Educomunicador

ÔĽŅ
Educomunicador

Educomunicador

Contenido

Introducción

En una sociedad donde las nuevas tecnologías cobran cada vez más protagonismo, produciendo un cambio social, desde la recuperación de la trasmisión oral, desde una nueva dimensión por la posibilidad de almacenamiento, en el caso de la televisión, la radio, etc. hasta la interactividad de la red, donde convergen desde la palabra escrita hasta lo audiovisual, su popularización y características están permitiendo la intercomunicación masiva de personas, vuelve a tomar protagonismo el aprendizaje no institucionalizado al ampliar la red las posibilidades de intercambio de información y de relaciones personales. Además el progresivo avance del envejecimiento de las sociedades más avanzadas hace necesario cambiar el concepto de "educación para la vida" por el de "educación durante toda la vida" En estas circunstancias la necesidad de una nueva figura del educador y un replanteamiento de la educación se hace necesaria, para adaptarse a las nuevas circunstancias sociales y crear un entorno educacional más favorable.


Educomunicador Educacional. El desarrollo educacional corresponde a funciones visuales del conocimiento donde hay oportunidades de aprovechar los periodos sensibles del aprendizaje. Las investigaciones nos dicen que existen periodos sensibles, al menos para la visi√≥n, y alientan en nosotros la optimista creencia de que, en cierta medida, es posible dar macha atr√°s con respecto a las oportunidades perdidas. El debate sobre educaci√≥n temprana parece no haber sido en vano. Es bueno que se discutan las primeras experiencias siendo muy posible que su enorme importancia se vea claramente respaldada por las investigaciones del futuro. Se puede decir que todos los observadores sea cual sea el argumento que se proponen para dramatizar y comprender la separaci√≥n entre este estado consultudin√°rio del saber y el que le es propio en la edad de las ciencias, se armonizan en un hecho, la prominencia de la forma en la formulaci√≥n del saber tradicional. Unos se ocupan de esta forma en si misma otros ven en ella la vestimenta diacronica de operadores estructurales que seg√ļn ellos constituyen propiamente el saber que est√° en juego, otros aun proporcionan una interpretaci√≥n econ√≥mica en el sentido Freudiano. Aqu√≠ no es preciso retener mas que el hecho de la forma narrativa. El relato es la forma por excelencia de ese saber, y en varios sentido cuando hablamos de educaci√≥n.




Pedagogía. Comunicación. (Ver el retrato colaborativo al final de la página)

¬ŅPor qu√© educomunicador?

"Anteriormente, las habilidades comunicativas habían sido consideradas solo como un aspecto del desarrollo. Ahora está claro que son una condición previa". Federico Mayor Zaragoza, director general de la UNESCO (1987-1999).

Al compás de una nueva sociedad, compás marcado por numerosos cambios tecnológicos, aparecen y se demandan nuevos conceptos como educomunicador y educomunicación. El nuevo educomunicador debe tener aptitudes para la organización, para la abstracción y para la cooperación, las cuales serán determinantes en un nuevo modelo económico y social. De este modo se generan demandas a los sistemas educativos. Se trata de formar a individuos polivalentes y participantes. El educomunicador tiene por objetivo potenciar a los educandos como emisores, favoreciendo la creación de flujos de comunicación para el intercambio de mensajes, generando el diálogo, la discusión y el análisis.

Concepto

Educomunicador es un t√©rmino acu√Īado por Mario Kapl√ļn en su libro "Una Pedagog√≠a de la Comunicaci√≥n" para referirse a un nuevo tipo de profesionales que conjugan la educaci√≥n con la comunicaci√≥n, utilizando como herramienta las nuevas tecnolog√≠as. Para desempe√Īar sus funciones, tanto en una ONG, en un centro educativo, como en un canal de televisi√≥n, que buscan desarrollar y mejorar su capacidad comunicativa y la de sus alumnos, mediante el principio del di√°logo de Paulo Freire. Tiene sus or√≠genes en el siglo XX, concretamente la figura del educomunicador aparece en los √ļltimos 20 a√Īos. Intentaremos a continuaci√≥n perfilar el concepto de educomunicador atendiendo a distintas variables:

1.Perfil académico:
2.Estrategias pedagógicas:
3.Herramientas que utiliza:
4.Relación con los receptores:
5.Objetivos que persigue:
6.Sistemas de evaluación que lleva a cabo: la evaluación se aplica tanto a la consecución de objetivos, como a los procesos y a las actitudes que se desarrollan.


