Asesinato de Ángel Berrueta

Asesinato de Ángel Berrueta

El asesinato de Ángel Berrueta fue cometido por un policía nacional fuera de servicio y su hijo en Pamplona (Navarra, España) el 13 de marzo de 2004 por razones políticas,[1] en el contexto del trauma producido en los días inmediatamente posteriores a los Atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid durante los que el Gobierno de José María Aznar acusó a ETA de ser la autora de los atentados. El asesinado, Ángel Berrueta, era de ideología próxima a la izquierda abertzale y había tenido anteriormente discusiones políticas con sus asesinos que habían dejado de ser clientes suyos.[2]

Tras la muerte de Berrueta se produjeron incidentes en la ciudad que fueron reprimidos por la policía y que se extendieron por otros lugares de Navarra y del País Vasco. La izquierda abertzale convocó protestas y manifestaciones, las cuales acabaron en ocasiones en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad. En el curso de una de ellas, dos días después del asesinato, se produjo la muerte de Kontxi Sanchiz en Hernani de un infarto cardiaco. Esta muerte fue relacionada por su familia y la izquierda abertzale con una carga policial de la Ertzaintza, lo que se tradujo en nuevas protestas, manifestaciones e incidentes.[3]

Contenido

Contexto

En un contexto de persistencia del conflicto vasco con actividad de acciones terroristas de la organización ETA[4] y en plena campaña electoral para elegir diputados y senadores en las elecciones del 14 de marzo se produjeron los atentados del 11 de marzo en Madrid, que produjo una masacre con un número indeterminado de muertos de forma inicial, hablándose de más de 200 y que finalmente fueron 191, además de 2057 heridos.

La tensión debida a la conmoción generada por estos asesinatos se vio incrementada en Navarra y el País Vasco por las declaraciones que realizaba el Gobierno presidido por José María Aznar, en las que se insistía en la autoría de ETA (un actuar que fue calificado de "manipulación" por la Comisión Parlamenteria del 11 M[5] ) con llamadas del propio Aznar el mismo día del atentado a distintos directores de periódicos insistiendo en esta autoría[6] y llevando a que la diplomacia española llegara a forzar ese mismo día una condena de ETA por parte del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas por un atentado que no había cometido y por el que posteriormente el Gobierno de España tuvo que pedir excusas.[7] La valoración el mismo día del atentado de Arnaldo Otegi (líder del partido político Batasuna, ilegalizado por relación con ETA), que condenaba dicho atentado, negaba la autoría de ETA y la relacionaba con "sectores de la resistencia árabe",[8] y el comunicado de ETA el día siguiente a la televisión autonómica vasca y a Gara en que negó que tuviera responsabilidad alguna en estos atentados,[9] fue minimizado por todos los medios con excepción de la cadena vasca, la catalana y la cadena SER, que se mantuvieron críticas con la información oficial. Esta situación llevó a incrementar en gran medida la animadversión de una parte de la población a los considerados afines a ETA, a la izquierda abertzale.

Sin embargo las dudas llevaron a que una parte de la población española realizara una búsqueda de información en Internet,[10] ya que la información internacional apuntaba a la autoría de Al Qaeda como más probable.[11] Empezaron a proliferar el envío de mensajes cortos que transmitían las dudas de la autoría de ETA y finalmente convocando a través de los mismos de manifestaciones ante las sedes del Partido Popular en varias ciudades de España para reclamar la verdad.[12] [13] El asesinato de Ángel Berrueta tuvo lugar el día 13 de marzo, día de reflexión por ser víspera de las elecciones y por tanto en el que no se puede convocar manifestaciones. Este asesinato, aunque tuvo poca repercusión en los medios de difusión nacional, incrementó aún más la tensión en Pamplona. En esa misma tarde, el ministro de Interior, Ángel Acebes, comunicó a las 20 horas la detención de cinco sospechosos, tres marroquíes y dos indios, rebajando la hipótesis de ETA, pero sin descartarla.[14] La tensión no descendería hasta bien entrada la madrugada del día 14 de marzo, día electoral.[15]

El Partido Popular y Unión del Pueblo Navarro que se mantenían en coalición estable, ostentaban el poder, tanto del Gobierno de España y por tanto del Delegado del Gobierno de Navarra y responsable de las principales fuerzas policiales (Policía Nacional y Guardia Civil), como del Gobierno de Navarra responsable de la Policía Foral. Tras las elecciones del 14 de marzo en que perdieron el poder central, mantuvieron que durante todos los días de la crisis dieron toda la información que disponían, pero que en todo ese tiempo ETA era la principal sospecha, hasta el mismo momento de las referidas detenciones. Durante toda la legislatura 2004-2008 no descartaron que pudiera existir una relación entre los islamistas y ETA,[16] [17] apoyada en la teoría conspirativa que publicó el periódico diario El Mundo y la cadena de radio COPE, de forma fundamental, entre otros medios.

