bidé

  Debemos el nombre de esta pieza sanitaria que tantos contagios secretos ha evitado a la palabra francesa bidet, que era la forma en que se llamaba familiarmente a un \'burro o caballo de poca alzada\', debido a que los primeros bidés, como las primeras bañeras, se sostenían sobre cuatro patas. Este hecho y la forma en que debe utilizarse, es decir, a horcajadas sobre él, debió sin duda de recordar a los primeros usuarios a la acción de montar una cabalgadura, por lo que la pieza se ganó el nombre de bidet, que en el siglo XVI sólo significaba \'asno, burrito\', tomado del antiguo verbo francés bider, es decir, \'trotar, cabalgar\'. Ya en el siglo XVIII, por la similitud indicada, la palabra tomó también el otro valor, que es el que pasó al español.

Diccionario del origen de las palabras. 2000.

Compartir el artículo y extractos

Link directo
Do a right-click on the link above
and select “Copy Link”

We are using cookies for the best presentation of our site. Continuing to use this site, you agree with this.