Existen diferentes modelos de Educomunicadores, dependiendo del tipo de ense√Īanza impartida y el efecto que se pretenda de esta en el alumnado.

Modelos de Educomunicador

Mario Kapl√ļn describe en su libro, arriba citado, algunos modelos de educomunicadores:

1. Aquellos que hacen especial hincapié en la tecnología, como intentando convertir a sus alumnos en ingenieros informáticos. Su máxima es que la tecnología otorga el poder.
2. Es similar al primer modelo. Utilizan técnicas de "rol playing" e intentan clonar a cada alumno en un informático.
3. Aquellos que centran su trabajo en el análisis de los medios. Estos educomunicadores forman analistas como si se tratara de un crítico de cine, televisión, radio....
4. El cuarto modelo integra en sus planateamientos aspectos de los tres anteriores.

Aparte de lo se√Īalado por Kapl√ļn; debemos entender por educomuniador aquel que utliza las nuevas fuentes de comunicaci√≥n para llevar a cabo una pedagog√≠a dialogante

Fines del Educomunicador

Siguiendo a Mario Kapl√ļn, que se√Īala en su libro la b√ļsqueda de un nuevo modelo educativo por C. Freinet. Este es un maestro que introduce los medios de comunicaci√≥n en su aula mediante una impresora manual. Seg√ļn esta experiencia se concluye en que el educomunicador busca una serie de metas para conseguir una comunicaci√≥n educativa:comunicar mediante una apropiaci√≥n previa del conocimiento; crear un nuevo entorno, potenciando recursos de auto-aprendizaje, lo que motiva a los alumnos. Todo ello para conseguir que el alumno se valore mediante su autoexpresi√≥n, adquiriendo conocimiento y comunic√°ndolo.

El papel del Educomunicador en los Centros Educativos

En l√≠nea con lo expuesto anteriormente, ser√≠a interesante reflexionar acerca del papel pr√°ctico que desempe√Īa el educomunicador en la sociedad actual. Y es que sin ninguna duda, uno de los grandes retos pendientes del Educomunicador todav√≠a hoy es conseguir llevar a la pr√°ctica diaria del mayor n√ļmero de personas posible la capacitaci√≥n comunicativa de las mismas, o lo que es lo mismo, el dominio de los lenguajes y las tecnolog√≠as de los medios de comunicaci√≥n con el fin de hacer posible la realizaci√≥n de an√°lisis cr√≠ticos y producci√≥n de mensajes a trav√©s de distintos soportes tecnol√≥gicos.

Para ello, no cabe duda de que los centros educativos, por tratarse de lugares de formaci√≥n de los ciudadanos y profesionales del ma√Īana, han de jugar un papel fundamental en el desarrollo de las funciones del Educomunicador. Sin embargo, se da la paradoja de que, a pesar de vivir en una sociedad caracterizada por los r√°pidos avances en las tecnolog√≠as y en la producci√≥n de informaci√≥n, la integraci√≥n de los medios de comunicaci√≥n en el curr√≠culum escolar se limita hoy casi por completo a una mera descripci√≥n y caracterizaci√≥n funcional de los mismos, en lugar de mostrar la forma de llevar a cabo a trav√©s de los mismos una lectura y an√°lisis cr√≠tico por parte de los alumnos, o bien una producci√≥n creativa de nuevo material.

Quiz√°s, haya llegado el momento de plantearnos el porqu√© de esta situaci√≥n. El personal que trabaja en un centro educativo ha recibido una formaci√≥n demasiado te√≥rica y en su mayor parte basada en modelos educativos en los que ni siquiera se planteaba como opci√≥n la aplicaci√≥n de dichos medios a los procesos de ense√Īanza-aprendizaje. Por tanto, no es de extra√Īar la escasa utilizaci√≥n pr√°ctica de los mismos, ya que no tienen conocimientos suficientes para usarlos extray√©ndoles el m√°ximo partido. Hay que se√Īalar con respecto a esto, que es m√°s beneficioso no utilizar algo que no se conoce en todos sus componentes, puesto que emplearlos sin porqu√©, sin para qu√© y sin en qu√©, puede traer consigo m√°s inconvenientes que ventajas.

