Historia del Museo del Prado

ÔĽŅ
Historia del Museo del Prado
Fachada del Museo del Prado; enfrente se halla la estatua del pintor sevillano Diego Vel√°zquez, principal maestro de la pintura espa√Īola en el siglo XVII.

El Museo Nacional del Prado se localiza en Madrid, Espa√Īa, y es considerado uno de los museos pict√≥ricos m√°s importantes del mundo, pues en su interior alberga amplias colecciones de pintura ilustrativas de la historia europea entre la Edad Media y el siglo XIX, con especial √©nfasis en Espa√Īa. El grueso de sus obras m√°s selectas procede de la Colecci√≥n Real espa√Īola, reunida por los sucesivos monarcas espa√Īoles entre los siglos XVI y XIX.

Alberga las mejores selecciones de pintura de El Greco, Diego Vel√°zquez y Francisco de Goya (escuela espa√Īola); de Tiziano (italiana), y de El Bosco y Rubens (flamenca). Sumadas a los extensos fondos de otros m√ļltiples artistas, as√≠ como a valiosos ejemplos de escultura, dibujo y artes decorativas, resultan imprescindibles no s√≥lo art√≠sticamente, sino tambi√©n hist√≥ricamente.

Para una información más general del museo, véase Museo del Prado.

Contenido

Precedentes

Fernando VI, rey de Espa√Īa que intent√≥ construir por primera vez un museo de artes y escultura. La muerte de su esposa, B√°rbara de Braganza lo sumi√≥ en una profunda depresi√≥n que le llev√≥ a la muerte en 1759, por lo que su proyecto qued√≥ inconcluso.

El germen del museo se suele datar en el siglo XVIII, √©poca en la que se sucedieron varias propuestas (de ministros del gobierno y artistas) para la creaci√≥n de un centro que albergase fondos selectos de las bellas artes. Pero ya en √©pocas anteriores se hab√≠a impuesto la convicci√≥n de que la Colecci√≥n Real entra√Īaba singular importancia en el contexto europeo. De hecho, ya hacia 1651, Vel√°zquez intervino en la redecoraci√≥n de varias estancias del monasterio de El Escorial, con el prop√≥sito de exhibir una selecci√≥n de obras en atenci√≥n a los visitantes extranjeros que acud√≠an en n√ļmero creciente.

La idea de un museo de artes en Espa√Īa propiamente dicho surgi√≥ del rey Fernando VI, alrededor de 1757. Sin embargo, al a√Īo siguiente, B√°rbara de Braganza, reina consorte y principal impulsora del museo, falleci√≥, y el rey se sumi√≥ en una depresi√≥n que le llev√≥ a la muerte en 1759. Carlos III, hermano de Fernando y su sucesor en la Corona espa√Īola, abandon√≥ el proyecto de su antecesor y en cambio tom√≥ el de la construcci√≥n de un Museo dedicado a las ciencias naturales, para el que encarg√≥ a Juan de Villanueva la construcci√≥n de la actual sede del Prado. Las obras se desarrollaron a buen ritmo, aunque dicho rey no lleg√≥ a verlas concluidas.

Fue en tiempos de su hijo, Carlos IV, rey entre 1788 y 1808, cuando el edificio del Paseo del Prado quedó casi concluido, pero su futuro uso distaba de quedar claro. Carlos IV pensó en retomar el proyecto de una pinacoteca perfilado en tiempos de su tío Fernando VI, pero la parálisis económica del reino, aunada al estallido de la Revolución francesa impidió su realización.

En 1808, Napole√≥n Bonaparte invadi√≥ Espa√Īa desatando as√≠ la Guerra de la Independencia Espa√Īola. Jos√© Bonaparte, hermano del soberano franc√©s, fue nombrado rey de Espa√Īa en sustituci√≥n de Carlos IV. Este rey ¬ęintruso¬Ľ, muy impopular, fue quien realmente plasm√≥ por escrito la creaci√≥n del actual Museo del Prado bajo el nombre de Museo Josefino. Con la creaci√≥n de dicha instituci√≥n, Jos√© Bonaparte pretend√≠a emular a otras cortes europeas, que ya contaban con museos similares, y de paso frenar el expolio de arte espa√Īol que en buena medida era propiciado por su propio hermano Napole√≥n. La inestabilidad del gobierno de Bonaparte impidi√≥ el desarrollo de la obra. El decreto de fundaci√≥n, con todo, lleg√≥ a publicarse el 21 de diciembre de 1809.[1]

