Ataque de p√°nico

ÔĽŅ
Ataque de p√°nico

Ataque de p√°nico

Ataque de p√°nico
Clasificación y recursos externos

Wikipedia NO es un consultorio médico Aviso médico

Cry of Nature.jpg
"El Grito de la Naturaleza". Representación del miedo en la naturaleza.
CIE-10 F41.0
CIE-9 300.01
DiseasesDB 30913
MeSH D016584

Sinónimos {{{sinónimos}}}

La persona que sufre episodios de p√°nico se siente s√ļbitamente aterrorizada sin una raz√≥n evidente para s√≠ misma o para los dem√°s. Durante el ataque de p√°nico se producen s√≠ntomas f√≠sicos muy intensos: taquicardia, dificultad para respirar, hiperventilaci√≥n pulmonar, temblores o mareos. Los ataques de p√°nico pueden ocurrir en cualquier momento o lugar sin previo aviso.

Durante un ataque de p√°nico o crisis de angustia se presenta al individuo una s√ļbita aparici√≥n de un nivel elevado de ansiedad y excitaci√≥n fisiol√≥gica sin causa aparente. La aparici√≥n de estos episodios de miedo intenso es generalmente abrupta y suele no tener un claro desencadenante. Los ataques de p√°nico se manifiestan como episodios que irrumpen abrupta e inesperadamente sin causa aparente y se acompa√Īan de s√≠ntomas asociados al miedo, tales como hipertensi√≥n arterial s√ļbita, taquicardia, dificultad respiratoria (disnea), mareos e inestabilidad, sudoraci√≥n, v√≥mitos o na√ļseas, s√≠ntomas todos ellos coherentes con el miedo que los provoca. Generalmente acompa√Īa a la crisis una extra√Īeza del yo junto a una percepci√≥n de irrealidad y de no reconocimiento del entorno.

Los ataques de p√°nico no duran mucho pero son tan intensos que la persona afectada los percibe como muy prolongados. A menudo el individuo siente que est√° en peligro de muerte inminente y tiene una necesidad imperativa de escapar de un lugar o de una situaci√≥n temida (aspecto congruente con la emoci√≥n que el sujeto est√° sintiendo). El hecho de no poder escapar f√≠sicamente de la situaci√≥n de miedo extremo en que se encuentra el afectado acent√ļa sobremanera los s√≠ntomas de p√°nico.

Experimentar un ataque de pánico es una terrible, incómoda e intensa experiencia que suele relacionarse con que la persona restrinja su conducta, lo que puede conducir, en casos, a adoptar conductas limitativas para evitar la repetición de las crisis. El trastorno puede desembocar en agorafobia, por miedo a presentar nuevas crisis si se presenta una fuerte conducta evitativa en el afectado.

A veces el fen√≥meno de cr√≠sis se reproduce durante el sue√Īo.

La edad de inicio de este tipo de trastorno (entre 18 y 25 a√Īos la mayor√≠a de los casos (seg√ļn DSM y CIE) puede hacer pensar que el problema est√© relacionado con la desvinculaci√≥n y la autonom√≠a personal. Al parecer, el ataque de p√°nico se desencadena tanto por factores externos - como afrontar una situaci√≥n que produzca intranquilidad al sujeto- como por los significados que da, en su vida emocional, la persona que experimenta esas circunstancias externas.

Contenido

Definición

Seg√ļn los Institutos Nacionales de Salud Mental de los Estados Unidos (NIMH), los ataques de p√°nico son sensaciones repentinas de terror sin motivo aparente que aparecen dentro del denominado trastorno de p√°nico (uno de los trastornos de la ansiedad). En estos ataques pueden presentarse s√≠ntomas f√≠sicos, tales como:

