Tipos de dinosaurios

Tipos de dinosaurios

Grupo de reptiles que apareció hace unos 230 millones de años (durante el triásico) y se extinguió hace unos 65 millones de años (a finales del cretácico). Se conocen por sus restos fósiles unas 350 especies diferentes. La mayoría de los dinosaurios se clasifican en dos tipos: los del orden Ornitisquios (con cadera de ave), por ejemplo el Iguanodon y el Triceratops, y los del orden Saurisquios (con cadera de reptil), por ejemplo el Apatosaurus y el Tyrannosaurus. Los primeros dinosaurios, como el Staurikosaurus y el Herrerasaurus de Sudamérica, eran demasiado primitivos y su clasificación no está muy clara; algunos autores los incluyen en los órdenes anteriores y otros los engloban en un grupo aparte. Eran animales pequeños, de estructura liviana, bípedos (sostenidos sobre dos patas), carnívoros u omnívoros. Es probable que fueran más rápidos y ágiles que los que surgieron con posterioridad. Durante los periodos siguientes, jurásico y cretácico, los dinosaurios evolucionaron hacia una gran variedad de tipos adaptativos, muchos de los cuales alcanzaron un tamaño colosal. Los primeros restos de dinosaurios se descubrieron en Inglaterra en 1820. En 1840 ya eran conocidos algunos de estos grupos y el gran anatomista comparativo Richard Owen les dio el nombre de Dinosauria (en griego ‘lagartos terribles’). De esta manera los reconocía como un grupo de reptiles de gran tamaño, de hábitos terrestres y de postura erguida. Sin embargo, hasta 1880, con la exploración del oeste de los Estados Unidos y la recuperación de esqueletos fósiles completos, no se reconoció que los dinosaurios habían sido casi todos bípedos. Esta postura, tan inusual para un reptil, provocó numerosas opiniones acerca de su locomoción, comportamiento y fisiología. En 1880, H. G. Seeley manifestó que los dinosaurios podían dividirse en dos grupos basándose en la disposición de sus huesos pélvicos. Los ornitisquios presentaban huesos púbicos parecidos a los de las aves. Los saurisquios más convencionales los tenían semejantes a los de los reptiles existentes. Sin embargo, las aves no evolucionaran a partir de los ornitisquios, sino de los saurisquios, en concreto a partir de dinosaurios carnívoros de pequeño tamaño emparentados con el Deinonychus y el Compsognathus. Los dinosaurios se distinguían por su postura erecta en la que los miembros estaban situados, más o menos, bajo el cuerpo, a la manera de las aves y los mamíferos, en vez de extendidos hacia los lados como en los cocodrilos, lagartos y tortugas. Comparten esta característica con los pterosaurios, sus parientes más cercanos, y con sus descendientes las aves. Sus huellas muestran que los dinosaurios bípedos caminaban como éstas, poniendo un pie delante del otro y con las puntas ligeramente hacia el interior. Las manos eran prensiles, con los dedos pulgares algo opuestos a los demás. En general, sus cerebros tenían un tamaño mayor que la media para los reptiles, sobre todo en los dinosaurios carnívoros y los hadrosaurios con pico de pato


Tipos de dinosaurios

Tiranosaurio Rex

El tiranosaurio medía aproximadamente 12 y 13 m de longitud y entre 5 y 8 metros de altura, con un peso estimado de 4 y 8 t1 .2 El tiranosaurio poseía un gran cráneo de 1,53 m provisto de fenestras oculares y nasales. Su cráneo presenta un gran número de huesos fusionados, supliendo la movilidad por una estructura más maciza, cosa inusual en los terópodos, que por lo general tenían huesos ligeros. El cuello era grueso, musculoso y corto. Cuando el tiranosaurio fue descubierto, no se hallaron las extremidades superiores. Para completar el esqueleto original, que fue montado para ser exhibido al público, Osborn sustituyó esa parte restante por los "brazos" con tres dedos de un allosaurio. Sin embargo, en 1914, Lawrence Lambe demostró que el tiranosaurio estaba estrechamente relacionado con el albertosaurio, por lo que le atribuyó 2 dedos en lugar de 3, conjetura que se confirmó en 1989, con el hallazgo de brazos, los cuales eran relativamente diminutos, de aproximadamente 1 m. Su funcion era rascarse el cuello y agarrar a la hembra en el apareamiento, nunca se usaron para cazar, tampoco para agarrar cosas ni a otros dinosaurios. En las extremidades inferiores disponía de 3 uñas (más una vestigial). El tiranosaurio tenía una cola larga, rígida y puntiaguda que utilizaba como contrapeso para su enorme cabeza y para apoyarse al efectuar giros rápidos.


Daspletosaurus

Daspletosaurus Torosus comparado con un humano a escala. Daspletosaurus medía aproximadamente entre 8 y 9 metros de largo,1 con un peso estimado de 2,5 toneladas.1 2 3 Pero se ha estimado un rango de peso que va desde las 1,84 a 3,8 toneladas.5 Una de sus principales características era su enorme cabeza, construida muy fuerte, de un metro de largo. Esta estaba preparada para absorber el impacto del golpe sobre la presa cuando atacara. Los huesos nasasales de la superficie superior del morro estaban soldados para darle mayor sólides al conjunto. Igualmente para mantener un peso bajo de la cabeza, esta poseía grandes fenestraciones. La cabeza estaba sostenida por un cuello en forma de S, que le brindaba flexibilidad y fuerza6 . La boca estaba coronada de 6 docenas de dientes muy largos con una sección de forma oval, menos los dientes desde el premaxilar hacia el final que poseían una sección den forma de D, mostrando la heterodontia, típica de los tiranosáuridos. Las características únicas del cráneo incluyeron la superficie externa rugosa del maxilar (hueso de la mandíbula superior) y las crestas pronunciadas alrededor de los ojos en los huesos lacrimales, postorbitales y yugales. La órbita ocular era un óvalo alto, de alguna manera entre la forma circular del Gorgosaurus y la forma de cerradura del Tyrannosaurus


Velociraptor

El Velocirráptor comparado en tamaño con un humano. Para ser un dromeosáurido el velocirráptor era relativamente pequeño, los adultos alcanzaban una longitud de 2 m, y aproximadamente 0,5 metro de altura a la cadera, pesando cerca de 15 kg.1 El cráneo, de unos 25 cm de largo, tenía una forma unica curvada hacia arriba, con una superficie superior cóncava y una inferior convexa. Las mandíbulas estaban alineadas con 26 ó 28 dientes en cada lado, el borde posterior de cada diente era marcadamente aserrado — posiblemente una adaptación que mejoró su habilidad para capturar y retener presas veloces2 3 —. Del mismo modo que sucede en las aves, su pubis apuntaba hacia atrás, y no hacia adelante como en la mayoría de terópodos.


Megaraptor

El Megarráptor fue descripto inicialmente como un carnívoro de gran tamaño, probablemente perteneciente a la familia de los dromeosáuridos (Novas, 1998). El material inicial del holotipo estaba compuesto por una sola garra fósil, de unos 30 cm. de longitud, que se asemejaba notablemente a la hoz metatarsal propia de los dromaeosáuridos, y por algunos otros restos de muy poca significación, lo que dificultaba la identificación certera del individuo. El descubrimiento posterior de un miembro delantero completo, sin embargo, demostró que esta garra gigante tenía un origen metacarpiano (específicamente del primer dedo) (Calvo et al, 2004). La mano sigue siendo absolutamente diferente de otros carnosaurianos, así que el hecho de si Megaraptor es o no un alosáurido, un carcarodontosáurido, un megalosáurido, o algo más es todavía motivo de hipótesis. Es interesante observar que, antes de ser publicada, la clasificación del espinosáurido Baryonyx, provisto asimismo de garras desproporcionadas (aunque más pequeñas que las de Megaraptor) también incluía a dicho holotipo dentro del grupo de los dromaeosáuridos.


Espinosaurus

Los Espinosaurios alcanzaba a medir alrededor de 10 metros de altura, a la cadera y 15 metros de largo, su alimentación constaba más que todo en la caza de peces e incluso otros animales herbívoros más grandes, su rapidez y agilidad resaltaban en sus musculosas piernas y sus fuertes antebrazos dotados con enormes garras, su hocico era especializado para una mordedura rápida en lugares clave y su forma corporal era aerodínamica o en términos científicos en pirámide, por eso sus fósiles o aquellos fragmentos que se han encontrado, demuestran que la habilidad más excepcional de este gran animal era la rapidez, incluso más rápido que los grandes carnivoros como lo eran Tyrannosaurus rex, Giganotosaurus carolini y el Carcharodontosaurus saharicus. Eran también, uno de los terópodos más pesados, pesando hasta 7 toneladas.1 A pesar de su altura, eran más largos que altos, y sumamente ligeros en proporción. Eran, probablemente, piscívoros más que cazadores de otros dinosaurios. Sus largos y fragilísimos cráneos, poseían unos pequeños dientes serrados para atrapar a sus presas acuáticas y una cresta entre los ojos.1 Su principal característica eran sus largas espinas dorsales, las cuales habrían sostenido una gran vela de piel, y podían llegar a medir 1,8 metro. Esta vela pudo actuar calentando la sangre rápidamente cuando el sol le daba de lleno, o disipando el calor. Este tipo de espinas fueron también halladas en el Ouranosaurio, un iguanodóntido también encontrado en Níger, por lo que se supone el desarrollo de las espinas debió obedecer a algún factor climático.2 Las espinas son un poco más altas al principio que al final, con la altura máxima en el centro de la aleta, siendo diferente a las velas vistas en los pelicosaurios Edaphosaurus y Dimetrodon.