Inicios del museo

Despu√©s de la ocupaci√≥n francesa, Fernando VII fue proclamado nuevo monarca de Espa√Īa y regres√≥ triunfante a Madrid en 1814. En ese mismo a√Īo, se mostr√≥ receptivo a las propuestas de su esposa, Isabel de Braganza (1797-1818), sobre el proyecto del museo. La reina Isabel hab√≠a encontrado documentos de Carlos IV dirigidos a Anton Raphael Mengs, pintor alem√°n de gran ascendiente en la corte de finales del siglo XVIII, sugiri√©ndole apoyo para crear el museo. A√ļn entonces, se barajaba como futura sede el Palacio Buenavista, frente a la Fuente de Cibeles, pero bas√°ndose en los planos encontrados, do√Īa Isabel dio impulso a la fundaci√≥n del Museo Real de Pintura y Escultura en el edificio dise√Īado por Villanueva, que hab√≠a resultado muy da√Īado durante la invasi√≥n. Fernando VII aport√≥ dinero de su ¬ębolsa personal¬Ľ para techar y acondicionar unas pocas salas.

El horario original estar√≠a abierto al p√ļblico √ļnicamente los mi√©rcoles de cada semana desde las nueve de la ma√Īana hasta las dos de la tarde.[2]

El Museo Nacional del Prado, desde que fue inaugurado en 1819 y a lo largo de su historia centenaria, ha cumplido con la alta misi√≥n de conservar, exponer y enriquecer el conjunto de las colecciones y obras de arte que, estrechamente vinculadas a la historia de Espa√Īa, constituyen una de las m√°s elevadas manifestaciones de expresi√≥n art√≠stica de reconocido valor universal. El puesto que ocupa el Museo del Prado como relevante instituci√≥n cultural de nuestro pa√≠s se fundamenta en la extraordinaria riqueza de sus colecciones, cuyo valor art√≠stico e identidad hist√≥rica se asientan en un singular origen y ejemplar formaci√≥n. En grandes rasgos, su patrimonio actual se basa en la integraci√≥n de la colecci√≥n de los Reyes de Espa√Īa, los fondos del decimon√≥nico Museo de la Trinidad procedentes de instituciones religiosas desamortizadas, y, finalmente, un siglo m√°s tarde, las obras del siglo XIX segregadas del tambi√©n desaparecido Museo de Arte Moderno.
Ley Museo Nacional del Prado.[3]

Isabel de Braganza muri√≥ en 1818, por complicaciones en su segundo parto y no lleg√≥ a ver concluida su obra. El rey decidi√≥ contraer matrimonio nuevamente. Con motivo de la celebraci√≥n del matrimonio entre Fernando VII de Espa√Īa, y su tercera esposa Mar√≠a Amalia Josefa de Sajonia, el Prado fue inaugurado el 19 de noviembre de 1819, bajo el nombre de Museo Real de Pintura y Escultura. Esta nueva instituci√≥n albergaba apenas en sus inicios cerca de trescientas once pinturas, destacando cuadros de Diego Vel√°zquez, Juan de Juanes, Claudio Coello, Goya (a√ļn vivo) y Jos√© de Madrazo. El museo estaba marcado por una impronta caracter√≠stica de la corona espa√Īola desde Carlos I y que m√°s tarde Felipe II llev√≥ a su m√°xima expresi√≥n con las obras realizadas por Tiziano en el Palacio del Pardo y el monasterio de El Escorial. Gracias al apoyo recibido por Fernando VII, hacia 1827 el Prado ya contaba con cerca de cuatro mil obras, d√°ndole as√≠ un prestigio en los altos c√≠rculos del arte europeo.

Retrato de Francisco de Goya y Lucientes por Vicente López. De la obra de Goya, pintor vivo en el momento de la inauguración del Prado (1819), tiene el Museo, de lejos, la mejor colección que existe a nivel mundial.