La figura del Educomunicador en los centros educativos deber√≠a llegar a ser la de un profesional responsable del asesoramiento y la formaci√≥n de los distintos docentes pertenecientes a los distintos departamentos (bien fuera a trav√©s de cursos, seminarios dirigidos a los docentes o cualquier otra iniciativa similar), con el fin de facilitar la adquisici√≥n de las competencias necesarias para utilizar los medios, no solo desde una perspectiva t√©cnica o descriptiva, sino adem√°s con capacidad de escoger cr√≠ticamente aquel material que pudiera resultar de mayor inter√©s para su utilizaci√≥n en el aula, o crear distintas estrategias docentes que permitieran un aprovechamiento √≥ptimo de los recursos disponibles por parte de los alumnos. Aunque la finalidad educomunicadora de los centros educativos es utilizar los medios como herramienta para el aprendizaje, no cabe duda, que en todos los niveles del sistema educativo, el alumno se pone en contacto con medios comunicativos (y no transmisivos, como la radio y la tele) que le ofrecen mayor n√ļmero de posibilidades de aprendizaje del curr√≠culum normal. Pero no existe una tendencia clara a la ense√Īanza de estas tecnolog√≠as comunicativas que permiten la interacci√≥n.

En cuanto a la atención a la diversidad en el ámbito escolar, resulta una figura especialmente interesante. Convergen aquí dos líneas latentes en la actualidad del mundo de la educación. Por un lado, el derecho a toda persona, sean cual sean sus necesidades y características al acceso a un entorno lo más normalizado y normalizador posible, en el cual dichas necesidades han de ser atendidas. Por otro, el uso educativo de los medios tecnológicos. Las nuevas tecnologías suponen un gran apoyo a la integración de personas con discapacidad en la escuela. El Educomunicador, como guía, asesor e innovador en el ámbito educativo tiene aquí una función relevante, dada su capacitación para innovar buscando nuevos apoyos al acceso al entorno, adaptación de la comunicación de contenidos y los muchos otros factores imprescindibles en la iclusión de personas con necesidades educativas especiales. Además de convertirse en asesor y colaborador del equipo educativo en este aspecto.

¬ŅEres t√ļ un educomunicador?

Compruébalo, si no tienes miedo, contestando a las siguientes preguntas:

¬ŅDedicas la mayor parte del tiempo con tus alumnos a hablar o a escuchar?
¬ŅMarcas metas inamovibles y concretas?
¬ŅDejas la expresi√≥n no verbal como hermano peque√Īo de los m√©todos de aprendizaje y cosa superficial?
¬ŅInnovas, imponiendo las nuevas tecnolog√≠as y reforzando los cajones invisibles entre las terminales?

¬ŅEs tu clase as√≠?

Educomunicar

El concepto Educomunicar va más allá que la mera adicción de los términos que lo componen, Educar y Comunicar.

Educomunicar consiste en la impartición de una educación comunicativa, participativa y colaborativa, apoyada en los nuevos medios tecnológicos que hacen posible poner en práctica este nuevo concepto. Aunque para poder educomunicar no es imprescindible el uso de nuevas tecnologías ( como en el caso del maestro C. Freinet) si es verdad que estas han ampliado increíblemente las posibilidades del educomunicador, posibilitando no solo muchas más actividades sino el acceso a información y comunicación con el exterior que supera con creces la información sacada del propio territorio y la comunicación con los habitantes de la propia ciudad y a lo sumo con los estudiantes de otra escuela del país, como en el caso citado de C. Freinet. Para poder educomunicar en la sociedad del conocimiento, se hace necesario el conocimiento y entendimiento de los nuevos medios tecnológicos de información y comunicación (TICs), así como de sus posibilidades, puestos al servicio de una educación integradora, que permita potenciar la participación e interrelación entre sus miembros. Por ello se hace necesaria una formación previa sobre los medios que se van a utilizar, tanto por parte del educomunicador como de los miembros del entorno educomunicacional, que permitan a todos ellos desarrollar con garantías una participación activa. Los propios medios impondrán una serie de limitaciones a los participantes (limitación impuestas por el medio, la plataforma o el programa software que se utilice), que deberán de intentar salvar para que la comunicación sea fluida, y nunca deberían de ser una excusa para colaborar en el desarrollo del conocimiento.

