Mitología yoruba

ÔĽŅ
Mitología yoruba

La mitolog√≠a yoruba es la gama mundial de deidades de creencias y religiones yoruba, procedente de √Āfrica (principalmente en Nigeria y Ben√≠n), y que han influido o ha dado a luz a varias religiones en el resto del mundo, como la Santer√≠a en Cuba o el Candombl√© en Brasil, adem√°s de las propias religiones del pueblo yoruba.

La mitología de yoruba es sólo una parte del complejo de mitos, canciones, historias y otros conceptos culturales que conforma la sociedad y la religión yoruba.[1]

Contenido

Deidades

Las deidades yoruba se llaman orish√°, literalmente ‚Äėdue√Īos de la cabeza‚Äô. Shang√≥ es quiz√°s el orish√° m√°s importante; dios del trueno y un antepasado del pueblo yoruba. √Čl fue el cuarto rey del yoruba, y se deific√≥ tras su muerte.

√ąsh√Ļ es otro orisha muy importante. y es respetado tanto por el pueblo yoruba como por los dem√°s orishas.

Lista de deidades

Pattaki de deidades yorubas

Pattaki de Orula

Al saber que Ogg√ļn hab√≠a querido fornicar con su propia madre, Obatal√° orden√≥ matar a todos sus hijos varones. Cuando naci√≥ Chang√≥, Elegba se lo llev√≥ escondido a Dad√°, para que lo criara. Poco despu√©s naci√≥ Orula y para salvarlo, Elegba lo enterr√≥ al pie de la Ceiba y le llevaba comida todos los d√≠as. Un d√≠a Obatal√° enferm√≥; Elegba busc√≥ corriendo a Chang√≥ para que lo curara. Cuando el gran curandero resolvi√≥ el problema de su padre, Elegba aprovech√≥ la ocasi√≥n para pedir a Obatal√° el perd√≥n de Orula. El perd√≥n fue concedido y entonces Chang√≥ lleno de alegr√≠a, cort√≥ la ceiba, labr√≥ un tablero espl√©ndido y le dio a su hermano, Orula el secreto de la adivinaci√≥n. Es por eso que Orula dice: maferefum Elegba, maferefum Chang√≥ y por lo que el √©kuele de Orula lleva un fragmento del collar de Chang√≥.

Desde entonces, Orula es el due√Īo del tablero, el adivinador del futuro, y el consejero de los hombres, y es el int√©rprete del or√°culo de If√°.

  • Atributos: Irofa, Iruke, √Čkuele con el cual el babalawo cunsulta y Tablero de Orula, que representa el mundo, y con el que se realizan determinadas ceremonias de If√°.
  • Bailes: No tiene baile espec√≠fico, puesto que no se sube, pero se ejecutan danzas en su honor, aunque sin ninguna caracter√≠stica especial.
  • Catolizaci√≥n: San Francisco de As√≠s, San Jos√© de la Monta√Īa (en La Habana y en Santiago de Cuba)

Orula se sincretiza con San Francisco de Asís (1181-1226). Francisco fue un italiano de padres mercaderes que pasó su juventud en el comercio y en el ejercicio de las armas. Una aparición de Jesucristo le hizo abrazar la vida religiosa. Desde entonces se propuso imitar la vida de pobreza y trabajos del fundador de su fe. Quizás sea Francisco, quien mejor encarne el modelo de la caridad cristiana, del perfecto amor al prójimo y a toda la naturaleza por ser obra del Creador.

Probablemente haya sido ése singular amor por los hombres, la clave de su asociación con Orula, pues fue éste el primer orishá adivino, el que le proporcionó a los hombres el más importante de los dones: la posibilidad de conocer el futuro, y prevenir el mal que los acecha. Por otra parte, ambas personalidades religiosas sufrieron innumerables penalidades y fatigas. Su fecha se celebra el 4 de octubre.

Pattaki de Elegua

Elegua era hijo de Okuboro, rey de A√Īagui. Un d√≠a andaba con su s√©quito y vio una luz brillante con tres ojos, que estaba en el suelo. Al acercarse vio que era un coco seco. Elegua se lo llev√≥ al palacio, le cont√≥ a sus padres lo que hab√≠a visto y tir√≥ el coco detr√°s de una puerta. Poco despu√©s todos se quedaron asombrados al ver la luz que sal√≠a del coco. Tres d√≠as m√°s tarde, Elegua muri√≥. Todo el mundo le cogi√≥ mucho respeto al coco, que segu√≠a brillando, pero con el tiempo, la gente se olvid√≥ de √©l. As√≠ fue que el pueblo lleg√≥ a verse en una situaci√≥n desesperada y cuando se reunieron los viejos, llegaron a la conclusi√≥n, de que la causa estaba en el abandono del coco. Este, en efecto se hallaba vac√≠o y comido por los bichos. Los viejos acordaron hacer algo s√≥lido y perdurable y pensaron en colocar una piedra de santo en el lugar del coco, detr√°s de la puerta. Este fue el origen del nacimiento de Elegba como orish√°.