  • taquicardia
  • dolor en el pecho
  • dificultad para respirar
  • mareos

Por otro lado, la cuarta edici√≥n del Manual diagn√≥stico y estad√≠stico de los trastornos mentales de la Asociaci√≥n Psiqui√°trica Estadounidense (American Psychiatric Association, APA) (DSM IV) contempla, dentro de los criterios diagn√≥sticos de los trastornos mentales, varios aspectos para diagn√≥sticar la crisis de angustia (ataque de p√°nico ). Concretamente, define el ataque de p√°nico como una aparici√≥n temporal y aislada de miedo o malestar intensos, acompa√Īada de cuatro (o m√°s) de los siguientes s√≠ntomas, que se inician bruscamente y alcanzan su m√°xima expresi√≥n en los primeros 10 min:

  • palpitaciones, sacudidas del coraz√≥n o elevaci√≥n de la frecuencia card√≠aca
  • sudoraci√≥n
  • temblores o sacudidas
  • sensaci√≥n de ahogo o falta de aliento
  • sensaci√≥n de atragantarse
  • opresi√≥n o malestar tor√°cico
  • n√°useas o molestias abdominales
  • inestabilidad, mareo o desmayo
  • desrealizaci√≥n (sensaci√≥n de irrealidad) o despersonalizaci√≥n (estar separado de uno mismo)
  • miedo a perder el control o a perder la raz√≥n
  • miedo a morir
  • parestesias (sensaci√≥n de entumecimiento u hormigueo) y
  • escalofr√≠os o sofocaciones
Frente al miedo.

No obstante, el DSM IV no contempla el ataque de pánico como una enfermedad codificada ni diagnosticable. Es tan sólo un síntoma.

Trastorno de p√°nico

Artículo principal: Trastorno de pánico

En el trastorno de pánico (nombre que se le da a un trastorno emocional que consiste en la aparición repetida y persistente de ataques de pánico, con ansiedad persistente acerca de la posibilidad de que los ataques de pánico vuelvan a presentarse), la persona experimenta ataques de pánico repetidos e inesperados y sufre ansiedad persistente sobre la posibilidad que los ataques de pánico vuelvan a ocurrir. El trastorno de pánico se distingue de otros tipos de trastorno de ansiedad en que los ataques de pánico son repentinos, inesperados y sin causa aparente.[1]

Síntomas

En el ataque de pánico pueden presentarse uno o varios de los siguientes síntomas físicos vinculados al miedo:

  • dolor en el pecho o taquicardias
  • respiraci√≥n forzada, arr√≠tmica, apresurada y con s√≠ntomas de ahogo
  • mareos
  • baja temperatura en las extremidades
  • na√ļseas o v√≥mitos
  • temblores, escalofr√≠os, estremecimientos y hormigueo
  • contracciones musculares
  • sequedad en la boca y en el paladar
  • sensibilidad a la luz (dilataci√≥n de pupila)
  • temblores o sacudidas
  • sudoraci√≥n
  • opresi√≥n o malestar tor√°cico
  • parestesias (sensaci√≥n de hormigueo en las manos o en pies)
  • escalofr√≠os
  • sensaci√≥n de ahogo
  • sensaci√≥n de atragantamiento
  • dificultades para hablar o comunicarse

En la crisis también se presentan algunos de los siguientes miedos y sensaciones:

  • sensaci√≥n de perder el control, miedo a perder la raz√≥n
  • sensaci√≥n de miedo a la muerte
  • despersonalizaci√≥n o desrrealizaci√≥n (percepci√≥n de irrealidad: sentirse que uno mismo y/o el entorno no son reales)
  • deseo imperativo de escapar del lugar, momento y situaci√≥n en los que se produjeron las crisis

Es normal que, paradójicamente, estos episodios aparezcan en momentos de relajación del afectado, cuando la atención no está capturada por ninguna situación exterior importante. Por el contrario, el hecho de que surja un motivo externo llamativo para llamar la atención puede eliminar los síntomas.

Hiperventilación

Hiperventilación.

