¡qué largo me lo fiáis!

Empleamos esta frase para dar a entender que el plazo impuesto para algo es demasiado largo y que posiblemente no se vaya a cumplir la obligación contraída.<< O sea, que te ha dicho que dentro de dos años te devolverá el dinero... ¡Cuán largo me lo fiáis!>> Proviene de la obra teatral<< El burlador de Sevilla>>, de Tirso de Molina (1571-1648), obra en la que aparece varias veces en boca de su protagonista, don Juan Tenorio. Al final de la obra, por ejemplo, cuando llega el momento de que don Juan pague sus pecados, se oye un cantar que dice: «No hay plazo que no llegue / ni deuda que no se pague / (...) ¿Mientras en mundo viva / no es justo que diga nadie: / ¡Cuán largo me lo fiáis! / siendo tan breve el cobrarse.» La expresión aparece también en el <<Tenorio,>> de José Zorrilla (1817-1893), y es posible que se hiciera más popular gracias a esta última obra, más famosa y representada que la de Tirso.

Diccionario de dichos y refranes. 2000.


Compartir el artículo y extractos

Link directo
Do a right-click on the link above
and select “Copy Link”

We are using cookies for the best presentation of our site. Continuing to use this site, you agree with this.