  • Atributos: A Elegua se le atribuye todo tipo de objeto utilizado en los juegos infantiles: papalotes, pitos, bolas, soldaditos, as√≠ como todo tipo de llaves, machete, garabato, sombrero de guano, artes de caza y pesca, pepitas de oro y monedas de plata, palos de monte, bejucos, escopetas y cananas, tarros de venado, cocos secos decorados, porr√≥n, tarros de chivo.
  • Bailes: Cuando este orish√° se sube, corre a situarse detr√°s de la puerta, que es su lugar ritual. Brinca y se agita como un chiquillo, hace muecas y mima juegos infantiles, como empinar un papalote y bailar un trompo. Le hace bromas a los espectadores, se va y luego regresa, no deja de hacer moner√≠as, algunas de las cuales pueden ser er√≥ticas. Siempre se le entrega un garabato con el que representa apartar la maleza, subrayando su papel de abrir los caminos. Frecuentemente baila en √ļn solo pie y dando vueltas, en lo que parece ser una alegor√≠a del remolino.
  • Catolizaci√≥n: Elegba sincretiza con el Ni√Īo de Atocha. La historia del Ni√Īo de Atocha es como sigue: en la ciudad de Atocha, en Espa√Īa, hab√≠a muchos cristianos presos durante los √ļltimos a√Īos de la ocupaci√≥n √°rabe. Nadie estaba autorizado a entrar en las prisiones salvo los ni√Īos. Cierto d√≠a, un ni√Īo lleg√≥ a la prisi√≥n cargando un cesto lleno, de pan y un cubo lleno de agua con un cuenco para beber. Los moros quedaron asombrados, al observar que despu√©s de haberle servido a los innumerables prisioneros, tanto el cesto como el cubo segu√≠an tan colmados como al principio. De acuerdo a la leyenda, Jesucristo hab√≠a atendido a las plegarias y hab√≠a venido, como ni√Īo a los que carec√≠an de ayuda material y espiritual. Desde entonces es la imagen del ni√Īo de Atocha. Su fiesta de celebraci√≥n el 1ro de enero. Su sincretizaci√≥n con Elegua parece relacionarse al car√°cter infantil con que se presenta el orish√°. Su d√≠a es el 6 de enero.

Pattaki de √íg√ļn

√íg√ļn, el due√Īo del hierro, es irascible y solitario.√íg√ļn estaba enamorado de su madre y varias veces quiso violarla, lo que no consigui√≥ gracias a la vigilancia de Elegba. Un d√≠a Ogg√ļn se las arregl√≥ para conseguir su prop√≥sito, pero, para su desgracia, Obatal√° lo sorprendi√≥. Antes de que √©ste pudiera decir nada, √íg√ļn grit√≥: Yo mismo me voy a maldecir." Mientras que el mundo sea mundo lo √ļnico que voy a hacer es trabajar para la OSha". Entonces se fue para el monte sin m√°s compa√Ī√≠a que sus perros, se escondi√≥ de los hombres y ning√ļn orish√° que no fuera Ochosi su hermano, el cazador, consigui√≥ verlo.

  • Atributos: En general, todos los hierros, machetes, palas, picos, martillos, yunques, guatacas, rastrillos, barretas, hoz, guada√Īas, serruchos, clavos, cuchillos y lanzas, pistolas, etc√©tera.
  • Bailes: Tiene dos m√≠micas: La belicosa, blandiendo un machete y la laboriosa, que puede ser de car√°cter agr√≠cola, cortando las yerbas con el machete artesanal o al estilo del herrero, golpeando con el martillo. En el primer caso Ogg√ļn baja agachado, avanzando un pie mientras arrastra el otro, como libr√°ndose de un machetazo involuntario, en el segundo caso mima la gesticulaci√≥n del herrero, blandiendo el martillo y golpeando el yunque.
  • Catoliz√°ci√≥n: Se sincretiza con San Pedro, el pr√≠ncipe de los ap√≥stoles. Pedro, era un pescador de Galilea, que estuvo entre los primeros en seguir a Jes√ļs. Seg√ļn los hechos de los ap√≥stoles, despu√©s de la resurrecci√≥n, predic√≥ por Asia Menor, haciendo de Antioquia el centro de sus actividades. Fue preso, pero a la aparici√≥n de un √°ngel, las cadenas se desprendieron de sus manos y pudo escapar. M√°s tarde fue a Roma, donde constituy√≥ la primera comunidad cristiana. All√≠ estuvo unos veinticinco a√Īos hasta que, eventualmente cay√≥ hecho prisionero y condenado a muerte. Fue crucificado cabeza abajo seg√ļn su propio deseo, porque no se consideraba digno de morir del mismo modo que Jes√ļs.

En la mayor√≠a. de los cuadros San Pedro tiene en las manos las llaves del cielo. Todo parece indicar que su tradicional representaci√≥n con las llaves o bien el incidente de las cadenas hicieron que lo asociaran a Og√ļn, el due√Īo de los hierros.

Pattaki de Ochosi

Ochosi es el mejor de los cazadores, y sus flechas no fallan nunca. Sin embargo, en una √©poca nunca pod√≠a llegar hasta sus presas porque la espesura del monte se lo imped√≠a, desesperado fue a ver a Orula, quien le aconsej√≥ que hiciera ebb√≥. Ochosi y Ogg√ļn eran enemigos porque Echu hab√≠a sembrado ciza√Īa entre ellos, pero Ogg√ļn ten√≠a un problema similar. Aunque nadie era capaz de hacer trillos en el monte con m√°s rapidez que √©l, nunca consegu√≠a matar a sus piezas y se le escapaban. Tambi√©n fue a ver a Orula y recibi√≥ instrucciones de hacer ebbo. Fue as√≠ que ambos rivales fueron al monte a cumplir con lo suyo. Sin darse cuenta, Ochosi dej√≥ caer su ebb√≥ encima de Ogg√ļn. Tuvieron una discusi√≥n fuerte, pero Ochosi se disculp√≥ y se sentaron a conversar y a contarse sus problemas. Mientras hablaban a lo lejos pas√≥ un venado. R√°pido como un rayo, Ochosi se incorpor√≥ y le tir√≥ una flecha que le atraves√≥ el cuello dej√°ndolo muerto. ¬ęVes ‚ÄĒdijo Ochosi‚ÄĒ, yo no lo puedo coger¬Ľ. Entonces Ogg√ļn cogi√≥ su machete y en un abrir y cerrar de ojos abri√≥ un trillo hasta el venado. Muy contentos, llegaron hasta el animal, y lo compartieron. Desde ese momento convinieron en que eran necesarios el uno para el otro y que separados no eran nadie, por lo que hicieron un pacto en casa de Orula. Es por eso, que Ochosi el cazador, siempre anda con Oggun el due√Īo de los hierros.