La posición del Gobierno de estos días no fue entendida a nivel de la Unión Europea, como demostró la significativa frialdad con la que le dispensaron a Aznar los líderes europeos en su despedida pocos días después,[18] ni fue corroborada por ningún otro partido político en el Dictamen de la Comisión Parlamenteria del 11 M,[5] ni tampoco quedó acreditada en el Juicio del 11 M,[19] y que fue confirmada por el Tribunal Supremo.[20]

Relato de los hechos

Ángel Berrueta Legaz, de 61 años, regentaba una panadería en el barrio de San Juan de Pamplona. Era miembro de Gurasoak (Los Padres), una asociación de padres de jóvenes acusados de delitos de kale borroka (lucha callejera). Dos de sus hijos fueron detenidos en 1997, pero no fueron juzgados ni condenados.[21] Anteriormente Berrueta y el policía nacional Valeriano de la Peña ya habían mantenido acaloradas discusiones políticas y sus relaciones no eran buenas. Según los vecinos, su familia había dejado de comprar en el establecimiento del fallecido por las diferencias políticas con el panadero.[2] El policía, que estaba fuera de servicio en el momento de los hechos, realizaba funciones de guardaespaldas del político del Partido Popular, Jaime Ignacio del Burgo.

A la una y media de la tarde del 13 de marzo, María del Pilar Rubio Martínez, mujer del policía, e hija de un militar, acudió a la panadería a colocar un cartel con la leyenda "ETA No". El comerciante se negó, iniciándose una discusión política sobre la autoría de la matanza de Madrid. En esta discusión la mujer le dijo "Tú eres un asesino, tú eres un etarra".[1] Posteriormente la mujer subió a casa donde contó "con gran excitación" lo sucedido a su marido y a su hijo, lo que provocó que el hijo bajara con un cuchillo y el marido con su arma reglamentaria, con intención de matar al comerciante.[1] En la tienda, el hijo le asesto una cuchillada mortal en el hígado y el segundo le disparo cuatro tiros. La mujer, que también había bajado, y los dos homicidas abandonaron el lugar sin atender al herido.[1] Berrueta llegó cadáver al hospital. El policía volvió a su casa y desde allí, a las 14 horas, llamó a la comisaría para confesar los hechos. Cuando fue detenido, inmediatamente después, se produjeron momentos de gran tensión con vecinos concentrados en el lugar.[2] Posteriormente se fueron concentrando vecinos, amigos y simpatizantes políticos en las cercanías de la tienda y posteriormente en el tanatorio, sito en el mismo barrio, produciéndose enfrentamientos con la Policía Nacional desde las cuatro de la tarde. Estos enfrentamientos se extendieron por otras ciudades como Bilbao o Vitoria. En Bayona la asociación a favor de presos vascos Askatasuna realizó un homenaje a Berrueta.[22]

La muerte de Kontxi Sanchiz

Dos días después, durante una manifestación en Hernani, convocada por la izquierda abertzale en protesta por el asesinato de Berrueta, murió de un infarto cardiaco Kontxi Sanchiz, de 58 años de edad. Miembros de su familia y de Euskal Herritarrok afirmaron que la muerte se había producido después de que la Ertzaina hubiese cargado contra la manifestación y la fallecida se hubiese refugiado en un portal, donde sufrió un infarto. El consejero de Interior del Gobierno Vasco, Javier Balza, negó esta versión afirmando que la muerte de Sanchiz se había producido antes de que la Ertzaina cargase y anunciando una querella contra Arnaldo Otegi por haber acusado a la Ertzaina de haber producido la muerte a Sanchiz.[23]

Reacciones

El asesinato de Ángel Berrueta fue condenado por todos los partidos e instituciones, siendo considerado por los representantes de la izquierda abertzale de crimen de Estado y responsabilizando al Partido Popular de su muerte.[2]

Durante los trabajos de la comisión de investigación de los atentados del 11M, Esquerra Republicana de Catalunya promovió la consideración de Ángel Berrueta y Kontxi Sanchiz como víctimas de dichos atentados, elevando la cifra de víctimas a 194.[24] Esta petición no fue incluida en el dictamen final de la comisión, por lo que ERC la reiteró en su voto particular al dictamen.[25]

Juicio

En julio de 2005 se realizó el juicio con jurado popular en la Audiencia Provincial de Navarra. La sentencia condenó a una pena de 20 años de prisión a Valeriano de la Peña como autor de un delito de asesinato a Ángel Berrueta el 13 de marzo de 2004 así como a su hijo, Miguel José de la Peña, a 15 años de cárcel, y a la esposa del primero y madre del último, María Pilar Rubio, a 10 años. La sentencia contemplaba para los tres el agravante de actuar por motivos ideológicos. Asimismo sentenció a los condenados a pagar una indemnización a la familia del finado.[1] El tribunal afirmó que existió alevosía en el crimen. También se señaló que los tres procesados abandonaron el lugar del asesinato sin atender previamente al herido y ante la presencia de terceras personas.[1] De acuerdo con la sentencia, Pilar Rubio, condenada por instigadora, «tenía un motivo para proponer tal acción, dada la enemistad con Berrueta y la situación o contexto en que se produjo: la cercanía de los atentados del 11-M en Madrid, la creencia de María Pilar de que la autoría de estos era de ETA, y el considerar a Ángel Berrueta un etarra».[1]