Acrocantosaurio

Aunque era más pequeño que su pariente el giganotosaurio, el acrocantosaurio fue uno de los terópodos más grandes que han existido. El individuo más grande que se ha descubierto alcanzó 11,5 metros de longitud y un peso estimado de 2,4 toneladas, y su cráneo medía aproximadamente 1,3 metros de largo.1 El cráneo del acrocantosaurio, al igual que el de otros alosáuridos, era largo, bajo y estrecho. Un agujero en frente de su cuenca ocular conocido como fenestra anteorbital, le permitía reducir un tanto su peso, dicha abertura era muy grande y medía más de un cuarto de la longitud craneal y dos tercios de su altura. La superficie externa del maxilar y el lado superior del hueso nasal, justo al tope del hocico, no poseían una textura rugosa como en el giganotosaurio o el carcarodontosaurio. De los huesos nasales partían largos y cortos bordes que recorrían ambos lados del hocico hasta detrás de los ojos, donde continuaban sobre los huesos lagrimales.1 Esto es un rasgo característico de todos los alosauroides. A diferencia del alosaurio, no se presentaba una prominente cresta sobre el hueso lagrimal que se ubicaba frente a los ojos. Los huesos lagrimales y postorbitales se encuentran formando un arco superciliar encima del ojo, al igual que en los carcarodontosáuridos y abelisáuridos. Diecinueve dientes curvos y aserrados se insertaban a cada lado de la mandíbula superior, pero no se ha publicado aún la cantidad que hay en la mandíbula inferior. Los dientes del acrocantosaurio eran más anchos que los del carcarodontosaurio y no tenían la textura rugosa que distinguía a los carcarodontosáuridos. El dental fue cuadrado fuera del borde frontal, como en el giganotosaurio, y poco profundo, a diferencia del resto de la mandíbula que es muy profunda. El acrocantosaurio y el giganotosaurio poseen un grueso borde horizontal en el lado externo del hueso surangular de la mandíbula inferior, debajo de la articulación temporomandibular

Carcharodontosaurus

Carcharodontosaurus fue un gran terópodo carnívoro que oscilaba entre los 11 a 13,5 metros de largo y las 2,9 a 3,8 toneladas de peso,1 2 siendo uno de los mayores teropódos carnivoros, rivalizando con el Tyrannosaurus y el Giganotosaurus, pero superado por el Spinosaurus. Carcharodontosaurus también tenía uno de los cráneos más grandes de los dinosaurios carnívoros, aunque no tanto como se penso en un principio ya que debido a la falta del cuadrado y del premaxilar llevó a una interpretación errónea, actualmente estimaciones más correctas lo ubican en el rango de 1,6 m para C. saharicus, e incluso mayor en la especie de C. iguidensis de 1,75, Aunque mayores que los del Tyrannosaurus, no alcanzan a los de otro Carcharodontosauridae, el Giganotosaurus sudaméricano que llego a medir 1,95 metros de largo.5 Con mandíbulas llenas de aserrados dientes parecidos a los de los tiburones (de ahí su nombre "lagarto con dientes de tiburon"), que tenían la función de desgarrar carne, por lo que sus presas morían desangradas, además sus manos tenían garras afiladas como garfios de carnicero para sostener a sus víctimas mientras las destrozaba con sus mandíbulas


Ovirraptor

Tradicionalmente al ovirráptor se lo describía con una gran cresta similar a la del casuario, pero estudios posteriores indicaron que el cráneo de dicho espécimen correspondía a un citipati, un pariente cercano del ovirráptor. Dadas las relaciones filogenéticas, es probable que el ovirráptor exhibiera una cresta, aunque ante la ausencia de un cráneo, la presencia y dimensiones de esta resultan imposibles de determinar.

Al contrario de lo que el nombre sugiere, ovirráptor no se alimentaba de huevos, cosa que se presumió debido a que sus fósiles se hallaron cerca de un nido que se asumió pertenecía al género Protoceratops, dado que este era el dinosaurio más abundante de la formación. . Estudios revelaron posteriormente que el nido pertenecía, de hecho, a Ovirraptor Ya en 1977, Barsbold argumentaba que la fuerza de las mandíbulas del ovirráptor le hubiera permitido abrir las conchas de los moluscos como las actuales ostras, que se hallaron en el mismo sitio que el ovirráptor. La idea de las mandíbulas aplastadoras fue propuesta por H. F. Osborn, que creía que la falta de dientes del ejemplar original, con la extensión de los huesos que forman el paladar constituía una herramienta para romper huevos, pero esta interpretación esta siendo discutida. Estos huesos forman parte del maxilar y mandíbula que convergen a unas prolongaciones. El resto del paladar óseo, a diferencia de otros dinosaurios, se extiende mas allá que la línea de la mandíbula y pudo ocupar un espacio inferior sin dientes en la mandíbula. Un pico (rhamphotheca) cubría los bordes de ambas mandíbulas y probablemente del paladar según lo propuesto por Barsbold y Osborn.


Allosaurus

Los alosaurios presentaban un tamaño promedio de 8,5 metros de longitud y 3,5 metros de altura, exhibiendo un peso estimado de una tonelada.[1] Con un largo mayor conocido para un ejemplar de Allosaurus (AMNH 680) estimado en 9,7 metros,[2] y un peso estimado de 2,3 toneladas.[2] Como en todos los dinosaurios, el estimar su peso es un area de debate, desde la decada de 1980 el rango de estimación a variado entre 1500 kilogramos, 1000 a 4000 Kg, y 1010 para un adulto tipico, no el maximo peso posible.[3] John Foster, un espacilista en la fauna de la Formaión Morrison sugiere que, suggests that 1000 kg es un peso rasonable para un adulto de A. fragilis, pero 700& kg es una estimación más cercana para los individuos medios según lo medido a través del fémur.


Utahraptor

"ladrón de Utah es un género representado por una única especie de dinosaurio terópodo dromeosáurido, que habitó en el Cretácico inferior (hace aproximadamente 112 y 100 millones de años, en el Albiano), en lo que hoy es el estado de Utah en Estados Unidos. Al igual que otros dromeosáuridos, el utarráptor poseía una capacidad craneal grande en comparación con el resto de los dinosaurios, y es posible que cazara en manada. Llegaba a medir unos siete m de longitud y a pesar 500 kg.


Baryonyx

Medía entre 8,5 metros de largo y unos 5 de alto. Probablemente pesaba alrededor de 1,7 toneladas. Aunque los análisis de los huesos sugieren que el ejemplar de Wealden aún no había terminado de crecer en el momento de la muerte, pudiendo llegar a medir 10 metros de largo y ha pesar 2 toneladas. El Baryonyx es un terópodo muy inusual. La estructura de su pelvis sugiere que era bípedo cuando se desplazaba de un lugar a otro. Sin embargo, sus miembros delanteros eran absurdamente largos para un terópodo, sugiriendo que pasaba mucho tiempo sobre sus cuatro extremidades. Al igual que los dromeosáuridos, el Baryonyx tenía un par de grandes garras curvas, de alrededor de 35 centímetros, pero al contrario que éstos, no se situaba en los pies, sino en las manos. La estructura ósea sugiere la existencia de una poderosa musculatura en las extremidades anteriores, mucho mayor que en la mayoría de los terópodos. El largo cuello era muy poco flexible y no tenía la forma en S de muchos otros terópodos. El cráneo se insertaba en un ángulo agudo y no recto, como es común en dinosaurios similares. Las grandes mandíbulas eran singularmente cocodrilianas en aspecto y tenían 96 dientes, el doble que la mayoría de sus parientes. 64 de estos dientes se situaban en la mandíbula inferior y 32, más largos, en la superior. Es posible que el hocico presentase una pequeña cresta. La mandibúla superior tenía un ángulo agudo cerca del hocico, una característica vista en cocodrilos que ayuda a evitar que la presa se escape. Una característica similar también se ve en los alcaudones.