  • Atributos: Todo instrumento relativo a la caza y a la pesca, tarramentas de venados y trofeos de cacer√≠a.
  • Bailes: Cuando se sube, da los gritos t√≠picos de levantar la caza. Viste como Elegba y Ogg√ļn, pues es santo guerrero. El vestido es de color, lila o morado claro y su gorro es de piel de tigre, as√≠ como su bolsa. Usa el arco y la flecha para representar la cacer√≠a en su danza.
  • Catolizaci√≥n: san Norberto. En Santiago de Cuba: Santiago Arc√°ngel y san Huberto.
    • Norberto naci√≥ en 1082 y estaba emparentado con la familia imperial alemana. Fue capell√°n de Enrique V y can√≥nigo, pero viv√≠a entregado los placeres. En 1114 le cay√≥ una centella al lado, lo que le hizo reconsiderar su actitud. Reparti√≥ sus bienes y se dedic√≥ a la pr√©dica y la penitencia por tierras de Alemania y Francia. Adopt√≥ la regla de san Agust√≠n y el h√°bito blanco en 1120. Fue arzobispo de Magdeburgo y muri√≥ en 1134. Fue canonizado en 1582. Su fiesta se celebra el 6 de junio (Lo m√°s probable es que su sincretizaci√≥n con Ochosi se haya debido a una confusi√≥n con el nombre san Huberto, patr√≥n de los cazadores y, por consiguiente, figura naturalmente af√≠n al orish√°).
    • Huberto era pr√≠ncipe real de Francia y descendiente en l√≠nea directa con Clodoveo, primer rey cristiano franc√©s. A los doce a√Īos mat√≥ a un oso que amenazaba la vida de su padre. Era un pr√≠ncipe gerrero y ambicioso, con brillante futuro. Cuando cazaba el viernes santo del 683, tropez√≥ con un ciervo de incomparable belleza, que ten√≠a una cruz resplandeciente entre los cuernos. El ciervo le dio instrucciones para que se dedicara a la vida religiosa y lo amenaz√≥ con el infierno si desobedec√≠a sus √≥rdenes. Huberto se aconsej√≥, e hizo una carrera religiosa no menos brillante de la que pudo haber hecho en la pol√≠tica, Muri√≥ colmado de honores en el 727. Su d√≠a se celebra el 3 de noviembre.

Pattaki de Os√ļn

Os√ļn era vigilante de Obatal√°. Obatal√° viv√≠a con su mujer Iem√ļ y sus hijos: Ogg√ļn, Ochosi, y Elegba. Ogg√ļn estaba enamorado de su madre y varias veces estuvo a punto de violarla, pero Elegba siempre le avisaba a Osun quien ven√≠a y lo rega√Īaba. Entonces Ogg√ļn ech√≥ a la calle a Elegba, y le dio montones de ma√≠z a Osun para que no lo delatara, Osun com√≠a y luego dorm√≠a, mientras Ogg√ļn disfrutaba de su madre, Elegba se lo cont√≥ a Obatal√°, que no lo quer√≠a creer, pero al otro d√≠a volvi√≥ m√°s temprano. Obatal√° vio a Osun acostado y a Ogg√ļn abusando de su madre, y lleg√≥ a su casa furioso. Fue cuando Ogg√ļn se maldijo a s√≠ mismo y Obatal√° le dijo a Osun: ¬ęConfiaba en ti y te vendiste por ma√≠z¬Ľ. Entonces nombr√≥ a Elegba su vigilante.

  • Catolizaci√≥n: San Juan Bautista (24 de junio en La Habana. Treinta a√Īos antes del nacimiento de Jes√ļs, comenz√≥ su misi√≥n predicando el bautismo en las m√°rgenes del r√≠o Jord√°n, lleg√≥ a bautizar al mismo Jes√ļs, ocasi√≥n en que se le apareci√≥ una paloma en representaci√≥n del Esp√≠ritu Santo. Lleg√≥ a ser conocido y respetado, pero cuando le preguntaron si era el Redentor, dijo que estaba por venir otro m√°s poderoso que √©l. Por entonces Herodes, rey de Judea se hab√≠a enamorado de Herod√≠as mujer de su hermano y madre de una bella joven llamada Salom√©. Cuando el hermano de Herodes muri√≥ √©ste se cas√≥ con Herod√≠as. Juan denunci√≥ esto como pecado y Herodes furioso, lo puso preso. Herod√≠as quer√≠a, la muerte de Juan, pero el rey deseaba evitar resentimientos pol√≠ticos y no accedi√≥. Herod√≠as dedic√≥ entonces su capacidad de intriga para conseguir la muerte del Bautista. A Herodes le gustaba ver bailar a Salom√© quien no sol√≠a complacerlo para no activarle demasiado la imaginaci√≥n. Instigada por su madre, Salom√© consigui√≥ que Herodes le prometiera darle lo que quisiera si acced√≠a a bailar para √©l. Despu√©s de complacerlo le exigi√≥ la cabeza de Juan, obligado por la promesa y seguramente ansioso por librarse del fastidio de Herod√≠as, el rey de Judea le present√≥ a Salom√© la cabeza del Bautista en una bandeja de oro. Juan el Bautista tiene una gran significaci√≥n para la Iglesia. Mientras que las fiestas de los otros santos se celebran en el d√≠a de su muerte, la de Juan se conmemora en el de su nacimiento puesto que vio la luz libre del pecado original.
    • La sincretizaci√≥n de Osun con Juan el Bautista parece justificada porque ambos se vieron envueltos en problemas morales en relaci√≥n la familia. Por otra parte, ambos se relacionan con una paloma la que se le apareci√≥ a Juan cuando bautizaba a Jes√ļs, y a Osun como mensajero de Olofi. Su fiesta se celebra el 24 de junio.

Pattaki de Obatal√°

En el principio de las cosas, cuando Olordumare baj√≥ al mundo, se hizo acompa√Īar de su hijo Obatal√°. Debajo del cielo, s√≥lo hab√≠a agua. Entonces Olordumare le entreg√≥ a Obatal√° un pu√Īado de tierra y una gallina. Obatal√° ech√≥ la tierra formando un mont√≠culo en medio del mar. La gallina se puso a escarbar la tierra, esparci√©ndola y formando el mundo que conocemos. Olofi tambi√©n encarg√≥ a Obatal√° para que formara el cuerpo del hombre. As√≠ lo hizo y culmin√≥ su faena aline√°ndole la cabeza sobre, los hombros. Es por eso que Obatal√° es el due√Īo de las cabezas.