Durante el estado de alerta se altera la forma y la velocidad de la respiración, como en toda situación en donde una persona se sienta asustada. Si en ese momento el cuerpo no consume la energía para la que se ha preparado, se puede producir una "hiperventilación" que produce muchos de los incómodos síntomas percibidos durante la crisis:

  • mareos
  • quedarse sin aliento
  • nudo en la garganta
  • hormigueo o entumecimiento en las manos o los pies
  • n√°useas
  • confusi√≥n

El cambio en la forma de respirar puede limitar estos síntomas, al relajarse muchas de las variables corporales. Además, el hecho de que la persona perciba poder estar haciendo algo para cuidarse a sí misma y gestionar la crisis hace que se sienta algo más segura, ya que percibe poder controlar en algo en la situación.

Desrrealización

Uno de los síntomas más terribles para los afectados es la percepción de desrrealización. La desrrealización es un cambio en la percepción del entorno de un individuo, en donde el mundo a su alrededor parece irreal o desconocido.

T√©rminos com√ļnmente usados para describir los s√≠ntomas y sensaciones de desrealizaci√≥n son los que siguen:

   * como ver a través de un velo
   * una sensación de niebla en los sentidos
   * separado de sí mismo
   * atrapado en un vidrio
   * retraído
   * aislado o distante del entorno inmediato
   * un espectador de alg√ļn juego extra√Īo y sin sentido
   * sin vida
   * como un sue√Īo

Esta condici√≥n es directamente causada por la ansiedad, es s√≠ntoma de la misma. Est√° causada por cambios que ocurren en la forma en la que el cerebro procesa las se√Īales nerviosas durante los trastornos de ansiedad.

El proceso de p√°nico

El p√°nico es una forma de miedo intenso en la que aparecen fen√≥menos fisiol√≥gicos y psicol√≥gicos coherentes con esa emoci√≥n. Seg√ļn los enfoques cognitivos, en el proceso de p√°nico, una imagen mental, real o imaginaria, desencadena un r√°pido proceso que involucra al cerebro y al cuerpo. La espiral creciente de sucesos de percepciones de amenaza y reacciones corporales de miedo que se producen en el organismo desencadena una serie de s√≠ntomas que desembocan en una inminente sensaci√≥n de p√©rdida de control por parte del afectado que parece superar la voluntad y minar instant√°neamente la confianza y la seguridad del individuo. Esta instant√°nea, gran carencia de seguridad suele provocar un gran deseo de huida y una amenazante sensaci√≥n de miedo a morir, enloquecer o provocar una escena indeseada. Seg√ļn otros enfoques de este problema, la sensaci√≥n de miedo o p√°nico se desencadena debido a cambios en la vida de la persona que sufre el ataque y a los significados atribuidos a dichos cambios. Estas personas tienen dificultad para conectar dichos cambios con la sensaci√≥n de p√°nico, que identifican en muchos casos como un problema f√≠sico (ataque cardiaco, asfixia, etc.).

Seg√ļn los enfoques cognitivo-conductuales, una vez concebida la idea que desencadena el p√°nico, la crisis fisiol√≥gica y psicol√≥gica se activa como consecuencia del c√≠rculo creciente de percepciones mentales y reacciones corporales de miedo. Las reacciones fisiol√≥gicas desencadenan nuevas percepciones de miedo que incrementan las reacciones del cuerpo de una manera c√≠clica y creciente. La incapacidad del sujeto para activar estrategias eficaces para detener el fen√≥meno creciente acaba desencadenando el denominado ataque de p√°nico.

Fases de la crisis de p√°nico

Wilson R. Reid describe dos etapas en el desarrollo de la crisis de p√°nico:

  • En la primera etapa - ansiedad anticipatoria -, existe una comunicaci√≥n inconsciente entre la mente y el cuerpo. La mente considera que se aproxima una situaci√≥n temida y estimula un proceso de pensamiento cuando recuerda una situaci√≥n pasada dif√≠cil. En ese momento, la mente crea una imagen que indica al cuerpo a que responda ahora como si se estuvieran produciendo dificultades pasadas. Con esta informaci√≥n sobre crisis pasadas, la mente comienza a cuestionarse su capacidad para hacer frente a la crisis. Estas preguntas instruyen al cuerpo para prepararse contra cualquiera de las peores consecuencias posibles. La mente evoca im√°genes en las que el sujeto no ha podido controlar el episodio anteriormente y se env√≠a un mensaje de protecci√≥n al cuerpo.
  • En la segunda etapa - el ataque de p√°nico -, estos mensajes entre mente y cuerpo ya no son silenciosos, pero sus efectos son los mismos. Esto provoca sensaciones f√≠sicas que el cuerpo genera (como las taquicardias). El individuo afectado tiene miedo de los s√≠ntomas percibidos e inconscientemente emite instrucciones al cuerpo para protegerse, con las cuales el cuerpo comienza a "cambiar su qu√≠mica" con el fin de protegerse de la emergencia. Sin embargo, como no se trata de una verdadera crisis f√≠sica, no se puede utilizar correcta y eficazmente la estrategia del organismo, preparado para la alerta. Como consecuencia, se produce un aumento de los s√≠ntomas f√≠sicos, lo que a su vez crea el ciclo auto-reforzado de percepciones de amenaza y reacciones corporales que se sufren durante el ataque de p√°nico.

Fisiología del pánico

Representación del sistema límbico.

Aunque estos episodios de miedo extremo pueden aparecer de manera inesperada, se consideran parte de la respuesta evolutiva de los seres vivos com√ļnmente conocida como lucha o huida de utilidad en la naturaleza. En la crisis, esta respuesta se produce fuera de contexto, inundando el organismo de hormonas (especialmente adrenalina y noradrenalina) como ayuda en defensa propia frente a una amenaza percibida.

El miedo extremo produce cambios fisiol√≥gicos inmediatos: se incrementa el metabolismo celular, aumenta la presi√≥n arterial, la concentraci√≥n de la glucosa en sangre y la actividad cerebral, as√≠ como la coagulaci√≥n sangu√≠nea. El sistema inmunol√≥gico se detiene (al igual que toda funci√≥n no esencial), la sangre fluye a los m√ļsculos mayores (especialmente a las extremidades inferiores en preparaci√≥n para la huida) y el coraz√≥n bombea sangre a gran velocidad para trasportar hormonas a las c√©lulas (especialmente adrenalina y noradrenalina). Tambi√©n se producen modificaciones faciales: agrandamiento de los ojos para mejorar la visi√≥n y dilataci√≥n de las pupilas para facilitar la admisi√≥n de luz, la frente se arruga y los labios se estiran horizontalmente.

Cuando el sistema límbico fija su atención en una amenaza o una percepción de peligro (existente o no), los lóbulos frontales (zona del cerebro encargada de cambiar la atención consciente de una cosa a otra) se desactivan parcialmente. Durante un ataque de pánico[2] la atención consciente queda fijada en el peligro inminente percibido.

El mecanismo del miedo. ¬ŅLucha o huida?

Una imagen mental o real, aroma u otros estímulos pueden desencadenar síntomas fisiológicos de alerta en el cuerpo (ritmo cardíaco, presión sanguínea, etc.). Esta respuesta fisiológica adecuada del cuerpo es interpretada por el sujeto como una confirmación de la amenaza y se produce una retroalimentación positiva del miedo que impide una valoración del auténtico riesgo por parte del afectado. La cadena de percepciones de la mente y reacciones del cuerpo se produce rápida y secuencialmente en una escalada incontrolada que conlleva a la crisis. Dado que los primeros ciclos de percepción y reacción se producen de manera inconsciente, el afectado se percata del hecho cuando los síntomas han alcanzado cierta intensidad. Esto sucede especialmente en el caso de las fobias: la atención del fóbico, incapaz de prestar atención a otra cosa distinta de su percepción de amenaza, magnifica desproporcionadamente el peligro percibido.