Sucomimus

Un estudio detallado demuestra que el ejemplar de sucomimo hallado era en efecto un subadulto de cerca de 12 m de longitud: muchos investigadores creen que pudo haber crecido hasta los 13 m y de 3 a 5 de alto, alcanzando el tamaño del Tiranosaurio y pesando 6 toneladas. Sucomimo tenía un hocico muy largo y bajo, y quijadas estrechas tachonadas con unos cien dientes no muy agudos y curvados levemente hacia atrás. La extremidad del hocico era abultada y llevaba un rosetón de dientes más largos que el resto. El animal es reminiscente de los cocodrilos actuales que comen principalmente pescados, tales como el actual gavial, un tipo de aligátor grande y estilizado con un hocico muy largo y delgado, de la India. Sucomimo también tenía una extensión vertical de sus vértebras dorsales que pudo haber soportado una cierta clase de aleta, canto o vela formada por piel, vista en forma mucho más exagerada en espinosaurio. La impresión general que plantean los investigadores es la de una criatura de gran porte (que se alimentaba usualmente de peces) y que hace más de 100 millones de años deambulaba por el Sáhara cuando éste era un vergel pantanoso.


Carnotauro

Era un terópodo de tamaño medio, de alrededor de 9 metros de longitud, 3,5 de altura, y pesaba alrededor de 1500 kilogramos. Su cabeza era muy pequeña en comparación con la de los otros predadores de su tamaño, de solo 60 centímetros de largo y presentaba pequeños dientes de alrededor de 4 cm. Las características más distintivas del Carnotaurus son dos cuernos gruesos sobre los ojos, y unos miembros delanteros extremadamente reducidos y atrofiados, provistos de cuatro dedos


Deltadromeus

es un género representado por una única especie de dinosaurio terópodo noasáurido, que vivió mediados del período Cretácico, hace aproximadamente 95 millones de años, en el Cenomaniano, en lo que hoy es África. Este carnívoro tenía, los largos miembros traseros inusualmente delgados para su tamaño, sugiriendo que era un corredor rápido. Pudo haber sido uno de los dinosaurios carnívoros más largos, con unos restos sin publicar que indicarian un espécimen parcial de alrededor de 13,3 metros de largo, aunque habría pesado solamente 3,5 toneladas, haciéndolo más delgado que los carnosaurios gigantes El espécimen más completo es el holotipo que midió un estimado de 8,1 m de largo


Giganotosaurus

presentaba el aspecto propio de los grandes dinosaurios carnivoros ya que tenia un enorme cráneo de más de 1,8 metros de largo, desproporcionado aun para su inmenso tamaño, con gigantescas mandíbulas llenas de dientes curvos y afilados con la función especifica de desgarrar carne y no triturar huesos. Por lo que se asume que era realmente un depredador a diferencia de los abelisauridos con los que convivía que presentaban más hábitos de carroñeros que también adoptaba el giganotosaurio si tenía la oportunidad. Otros rasgos del giganotosaurio que demostraban su condición de depredador mas que de carroñero eran que su poderoso pero ligero cuerpo, patas grandes y musculosas, mayores que las de cualquier otro carnívoro (sin contar al espinosaurio) que le daban una gran elevación, pero no proporcionada, por lo que el giganotosaurio tenia una apariencia compacta y robusta, con una larga cola musculosa que equilibraba su peso al desplazarse, por lo que el peso del giganotosaurio se reducía debido al gran tamaño de esta al igual que con los alosáuridos, haciendo del giganotosaurio un masivo pero rápido depredador especializado en capturar presas de mediano a gran tamaño y para culminar con las mortales armas que contaba para obtener su alimento poseía brazos grandes, aunque pequeños en relación a su cuerpo, con tres dedos cada uno terminados en afiladas garras que le ayudaban a sostener a sus presas mientras las fulminaba con sus letales mandíbulas.


Mapusaurus

Algo menor en tamaño a su pariente cercano, el Giganotosaurio, medía aproximadamente 10,5 metros de longitud y pesaba alrededor de 5 toneladas. Restos de mapusaurio fueron exhumados entre 1997 y 2001 por la expedición argentino-canadiense Proyecto Dinosaurio, de una zona expuesta de la formación de Huincul (grupo de Río Limay, del Cenomaniano), en la provincia argentina de Neuquén, en un lecho que contenía por lo menos siete individuos de varias etapas ontogenéticas. Los responsables de la extracción fueron el profesor paleontólogo argentino Rodolfo Coria y su colega canadiense Phil Currie, quienes lo bautizaron en honor a la etnia mapuche que habita la región e hicieron público el descubrimiento en 2006.


Tarbosaurio

El cráneo del tarbosaurio alcanzaba un enorme tamaño de 113 cm de largo. El tarbosaurio medía entre 6,5 y 10,6 m de longitud y pesaba entre 5 y 5,5 t. En su mandíbula superior tenía 27 dientes curvos, similares a los del tiranosaurio, aunque ligeramente más pequeños.


Dimetrodon

Podía alcanzar los 3 metros de longitud. A diferencia de los dinosaurios, tenía un gran cráneo con dos tipos de dientes diferentes: unos desmenuzadores y unos caninos desgarradores muy afilados. Caminaban tambaleándose sobre sus cuatro patas y poseían una cola muy larga. La característica más distintiva del dimetrodonte es la espectacular vela en su parte dorsal. Otro pelicosaurio, Edaphosaurus, también poseía este rasgo. La vela la utilizada probablemente para regular la temperatura del cuerpo ya que su gran superficie le permitía calentarse o refrescarse eficientemente. Se ha calculado que un dimetrodonte de 200 kilos aumentaría su temperatura interna de 26ºC a 32ºC en 205 minutos sin esta aleta, pero con ella sólo necesitaba 80 minutos.1 Puede que también la usara en el cortejo de apareamiento y para resguardarse de otros depredadores. La aleta estaba soportada por las espinas dorsales neurales, cada una brotaba de una vértebra individual

Ceratosaurus

Los Ceratosaurus se caracterizan por presentar en sus cráneos una estructura semejante a un cuerno en la parte dorsal del hocico, centralmente puesto en los nasales fundidos.2 Poseían los huesos del sacro fusionados y los huesos pelvianos se mantenían unidos juntos y a esta estructura (Sereno, 1997). Una fila de pequeños nódulos óseos u osteodermos se presentaban bajo el medio de la espalda. En el premaxillar poseía tres dientes; con pequeñas endentaduras mesiales. Galones extremadamente largos; el pubis con una muesca grande, redondeada por debajo el agujero obturador.2 Los Ceratosaurus coexistieron junto a terópodos como los Allosaurus y el Torvosaurus y los saurópodos gigantes Diplodocus, Apatosaurus y Camarasaurus. Pudo haber competido con el Allosaurus por las mismas presas, sin embargo este fue más pequeño con cerca de 6 a 8 metros en longitud, 2,5 en altura, y pesando desde 500 kilogramos hasta 1 tonelada; habría tenido ocupado un nicho ecológico separado de su primo más grande. Y a diferencia de este, el Ceratosaurus tuvo un cuerpo más largo y flexible, con una cola con forma de la de un cocodrilo.3 Esto sugiere que fue un mejor nadador que el Allosaurus. Un estudio reciente de Robert Bakker demostró que el Ceratosaurus generalmente cazaba presas acuáticas, como peces y reptiles, aunque también tuvo potencial para alimentarse de grandes dinosaurios. El estudio además indica que a veces adultos y juveniles comían juntos. Esta evidencia es, por supuesto, muy debatible y marcas de dientes de Ceratosaurus son muy comunes en fósiles de grandes presas de dinosaurios terrestres. Otra teoría común es que el Ceratosaurus haya depredado primariamente en Dryosaurus, Camptosaurus, y otros ornitópodos, ya que parece un cazador solitario incapaz de derribar saurópodos adultos. Una alternativa es que el ceratosaurio comiera carroña de cadáveres de grandes saurópodos, desplazando a pequeños


Torvosaurio

El torvosaurio alcanzaba una longitud de entre 6 y 9 m y podía superar las 2 t de peso. En el 2006, un maxilar casi completo encontrado en Portugal fue asignado al Torvosaurus tanneri. Medía 63 cm, mucho más que el espécimen americano de 47 cm que da una estimación para el cráneo de 88 cm. Basado en esto la estimación es de un cráneo de 108 cm para el espécimen portugués.