  • Atributos: Due√Īo de la plata y los metales blancos. Tiene una corona con plumas de loro, sol y luna, seis manillas, algod√≥n, una bandera blanca, campana de plata. Due√Īo de la ceiba, su vell√≥n es su algod√≥n y su rama se utiliza para el trono de su Iyawo.
  • Bailes: Los bailadores imitan los movimientos suaves de un anciano, de un jinete que blande una espada, o sacuden el rabo de caballo para limpiar los caminos.
  • Catolizaci√≥n: Obatal√° sincretiza con la Virgen de las Mercedes. Cuando Espa√Īa se encontraba sometida al yugo √°rabe grupos de cristianos se dedicaban a tratar de rescatar a los cautivos que languidec√≠an en las prisiones sarracenas. Cuenta la leyenda que San Pedro Nolasco tuvo una aparici√≥n de la Virgen que le inst√≥ a instituir una orden religiosa que tuviera como fin redimir a los cristianos cautivos. Tanto San Raymundo de Pe√Īafort como Jaime I, Rey de Arag√≥n, tuvieron la misma inspiraci√≥n. Puestos de acuerdo, el 10 de agosto de 1218 fundaron la Orden de la Redenci√≥n de los Cautivos bajo la protecci√≥n de la Virgen, a qui√©n denominaron Santa Mar√≠a de las Mercedes. Su d√≠a se celebra el 24 de septiembre.

Pattaki de Yemay√°

Al principio aquí abajo sólo había fuego y rocas ardientes. Entonces Olofi, quiso que el mundo existiera y convirtió el vapor de las llamas en nubes. De las nubes bajó el agua que apago el fuego. En los huecos enormes entre las rocas se formó Olokun, el Océano que es terrible y a quien todo el mundo teme. Pero el mar también es bueno, porque es la fuente de la vida, y el agua hizo venas en la tierra para que la vida se propagara. Esa es yemayá la Madre de las Aguas.

  • Atributos y herramientas: Sol, Luna llena, ancla, salvavidas, bote, siete remos, siete aros, llave, estrella, siete aros de plata. Estos objetos elaborados en plata, acero, lata o plomo. Iruke adornado con cuentas azules y blancas. Campanita que se utiliza para saludar y para que preste atenci√≥n cuando se habla con ella. Abanico con varillaje de nacar y oro, adornado con cuentas y caracoles.
  • Bailes: Iemai√°, cuando se sube r√≠e a carcajadas y da vueltas como las olas y gira como los remolinos del oc√©ano. Unas veces bracea como nadando, otras representa una zambullida para sacar caracoles, algas y peces para sus hijos. En otras ocasiones parece remar hasta la orilla donde siempre la espera Och√ļn. Sus danzas comienzan con suaves ondulaciones, como las aguas que agita suavemente al soplo de la brisa, pero va aumentando en intensidad, como un oleaje que se enfurece.
  • Catolizaci√≥n: En fecha tan lejana como 1660 se erigi√≥ en el caser√≠o de Regla, en terrenos del ingenio Guaicamar, un boh√≠o que cobijaba una imagen de la Virgen de la Regla de San Agust√≠n (Cuenta la leyenda acerca del Obispo llamado San Agust√≠n "El Africano" -nacido y fallecido en Africa (360-436)-,que cuando era muy joven tuvo una revelaci√≥n de un √°ngel que le orden√≥ tallar en madera la figura de una imagen que deb√≠a colocar, bien adornada, en su oratorio. Los siglos borraron el nombre que San Agust√≠n le hubo de poner, aunque parece ser Virgen de Regla. Diecisiete a√Īos despu√©s de su muerte, un disc√≠pulo de San Agust√≠n, conocedor del secreto de la revelaci√≥n, llamado Cipriano, para evitar que la figura fuera profanada por los b√°rbaros, embarc√≥ con la imagen en una peque√Īa nave y lleg√≥ a un punto de las costas de Espa√Īa, cercano al lugar que hoy ocupa la Virgen de Regla en la villa de Chipiona (C√°diz). Se dice que a pesar de una tormenta que los sorprendi√≥ en medio del estrecho de Gibraltar, la imagen no sufri√≥ deterioro alguno, ni Cipriano, ni la peque√Īa embarcaci√≥n, consider√°ndose √©ste su primer milagro, que fuera ampliamente comentado por marinos y pescadores. Finalmente la tradici√≥n se encarg√≥ de hacerla patrona y protectora de todos los marinos). Dos a√Īos despu√©s, el boh√≠o fue arrastrado por una tormenta. Juan Martin de Coyendo, un hombre piadoso y modesto, se dio a construir con sus propias manos (y la ayuda econ√≥mica de don Alonso S√°nchez Cabello, comerciante habanero) una ermita de mamposter√≠a. Qued√≥ terminada en 1664, cuando lleg√≥ a La Habana una nueva imagen de la Virgen, tra√≠da por el sargento mayor, don Pedro de Aranda. La instalaron en la ermita. All√≠ fue objeto de mucha devoci√≥n y el 23 de diciembre de 1714 la Virgen qued√≥ proclamada patrona de la bah√≠a. Sus fiestas fueron tradicionalmente muy populares entre todas las clases sociales. Blancos, nobles y negros esclavos ‚ÄĒliberados por unos d√≠as‚ÄĒ beb√≠an aguardiente y presenciaban peleas de gallos e inesperadas corridas de toros. En el aire repicaban alegres villancicos a la dulce Mar√≠a, pero tambi√©n profundos toques de bat√° que evocaban a Iemai√°. La sincretizaci√≥n de Iemai√° con la Virgen de Regla result√≥ natural: la Virgen es la madre de Dios, hay que cruzar el mar para venerarla y reside en su orilla; Iemai√° es la madre de todos los orish√°s, la misericordiosa reina del mar, que es su morada.