Aspectos psicológicos de la crisis

La "trampa" del p√°nico

Muchos expertos e investigadores, incluidos los doctores David Carbonell y Giorgio Nardone, describen los ataques de p√°nico y el trastorno de p√°nico como una trampa (muy eficaz) en dos √°mbitos fundamentales. En primer lugar, la trampa del que sufre una crisis consiste en creer que lo que est√° viviendo es peligroso (es decir, surgir√° un ataque al coraz√≥n, un desmayo, se perder√° la raz√≥n, se perder√° el control) cuando realmente un ataque de p√°nico no presenta ning√ļn peligro en absoluto. En segundo lugar, los afectados caen en la trampa de hacer cualquier cosa que creen que les ayudar√° a evitar las crisis cuando lo que realmente hacen es empeorar los ataques de p√°nico. Estas actividades incluyen comportamientos de evitaci√≥n, tratando de controlar los ataques de p√°nico, luchando contra ellos, cayendo en supersticiones y rituales para evitar ataques de p√°nico y conseguir autoprotecci√≥n. Es decir, lo que se hace para enfrentarse a los ataques de p√°nico termina por perpetuarlos, en la mayor parte de los casos (Carbonell, 2004).

En la "c√°rcel" del p√°nico.

Seg√ļn Georgio Nardone y Federica Cagnoni (Arezzo), una experiencia inicial, real o imaginaria, puede introducir en la mente del sujeto una nueva posibilidad de reacci√≥n perceptiva: la del temor. A partir de esa experiencia, todo lo que se lleva a cabo se hace con el fin de defenderse del peligro real o imaginario. Sin embargo, esa reacci√≥n no funciona sino que, por el contrario, se confirma a√ļn m√°s la amenaza, lo que empeora los efectos e induce una cl√°sica situaci√≥n de reacci√≥n de p√°nico, tanto en t√©rminos de la generalizaci√≥n del miedo en lo ps√≠quico como en la respuesta del comportamiento.

En particular, se han identificado (Nardone, 1993, 2001) tres intentos típicos de soluciones llevadas a cabo por el sujeto:

1) evitación, 2) solicitud de ayuda y 3) intento de control.

  • Evitaci√≥n. El efecto de evitar, de hecho, representa una afirmaci√≥n para el individuo de la amenaza de la situaci√≥n evitada que prepara un comportamiento de sucesivas conductas evasivas. Todo esto tiene como √ļnico efecto el incremento del temor por confirmar, pero tambi√©n incrementa el escepticismo con respecto a los propios recursos, aumentando de esta manera la fobia e incluso las reacciones. De esa forma, el trastorno se hace cada vez m√°s invalidante y limitante.
  • Solicitud de ayuda. Una vez que el c√≠rculo vicioso de la evasi√≥n se activa, la persona a menudo utiliza una segunda "estrategia" que resulta ser contraproducente: la solicitud de ayuda, es decir, la necesidad de estar siempre acompa√Īado y confortado por alguien que est√° dispuesto a intervenir en caso de crisis y de p√°nico al perder el control. El efecto de esa solicitud es inicialmente el de tranquilizar a la persona afectada, pero poco a poco conduce a aumentar el miedo y sus consecuentes limitaciones. De hecho, esta posibilidad de tener a alguien o algo (una sustancia o medicamento) para intervenir r√°pidamente en ayuda del que sufre el temor, termina por confirmar que el afectado es incapaz de enfrentar la situaci√≥n temida en primera persona y, por tanto, ser capaz de manejar las consecuencias. Incluso este proceso tiende a generalizarse y lleva a la persona a una forma grave del trastorno f√≥bico basado en la l√≥gica de "ser dependendiente" y no poder controlarse.
  • Intento de control. El control sobre el comportamiento fisiol√≥gico y sus reacciones redunda en un ciclo perceptivo-reactivo para obligar a entrar al sujeto en acci√≥n a fin de afrontar el miedo. Sin embargo, en el intento de mantener el control a toda costa sobre el propio organismo y sus funciones psiqui√°tricas, se experimenta una situaci√≥n parad√≥jica: la focalizaci√≥n de la atenci√≥n en las reacciones fisiol√≥gicas (latidos del coraz√≥n, respiraci√≥n, equilibrio, etc.) conduce inevitablemente a una alteraci√≥n de algunas de las mismas funciones, lo que provoca un temor que, a cambio, genera m√°s alteraciones, activando de esta forma un c√≠rculo vicioso en el que "el intento de control desemboca en una p√©rdida de control".

