CFC

ÔĽŅ
CFC
Para otros usos de este término, véase CFC (desambiguación).

Los clorofluorocarbonos o clorofluorocarbonados, abreviados como CFC, (denominados tambi√©n ClFC) es cada uno de los derivados de los hidrocarburos saturados obtenidos mediante la sustituci√≥n de √°tomos de hidr√≥geno por √°tomos de fl√ļor y/o cloro principalmente.

Los CFC son una familia de gases que se emplean en m√ļltiples aplicaciones, siendo las principales la industria de la refrigeraci√≥n y de propelentes de aerosoles. Est√°n tambi√©n presentes en aislantes t√©rmicos. Los CFC poseen una capacidad de supervivencia en la atm√≥sfera, de 50 a 100 a√Īos. Con el correr de los a√Īos alcanzan la estratosfera donde son disociados por la radiaci√≥n ultravioleta, liberando el cloro de su composici√≥n y dando comienzo al proceso de destrucci√≥n del ozono.

Mol√©culas de CFCs obtenidas por la sustituci√≥n de √°tomos de hidr√≥geno por √°tomos de fl√ļor y/o cloro

Aunque se cre√≠a que la aparici√≥n del agujero de ozono, a comienzos de la primavera austral, sobre la Ant√°rtida estaba relacionada con la fotoqu√≠mica de los Clorofluorocarbonos (CFCs), componentes qu√≠micos presentes en diversos productos comerciales como el fre√≥n, aerosoles, pinturas, etc., los √ļltimos estudios cient√≠ficos apuntan a que las causas del mal llamado ‚Äúagujero‚ÄĚ son de origen din√°mico, principalmente debido a los rayos c√≥smicos gal√°cticos. Seg√ļn el estudio de Q.-B.Lu, del Department of Physics and Astronomy, University of Waterloo, Waterloo, ON, N2L3G1, Canada: ‚ÄúEste estudio informa sobre confiable informaci√≥n durante el per√≠odo de 1980-2007 cubriendo dos ciclos completos de 11 a√Īos de rayos c√≥smicos (RC), mostrando claramente la correlaci√≥n entre los RC y la disminuci√≥n del ozono, especialmente la p√©rdida de ozono polar (agujero) en la Ant√°rtida.‚ÄĚ [1]

Ref: Q.-B.Lu., (2009) ‚ÄúCorrelation between Cosmic Rays and Ozone Depletion‚ÄĚ, Physical Review Letters, March 19, 2009. http://www.science.uwaterloo.ca/~qblu/Lu-2009PRL.pdf

Contenido

Usos y propiedades

Son usados principalmente con fin industrial, tanto para la formación de aerosoles como para la creación de refrigerantes ademas de otros artículos, tanto de uso personal como industrial e informático.

Tipos de CFCs seg√ļn su comercializaci√≥n

  • El CFC-12 es un gas a temperatura ambiente. Hasta hace poco, ha sido utilizado extensamente en acondicionadores de aire de autom√≥viles, de donde eran liberados a la atm√≥sfera durante su uso y servicio. Actualmente se utiliza un equipo especial para capturar los CFCs (y sus modernos sustitutos) cuando los acondicionadores de aire de los coches han finalizado su servicio.

Después de la [II Guerra Mundial] se decubrió que vaporizando el CFC-12 en estado líquido, éste podía utilizarse para crear burbujas en plásticos de espuma rígidos. Las diminutas burbujas embebidas de CF2Cl2 hacen que estos productos sean buenos aislantes térmicos, ya que este gas es un pobre condutor de calor. Sin embargo, el CFC-12 se libera inmediatamente durante la formación de las láminas de espuma, como las bandejas blancas utilizadas para envasar productos de carne fresca, y anteriormente para contener hamburguesas en restaurantes de comida rápida.