Pattaki de Och√ļn

Och√ļn, gustaba de pasearse por el monte. Un d√≠a Ogg√ļn, le vio pasar y sinti√≥ que se le traspasaba el coraz√≥n. Impetuoso y brutal, corri√≥ detr√°s de la que despertaba sus deseos, decidido a poseerla. Och√ļn, huy√≥ asustada. Pero Ogg√ļn, enardecido y violento, estaba por darle alcance, cuando ella, desesperada, se lanz√≥ al r√≠o. Arrastrada por el torbellino de la corriente, lleg√≥ hasta la desembocadura donde se tropez√≥ con Iemai√°, que la tom√≥ bajo su protecci√≥n, y le regal√≥ el r√≠o para que viviera. Por eso es que Och√ļn vive en el r√≠o y quiere tanto a Iemai√°.

  • Atributos: Abanicos de s√°ndalo o pluma de pavo real, pececillos, camarones, conchas, botecitos, espejos, joyas, corales marinos, s√°banas, pa√Īos bordados y todo objeto propio del tocador femenino.
  • Bailes: Son quiz√°s, los m√°s bellos y sensuales de todos. Al subirse, r√≠e y agita sus brazos para que suenen las manillas de oro. Sus manos bajan y corren a lo largo del cuerpo, como los manantiales y los arroyos descendiendo de las colinas. A veces hace ademanes de remero y otras imita los movimientos de la que muele en el pil√≥n. Generalmente danza con voluptuosidad y con las manos tendidas hacia adelante, en imploraci√≥n, y con sugestivas contorsiones pelvianas. Exige miel, s√≠mbolo del dulzor de la esencia amorosa de la vida.
  • Catolizaci√≥n: Se sincretiza con la Virgen de la Caridad del Cobre. Alrededor de 1620, dos indios, Juan de Hoyos y Juan Moreno, y un negrito criollo Rodrigo, fueron a buscar sal a la bah√≠a de Nipe. Estando all√≠ en una canoa, vieron algo que les llam√≥ la atenci√≥n en el mar. A la luz del amanecer remaron hacia all√≠ y se encontr√°ron con una imagen tallada en madera de la Virgen Mar√≠a que flotaba sobre una tabla. Llevaba en el brazo izquierdo al ni√Īo Jes√ļs y una cruz de oro en la mano derecha. En la tabla hab√≠a una inscripci√≥n que dec√≠a: "Yo soy la Virgen de la Caridad". Los tres hombres recogieron la imagen, y la condujeron al hato de Varajagua, donde el administrador de la mina orden√≥ construirle u una r√ļstica ermita. El 10 de mayo de 1916 Benedicto XV la declar√≥ Patrona de Cuba. En enero de 1998 el Papa Juan Pablo II la coron√≥ y la bendijo en Nombre de la Iglesia Cat√≥lica.

Los yorubas la identificaron con Och√ļn porque esta orish√° es la due√Īa del cobre, aparece en la desembocadura de un r√≠o, de tez bronceada, y entre los adornos de su vestimenta y atributos sobresale el oro y entre los criollos tuvo fama de caritativa y misericordiosa. En tiempos remotos la Iglesia Cat√≥lica tom√≥ las medidas de la imagen en cintas de raso para colocarlas en los vientres de las parturientas porque, se cre√≠a que as√≠ la Caridad del Cobre las proteg√≠a en el alumbramiento, Och√ļn es tambi√©n la orish√° protectora de las gestantes y parturientas.

Pattaki de Changó

Aggay√ļ, el due√Īo del r√≠o, tuvo amores con yemaya y de ellos naci√≥ Chang√≥. Pero yemaya no lo quiso y Obatal√° lo recogi√≥ y lo crio. Al reconocerlo como hijo, le puso un collar blanco y punz√≥. Dijo que ser√≠a rey del mundo y le fabric√≥ un castillo. Se cas√≥ con Obba, pero tambi√©n viv√≠a fijo con Oy√° y Ochun. Oy√° como se sabe, era la mujer de Ogg√ļn, pero se enamor√≥ de Chang√≥ y se dej√≥ robar por √©l. Este rapto dio origen a una guerra tremenda entre Chang√≥ y Ogg√ļn. Cuentan que como Chang√≥ peleaba y no ten√≠a armas, Osain, que era su padrino, le prepar√≥ el secreto del guiro. Cuando lo tocaba con el dedo y se lo llevaba a la boca, pod√≠a echar candela por ella. Con eso venc√≠a a sus enemigos. Cuando se oye tronar, se dice que es porque Chang√≥ anda de rumbantela con sus mujeres o que cabalga por el cielo.

  • Atributos: Hacha petaloide, de doble filo o bipenne, copa, espada, acher√© de jicotea, caballo moro, pandereta, bandera rojo brillante.
  • Bailes: Al subirse embiste con la cabeza y da vueltas de carnero en direcci√≥n a los tambores. Abre desmesuradamente los ojos y saca la lengua para significar que la tiene de fuego. Agita en alto su hacha sagrada y se agarra los test√≠culos con la mano. Ning√ļn orish√° da brincos m√°s altos ni contorsiones m√°s violentas, ni figuras m√°s extra√Īas. Tambi√©n ning√ļn otro orish√° realiza extravagancias como la de comer candela. Sus bailes son guerreros o er√≥ticos. En los guerreros blande el hacha bipene; en los er√≥ticos trata de acentuar su prepotencia y emplea las m√°s crudas evocaciones sexuales.
  • Catolizaci√≥n: Se sincretiza con santa B√°rbara. Esta santa fue hija √ļnica de un pagano llamado Di√≥scoro. Para apartarla de los hombres, que la codiciaban, o para mantenerla alejada de los cristianos, la encerr√≥ en una torre. Cuando la quiso casar, la joven se neg√≥ porque quer√≠a consagrarse a Dios. Cuando Di√≥scoro supo que su hija era cristiana la entreg√≥ a los tribunales. Los jueces no pudieron conseguir que renunciara a su fe ni con argumentos, ni con torturas, y la condenaron a muerte por deg√ļello. Poco despu√©s su padre fue, fulminado por un rayo. Su imagen suele representarse con una espada, s√≠mbolo del valor. Su fusi√≥n con Chang√≥ resulta menos sorprendente si s√© recuerda que este orish√° en cierta ocasi√≥n se tuvo que disfrazar de mujer, que usa armas, aunque no simb√≥licas, y que es √©l dios del rayo y del trueno. Su d√≠a es el 4 de diciembre.