Cómo afrontar el pánico

La actitud frente al p√°nico.

Afrontar el p√°nico requiere tiempo y paciencia para redefinir las actitudes frente al miedo extremo para enfrentarse al miedo y no evitarlo.

Una de las estrategias que mejor ha funcionado consiste en la aplicación de diez reglas para afrontar una crisis de pánico:[3]

  • Recuerde que lo que siente no es m√°s que la exageraci√≥n de las reacciones normales al estr√©s.
  • No es ni da√Īino ni peligroso, solo desagradable. Nada peor puede pasar.
  • No a√Īada pensamientos alarmantes sobre lo que est√° pasando y lo que podr√≠a ocurrir.
  • F√≠jese en lo que le est√° pasando a su cuerpo ahora, no en lo que usted teme, en su mente, que podr√≠a llegar a ocurrir despu√©s.
  • Espere y deje que pase el temor. No luche contra √©l. Ac√©ptelo.
  • Cuando deja de pensar cosas alarmantes, el temor se extingue por s√≠ solo.
  • Recuerde que lo principal es aprender a afrontar el miedo, no a evitarlo. Es una gran oportunidad para progresar.
  • Piense en el progreso que ha hecho hasta ahora, a pesar de las dificultades. Piense en lo satisfecho que estar√° cuando supere este momento.
  • Cuando empiece a sentirse mejor, mire alrededor y piense lo que puede planear para hacer despu√©s.
  • Cuando est√© listo para continuar, comience despacio, en un estado de relajaci√≥n. No necesita correr ni esforzarse.


W. R. Reid defiende ocho actitudes de recuperación para afrontar el pánico frente a opciones como las técnicas específicas de recuperación. Compara las ocho actitudes más habituales de los enfermos frente a actitudes que resultan más eficaces.

Actitudes habituales/Actitudes "curativas"

  • "No puedo permitir que nadie lo sepa"/"No me averg√ľenzo".
  • "El p√°nico es malo. Es el enemigo."/"¬ŅQu√© puedo aprender como estudiante del p√°nico?"
  • "Quiero evitar los s√≠ntomas."/"Quiero hacer frente a los s√≠ntomas para adquirir conocimientos."
  • "Tengo que descansar ahora."/"No me importa estar preocupado aqu√≠ y ahora."
  • "Tengo que permanecer en alerta."/"No voy a permanecer en alerta contra la ansiedad."
  • "Esto es una prueba."/"Esto es la pr√°ctica."
  • "Tengo que tener certeza de que no hay riesgos."/"Puedo tolerar la incertidumbre."
  • "Ser√° mejor que esto funcione."/"No importa si no funciona".

Véase también

Bibliografía

  • NARDONE, Giorgio (2004). No hay noche que no vea el d√≠a: la terapia breve para los ataques de p√°nico.. Barcelona: Editorial Herder. ISBN 978-84-254-2349-9.
  • NARDONE, Giorgio (2003). M√°s all√° del miedo.. Barcelona: Editorial Paid√≥s Ib√©rica. ISBN 978-84-493-1479-7.
  • ELLIOT, Charles H. y SMITH, Laura L. (2004). Ansiedad para Dummies. Editorial Norma. ISBN 958-04-7877-5.
  • WILSON R. Reid (2001). ¬°No al P√°nico! C√≥mo controlar los ataques de angustia. Santiago de Chile: Editorial Cuatro Vientos. ISBN 956-242-068-X.

