Cojo, y no del pie de cabalgar, huye de le acompañar.

«Porque este pie es el izquierdo -explica Rodríguez Marín-; y así el tal cojo en ninguna parte puede entrar con el pie derecho, mientras que entrar con el siniestro es agüero malísimo, tanto para el cojo como para quienes vayan en su compañía.».

Diccionario de dichos y refranes. 2000.


Compartir el artículo y extractos

Link directo
Do a right-click on the link above
and select “Copy Link”

We are using cookies for the best presentation of our site. Continuing to use this site, you agree with this.