Pattaki de Asojano (Babal√ļ Ay√©)

Babal√ļ Ay√© era muy mujeriego. Andaba continuamente de parranda, todo el mundo le perdi√≥ el respeto y la misma Och√ļn, que era su mujer, lo abandon√≥. Un Jueves Santo, Orula le advirti√≥: Hoy dom√≠nate y no andes con mujeres. Sin hacer caso del consejo de Or√ļmila, esa noche se acost√≥ con una de sus amantes. Al otro d√≠a amaneci√≥ con el cuerpo todo cubierto de llagas purulentas. La gente hu√≠a de √©l porque le ten√≠a miedo al contagio y s√≥lo lo segu√≠an algunos perros a los que gustaba lamerle las llagas. Por mucho que suplic√≥, Olofi se neg√≥ a perdonarlo y al fin, Babal√ļ Ay√© muri√≥. Pero a Och√ļn le dio l√°stima, y gracias a sus ardides consigui√≥ que Olofi le devolviera la vida. Ahora Babal√ļ Ay√© sab√≠a bien lo mucho que sufren los enfermos y por eso regres√≥ tan caritativo y misericordioso.

  • Atributos: Un manojo de varetas de palma de corojo o de coco que en su extremo inferior est√°n atadas con una tela de saco. Se le a√Īaden cauris y cuentas, para adornarlos. Tambi√©n telas de saco, y cualquier implemento propio de los impedidos. Igualmente perros, de culquier tipo de material, que sean blancos y con manchas amarillas.
  • Herramientas: Dos perritos de hierro. Dos muletas y una matraca.
  • Bailes: Se sube y aparece casi siempre como enfermo, torcido y con las manos engarrotadas. Cojea y se siente tan d√©bil que se cae. Su hablar es fa√Īoso y tiene la nariz llena de mucosidades. Sus movimientos recuerdan los de un enfermo febril. En ocasiones hace como si espantara las moscas y dem√°s insectos que se posan sobre sus llagas. Tambi√©n agita el aj√° en el aire, como en un rito de limpieza barriendo todo lo malo. Generalmente, este baile afecta mucho a los posesos quienes suelen querer lamer p√ļstulas o afecciones cut√°neas de los espectadores.
  • Catolizaci√≥n: Babal√ļ Ay√© est√° sincretizado con san L√°zaro de Betania, uno de los m√°s populares en Cuba. L√°zaro era natural de Betania, una aldea cerca de Jerusal√©n y de familia acaudalada. Ten√≠a una hermana mayor llamada Marta, y otra destinada a ser famosa, llamada Mar√≠a. Esta Mar√≠a era propietaria del castillo de Magdal√≥n (sic, por Magdala) y por eso era llamada Mar√≠a Magdalena. Jes√ļs era amigo de la casa y gustaba de visitarla. Los evangelios nos cuentan que L√°zaro enferm√≥ y muri√≥. Jes√ļs, al enterarse fue a su casa, y aunque llevaba cuatro d√≠as muerto, lo resucit√≥. L√°zaro tuvo que abandonar el pa√≠s y, despu√©s de muchas aventuras, lleg√≥ hasta Francia, donde se hizo obispo de Marsella, bajo el imperio de Domiciano. Luego fue hecho prisionero y ejecutado, aunque en esta ocasi√≥n qued√≥ definitivamente muerto. A L√°zaro suele represent√°rsele envuelto en vendas, como acostumbraba hacerse con los cad√°veres de los jud√≠os, y esto contribuy√≥ a que su imagen se asociara a la de Babalu Ay√© enfermo y harapiento. Se le celebra el 17 de diciembre.

Pattaki de Aggay√ļ

Aggayu√ļ Sol√° era un gigante poderoso y temido, el due√Īo del r√≠o que se precipitaba desde lo alto. Acostumbraba ayudar a cruzar la corriente, pero siempre exig√≠a que le pagaran. En cierta ocasi√≥n le hizo el favor a Iemai√°, quien no ten√≠a con que pagarle y tuvo que acostarse con √©l para contentarlo. De esta uni√≥n naci√≥ Chang√≥, aunque Aggay√ļ no supo nada. El gigante era tan temido que dejaba la puerta de su casa abierta de par en par, aunque la ten√≠a abarrotada de viandas y frutas; nadie se hubiera atrevido a entrar. Un d√≠a, sin embargo, Chang√≥ que es muy fresco, se meti√≥ en la casa, se lo comi√≥ todo y hasta se acost√≥ a dormir en su misma estera. Cuando Aggay√ļ volvi√≥ del campo y vio el espect√°culo, sin pensarlo dos veces agarr√≥ a Chang√≥ y lo tir√≥ dentro de una hoguera, que por supuesto, no ardi√≥. Entonces lo carg√≥ y lo llev√≥ a la orilla del mar para ahogarlo, pero Iemai√° apareci√≥ y, le hizo saber, que era su propio hijo. En cierta ocasi√≥n Chang√≥ pas√≥ por un pueblo y vio que la gente andaba como los zombies. Chang√≥ se empe√Ī√≥ en saber qui√©n era el rey del pueblo y, tras muchos esfuerzos, descubri√≥ que era Aggay√ļ y fue a verlo. Para qu√© quieres saber qui√©n es el rey?, dijo Aggay√ļ encolerizado y Chang√≥ le contest√≥: Pap√°, es que este pueblo no puede tener a la cabeza un rey tan fuerte. Todos andan muy mal, no oyen, no contestan, no hablan. No quiero que sigan sufriendo. Fue as√≠ como se pusieron de acuerdo y, desde entonces, Chang√≥ va a la cabeza y Aggay√ļ a los hombros. Es por eso que los hijos de Aggay√ļ tienen esa perfecta comuni√≥n con Chang√≥.