Vídeo

Referencias

  1. ‚ÜĎ Panic Attacks, Panic Disorder and Agoraphobia - familydoctor.org
  2. ‚ÜĎ Por qu√© se dan los ataques de p√°nico - VIAM
  3. ‚ÜĎ Asociaci√≥n Madrile√Īa de Agorafobia (AMADAG)

Enlaces externos

Obtenido de "Ataque de p%C3%A1nico"

Wikimedia foundation. 2010.

Mira otros diccionarios:

  • ataque de p√°nico ‚ÄĒ Episodio de ansiedad aguda que aparece de forma impredecible con sensaciones de aprehensi√≥n o terror intenso, acompa√Īada de disnea, mareo, sudaci√≥n, temblores y dolor tor√°cico o palpitaciones. El ataque puede durar varios minutos y se puede… ‚Ķ   Diccionario m√©dico

  • Ataque de P√°nico! ‚ÄĒ Filmdaten Originaltitel Ataque de P√°nico! Produktionsland Uruguay ‚Ķ   Deutsch Wikipedia

  • P√°nico ‚ÄĒ Saltar a navegaci√≥n, b√ļsqueda Para otros usos de este t√©rmino, v√©ase P√°nico (desambiguaci√≥n). P√°nico procede del griego Panik√≥s. En realidad, la expresi√≥n completa es terror p√°nico . Proviene de la situaci√≥n de miedo que le agradaba crear al… ‚Ķ   Wikipedia Espa√Īol

  • Ataque a la flotilla de Gaza ‚ÄĒ Lugar Aguas internacionales del mar Mediterr√°neo Coordenadas ‚Ķ   Wikipedia Espa√Īol

  • Ataque ‚ÄĒ Saltar a navegaci√≥n, b√ļsqueda Ataque[1] puede referirse a: ataque sil√°bico, en ling√ľ√≠stica, parte de la s√≠laba que precede al n√ļcleo. ataque, en medicina, la contracci√≥n y distensi√≥n repetida de un m√ļsculo de forma brusca y generalmente violenta ‚Ķ   Wikipedia Espa√Īol

  • p√°nico heterosexual ‚ÄĒ Ataque agudo de ansiedad producido en el momento de actividad sexual m√°xima en respuesta a impulsos homosexuales inconscientes o latentes. Diccionario Mosby Medicina, Enfermer√≠a y Ciencias de la Salud, Ediciones Hancourt, S.A. 1999 ‚Ķ   Diccionario m√©dico

  • p√°nico homosexual ‚ÄĒ Ataque agudo de ansiedad basado en los conflictos inconscientes con respecto a la identidad de g√©nero y al miedo a ser homosexual. Diccionario Mosby Medicina, Enfermer√≠a y Ciencias de la Salud, Ediciones Hancourt, S.A. 1999 ‚Ķ   Diccionario m√©dico

  • Panico ‚ÄĒ (Del dios Pan.) ‚Ėļ adjetivo MITOLOG√ćA De este dios de la mitolog√≠a griega. (Del gr. panikon < deina panikon, terror causado por el dios Pan.) ‚Ėļ sustantivo masculino 1 Miedo o temor muy intenso: ‚Ė† el incendio provoc√≥ el p√°nico en la zona.… ‚Ķ   Enciclopedia Universal

  • Trastorno de p√°nico ‚ÄĒ El miedo de la pintora rusa Yakunchikova. Representaci√≥n del p√°nico en el bosque Clasificaci√≥n y recursos externos CIE 10 ‚Ķ   Wikipedia Espa√Īol

  • Trastorno de p√°nico ‚ÄĒ El trastorno de p√°nico es una enfermeded real, en la que la persona afecta tiene ataques s√ļbitos de terror sin motivo. Se puede tratar con medicamentos o terapia. Si tiene trastorno de p√°nico, usted se siente s√ļbitamente aterrorizado sin raz√≥n… ‚Ķ   Enciclopedia Universal


Compartir el artículo y extractos

Link directo
… Do a right-click on the link above
and select ‚ÄúCopy Link‚ÄĚ

We are using cookies for the best presentation of our site. Continuing to use this site, you agree with this.