Educomunicar no es formar a través de los nuevos medios y nuevas tecnologías, educomunicar es utilizar todos los medios al alcance para recibir feedback, construir conocimiento apoyado en una colaboración activa de sus miembros, permitir cuestionar las imposiciones y dogmas impuestos a la sociedad, es facilitar la actuación como emisores y receptores entre todos los miembros del grupo incluido uno mismo, es fomentar los análisis basados en distintas fuentes, interpretarlos y generar nuevo conocimiento, es, en definitiva, fomentar una educación activa, basada en una comunicación bidireccional y abierta con los medios puestos a nuestra disposición, donde el punto central está en la creación de conocimiento de manera grupal, indispensable para adaptarse a la sociedad del conocimiento.

Educomunicación

Origen

La educaci√≥n y la comunicaci√≥n se encuentran actualmente muy ligadas. La comunicaci√≥n es un proceso comunicativo, y requiere por tanto grandes dosis de procesos educativos para llevarla a cabo. El concepto educomunicaci√≥n se utiliza para encarar una nueva realidad tecnol√≥gica que nos arrastra cada vez con m√°s fuerza. M√°s all√° del debate de si estamos en la sociedad de la informaci√≥n o del conocimiento, lo que est√° claro es que estamos en una sociedad invadida por los medios. La educaci√≥n por tanto se ver√° afectada en gran medida por este proceso tecnol√≥gico. En medio de esta marea tecnol√≥gica aparecen diversas asociaciones de palabras: educomunicador, educador telem√°tico, e-learning. Est√° claro que estamos en una √©poca de cambio, ante una sociedad que reclama nuevos procesos educativos y que, desde luego, incluye de manera vertiginosa la presencia de las TIC. La educaci√≥n telem√°tica ya se ha definido como ‚Äúel proceso educativo que basa sus procedimientos pedag√≥gicos en la transmisi√≥n de informaci√≥n por v√≠as telem√°ticas. Adem√°s, mediante uno de los procedimientos que tiene la lengua para la creaci√≥n de palabras, la derivaci√≥n a partir del prefijo TELE- (que significa "a distancia") y una palabra existente ya en nuestro l√©xico, como es el caso de FORMACI√ďN, dan origen al t√©rmino Teleformaci√≥n."

Concepto

El t√©rmino "Educomunicaci√≥n", seg√ļn la UNESCO en 1979, es educaci√≥n en materia de comunicaci√≥n, cre√°ndose un espacio de trabajo, donde se unen la teor√≠a y pr√°ctica por primera vez, con el fin de desarrollar todo el potencial social e individual del ser humano. Se refiere al papel de los medios de comunicaci√≥n ejercen en la sociedad actual, con el fin de desarrollar las capacidades comunicativas de las personas. As√≠, con la educomunicaci√≥n se propone el uso de los medios en procesos de aprendizaje. Todo ello con el fin de conocer y comprender, aprovechando los nuevos lenguajes de los medios.

Características

La educomunicación es una educación para los medios, un proceso que busca formar e informar un conjunto de dimensiones educativas que empiezan, en primer lugar, por una alfabetización mediática. Esta educación permite participar como emisor, y no solo como receptor. Ya no hablamos de una audiencia pasiva, tal como era presentada por los medios masivos.

El fenómeno de la educomunicación es casi omnipresente, apenas existen actividades en el mundo que no estén atrapadas por las tecnologías y los contenidos de la información, de ahí la urgente necesidad de hacer un tratamiento especial en la formación. La educomunicación se caracteriza por cuatro aspectos principales:

La educación con los medios: utilizar los recursos mediáticos en las actividades docentes. Requiere en concreto un esfuerzo de las televisiones y radios.

Los medios como educadores: los contenidos que aparecen en diversos medios son ejemplificadotes o de referencia. Incluyen modelos a seguir y tendencias de actualidad. Sin duda, son un factor primordial.

La formación de profesionales de los medios: corresponde a la estructura de programas de periodismo, ciencias de la comunicación y la información y disciplinas afines.