Arqueopterix

Su nombre significa Ala Antigua. Esta ave primitiva vivió en el periodo Jurásico. Era un dinosaurio carnívoro. Su dieta probablemente incluía pequeños reptiles, mamíferos e insectos. Medía aproximadamente 60 centímetros y pesaba 500 gramos. Se le considera la primera ave. Es uno de los fósiles más importantes, porque aporta evidencias que apoyan la teoría de que las aves evolucionaron a partir de un antepasado que era dinosaurio. Los esqueletos fósiles de esta especie muestran que no eran tan buenos voladores como las aves actuales. Hasta la fecha se han encontrado ocho ejemplares en el sur de Alemania

Gallimimo

Especie: Gallimimus Bullatus Su nombre significa Reptil Gallina. Vivió durante el periodo Cretácico tardío. Medía cuatro metros y pesaba un poco más de cuatro toneladas. Era omnívoro y su dieta consistía de pequeños animales, insectos, huevos y plantas que obtenía después de colar el lodo con sus dientes tipo peine. Este ágil dinosaurio caminaba en dos delgadas patas. Probablemente corría tan rápido como el avestruz, que alcanza una velocidad de hasta 70 kilómetros por hora. Se han encontrado restos fósiles en el desierto de Gobi y Mongolia.


Compsognathus o Compsognato

Por décadas, el compsognato fue famoso como el dinosaurio más pequeño conocido; los especimenes recolectados miden alrededor de un metro de longitud. Sin embargo, dinosaurios posteriormente descubiertos, como el Caenagnathasia, Microraptor y Parvicursor, fueron incluso más pequeños. Se estima que el Compsognathus pesó cerca de 3 kilogramos.2 El compsognato fue un animal pequeño y bípedo con largas patas traseras y una cola alargada, la cual utilizó como balance durante la locomoción. Los miembros delanteros fueron más pequeños que los traseros y estaban provistos de tres dedos equipados con garras sólidas adaptadas para capturar presas. Su delicado cráneo fue estrecho y largo, con un hocico puntiagudo. El cráneo tuvo 5 pares de fenestras (aberturas craneales), los más largos de ellos fueron los de las órbitas (cuencas oculares).2 Los ojos fueron grandes en proporción al resto del cráneo. La mandíbula inferior era delgada y carecía de fenestras mandibulares, hoyos en la parte baja de la mandíbula comúnmente visto en arcosaurios. Los dientes fueron pequeños pero afilados, compatibles para su dieta de pequeños vertebrados y posiblemente otros pequeños animales, como insectos. Sus dientes vistos de frente (los del premaxilar) no eran aserrados, a diferencia de los que estaban más atrás en la mandíbula. Los científicos han usado estas características dentales para identificar al compsognato y sus parientes más cercanos


Microraptor

Los microrráptores poseían un par idéntico a las alas de las aves primitivas y otro par adicional en las patas traseras, cuya función no está clara. Las plumas de estas. Los microrráptores medían unos 77 cm de largo, desde la punta del pico hasta la cola. Su cuerpo estaba cubierto de plumas, con un abanico de ellas en forma de rombo al final de la cola (probablemente para asegurar la estabilidad en el vuelo). Algunos fósiles muestran un copete de plumas sobre la cabeza, parecía a las de algunos pájaros carpinteros. Una alternancia de bandas oscuras y pálidas presentes en algunos especimenes podrían indicar los colores que tenían estos dinosaurios.


Daynonicus

El mayor espécimen conocido de Deinonychus alcanzó los 3,4 metros de largo, con un cráneo de alrededor de 410 milímetros, una altura de cadera de 87 centímetros y un peso máximo de 73 kilogramos.2 Poseía una gran cabeza, con alrededor sesenta dientes curvados hacia atrás, con forma de cuchillos. Los estudios del cráneo han progresado mucho durante las últimas décadas. Ostrom lo reconstruyó a partir de ejemplares parciales preservados imperfectamente, describiéndolos como triangulares, amplios, y bastante similares a los del Allosaurus. Material adicional del cráneo de Deinonychus y géneros estrechamente vinculados encontrados con una buena preservación tridimensional3 muestran que el paladar era más estrecho que lo que pensó Ostrom, haciendo el hocico más alargado, mientras que el yugal, flanqueado por aberturas, daba una mayor visión estereoscópica. El cráneo de Deinonychus era diferente en la forma al de Velociraptor, con un techo del cráneo como el de Dromaeosaurus , y no tenía los nasales deprimidos de Velociraptor.3 El cráneo y la mandíbula inferior tenían ventanas para reducir el peso del cráneo. En Deinonychus la ventana anteorbital, una abertura del cráneo entre el ojo y las narinas, eran particularmente grandes.3 Su cuello arqueado en forma de S, extremidades largas y fornidas y el segundo dedo del pie provisto de la extraordinaria y terrible garra falciforme, que el animal alzaba del suelo para conservar su aguda punta, y cuya función no era otra sino que desgarrar y destripar. El primer dedo estaba atrofiado, el quinto ausente y el tercero y cuarto se usaban para caminar. En las garras delanteras había sólo tres dedos igual de fuertes y coronados por garras curvas del mismo tamaño, el primer dígito era el más corto y el segundo era el más largo. Cuando no se usaban para aferrar a la presa, estas garras se recogían bajo el brazo, de forma similar a como un ave recoge sus alas.


Saurophaganax

Fue un masivo carnosaurio que midió entre 9 y 11 m de longitud, 3.5 m de altura y llegó a pesar hasta 3,2 t. Se caracteriza por una lámina horizontal en la base de la espina neural dorsal a través de los procesos transversos, y típicos cheurones como hachas de mano, El Saurophaganax es también considerado como una especie de Allosaurus. Mucho del material previamente referido a Saurophagus es actualmente atribuido al Saurophaganax maximus


Mahakala

El mahakala era un pequeño dromeosaurio, de aproximadamente 70 centímetros de largo, y su esqueleto muestra algunas características que también se encuentran en los primeros trodóntidos y avialanos. Es de un tamaño pequeño, y esta característica presente en otros basales sugiere que el tamaño pequeño apareció antes de la capacidad para volar en las aves. El mahakala está basado en el IGM 100/1033, un esqueleto parcial que incluye huesos del cráneo, vértebras, huesos de las extremidades y porciones de la pelvis y la cintura escapular. A pesar de que este individuo era pequeño, comparando su tamaño con el arqueópterix, el caudipterix y el Mei, se encontraba cerca de la adultez. Este género puede distinguirse de los otros (dromeosaurios, troodóntidos y aves) por detalles del cúbito, fémur, ilion y las vértebras del coxis. Como los arqueópterix y los dromeosaurios derivados, a diferencia de algunos trodóntidos y otros dromeosaurios, la mitad del tercer metatarso no estaba comprimido, sugiriendo que la versión no comprimida de este, es una característica basal del clado. Este tenía una forma dromeosauria típica del segundo dedo, con una garra expandida


Pteranodon

Es un género de pterosaurios1 pterodactiloideos. Carecía prácticamente de cola; su cabeza era más ancha que la de las formas jurásicas, con una prolongación a modo de cresta y sin dientes. Sus patas eran tan débiles que se duda de que pudiesen andar por el suelo. Su dieta era piscívora (se ha encontrado huesos fosilizados de peces en el estómago de un espécimen). Seguramente empleaba su largo pico a modo de pala para capturar peces mientras volaba cerca de la superficie del mar. Una bolsa bajo el pico le permitía almacenar pescado, como el pelícano actual. Su gran cresta en la parte posterior de la cabeza probablemente le ayudaba a equilibrar el peso del pico y de la pesca. Vivió hace 85 millones de años en el Cretácico Tardío. Pesó hasta 20 kg y midió hasta 9 m de envergadura.


Herbívoros

Diplodoco un género de dinosaurios saurópodos diplodócidos, que vivieron a finales del período Jurásico, hace aproximadamente 150 a 147 millones de años, en el Kimeridgiano y el Titoniano, en lo que hoy es Norteamérica. Los primeros fósiles fueron descubiertos en 1877 por S. W. Williston. El nombre genérico, acuñado por Othniel Charles Marsh en 1878, es la forma en neolatín derivada del griego διπλόος (diploos) "doble" y δοκός (dokos) "viga", en referencia a la forma de los huesos a lo largo de la parte inferior de la cola. Estos huesos se pensaron exclusivos de los Diplodocus; sin embargo, han sido descubiertos en otros miembros de la familia de los diplodócidos y en saropódos no diplodócidos como Mamenchisaurus. Vivió en lo que es hoy el oeste de Norteamérica durante el período Jurásico superior. Diplodocus es uno de los más comunes dinosaurios de la parte superior de la Formación Morrison, una secuencia de sedimentos marinos y aluvionales depositados alrededor de 150 a 147 millones de años atrás. La Formación Morrison muestra un ambiente dominado por gigantescos saurópodos como Camarasaurus, Barosaurus, Apatosaurus y Brachiosaurus además de Diplodocus.[2] Diplodocus está entre los dinosaurios más fácilmente identificables, con su forma clásica, cuello y cola larga y cuatro patas robustas. Durante muchos años, era el dinosaurio más largo conocido. Su gran tamaño pudo haber sido un impedimento a los depredadores Allosaurus y Ceratosaurus cuyos restos se han encontrado en los mismos estratos, lo que sugiere que coexistieron con el Diplodocus.