Sin embargo, posteriormente el Tribunal Superior de Justicia de Navarra (diciembre de 2005) excarceló a María Pilar Rubio, estimando los recursos del fiscal y de la defensa. La absolución fue confirmada por el Tribunal Supremo en diciembre de 2006, porque no se ha probado que la mujer propiciase "una situación de sobreexcitación" a su marido y a su hijo que provocase el asesinato de Berrueta, tal y como sostuvo la Audiencia Provincial de Pamplona para condenarla.[26] El resto de imputados vieron confirmada su pena.[27]

Referencias

  1. a b c d e f g Veinte años de prisión para el policía que asesinó en Pamplona a un comerciante el 13-M, ABC, 16 de julio de 2005.
  2. a b c d Muere a tiros tras una discusión con un policía por un cartel de 'ETA no', El Mundo, 14 de marzo de 2004.
  3. Los funerales y actos en recuerdo de Kontxi Sanchis se harán hoy en Hernani, Gara, 16 de marzo de 2004.
  4. Carlos Pérez Conde. Conflicto. Diario de Noticias. 4 de mayo de 2008
  5. a b La Comisión del 11-M concluye que Aznar 'manipuló y tergiversó' la información con fines electorales, El Mundo, 23 de junio de 2005.
  6. Las llamadas de Aznar a EL PAÍS. El País, 30 de noviembre de 2004.
  7. España se excusa ante la ONU por forzar la condena a ETA tras los atentados del 11-M, El País, 3 de abril de 2004.
  8. Otegi «rechaza» los atentados y asegura que no son obra de ETA, Diario Vasco, 12 de marzo de 2004.
  9. ETA niega su responsabilidad en el atentado, La Voz de Asturias, 13 de marzo de 2004.
  10. Información y activismo del 11 al 14-M, Periodistas 21, 12 de noviembre de 2004
  11. 3 días de marzo, prensa internacional, 26 de mayo de 2004.
  12. Los SMS convocan manifestaciones, Terra. 18 de marzo de 2004.
  13. Conferencia de Lisboa 11M
  14. Lo que dijo el Gobierno sobre la autoría, Cadena SER, 13 de marzo de 2004.
  15. Sábado 13 de marzo, cronología de la jornada de reflexión más tensa de la democracia, Terra.
  16. Jaime Ignacio del Burgo. El maligno virus de El País. Libertad Digital
  17. Rajoy en 2004 : “No me creo que los señores que han sido detenidos hayan organizado los atentados”. El plural.com, 30 de octubre de 2007
  18. Aznar se despide de los líderes europeos en un clima marcado por la frialdad. Cinco Días. 27 de marzo de 2004
  19. La sentencia descarta a ETA y condena como autores a Zougam, El Gnaoui y Trashorras. Diario Sur.
  20. El Supremo confirma las principales condenas por el 11-M y la absolución de El Egipcio. Diario de Noticias. 18 de julio de 2008.
  21. Carta de la familia Berrueta, 23 de marzo de 2004.
  22. Un policía nacional mata a tiros a un vecino de Pamplona tras una discusión sobre el 11-M, Diario Vasco, 14 de marzo de 2004.
  23. Balza se querella contra Arnaldo Otegi por acusar a la Ertzaintza de asesinato, Fundación Para la Libertad.
  24. Diario de Sesiones del Congreso de los Diputados. Comisiones de investigación. Año 2005. VIII Legislatura. Núm. 24. Elaboración del dictamen con las conclusiones de la Comisión, pg. 13.
  25. Voto particular al dictamen de la Comisión de Investigación del 11M. Grupo parlamentario de Esquerra Republicana de Catalunya.
  26. El Supremo confirma la absolución de Rubio y las condenas al policía y su hijo. Diario de Noticias.19 de diciembre de 2006.
  27. El Supremo confirma la absolución a María Pilar Rubio en el 'caso Berrueta', Diario de Noticias de Gipuzkoa, 19 de diciembre de 2006)
Obtenido de "Asesinato de %C3%81ngel Berrueta"

Wikimedia foundation. 2010.

Mira otros diccionarios:

  • Atentados del 11 de marzo de 2004 — Existen desacuerdos sobre la neutralidad en el punto de vista de la versión actual de este artículo o sección. En la página de discusión puedes consultar el debate al respecto. Atentados del 11 de marzo de 2004 …   Wikipedia Español


Compartir el artículo y extractos

Link directo
Do a right-click on the link above
and select “Copy Link”

We are using cookies for the best presentation of our site. Continuing to use this site, you agree with this.