La educaci√≥n para la educomunicaci√≥n: esta √ļltima involucra una serie de componentes. a. La identificaci√≥n de los ejes fundamentales y las caracter√≠sticas de los formatos y soportes de cada medio as√≠ como sus alcances y limitaciones. b. La llamada epistemolog√≠a de la noticia; que comprende su origen, modo o m√©todo de obtenci√≥n, valor de la noticia en su sentido period√≠stico y criterios de verdad. c. La definici√≥n y caracter√≠sticas de fuentes primarias y secundarias que constituyen la materia prima de sus contenidos, tratamiento y problematizaci√≥n. d. Los sesgos en la informaci√≥n. e. Los intereses econ√≥micos y pol√≠ticos que subyacen en cada empresa informativa. f. Los c√≥digos ocultos y lecturas diversas a la informaci√≥n y su relevancia y significado. g. Los derechos y restricciones legales, censura y autocensura. h. La segmentaci√≥n de la informaci√≥n medi√°tica, de acuerdo con las caracter√≠sticas de las audiencias, entre otros.

Corrientes

Educomunicador corresponde a funciones visual del conocimiento

Principales enemigos de la Educomunicación

La mayor parte de factores que impiden que se desarrolle una verdadera educomunicaci√≥n residen en ideas y modos de hacer tan arraigados y generalizados en las comunidades educativas que producen un visible desfase entre el desarrollo de estas y el de la sociedad. Se pueden se√Īalar, como ejemplos que ilustran esta hip√≥tesis:

a) La extendida creencia de que el conocimiento se genera simplemente generando informaci√≥n o comunicaci√≥n. Es necesario algo m√°s, para que en las mentes de los educandos se produzca verdadero conocimiento, concretamente, dichas mentes deben procesar la informaci√≥n de una manera cr√≠tica, confrontarla, recrearla, reemitirla. De aqu√≠ surje el mayor enemigo de la educomunicaci√≥n, la permanencia de la presencia de estilos de ense√Īanza, como el repetitivo-memor√≠stico, que dan lugar a la acumulaci√≥n de contenidos informativos en la mente del estudiante, sin llegar a la construcci√≥n del conocimiento.

b) La culpabilizaci√≥n y estigmaci√≥n, por parte de un gran sector de la comunidad docente, de los medios de comunicaci√≥n como transmisores de valores y contenidos no compatibles con los que figuran en el curr√≠culum escolar. La Educomunicaci√≥n, ha de hacer uso de estos medios para su principal objetivo, el desarrollo del pensamiento cr√≠tico. Desde esta √≥ptica, estos medios tachados de manipuladores, perversores, adormiladores... suponen la herramienta m√°s √ļtil, y no el origen de "todos los males" del alumnado.

Educomunicación y ciudadanía

Convivencia y comprensión.

Aprender a vivir juntos es uno de los pilares de la educaci√≥n se√Īalados por la UNESCO.

Uno de los objetivos del educomunicador es preparar a la sociedad y a los ciudadanos para la convivencia, fomentando la compresión, la paz y la resolución de conflictos. Por otra parte, en la comprensión está la base de la convivencia social. La educación ha de encaminarse a vencer los obstáculos a la comprensión, la cual es medio y fin de la comunicación humana.

La igualdad de oportunidades para acceder a la educación, la comprensión y comunicación son las bases de la convivencia social formada por ciudadanos libres constructores de civilidad y armonía.

Las TIC como garantía de competencias ciudadanas.

La comunicaci√≥n es fundamento de la sociedad y de la pol√≠tica, es constitutiva de la esfera p√ļblica y de la democracia (S√°nchez Ruiz,2005).

El ciberespacio se entiende como un escenario p√ļblico donde los movimientos sociales y ciudadanos denominados ciberciudadan√≠as emergentes hacen uso de las TIC para fines de desarrollo democr√°tico.Sin embargo, la denominada brecha digital reduce la influencia ciudadana, excluyendo a amplias capas de poblaci√≥n de la participaci√≥n y construcci√≥n en esta nueva civilizaci√≥n, ya llamada de la informaci√≥n.

Es parte de la labor del educomunicador reducir la exclusión, social y de género en el acceso a las nuevas tecnologías.

Medios de comunicaci√≥n y pol√≠ticas p√ļblicas.

La libertad de informaci√≥n es consustancial a la democracia, promueve el intercambio de ideas y permite la formaci√≥n de una opini√≥n p√ļblica libre. La concentraci√≥n de poder de determinadas empresas no debe limitar la capacidad de establecer contacto para la mutua emisi√≥n de mensajes. Se hace necesario extender la educaci√≥n ciudadana a todas las capas sociales: nadie puede ser eximido de este deber y de este derecho.