Apatosaurio

es un género de dinosaurios saurópodos diplodócidos, que vivieron a finales del período Jurásico, hace aproximadamente 150 y 147 millones de años, en el Kimeridgiano y el Titoniano, en lo que hoy es Norteamérica. Apatosaurus fue el primer gran saurópodo en exhibirse montado completamente. Aunque debido a una confusión, aparecía con el nombre de Brontosauros. Este es el nombre que le fue dado a la segunda especie conocida, ya que la primera resulto ser un individuo juvenil y fue difícil de compararlos. La cabeza que se le coloco en ese momento, estaba más relacionada con el robusto Camarasaurus, que con el más grácil pero correcta cabeza de Diplodocus.


Camarasaurio

Camarasaurus medía hasta 18 metros. De longitud. Era un dinosaurio relativamente pequeño y hubiera podido caer presa de grandes terópodos carnívoros como el Allosaurus. Los huesos de este gran herbívoro eran mucho más gruesos que los del Diplodocus, entonces es probable que pesara hasta 18 toneladas, a pesar de tener cámaras que reducían el peso de la columna vertebral. Camarasaurus probablemente no podía pararse en sus patas traseras ya que los huesos más gruesos y las largas extremidades delanteras indicaban que la parte frontal del cuerpo era muy pesada como para poder levantarla del suelo. El cráneo arqueado de Camarasaurus pudo haber contribuido al su nombre. El cráneo era notablemente cuadrado y el hocico embotado tenía muchas ventanas, aunque era robusto y es recuperado con frecuencia en buenas condiciones por los paleontólogos. Los dientes de 19 centímetros de largo tenían forma de cinceles (espatulados) y arreglados uniformemente a lo largo des la quijadas. La fuerza de los dientes indica que Camarasaurus comió probablemente un material vegetal más duro que los diplodócidos de dientes delgados. Como algunas aves, pudo haber tragado las piedras (gastrolitos) para ayudar a moler el alimento en el estómago que eliminaban cuando llegaban a ser demasiado lisas. Vivía en bosques de coníferas abiertos donde se encontraban por doquier plantas alimenticias duras.


Braquiosaurio

Diferencia de otros saurópodos, los braquiosaurios tenían una constitución similar a la de las actuales jirafas, con largas patas y un largo cuello, el cual, probablemente, utilizaba para alimentarse de las copas de los árboles. En cuanto a sus extremidades, los primeros dedos de sus patas delanteras y los tres primeros de sus patas traseras tenían garras. Se estima que pesaba de 35 a 90 toneladas y que podía llegar a medir 13 metros de altura y 25 metros de largo. Además, tenía dientes en forma de espátula y fosas nasales en la parte superior de su cabeza; esto último podría llegar a indicar que poseía un buen sentido del olfato. También tenía orificios en su cráneo para reducir el peso. Se solía creer que el braquiosaurio utilizaba sus fosas nasales para bucear, y que pasaba la mayor parte del tiempo sumergido en el agua para compensar su gran masa corporal. Sin embargo, la teoría aceptada actualmente sostiene que era un animal terrestre por naturaleza: Estudios han indicado que la presión del agua habría sido demasiado grande para que pudiera respirar estando sumergido. Además, sus patas eran muy angostas y al sumergirse en el agua se habría hundido en el lodo.


Supersaurio

Por las evidencias fósiles que se han hallado se cree que este saurópodo midió más de 30 m de longitud (algunos investigadores elevan este número a los 42 metros, lo que lo haría uno de lo más largo de todos los saurópodos conocidos). Tenía una altura de más de 17 m y un peso de unas 55 toneladas. El Supersaurus era un típico diplodócido, con un pequeño cráneo, patas macizas y largos cuello y cola.


Rapetosaurio

Poseía una cola corta y delgada, un largo cuello y un voluminoso cuerpo. Su cabeza de asemeja a la de un diplodócido, con un hocico alargado y dos fosas delgadas en la parte superior del cráneo. Tenía dientes en forma de lápiz, pequeños buenos para arrancar las hojas pero no para masticar. El análisis del cráneo y del resto del esqueleto confirma lo que se pensaba en que los titanosaurianos estaban emparentados con los braquiosáuridos. De tamaño modesto, el ejemplar juvenil alcanzaba los 8 m, pero se calcula que los adultos llegaban a los 15 m.


Saltasaurio

Medía aproximadamente 12 m de largo, con un peso estimado de 25 toneladas. Este dinosaurio grande tenía una cabeza pequeña con dientes den forma de cuchara coronando un cuello alargado. Las piernas eran fuertes y gruesas con cinco dedos en cada pie. Tenía una cola robusta que terminaba en un extremo delgado formando un látigo. Poseía una serie de placas y nódulos óseos a lo largo de la región dorsal, con pronunciamientos de púas óseas. Estas placas eran de forma redondeada con un diámetro de 10 a 12 centímetros con osteodermos redondeados pequeños entre las placas de mayor tamaño. El descubrimiento de huevos de saltasaurios enmarcados en zonas de anidamiento, ha planteado un comportamiento gregario como medio de protección y estrategia de supervivencia, con una alta tasa de descendientes. La estructura de las 6 vértebras sacras y el ilion es adecuada para un animal que ha optado por la defensa pasiva a través de una armadura dérmica. El esqueleto axial es ligero. El tejido óseo que constituye las vértebras es esponjoso, con grandes cavidades que podrían haber estado rellenas de un tejido graso que serviría como reserva energética.


Futalogncosaurio

saurópodo titanosauriano, que vivió a finales del período Cretácico, hace aproximadamente hace 87 millones, en el Coniaciano, en lo que hoy es Sudamérica.1 El futalogncosaurio alcanzó una longitud de 32 a 35 metros de largo y unos 15 de alto, llegando a pesar más de 80 toneladas. Probablemente, como todos los saurópodos, tenía algún comportamiento del tipo gregario que les permitía tener una mayor seguridad ante los depredadores de su ecosistema, como el megarráptor. Se cree que estos titanosauroides vivieron hace unos 87 millones de años en un ambiente húmedo en el que abundaban lagos y lagunas con una gran variedad biológica.


Triceratops

Los triceratops fueron uno de los últimos dinosaurios en aparecer antes de la extinción masiva del Cretácico-Terciario, Medía hasta 9 metros de longitud y 3 metros de altura.3 Los triceratops eran animales herbívoros, recios y voluminosos (pesaban entre 6,1 y 12 toneladas). Se movían sobre sus cuatro gruesas patas; las delanteras destacaban por su fuerza, ya que debían soportar el peso de un cráneo de dimensiones desproporcionadas. La epidermis del animal era gruesa y presentaba unas pequeñas protuberancias que se diseminaban por su cuerpo de manera irregular. Los extremidades eran corpulentas y los dedos del pie seccionados. Desde su coronilla y extendiéndose sobre el cuello, el triceratops poseía un collarín óseo, en el que se desplegaba una capa de piel, profusamente irrigada por numerosos vasos sanguíneos, de lo que se tiene cuenta dada las improntas que estos capilares dejaron en el hueso fósil. Erróneamente se pensó en la antigüedad que este collarín cumplía una función defensiva para el animal, lo que ha sido descartado recientemente dada la fragilidad del collarín, que no constituida una placa ósea lo suficientemente sólida y completa. Algunos paleontólogos incluso han llegado a sugerir que una lesión en dicho collarín puede haber resultado en extremo nociva para el animal, dada su alta irrigación sanguínea. Entre las numerosas funciones que se han atribuido a esta formación ósea, se encuentran las de termorregulación y de exhibición tanto sexual como defensiva, fundadas en la circulación sanguínea del animal. En el primer caso, actuando como una vela similar al caso del Espinosaurio, y en las segundas alternativas, debido al enrrojecimiento que supuestamente habría adoptado el collarín al aumentar el flujo sanguíneo, como en las placas del Estegosaurio.


Torosaurus

Era un Ceratópsido muy grande de 6,2 o 7,6 m de largo y hasta 2 m de altos en las caderas y cerca de 7 t en masa. Tenía un cráneo largo de 2.8 m de largo. El torosaurio tenía una placa huesuda grande (llamada volante o gola) se proyecta en la parte posterior de su cráneo. Un cuerno cortó sobre su pico de loro y dos cuernos más largos sobre sus ojos que le proporciona la protección contra depredadores. Los cuernos también fueron utilizados posiblemente en rivalidad durante el cortejo


Estiracosaurio Tenían seis cuernos largos que se extendían en su volante óseo, uno más pequeño encima de cada uno de sus ojos, y un otro que sobresale de su nariz. Estos dinosaurios llegaron a medir 5,5 metros de longitud y 2 metros de altura, y su peso era de unas 3 toneladas. Los primeros restos fósiles de estiracosaurios fueron descubiertos por Lawrence M. Lambe en Alberta, Canadá en 1913, en un área ahora conocida como el Parque Provincial del Dinosaurio. Hasta ahora solo se han encontrado especimenes en Canadá y Montana.