Del siglo XIX a la actualidad

La organización directiva del museo presenta tres etapas, a saber:

  • Etapa del absolutismo: En esta fase, la direcci√≥n del museo era designada por la oficina del rey, y estaba ligada a los juegos pol√≠ticos de la √©poca. Recibe su nombre ya que ocurri√≥ en la √©poca de los monarcas absolutos como Fernando VII y su hija Isabel II.
  • Art√≠stica: Al caer Isabel II, la tarea de dirigir el Prado pas√≥ a manos de los artistas, como Federico Madrazo.
  • Historiadores del arte: Los estragos de la Guerra Civil llevaron a Francisco Franco a ceder estos puestos a los intelectuales conocedores de museograf√≠a, como Francisco Javier S√°nchez Cant√≥n, designado en 1960.

Fernando VII nombró como director del Prado a José Gabriel de Silva-Bazán y Waldstein, mayordomo mayor del Palacio de Oriente y Marqués de Santa Cruz. A este personaje sucedieron en el cargo el Príncipe de Anglona, el Marqués de Ariza y el Duque de Híjar, asesorados cada uno por los pintores Luis Eusebi, Vicente López y José de Madrazo. El duque de Híjar obtuvo el Cristo crucificado, obra de Velázquez.

Tras la muerte de Fernando VII en 1833, y la serie de las Guerras Carlistas, Isabel II ocup√≥ el trono. En ese momento la a√ļn joven instituci√≥n vivi√≥ su primera crisis, cuando por cuestiones hereditarias se plante√≥ tasar y dividir la colecci√≥n (a√ļn de propiedad real) entre la reina y su hermana. Finalmente, esta √ļltima fue indemnizada y la colecci√≥n permaneci√≥ unida.

En 1865, siendo director del Museo Federico de Madrazo, pintor espa√Īol, se decidi√≥ que la colecci√≥n del museo se organizara por escuelas, y pasase a denominarse Museo del Prado. Muchas de las pinturas en El Escorial fueron trasladadas al Prado, y tambi√©n el Tesoro del Delf√≠n. Otro hecho que marc√≥ la historia del museo sucedi√≥ en 1872, cuando Amadeo I anex√≥ el Museo de la Trinidad, con sus respectivos fondos de pintura y escultura al Museo del Prado. Al igual que el Museo de la Trinidad, muchos monasterios espa√Īoles de √Āvila, Segovia y Toledo corr√≠an riesgo de perder su patrimonio por acci√≥n de la desamortizaci√≥n decretada en 1835 por Juan √Ālvarez Mendiz√°bal, entonces Ministro de Hacienda. Pero s√≥lo cien obras fueron seleccionadas para ingresar al Prado, mientras que el resto se dispers√≥ por toda la Pen√≠nsula Ib√©rica.

La historia del Museo del Prado es en gran medida un reflejo de la situaci√≥n pol√≠tica espa√Īola: Tras la ca√≠da de Isabel II, Amadeo de Saboya fue nombrado monarca espa√Īol y trat√≥ de remediar la dif√≠cil situaci√≥n econ√≥mica por la que pasaba el Prado, pero las deficiencias se deb√≠an no s√≥lo al dinero, sino tambi√©n a una gesti√≥n personalista y poco profesional. El cronista Mariano de Cavia, con un art√≠culo period√≠stico falso, simul√≥ que la noche del 24 de marzo de 1891 el Prado hab√≠a sufrido un incendio. La poblaci√≥n de Madrid acudi√≥ alarmada al museo, comprobando que todo hab√≠a sido una llamada de atenci√≥n. La alarma de Cavia estaba justificada: personal del museo viv√≠a y cocinaba en el edificio, para lo que se almacenaba le√Īa, con el consecuente riesgo. La pol√©mica forz√≥ a adoptar medidas, aunque los suelos de madera de las salas no se sustituir√≠an por m√°rmol hasta bien entrado el siglo XX.

Durante la Guerra Civil Espa√Īola, se intent√≥ preservar la colecci√≥n de pinturas de los bombardeos, por lo que se trasladaron primero a Valencia y m√°s tarde a Ginebra, Suiza. En el trayecto a esta √ļltima ciudad, el cami√≥n que llevaba la obra La carga de los mamelucos de Francisco de Goya choc√≥ con un balc√≥n. La pintura sufri√≥ da√Īos relevantes, que fueron reparados discretamente.[4] Ya en 2008, dichos da√Īos fueron subsanados de forma ya definitiva, reintegrando los detalles perdidos mediante el uso de fotograf√≠as antiguas. Tras la contienda los cuadros regresaron a Espa√Īa.