En este escenario las pol√≠ticas p√ļblicas de educaci√≥n y comunicaci√≥n son decisivas en la formaci√≥n ciudadana, debiendo convertirse en el foro por excelencia de an√°lisis, deliberaci√≥n y decisi√≥n de toda la comunidad.

Incertidumbre.

El ser humano históricamente ha buscado modelos de organización social que permitan planear su futuro y mantener su seguridad y estabilidad. Los siglos anteriores siempre creyeron en un futuro repetitivo o progresivo.

Un vorágine y violento siglo XX; un siglo XXI que comienza expectante ante el cambio climático y la sucesión de catástrofes naturales, el posible colapso energético y la no nueva distribución desigual de la pobreza, hace que nuestros contemporáneos se enfrenten a una época desconocida y cambiante.

La educomunicación tiene como objetivo preparar a los ciudadanos para afrontar esta incertidumbre.

La educomunicación debe superar su concepción instrumental, como uso de tecnologías para dinamizar la labor pedagógica, para abrirse hacia una educación permanente y hacia una comunicación concebida como garante de los derechos de la ciudadanía.

Educación y Comunicación: Inter-relaciones

El concepto de Educaci√≥n es mucho m√°s complejo que aqu√©l que ha sido relacionado exclusivamente con el proceso de ense√Īanza-aprendizaje. Podemos afirmar que existen tantas definiciones como autores se han ocupado y ocupan del tema. Etimol√≥gicamente, y tomando como fuente el diccionario etimol√≥gico de Joan Corominas, el t√©rmino deriva del sustantivo latino educatio-onis y este del verbo educare que significa ‚Äúcriar, alimentar, nutrir‚ÄĚ; educare se form√≥ con el prefijo ex (fuera) y con el verbo ducere (guiar, conducir). En un primer momento se utiliz√≥ para referirse al cuidado y pastoreo de animales y posteriormente tambi√©n para el cuidado y crianza de los ni√Īos. Partiendo, por tanto, de los significados etimol√≥gicos anteriores, podemos definir educaci√≥n como el proceso mediante el cual una persona se nutre de conocimiento de una forma guiada y orientada, es decir, en ese proceso de adquisici√≥n de conocimiento casi siempre se hace necesaria la implicaci√≥n de una figura que nos oriente y nos gu√≠e, bien la familia, un amigo, la iglesia (de cualquier religi√≥n), el maestro de taller o el pedagogo (y as√≠ podr√≠amos seguir a√Īadiendo profesiones dependiendo del √°mbito en el que se ubique el conocimiento), y para lo cual desarrolla o hace uso de unas herramientas y de una metodolog√≠a. La Pedagog√≠a es la disciplina que estudia la educaci√≥n, es decir, todos los aspectos sistem√°ticos de la acci√≥n educativa. No olvidemos tampoco la etimolog√≠a griega de la palabra, la cual viene a coincidir con el t√©rmino latino ducere en una de sus ra√≠ces: paidon (ni√Īo) y gogia (conducir).

No se trata aquí de completar un estudio exhaustivo sobre el concepto de Educación a lo largo de la historia ni sobre las distintas teorías pedagógicas o escuelas que se han preocupado de ello. Es cierto que todas coinciden en la idea de un proceso integral en el dominio de todas las potencialidades de la persona: desde el deseo a la voluntad, desde la capacidad de raciocinio a la dialéctica, desde las habilidades técnicas a las intelectivas. En esta perspectiva integral de la educación han ahondado todos los teóricos, independientemente de la relativización o preponderancia que le hayan concedido a un aspecto u a otro.

Plat√≥n, considerado como el primer fil√≥sofo que construy√≥ una filosof√≠a sobre educaci√≥n, pensaba que la educaci√≥n era un proceso de perfeccionamiento tanto espiritual como corporal, dominado siempre por el motor intr√≠nseco que mueve al hombre a conocer, que es el alma. El fil√≥sofo griego en su Rep√ļblica ya se√Īal√≥ tres funciones de la educaci√≥n que la enmarcan dentro de lo que hemos llamado antes proceso integral, a saber: la formaci√≥n del hombre como ciudadano, como hombre virtuoso y como trabajador o profesional.

Kant, ya en el siglo XVIII, va más allá y afirma que el ser humano obtiene esta categoría exclusivamente por la educación. Su idea central pedagógica es la instrucción, así como la disciplina, para poder desenvolverse en el medio. En el mismo siglo, Rousseau introduce la idea de la experiencia en su concepción educativa, entendiéndola como un proceso continuo que empieza desde el nacimiento y mediante el cual el hombre será capaz de desarrollar todas las facultades que posee.