  • Atributos: Hacha bipene roja y blanca, adornada con abalorios amarillos, rojos y azules. Dos cuernos de novillo y diecis√©is mates.
  • Bailes: Se le conoce por sus pasos largos y porque alza mucho los pies, como para salvar obst√°culos. Carga a los ni√Īos que est√°n a su alcance y se los pone sobre los hombros.
  • Catolizaci√≥n: San Crist√≥bal, patrono de la Ciudad de La Habana. En Santiago de Cuba, San Miguel Arc√°ngel.
    • Aggay√ļ Sol√° se sincretiza con San Crist√≥bal. Seg√ļn una de las leyendas m√°s populares, Crist√≥bal era un gigante que ayudaba a los hombres a cruzar cierto r√≠o, ancho y turbulento. En una ocasi√≥n ayud√≥ a cruzar al mismo ni√Īo Jes√ļs, lo que determin√≥ su conversi√≥n al cristianismo. Muri√≥ como m√°rtir durante el imperio de Decio. Su d√≠a se celebra el 25 de julio. La sincretizaci√≥n de Aggay√ļ con San Crist√≥bal se debe a que ambos ostentan grandes poderes, acostumbran a cargar ni√Īos sobre sus hombros y sus leyendas se encuentran vinculadas a un r√≠o.

Otras deidades

Los seres humanos y otras criaturas sensibles tambi√©n se consideran por tener su propia deidad del destino individual, llamado ¬ęOri¬Ľ, que es venerado a trav√©s de una escultura decorada simb√≥licamente con conchas. Tradicionalmente, se cree que los padres muertos y otros ancestros poseen poderes de protecci√≥n sobre sus descendientes. Esta creencia es expresada en el culto y el sacrificio sobre la tumba o s√≠mbolo del ancestro, o como una comunidad en la observaci√≥n del festival de Egungun, donde los ancestros son representados como hombres enmascarados coloridamente en representaci√≥n de los esp√≠ritus ancestrales. Los padres difuntos o los ancestros son com√ļnmente venerados poniendo abono a la tierra y rompiendo nueces de cola en su honor en ocasiones especiales.

Una porción significante de la población sigue la religión tradicional llamada Ifá, o consulta con el clero de adivinadores tradicionales conocido como babalawo, o "Padre de los secretos."

La mayoría de los yorubas contemporáneos son cristianos o musulmanes, con congregaciones indígenas con la mayor membresía entre la cristiandad.

Iya Nla

Los misterios de naturaleza y su existencia han sido cultivados por todo el mediante las costumbres religiosas por el primer antepasado humano. A aquellos antepasados que han sido la encarnaci√≥n de la humanidad y se les elevan a un estado divino, para honrarlos y seguir con sus costumbres. Estos primeros antepasados dan clases a su descendientes de como entender el mundo esot√©rico y los caminos de las fuerzas invisibles para sostener la din√°mica continua de existencia dentro de la Naturaleza. Estos primeros antepasados se hicieron representantes de aquellas fuerzas invisibles espirituales y fueron llamados de distintas formas por su descendientes seg√ļn su lengua, regi√≥n y los significados de sus culturas, siendo este nombre lo que los representa dentro de la adoraci√≥n de los misterios de Naturaleza y la existencia. Esta encarnaci√≥n humana de los primeros antepasados ayuda a distinguir el aspecto diverso y las influencias de las manifestaciones de Iya Nla.

Iya Nla es la disciplina sabia que nos ense√Īa que si superamos el conocimiento de la forma f√≠sica y permitirnos fluir la esencia de Awon Iya Wa ("nuestras madres") la preocupaci√≥n maternal nos har√° capaces de tener acceso tanto a la forma de las Fuerzas en la Naturaleza como la sabidur√≠a de nuestros primeros antepasados. Si aprendemos a desarrollar una relaci√≥n en curso dentro de la armon√≠a de la creaci√≥n para desarrollar la sensibilidad de estas fuerzas, ellos asumen que lograremos las caracter√≠sticas de nuestro 'Imale o Irunmole particular, primeros antepasados africanos que fueron elevados al grado de orish√°s.

Los aspectos, caminos, manifestaciones, papeles, atributos, conceptos, nombres de alabanza de Iya Nla est√°n relacionados directamente con su capacidad y autoridad para curar crear la voluntad o destruirla. Iya Nla es la energ√≠a autosuficiente que da la vida y la armon√≠a sobre la tierra, dotada por herencia en atributo a sus hijas los regalos infinitos y eternos del mecanismo √ēr√Ķ (Eg√ļng√ļn), Eleiye (la fuerza que da el poder y capacidades m√≠sticas) para intensificar la causa, el efecto y los cambios. Con estos regalos un √Ćy√° √Äj√© es capaz de tinar el poder terrestre y astral de curar, maldecir o causar la justicia vengativa sobre alguien que falte el respeto a la mujer y la maternidad. √Ćy√° Nl√° es la matriz sagrada que da la vida; ella es la entrada a la existencia y el origen de los mecanismos biol√≥gicos, manifestados en cada mujer.[2]

Otros conceptos

La mitología yoruba incluye otras entidades además del orishá, como los egbere.

Ifá dafa así como merindinlogun (o cáscara de cauri la adivinación) son elementos importantes de las prácticas religiosas yoruba.

Visión de la muerte: la reencarnación

Los yorubas creen en la reencarnaci√≥n. Este hecho puede verse reflejado en que a veces llaman a hijos Babatunde ("el Padre vuelve") o a las hijas Yetunde ("la Madre vuelve").[3] Tambi√©n dan una enorme importancia al culto de los antepasados, el cual en su conjunto se denomina Eg√ļng√ļn.