Francisco Franco, jefe del Estado espa√Īol tras la guerra civil, nombr√≥ como director al pintor √Ālvarez de Sotomayor, pero a la muerte de √©ste design√≥ a Francisco Javier S√°nchez Cant√≥n, quien se rode√≥ de un grupo de antrop√≥logos, muse√≥grafos, pintores e historiadores para reformar la estructura del museo. En 1980 se constituy√≥ la Fundaci√≥n Amigos del Museo del Prado, impulsada por el historiador de arte Enrique Lafuente Ferrari, que fue tambi√©n su primer presidente.[5]

Colecciones de pintura

La Inmaculada Concepción de los Venerables, obra de Bartolomé Esteban Murillo, también conocida como La Inmaculada de Soult (por el mariscal francés que la expolió).

Para una información complementaria, véase Museo del Prado.

La obra de pintura expuesta en el Prado es considerada la m√°s amplia del mundo en cuestiones t√©cnicas y art√≠sticas, pues posee cerca de 2.000 cuadros expuestos y m√°s de 3.000 que no se presentan al p√ļblico. Una de las v√≠as m√°s importantes por las que el Prado ha aumentado su colecci√≥n ha sido el de las donaciones, que comenzaron en 1826, cuando la condesa de Chinch√≥n, esposa de Manuel Godoy otorg√≥ al reci√©n nacido museo el cuadro Cristo crucificado, obra de Diego Vel√°zquez. En 1889 se realiz√≥ la segunda donaci√≥n, y la m√°s numerosa en t√©rminos cuantitativos, puesto que la duquesa de Pastrana obsequi√≥ al Prado una colecci√≥n de m√°s de setecientas pinturas, de autores diversos como El Greco o Murillo.

Las colecciones pict√≥ricas se dividen en espa√Īola, italiana, flamenca, holandesa, alemana, francesa y brit√°nica. La mayor parte de las obras fueron realizadas en Espa√Īa, por lo que predomina un marcado gusto ib√©rico, que se advierte en la medida de que las obras fueron realizadas, puesto que la gran mayor√≠a fueron realizadas al gusto de los monarcas y los mecenas de turno.[6]

Bibliografía

  • √ĀLVAREZ MART√ćN, Celia: Grandes museos del Mundo, el Prado. Vitoria, Espa√Īa, Editorial Dastin Export, 2006. ISBN 84-96249-18-2.
  • AZTECA, Ministerio: Museo del Prado, cat√°logo de pinturas. Santander, Espa√Īa, 1989. ISBN 84-7483-410-4.
  • BUEND√ćA, Jos√© Rogelio: El Prado, colecciones de pintura. Bonn, Alemania, Editorial Lunwerg. ISBN 84-7782-694-3.
  • ELECTA, Sociedad Editorial: Obras maestras del Museo del Prado. Zaragoza, Espa√Īa, 1990. ISBN 84-8156-133-9.
  • ESPASA, Calpe: Museo del Prado, inventario general de pinturas, Teruel, Espa√Īa, 2001. ISBN 978-84-239-4312-8.
  • GARC√ćA S√ĀNCHEZ, Laura: Museo del Prado. Barcelona, Espa√Īa, Susaeta Ediciones, 1992. ISBN 84-305-9889-8.
  • MINISTERIO DE CULTURA, Espa√Īa: Museo del Prado, cat√°logo de pinturas. Madrid, Espa√Īa, Ministerio de Cultura, 1988. ISBN 84-7483-410-4.
  • MUSEO DEL PRADO, Amigos de: El retrato espa√Īol. Valladolid, Espa√Īa, 1997. ISBN 84-8480-066-0.
  • OC√ČANO, Editorial: Museo del Prado, Madrid, Sevilla, Espa√Īa, 1993. ISBN 84-494-1369-9.
  • PORTUS P√ČREZ, Javier: La sala reservada y el desnudo en el Museo del Prado. Valencia, Espa√Īa, Ediciones Turner, 1991. ISBN 84-8480-036-9.