Ser√° a finales del siglo XIX cuando surja con gran fuerza lo que se llam√≥ la Escuela Nueva, cuyo gran mentor fue el norteamericano John Dewey, quien propon√≠a una educaci√≥n para la realizaci√≥n cotidiana del individuo. Es en el siglo XIX cuando los pa√≠ses m√°s desarrollados hab√≠an instituido sistemas de ense√Īanza nacionales (EE.UU, Alemania, Francia y tambi√©n Espa√Īa con la Ley Moyano en 1857 que estipulaba la educaci√≥n primaria obligatoria hasta los nueve a√Īos), y ser√° a partir de entonces cuando se distinga la educaci√≥n formal, entendida como acci√≥n mediante la cual se prepara intelectualmente al individuo a trav√©s de instituciones regladas y formales, de la educaci√≥n no formal, que cubrir√≠a todos los procesos de adquisici√≥n de conocimiento al margen de la anterior. Dewey introdujo unas nuevas bases pedag√≥gicas, muchas de las cuales a√ļn perduran y que fueron la base te√≥rica de futuras teor√≠as(C√©lestin Freinet y su principio de cooperaci√≥n en el aula, Paulo Freire y su idea de la dialogicidad como esencia de la educaci√≥n,) como ‚Äútrabajo colectivo del alumno‚ÄĚ, la figura de un jefe o ‚Äútutor‚ÄĚ, o el aprendizaje basado en la ‚Äúexperimentaci√≥n‚ÄĚ y ‚Äúobservaci√≥n‚ÄĚ, es decir, en la ‚Äúacci√≥n‚ÄĚ, rechazando el aprendizaje formal y mec√°nico.

En el siglo XX las teor√≠as sobre educaci√≥n han sido muchas y variadas, desde las teor√≠as cognitivas a las constructivistas (Bruner, Piaget, Vygotski), todas ellas con fuertes bases psicol√≥gicas, donde todos los te√≥ricos coinciden en que el aprendizaje humano es un proceso interior, personal y subjetivo, pero tambi√©n de naturaleza social. Para Ausubel, mentor de la teor√≠a del aprendizaje significativo, la educaci√≥n es el conjunto de conocimientos, √≥rdenes y m√©todos por medio de los cuales se ayuda al individuo en el desarrollo y mejora de las facultades intelectuales, morales y f√≠sicas. Esta definici√≥n engloba tanto el car√°cter formal, sistematizado y metodol√≥gico que debe tener todo proceso educativo, as√≠ como la finalidad que debe perseguir, que no es otra que la adquisici√≥n de conocimiento para el desarrollo pleno del individuo. La misma ONU considera la educaci√≥n como un derecho universal del hombre, seg√ļn la declaraci√≥n de 1948, y cuyo fin √ļltimo es el pleno desarrollo de la personalidad humana y el fortalecimiento del respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales. (art. 26.2)

Definir Comunicaci√≥n tambi√©n resulta complejo. Etimol√≥gicamente deriva del lat√≠n communicare, que quiere decir poner en com√ļn, compartir algo. Est√° claro que el funcionamiento de las distintas sociedades humanas tiene su fundamento en la comunicaci√≥n. Muchas han sido las teor√≠as de la Comunicaci√≥n que se han venido desarrollando sobre todo a partir de principios del siglo XX. Todas coinciden en pilares clave: la inherencia y la inter-acci√≥n. La comunicaci√≥n es un acto inherente al hombre que le pone en contacto con los dem√°s. El hombre es un ser social por naturaleza, obligado a interactuar socialmente, a comunicarse, si quiere sobrevivir en el medio. Paul Watzlawick establece una serie de axiomas respecto a la comunicaci√≥n humana, entre ellos la imposibilidad de no comunicarse, porque todo tipo de conducta humana es comunicaci√≥n, as√≠ como que todo acto de comunicaci√≥n implica una informaci√≥n o contenido y un nivel de relaci√≥n, que puede ser sim√©trica o complementaria, seg√ļn est√© basado en la igualdad o en la diferencia.

