composición en el conservatorio y es maestro de contrapunto. Contrapunto se desarrolló en renacimiento …   Español Extremo Basic and Intermediate

  • contrapunto — Puede usarse con el sentido metafórico de contraste …   Diccionario español de neologismos

  • contrapunto — s m (Mús) 1 Música compuesta mediante la concordancia de dos o más líneas melódicas, elaborada según las reglas de la armonía; entre los siglos XVI y XVIII fue una técnica dominante, de la que son buenos ejemplos obras de Bach y de Palestrina 2… …   Español en México

  • contrapunto — sustantivo masculino contraste. * * * Sinónimos: ■ acompañamiento, diafonía, contrasonido, discanto Antónimos: ■ monodia Sinónimos: ■ contraste, contrapeso …   Diccionario de sinónimos y antónimos

  • contrapunto — m. mús. Concordancia armoniosa de voces contrapuestas …   Diccionario Castellano


Compartir el artículo y extractos

Link directo
Do a right-click on the link above
and select “Copy Link”

We are using cookies for the best presentation of our site. Continuing to use this site, you agree with this.