Notas

  1. ‚ÜĎ ¬ęMuseo del Prado, Historia¬Ľ (espa√Īol). Consultado el 26-02-2008.
  2. ‚ÜĎ Ensayo sobre la fundaci√≥n del Museo del Prado, por Calvo Serraller.
  3. ‚ÜĎ Ley del Museo Nacional del Prado, consultada el 2008-02-27.
  4. ‚ÜĎ L. Cirlot (dir.), Museo del Prado II, Col. ¬ęMuseos del Mundo¬Ľ, Tomo 7, Espasa, 2007. ISBN 978-84-674-3810-9, pp. 86-87
  5. ‚ÜĎ A. P (2006). ¬ęLafuente Ferrari, Enrique.¬Ľ (en espa√Īol). Fundaci√≥n Amigos del Museo del Prado. Consultado el 29-12-2009.
  6. ‚ÜĎ ¬ęMecenazgo pict√≥rico en Espa√Īa¬Ľ (en espa√Īol) (HTML). Consultado el 11-03-2008.

Enlaces externos


Wikimedia foundation. 2010.

Mira otros diccionarios:

  • Pintura italiana del Quattrocento del Museo del Prado ‚ÄĒ Una de las tablas de La historia de Nastaglio degli Onesti, de Sandro Botticelli. La pintura italiana del Quattrocento del Museo del Prado es una secci√≥n de pinturas de aquel pa√≠s del siglo XV pertenecientes a la pinacoteca espa√Īola, que… ‚Ķ   Wikipedia Espa√Īol

  • Enciclopedia del Museo del Prado ‚ÄĒ Saltar a navegaci√≥n, b√ļsqueda La Enciclopedia del Museo del Prado es un proyecto emprendido por la direcci√≥n de dicha pinacoteca al alim√≥n con la Fundaci√≥n Amigos del Museo del Prado. Su objetivo principal, como lo define su p√°gina web, es… ‚Ķ   Wikipedia Espa√Īol

  • Museo del Prado ‚ÄĒ Fachada principal del Museo del Prado, con la estatua de Vel√°zquez. Informaci√≥n geogr√°fica Coordenadas ‚Ķ   Wikipedia Espa√Īol

  • Museo del Hermitage ‚ÄĒ (–≠—Ä–ľ–ł—ā–į–∂ (ermitazh)) Informaci√≥n geogr√°fica ‚Ķ   Wikipedia Espa√Īol

  • Museo del F√ļtbol Club Barcelona ‚ÄĒ Museo FC Barcelona President N√ļ√Īez Entrada al Museo del FC Barcelona Informaci√≥n geogr√°fica Coordenadas ‚Ķ   Wikipedia Espa√Īol

  • Museo del Louvre ‚ÄĒ (Mus√©e du Louvre) Vista nocturna del Ala Richelieu Informaci√≥n geogr√°fica ‚Ķ   Wikipedia Espa√Īol

  • Museo del Patriarca ‚ÄĒ Datos del museo Telf. 96/351 41 76 Direcci√≥n. Real Colegio del Corpus Christi Nave, 1. 46002 Valencia El museo del Patriarca fue fundado para ofrecer al p√ļblico el acceso a gran parte de las mejores obras de su colecci√≥n de pinturas. El archivo… ‚Ķ   Wikipedia Espa√Īol

  • Colecci√≥n de pintura italiana en el Museo del Prado ‚ÄĒ Una de las salas de Tiziano en el Museo del Prado. En ella se pueden contemplar Dan√°e recibiendo la lluvia dorada y Venus y Adonis, entre otros cuadros del autor veneciano. La colecci√≥n de pintura italiana es la segunda escuela en importancia y… ‚Ķ   Wikipedia Espa√Īol

  • Cuartel General del Ej√©rcito del Aire ‚ÄĒ Coordenadas: 40¬į26‚Ä≤7.36‚Ä≥N 3¬į43‚Ä≤11.50‚Ä≥OÔĽŅ / ÔĽŅ40.4353778, 3.7198611 ‚Ķ   Wikipedia Espa√Īol

  • Alocuci√≥n del Marqu√©s del Vasto ‚ÄĒ Saltar a navegaci√≥n, b√ļsqueda Alocuci√≥n del marqu√©s del Vasto Tiziano, h. 1540 ‚Ķ   Wikipedia Espa√Īol


Compartir el artículo y extractos

Link directo
… Do a right-click on the link above
and select ‚ÄúCopy Link‚ÄĚ

We are using cookies for the best presentation of our site. Continuing to use this site, you agree with this.