Pero en el acto de comunicaci√≥n no solamente hay informaci√≥n y dos o m√°s individuos que entran en contacto. Desde que Saussure introdujera a principios del siglo XX los principales elementos del acto comunicativo -ampliados posteriormente por los te√≥ricos de la Escuela de Praga-, todas las teor√≠as de la Comunicaci√≥n los han aceptado como corpus te√≥rico. Alguien (emisor, codificador) dice algo (mensaje) a alguien (receptor, decodificador) a trav√©s de unos signos ling√ľ√≠sticos o no (c√≥digo) que transmite a trav√©s de un medio (canal) en una situaci√≥n determinanda (contexto situacional) y con una intenci√≥n determinada.

El problema a la hora de categorizar el concepto de comunicaci√≥n cient√≠ficamente reside en las inter-relaciones que mantiene con varias disciplinas dentro de las Ciencias Sociales, como la Ling√ľ√≠stica -nuestra comunicaci√≥n natural se ejecuta a trav√©s de signos ling√ľ√≠sticos-; la Sociolog√≠a -nos comunicamos en un contexto social determinado-; la Psicolog√≠a -la forma de comunicar est√° intr√≠nsecamente asociada al comportamiento humano-; la Antropolog√≠a -evoluci√≥n diacr√≥nica de la comunicaci√≥n, diferencias sincr√≥nicas dependiendo de la raza, la cultura, la religi√≥n, etc-; el Periodismo -entendido como acto de transmisi√≥n de informaci√≥n-, o la Pedagog√≠a -en cuanto elabora directrices did√°cticas para la mejor producci√≥n y comprensi√≥n de mensajes-. De todas estas inter-relaciones ha surgido el debate sobre la consideraci√≥n la Comunicaci√≥n como disciplina o ciencia independiente o, por el contrario, supone una conformaci√≥n interdisciplinar de otros campos te√≥ricos.

Si toda conducta humana es comunicaci√≥n, la educaci√≥n lo es. Si entend√≠amos educaci√≥n como un proceso de adquisici√≥n de conocimiento, la comunicaci√≥n se considera un acto mediante el cual los individuos intercambian -comparten, ponen en com√ļn- mensajes de todo tipo, por supuesto tambi√©n mensajes que transmiten conocimiento. Por tanto podemos definir al proceso educativo como un conjunto de actos de comunicaci√≥n motivados por una finalidad espec√≠fica como es la adquisici√≥n de conocimiento, independientemente de que estos tengan lugar en una situaci√≥n formal o no. Al enmarcar la educaci√≥n dentro de la comunicaci√≥n, damos por hecho que existe una base de comparaci√≥n com√ļn que comparten ambas disciplinas. El paso siguiente es delimitar esas inter-relaciones.


Referencias

Bibliografía

  • Kapl√ļn, Mario (1998). Una pedagog√≠a de la comunicaci√≥n. Proyecto Did√°ctico Quir√≥n. Ediciones de la Torre. ISBN 84 7960 185 X.
  • Aparici Marino, Roberto (2003). Comunicaci√≥n educativa en la sociedad de la informaci√≥n. Madrid.Editorial UNED. ISBN 84 362 4971 2.
  • Entrevista al Educomunicador Paulo Freire: [query=educomunicador]

Weblogía

Obtenido de "Educomunicador"

Wikimedia foundation. 2010.

Mira otros diccionarios:

  • Genevi√®ve Jacquinot ‚ÄĒ Delaunay Genevi√®ve Jacquinot Delaunay est professeure √©m√©rite de l Universit√© de Paris VIII en Sciences de l √©ducation et chercheuse associ√©e au Laboratoire ¬ęCommunication et politique¬Ľ (CNRS, Paris). Elle √©galement la R√©dactrice en chef de la… ‚Ķ   Wikip√©dia en Fran√ßais

  • Genevi√®ve Jacquinot-Delaunay ‚ÄĒ Pour les articles homonymes, voir Delaunay. Genevi√®ve Jacquinot Delaunay est professeure √©m√©rite de l Universit√© de Paris VIII en Sciences de l √©ducation et chercheuse associ√©e au Laboratoire ¬ęCommunication et politique¬Ľ (CNRS, Paris). Elle est… ‚Ķ   Wikip√©dia en Fran√ßais


Compartir el artículo y extractos

Link directo
… Do a right-click on the link above
and select ‚ÄúCopy Link‚ÄĚ

We are using cookies for the best presentation of our site. Continuing to use this site, you agree with this.