Saichania

Era un poderoso dinosaurio acorazado que llego a medir 7,00 metros de largo y 2,20 de alto con un peso estimado de 2,00 toneladas. Estaba fuertemente protegido por una armadura que cubría no solo su parte superior, como es usual, sino que también la ventral, cosa solo conocida en este dinosaurio. La nariz externa, que era grande u oval, estaba separada por un septum horizontal que le daba una trayectoria curva, característica compartida con el pinacosaurio, y se especula que le servia para filtrar, humidificar y calentar el aire. El techo de la cabeza estaba protegido por un número muy pobre de escudos, el resto tenía una gran cantidad de estos en especial en el cuello donde formaban un collar para proteger esta área crítica. A los lados presentaba líneas de espinas, que Richen Barsbold las describió como las que aparecen en las pinturas japonesas de Hokusai. Las placas eran de hueso poroso y su interior era hueco, por lo tanto, muy ligero, lo cual le permitía moverse con una cierta desenvoltura. Tendones osificados fortalecían su cola que terminaba en una porra bulbosa que tradicionalmente se supuso que ara usada para golpear a sus atacantes, pero al parecer estaban muy irrigados, por lo que se ha sugerido que la función era otra. Para esto se ha propuesto que la usaban como una cabeza falsa y así confundir a los predadores. Esto último es solo una teoría y es mas aceptado el uso como arma.


Anquilosaurio

De acuerdo a algunos científicos, Ankylosaurus alcanzó los 9 metros de longitud,1 siendo uno de los anquilosaurianos más grandes que se conoce. Sin embargo, una reconstrucción sugiere un tamaño considerablemente menor, con 6,25 metros de largo, 1,5 de amplitud y 1,7 de altura a la cadera. La estructura de su cuerpo era baja y muy ancha. Ankylosaurus debió pesar alrededor de las 6 toneladas.2 Fue un dinosaurio cuadrúpedo, con los miembros traseros más largos que los delanteros. Aunque no se han hallado sus pies, comparaciones con otros anquilosáuridos indican que Ankylosaurus probablemente poseía cinco dedos en cada uno. El cráneo era estrecho y triangular, más amplio de lo largo que era. El cráneo más grande que se conoce alcanzó a medir 64,5 cm de largo y 74,5 cm de amplitud. Al igual que otros anquilosaurianos, Ankylosaurus era herbívoro, y su boca se dotaba de pequeños dientes con forma de hoja que eran aptos para cortar la vegetación, los más pequeños en comparación al cuerpo de cualquier otro anquilosáurido. El Ankylosaurus no compartía las series de dientes moledores de los ceratópsidos y hadrosáuridos contemporáneos, demostrando una masticación muy escasa. Tantos huesos del cráneo como en otras regiones del cuerpo, estaban fusionados para aumentar su fuerza y rigidez


Pinacosaurus

Como todos los anquilosáuridos, tenía una gruesa maza en el ápice de su cola que utilizaba como arma defensiva contra grandes depredadores como el tarbosaurio. Los pinacosaurios era un anquilosáurido relativamente pequeño, con una longitud de entre 4 y 5,5 m. Desde el cráneo hasta el extremo de la maza de la cola, los pinacosaurio estaban totalmente protegidos de los depredadores. Su delgado lomo (en comparación con otros anquilosáuridos) estaba cubierto por un escudo de púas y placas óseas que, progresivamente, se iban haciendo más pequeñas hacia los extremos de la cola. La maza de la cola estaba hecha de huesos soldados, siendo dura y pesada. Los Pinacosaurus necesitaban unos fuertes músculos en la cola para levantar la maza y blandirla de lado a lado, por lo que unos largos y poderosos músculos se extendían desde las caderas y las patas para sostener la cola y hacerla flexible. Los pinacosaurio poseían un cráneo corto y grueso que se curvaba hacia abajo hasta formar un pico de loro sin dientes. En el interior de la boca tenían hileras de dientes pequeños y débiles que condicionaban su dieta. Probablemente evitaban los tallos duros y las agujas de pino y en cambio ingería los blandos y bajos helechos, fáciles de desbrozar. En el interior del hocico se presentan multitud de huesos curvos y finos que en conjunto discurren formando una S. Estos conductos nasales se supone que estaban cubiertos por membranas que probablemente ayudaban a respirar mejor en los ambientes desérticos, filtrando y humedeciendo el aire.


Parasaurolophus

Como ocurre con la mayoría de los dinosaurios, se conoce el esqueleto de Parasaurolophus de manera incompleta. Los parasaurolófos median aproximadamente 10 metros de longitud y 5 de alto y pesaba 4 toneladas, que posiblemente tenían un comportamiento gregario. Existen diferencias significativas en el tamaño del cráneo de las distintas especies, ya que el de Parasaurolophus tubicen alcanza los 2 metros de longitud incluyendo la cresta, mientras que Parasaurolphus walkeri apenas supera el metro y medio.2 Su peso estimado es de 2,5 toneladas Como otros hadrosáuridos alternaban su manera de caminar entre dos y cuatro patas. Poseían una enorme cresta tubular con cuatro secciones huecas dos que apuntaban hacia arriba y dos hacia abajo de largo que se conectaba con la nariz, la cual se creía que podía servir como tubo para respirar debajo del agua, suposición que fue desmentida por estudios posteriores, los cuales establecieron la ausencia de algún tipo de orificio en la parte superior. A raíz de modelos hechos de la cresta, se ha sugerido que se empleaba para emitir sonidos (parecidos a los de un trombón) con la finalidad de comunicarse con dinosaurios de su misma especie. Una función que también se cree posible es la atracción de machos a hembras utilizando la cresta, esto se cree debido a que los machos poseen una cresta más larga que las de las hembras. Estos animales tenían la cola larga y aplastada a los lados lo que lleva a pensar que el parasaurolophus podía nadar. Al final de las extremidades es un misterio, algunos paleontólogos dicen que son pezuñas y otros dicen que son garras desgastadas por el tiempo. Se han encontrado impresiones de piel del parasaurolophus, así como varios esqueletos completos por lo que se tiene una muy buena idea de su aspecto.


Altirhinos

Fue un herbívoro que caminaba en posición cuadrúpeda y corría bípedo, alimentándose de la vegetación baja. El cuerpo entero probablemente se extendía con 8 metros desde el hocico hasta la punta de la cola. El cráneo solo medía 760 mm de largo, con una amplia boca y un distintivo arco alto en el tope de su hocico, del cual deriva su nombre. La boca se ensancha hacia rostral con 26 dientes en el maxilar 24 en el predentario y una tercera de dientes del reemplazo, terminando en un pico corneo. Estos cambios pueden ser una respuesta a un alimento más resistente, o un desarrollo para aumentar y la eficacia en la recolección del alimento. Los miembros delanteros eran mas cortos que los traseros con los dedos centrales que formaban un casco para soporta el peso.


Amargasaurio

El amargasaurio medía 10 m de longitud, 4 m de altura y pesaba 8 t, siendo pequeño para un saurópodo. Habría sido un herbívoro cuadrúpedo con un cráneo largo y bajo en el extremo de un cuello relativamente corto, como en su cercano pariente Dicraeosaurus. Poseía unas altas espinas, más alta que en otros saurópodos, que se bifurcaban y nacían desde las vértebras. Estas espinas se extendían desde la nuca, por el cuello hasta la mitad de la espalda. Es posible que sostuvieran una vela y suele ser representado con esta aunque esto es rechazado por Gregorio S. Paul en 2000.1 Otra posibilidad es que estuvieran recubierta de grasa o tejido muscular. La característica más obvia del esqueleto de Amargasaurus es la serie de espinas dorsales altas en el cuello y las vértebras de la espalda. Las espinas dorsales son las más altas en el cuello, donde se aparean en dos filas paralelas. Estas filas continúan a lo largo del lomo, disminuyendo en altura mientras que se acercan a las caderas. Las ultimas vértebras dorsales y sacras muestran solamente una espina, que son largas pero mucho más cortas que las del cuello, comparables a otros saurópodos. Estas espinas dorsales pudieron haber apoyado un par de velas altas de la piel. Las velas similares se ven en los dinosaurios sin relación Spinosaurus y Ouranosaurus, así como los pelicosaurios Dimetrodon y Edaphosaurus. Hay una variedad de hipótesis para la función de estas velas, incluyendo defensa, la comunicación (para los propósitos de apareamiento o para el simple reconocimiento de la especie), la regulación de temperatura. Sin embargo, su función verdadera sigue siendo desconocida. Las espinas dorsales similares se encuentran en las vértebras presacras de Dicraeosaurus de África