La mitolog√≠a yoruba m√°s all√° de √Āfrica

Muchos nativos yoruba fueron tomados y llevados como esclavos a Cuba, Rep√ļblica Dominicana, Puerto Rico, Brasil, Venezuela y principalmente en el siglo XIX (tras la ca√≠da del Imperio Oyo y por lo que la regi√≥n se vio sumergida en una guerra civil), llevando sus creencia religiosas con ellos. Estos conceptos fueron combinados con la preexistencia de cultos africanos, el cristianismo, la mitolog√≠a americana nativa, y el espiritismo Kardecista en varios linajes yoruba fuera de √Āfrica, cre√°ndose diversas manifestaciones:

Vod√ļn (vud√ļ), la religi√≥n de Hait√≠, fue fundada por esclavos de diferentes grupos √©tnicos (√©l los pueblos que comparten el Gba como rango ling√ľ√≠stico, los modernos Ben√≠n, Togo y Ghana), pero posee muchos elementos derivados de la mitolog√≠a yoruba. Adem√°s, el autor Ed Morales ha demostrado que la mitolog√≠a de yoruba jug√≥ una parte en la primera √©poca de la m√ļsica blues americana, citando al guitarrista de blues Robert Johnson en su Cross Road Blues cuando afirma: ¬ęUna dedicatoria velada en finos sesgos a Eleggua, la orish√° responsable de los cruces de caminos¬Ľ (Robert Johnson, Cross Road Blues).

Referencias

  1. ‚ÜĎ Sacred text
  2. ‚ÜĎ Iyalaja Ileana ALCAMO: The Source Iya Nla Primordial Yoruba Mother, ISBN 1-890157-41-4.
  3. ‚ÜĎ Murphy, Joseph. Santer√≠a. Malaysia: Beacon Press, 1993.

Bibliografía

  • Morales, Ed: The Latin Beat (p√°g. 277). Da Capo Press, 2003. ISBN 0-306-81018-2.
  • Alcamo, Iyalaja Ileana: The Source Iya Nla Primordial Yoruba Mother (p√°g. 32). Athelia Henrietta Press, 2007. ISBN 1-809157-41-4.

Enlaces externos

  • Comunidad Cubayoruba - Contiene informaci√≥n sobre la Religion Yoruba y tiene una Comunidad de Miembros (Red Social) que profesan la religi√≥n.

Wikimedia foundation. 2010.

Mira otros diccionarios:

  • Yoruba ‚ÄĒ Para el idioma v√©ase Idioma yoruba. Este art√≠culo o secci√≥n necesita referencias que aparezcan en una publicaci√≥n acreditada, como revistas especializadas, monograf√≠as, prensa diaria o p√°ginas de Internet fidedignas. Puedes a√Īadirlas as√≠ o avisar ‚Ķ   Wikipedia Espa√Īol

  • Literatura en yoruba ‚ÄĒ La literatura en yoruba es aquella realizada en lengua yoruba, lengua hablada por el mayor grupo entoling√ľ√≠stico de Nigeria, as√≠ como en Ben√≠n y Togo, adem√°s de en comunidades dispersas por el mundo. Contenido 1 Escritura 2 Mitolog√≠a 3 Ficci√≥n ‚Ķ   Wikipedia Espa√Īol

  • M√ļsica yoruba ‚ÄĒ La m√ļsica yoruba es el g√©nero musical tradicional del pueblo yoruba. Esta poblaci√≥n tiene una avanzada tradici√≥n de percusi√≥n, con un uso caracter√≠stico de los tambores de tensi√≥n, en concreto del dundun. Estos conjuntos consisten en varios… ‚Ķ   Wikipedia Espa√Īol

  • Candombl√© ‚ÄĒ Saltar a navegaci√≥n, b√ļsqueda Templo candombl√© en Salvador de Bah√≠a El candombl√©, culto de los orix√°s, de origen tot√©mico y familiar, es una de las religiones afrobrasile√Īas practicadas principalmente en Brasil aunque ha llegado a los pa√≠ses… ‚Ķ   Wikipedia Espa√Īol

  • Orisha ‚ÄĒ Para otros usos de este t√©rmino, v√©ase Orisha (desambiguaci√≥n). Este art√≠culo o secci√≥n necesita referencias que aparezcan en una publicaci√≥n acreditada, como revistas especializadas, monograf√≠as, prensa diaria o p√°ginas de Internet fidedignas.… ‚Ķ   Wikipedia Espa√Īol

  • Anexo:Dioses ‚ÄĒ Esta lista de dioses tiene como objetivo ofrecer informaci√≥n sobre deidades actuales y antiguas en las diferentes religiones, culturas y mitolog√≠as del mundo. Est√° ordenada alfab√©ticamente. V√©ase tambi√©n: dios, diosa, deidad. Contenido 1… ‚Ķ   Wikipedia Espa√Īol

  • Oduduwa ‚ÄĒ Od√Ļd√ļw√† (tambi√©n Odud√ļa, Od√ļa, Ood√ļ√†, y en transcripci√≥n afro cubana Odduduwa u Oddua) es una de las principales deidades de la religi√≥n yoruba. √ír√¨Ňü√† de la Creaci√≥n, seg√ļn la tradici√≥n de Il√® If√©. Uno de los 154 √≤√≤Ňü√† f√ļnf√ļn (del color blanco),… ‚Ķ   Wikipedia Espa√Īol

  • Diloggun ‚ÄĒ Saltar a navegaci√≥n, b√ļsqueda Diloggun se le denomina a uno de los sistemas oraculares de la Religion Yoruba. Resumen El or√°culo del diloggun es utilizado en la religi√≥n yoruba o santer√≠a para comunicarse a trav√©s de caracoles y los igbos con los ‚Ķ   Wikipedia Espa√Īol

  • Oya (orisha) ‚ÄĒ Este art√≠culo o secci√≥n necesita referencias que aparezcan en una publicaci√≥n acreditada, como revistas especializadas, monograf√≠as, prensa diaria o p√°ginas de Internet fidedignas. Puedes a√Īadirlas as√≠ o avisar ‚Ķ   Wikipedia Espa√Īol

  • If√° ‚ÄĒ El sistema de adivinaci√≥n Ifa Patrimonio Cultural Inmaterial Nombre descrito en la Lista del Patrimonio Inmaterial ‚Ķ   Wikipedia Espa√Īol


Compartir el artículo y extractos

Link directo
… Do a right-click on the link above
and select ‚ÄúCopy Link‚ÄĚ

We are using cookies for the best presentation of our site. Continuing to use this site, you agree with this.