Dicraeosaurus

Los Dicraeosaurus medían entre 13 y 20 metros de largo y hasta 6 de alto, con un peso de 15 toneladas. Poseían un larga cola estrecha, un dorso con espinas, patas macizas y una cabeza larga con largos incisivos en sus mandíbulas, el cuello estaba construido con solo 12 vértebras, siendo mas corto que los de los otros saurópodos de su época. A diferencia de la mayoría de los diplodocoides Dicraeosaurus tenía una cabeza relativamente grande puesto que su cuello era más corto y más ancho. También careció la cola en forma de látigo que los diplodócidos tenían. Su tamaño era también diferente. La característica más notable y la que le da el nombre son las espinas dorsales de las vértebras. Estas no eran rectas como en otros miembros de la familia. Cada una tenía una forma de Y, como una bifurcación. Estás espinas sirvieron como puntos de inserción para poderoso músculos del cuello. Dicraeosaurus vivió durante el Jurásico superior, junto con los otros dinosaurios y paientes que vivieron durante ese tiempo. Era herbívoro, sin embargo, no compitió con otros dinosaurios para la comida. Los fósiles se han descubierto en las rocas de la Formación Tendaguru en Tanzania. Las rocas también brindan fósiles de Brachiosaurus y de Kentrosaurus. Esto presenta evidencia que éstos eran los herbívoros con el que Dicraeosaurus vivió, así que no habría tenido que competir por el alimento ya que se alimentaban en distintos niveles.


Ampelosaurio

Las características de las vértebras de la cola y la presencia de osteodermos indican que el Ampelosaurus pertenece a Lithostrotia, un grupo de titano saurios derivado que también incluye Alamosaurus y Saltasaurus. Sin embargo, no han mostrado esto de manera concluyente ya que el Ampelosaurus nunca ha sido incluido en un análisis cladístico. Ampelosaurus es uno de los saurópodo mejor conocidos del cretáceo europeo. Apare de este se conocen el Magyarosaurus de Hungría y una especie sin nombre de Catalonia, España. Numerosos fragmentos de hueso se han referido a estas formas, aunque son todos dudosos. La mayoría de los titanosaurianos se han encontrados en los continentes del sur que formaron Gondwana, demás de varias formas derivadas del Mastrichtiano en los continente del norte, incluyendo Alamosaurus en Norteamérica y Opisthocoelicaudia en Asia, indicando que por lo menos hubo puentes terrestres transitorios entre las dos masas de tierra. Estos son corroborados por la aparición del Europeo Tarascosaurus, un predador terópodo relacionado con los abelisáuridos gondwanicos


Kentrosaurus

Su alimentación era herbívora. Media 2.5-3m de longitud y pesaba unos 450kg. Su espalda tenia 2 líneas de placas óseas bastante planas que comenzaban cerca de la cabeza y se iban estrechando, afilando y alargando conforme se iban acercando a la cola. Estas placas óseas eran utilizadas como defensa, de la misma forma que lo hace hoy en día el puercoespín, y para regular la temperatura corporal. Al igual que la mayoría de los estegosaurios poseía grandes y afiladas espinas en sus lados laterales le ayudaban a reducir los ataques laterales y a proteger la zona baja de la espalda y la cola. Su cola podía oscilar de un lado a otro y también estaba llena de espinas en toda su longitud, las dos últimas especialmente grandes. Los predadores no podían arriesgarse ha acercarse a ella. Sin embargo el Kentrosaurus tenía tres zonas esencialmente desprotegidas, el cuello, el abdomen y las patas.


Estegosaurio

Los Estegosaurios tenían una longitud de hasta 9 metros y un peso de 2 toneladas. El cuerpo, sostenido de forma obligada por cuatro patas acabadas en pezuñas, se estrechaba y achicaba hacia delante, hasta terminar en una minúscula cabeza alargada dotada de un pico débil y dientes pequeños de escasa capacidad masticatoria. Ya en el siglo XIX se convirtió en el paradigma del dinosaurio estúpido, debido a que su cerebro era poco más grande que una nuez. Aunque hoy se sabe que el cerebro no crece de forma proporcional al resto del cuerpo y que en la mayoría de los dinosaurios tenía un tamaño normal para éstos, los estegosaurios lo siguen teniendo ligeramente más pequeño de lo que sería esperable. Así pues, no debían tener los sentidos muy desarrollados. Las características más notables de este animal son sus cuatro púas de hasta 60 centímetros en la cola y sobre todo, la hilera de anchas placas que coronaban su espalda. Su posición ha sido muy discutida en tiempos pasados, llegando a sugerirse que se distribuían paralelas sobre el lomo o incluso pegadas al cuerpo a modo de armadura. No obstante, los conocimientos actuales permiten asegurar que se distribuían en dos filas sobre el lomo, de forma alterna y en posición vertical. Su papel defensorio era despreciable debido a su escaso grosor y fuerte vascularización, así que probablemente tenían un papel más disuasorio que otra cosa. Un estudio de McWhinney et al. En el 2001,1 dio a conocer un alto grado de traumas en las púas de la cola, sugiriendo que estas eran usadas como defensa. Erguidas sobre el lomo del animal, éste parecería más grande aún a los depredadores como el alosaurio y el ceratosaurio. Se ha sugerido recientemente que la vascularización de las mismas podría teñir las placas de vivos colores a voluntad del animal, bombeando sangre con fuerza hacia ellas, y pudiendo así tener un papel en el cortejo o aumentando su poder disuasorio.


Dryosaurus

La forma del animal era bastante ligera y esbelta, provista de cuello, patas traseras y cola de gran longitud. Las extremidades superiores, por el contrario, eran bastante cortas y provistas de la dotación primitiva de cinco dedos, por lo que es de suponer que el animal era predominantemente bípedo, aunque quizá se apoyase ocasionalmente en las cuatro patas. La longitud total oscilaba entre los 2,5 y 4,5 metros y la altura en los hombros se situaba en torno a 1,5 m. El peso total podía llegar a los 80 ó 90 kg. En la cabeza destacan unas grandes fosas oculares (indicativos de una buena visión) y un pico córneo similar al de una tortuga. Los dientes, típicos de otros dinosaurios herbívoros, se situaban exclusivamente a la altura de las mejillas y estaban ausentes del premaxilar. Es posible que las mejillas se utilizasen para guardar alimento. Su inteligencia, según lo medido por su cociente entre el cerebro y el cuerpo, estaba situada a mitad del camino cuando se compara a otros dinosaurios. Las características del esqueleto indican que estos animales eran bastante rápidos y que la velocidad constituía su única arma frente a la acción de los terópodos carnívoros, en la línea de otros "dinosaurios-gacela" como el más conocido hipsilofodonte. La cola, siempre erecta, contribuía a mantener el equilibrio durante la carrera. Los yacimientos fósiles indican que Dryosaurus fue un animal típicamente forestal


Camptosaurus

Los adultos más grandes medían más de 7 metros de largo y pesaba hasta 4 toneladas. Eran capaces de levantar sus pesados cuerpos para caminar en forma bípeda. Los dientes de éste dinosaurio tenían los bordes llenos de pequeñas puntas, para desgajar el follaje de los árboles. Puesto que las patas eran muy duras, los dientes se gastaban hasta quedar casi lisos. Poseía un pico córneo para cortar cortezas. Camptosaurus era un animal bastante voluminoso por su gran estómago donde almacenaba kilos de comida vegetal. Sus patas posteriores eran musculosas y fuertes, pero las anteriores eran pequeñas. En consecuencia sólo podía andar con las patas posteriores; y aunque los huesos de las patas anteriores eran pequeños, las muñecas eran fuertes para soportar el peso por si era necesario. Podría levantarse sobre sus patas para alcanzar el follaje de los árboles altos, y su larga y pesada cola, le pudo haber servido de excelente contrapeso.


Saurolophus

se caracterizaban por tener "pico de pato", una pequeña cresta tubular en su cabeza(semejante a la del Parasaurolophus pero más pequeña) y grandes patas con las que podían caminar de modo bípedo y cuadrúpedo. Lo que diferencia a estas dos especies de herbívoros son sus características anatómicas, su tamaño y altura y dónde se localizan. La especie norteamericana es S. osborni y la asiática es S. angustirostris. El S. osborni medía aproximadamente 9,8 m de largo, presentando un cráneo de 1 m de largo1 y un peso estimado de 1,9 t2 . El S. angustirostris medía aproximadamente 12 m de largo.


Therizinosaurus

Es el nombre dado recientemente a un brazo gigante con feroces garras que se hallo en Mongolia se estima que medía de 8 a 12 m . Su peso era de hasta 6 toneladas. El brazo medía en total 2.5 metros de largo, y su única garra en forma de guadaña medios 70 centímetros en su curva externa. Esa longitud no incluye la cubierta córnea que debe haber rodeado la garra, con la que pudo llegar a medir 1 metro de largo, eso hace que la sola garra mida lo que una guadaña para cortar césped alto, sólo que la garra del el therizinosaurus era más pesada se encontró también (con una pelvis de 2,5 m de ancho). Los primeros ejemplares consistían en algunas grandes garras halladas por la expedición conjunta soviético-mongolade 1948, así como en otras partes de Mongolia las posteriores 1957, 1959 y 1960 fueron en el desierto de gobi. Fósiles asociados incluyen patas incompletas y un diente. El therizinosaurus puede estar emparentado con el Deinocherius, o con el Deinonicusaurio pero eso es muy incierto.


Maiasauria

Especie: Maiasauria Peeblesorum Su nombre significa Lagarto Buena Madre. Vivió durante el periodo Cretácico Tardío. Medía de siete a nueve metros de largo y pesaba tres toneladas. Este herbívoro poseía un pico plano y sin dientes. Junto con los restos de los adultos se han encontrado nidos fosilizados y huevos, algunos con embriones y crías jóvenes. La cantidad de esqueletos encontrados en los lechos de huesos, indica que se desplazaban en manada. Sus fósiles han sido encontrados en Montana, Estados Unidos.

Paquicefalosaurus

El domo estaba formado por un hueso sólido de 25 cm de grosor, quizá no se utilizaba como protección. Todo el cuerpo estaba libre de armaduras óseas y listas para atacar. Este ornitisquio medía 8 metros de largo y 4.5 de alto, llegando a pesar 1 toneladas y correr a velocidades de hasta 14,5 km/h. Según varios investigadores, el domo era utilizado en peleas entre miembros de la misma especie, para concursar por el rango y acceder a las hembras, como sucede con las ovejas y elefantes de ahora. No obstante, recientes estudios en las inserciones de los músculos esternocleidomastoideos y nucal parecen indicar que un paquicefalosaurio no soportaría un embiste de gran magnitud, como el de un carnero, por lo que se especula que tal vez podría servir de reclamo o advertencia, mostrando vivos colores, o como defensa en embistes cortos, ayudándose de las pequeñas púas del hocico


Iguanodon

Los iguanodontes alcanzaron entre 9 y 10 m de longitud, entre 3 y 4 m de altura y llegaban a pesar 4.5-6 t (como un gran elefante). Los investigadores han calculado que normalmente se trasladaba a 11 km/h, pero que en situaciones de peligro alcanzaba los 35 km/h. Su cola era larga y rígida y le servía de contrapeso. Debido a que se han encontrado bastantes individuos juntos en un mismo lugar se cree que se trasladaban en manadas o rebaños. Sus defensas se fueron desarrollando poco a poco. Al principio, el pulgar no podía tocar los otros dedos de la mano y se mantenía inclinado hacia el lado. Pero luego, el extremo se modificó y se convirtió en una espina cónica prolongada que utilizaba como arma.


Protoceratops

Los Protoceratops llegaron a medir 2 m de longitud y a pesar 180 kg. Los Protoceratops estaban emparentados con el Leptoceratops, un protoceratopsido que habitaba en Norteamérica. Algunas revisiones, como la de Peter Dodson, atribuyen la diferencia de tamaño y forma de algunos huesos craneales - concretamente el parietal y el escamoso - a la existencia de cierto dimorfismo sexual, además de la edad.2 Su aspecto debió ser intimidatorio a pesar de su relativo pequeño tamaño, ya que su cabeza estaba protegida por una maciza placa y su boca poseía un afilado pico. La cola tenía una longitud considerable y era gruesa. La reconstrucción del esqueleto indica que este animal era cuadrúpedo. La placa, además de proteger de posibles ataques frontales, probablemente fuera un elemento más del cortejo durante el periodo de apareamiento. Los músculos de la mandíbula eran prominentes, capaces de realizar una gran fuerza. De esta manera era capaz de arrancar las plantas y hojas de las que se alimentaba. Después masticaba los alimentos con sus hileras de fuertes dientes


Leptoceratops

Fue un pequeño tenía brazos cortos y largas patas, por lo que probablemente podía correr erguidos. tienen pequeñas manos prensiles que tal vez se usaron para tomar plantas, el cráneo era bajo y no presenta rastros de cuernos, al contrario de sus parientes. El Leptoceratops tenía un pequeño collar en el dorso de la cabeza, una forma claramente primitiva. No había aberturas en el hueso del collar como en otros ceratopsios, al parecer conservó sus hábitos activos, como correr erguido en sus patas traseras, el Leptoceratops medía de 1.2 a 2.7 metros de largo.


Scelidosaurio

Totalmente crecido fue más bien pequeño, comparado a la mayoría de otros dinosaurios. Algunos científicos lo han estimado con una longitud de 4 metros.2 El scelidosaurio era cuadrúpedo, cuya locomoción se basaba en el uso de sus cuatro miembros. Pudo haberse levantado sobre sus patas traseras para hojear sobre el follaje de los árboles, pero aquellas delanteras fueron tan grandes como las traseras, indicando una postura generalmente sobre sus cuatro extremidades. El scelidosaurio tuvo cuatro dedos, con el más profundo siendo el más pequeño


Pentacerátopo

Medía aproximadamente 8 m de longitud y 4 m de altura, con un peso estimado de 5,500 kg. Presentaba tres cuernos en su cabeza, un pico fuerte y grueso similar al de los loros, un volante óseo (gola) revestido de espinas, además de patas macizas y un cuerpo robusto. Probablemente el pentacerátopo, al igual que la mayoría de los ceratopsianos, presentaba un comportamiento gregario.


Anquicerátops

Era un cuadrúpedo que medía aproximadamente 6 metros de longitud y 2,6 de altura, con un peso estimado de 1,8 toneladas.1 Poseía tres cuernos en su rostro, protuberancias óseas a los lados de la mandíbula y una fila llena de espinas en su gola (placa ósea de aspecto similar a un volante situado en la parte trasera de la cabeza de algunos dinosaurios). También presentaba un enorme pico de loro, con el cual cortaba los tallos y plantas duras, las cuales eran luego masticadas y trituradas por sus muelas alineadas a los lados. Los dos cuernos situados encima de sus ojos eran más largos que el cuerno emplazado en su hocico. La gola del anquicerátopo es muy peculiar. Posee una forma rectangular, presentando, en los bordes, unas protuberancias óseas triangulares llamadas epoccipitales, siendo, además, las fenestras (aberturas del cráneo) más pequeñas que las vistas en otros ceratópsidos, tales como el pentacerátopo o el torosaurio.1 Otro rasgo característico lo conforman un par de protuberancias óseas localizadas en ambos lados de la línea central, hacia el final de la gola.

espero que le guste mi informe gracias soy jorman stifen castro

Obtenido de "Tipos de dinosaurios"

Wikimedia foundation. 2010.

Mira otros diccionarios:

  • Paleontología de dinosaurios — Saltar a navegación, búsqueda …   Wikipedia Español

  • Los nuevos dinosaurios — (The new dinosaurs: An alternative evolution) es un libro de ciencia ficción escrito e ilustrado por el paleontólogo Dougal Dixon, que fue publicado en 1988. El libro es una secuela de After Man, y al igual que éste, trata sobre zoología ficción …   Wikipedia Español

  • Jurassic Park: Operation Genesis — Jurassic Park Operation Genesis, abreviado como JP:OG o JPOG es un juego simulador creado por Blue Tongue Entertainment y publicado por Vivendi Universal, se trata de crear un parque temático de dinosaurios de 5 estrellas, volvinedo el sueño de… …   Wikipedia Español

  • Era Mesozoica — Eón[1] Era Millones años Fanerozoico Cenozoico 65,5 ±0,3 Mesozoico 251,0 ±0,4 Paleozoico 542,0 ±1,0 …   Wikipedia Español

  • Escala temporal geológica — Saltar a navegación, búsqueda La escala temporal geológica es utilizada por geólogos y otros científicos para describir la cronología y las relaciones entre los eventos que han ocurrido durante la historia de la Tierra. La tabla de períodos… …   Wikipedia Español

  • Magnoliophyta —   Magnoliofitas o Angiospermas Flores de Primula …   Wikipedia Español

  • Jurásico — Era[1] Período Millones años Mesozoico Cretácico 145,5 ±4,0 Jurásico 199,6 ±0,6 Triásico …   Wikipedia Español

  • Apatosaurus — Saltar a navegación, búsqueda ? Apatosaurus Rango fósil: Jurásico superior Estado de conservación …   Wikipedia Español

  • Super Mario World — Para otros usos de este término, véase Super Mario World (desambiguación). Super Mario World …   Wikipedia Español

  • Wintonotitan —   Wintonotitan Rango temporal: Cretácico inferior …   Wikipedia Español


Compartir el artículo y extractos

Link directo
Do a right-click on the link above
and select “Copy Link”

We are using cookies for the best presentation of our site. Continuing to use this site, you agree with this.