  • El compuesto CFCl3, llamado CFC-11, es un l√≠quido que hierve a temperatura cercana a la ambiental. El CFC-11 se utiliz√≥ para formar agujeros en productos de espuma blanda, como almohadas, alfombras acolchadas, cojines y asientos y rellenos en coches. Este compuesto tambi√©n ha sido aplicado para hacer productos de espumas de uretano r√≠gido usados como aislantes en neveras, congeladores y en algunos edificios. La utilizaci√≥n de productos de espumas aislantes aument√≥ en el √ļltimo cuarto de siglo debido al inter√©s con respecto a la conservaci√≥n de energ√≠a.
  • El otro CFC que merece gran preocupaci√≥n ambiental es el CF2Cl--CFCl2, llamado CFC-113. Este compuesto ha sido utilizado ampliamente para limpiar la grasa, el pegamento y los residuos de soldadura en paneles de circuito electr√≥nicos despu√©s de su fabricaci√≥n, cosumiendose cerca de 2 kilogramos por metro cuadrado. Muchos fabricantes han cambiado sus procesos de fabricaci√≥n con el fin de no utilizar ning√ļn tipo de l√≠quido de limpieza. Los CFCs no poseen ning√ļn sumidero troposf√©rico de tal manera que todas sus mol√©culas ascienden a la estratosfera. Este proceso de transporte vertical en la atm√≥sfera no est√° afectado por el hecho de que la masa de √©stas mol√©culas sean mayor que la masa promedio del Nitr√≥geno y del Ox√≠geno en le aire, ya que la fuerza diferencial de gravedad es mucho menor que la debida a la de las constantes colisiones de otras mol√©culas que aleatorizan las direcciones de mol√©culas, incluso las pasadas. Mediante este transporte, las mol√©culas de CFC, finalmente, migran a las partes medias y altas de la estratosfera donde hay suficiente UV-C de la luz solar a√ļn no filtrada para descomponer fotoqu√≠micamente dichas mol√©culas, liberando de este modo √°tomos de cloro.
  • El tetracloruro de carbono, CCl4, es una sustancia disminuidora de ozono (SDO). Comercialmente, se ha utilizado como disolvente y como intermedio en la fabricaci√≥n de CFC-11 Y CFC-12, perdi√©ndose cierta cantidad hacia la atm√≥sfera durante su producci√≥n. Su aplicaci√≥n como disolvente en la limpieza en seco ha sido interrumpido en la mayor parte de los pa√≠ses desarrollados, aunque hasta muy recientemente su pr√°ctica a√ļn continuaba en muchos otros pa√≠ses.
  • El metilcloroformo, CH3--CCL3, o 1,1,1- tricloroetano, fue producido en grandes cantidades y utilizado en la limpieza de metales, de tal manera que una gran parte se liber√≥ a la atm√≥sfera. Aunque, cerca de la mitad de esta cantidad ha sido eliminada de la troposfera por reacci√≥n con el radical hidroxilo, el resto sobrevive suficiente tiempo como para migrar hacia la estratosfera. En la actualidad el metilcloroformo y el tetracloruro de carbono contribuyen, conjuntamente, en cerca de la mitad de la contribuci√≥n de os CFCs al cloro de la estratosfera.

Degradación del ozono

Se ha propuesto que el mecanismo a trav√©s del cual los CFC atacan la capa de ozono es una reacci√≥n fotoqu√≠mica: al incidir la luz sobre la mol√©cula de CFC, se liber√≠a un √°tomo de cloro con un electr√≥n libre, denominado radical cloro, muy reactivo y con gran afinidad por el ozono, que rompe la mol√©cula de este √ļltimo. La reacci√≥n ser√≠a catal√≠tica; la teor√≠a propuesta estima que un solo √°tomo de cloro destruir√≠a hasta 30.000 mol√©culas de ozono. Algunos alegan que CFC permanece durante m√°s de cien a√Īos en las capas altas de la atm√≥sfera, donde se encuentra el ozono, pero esto es imposible dado que las mol√©culas de CFC tienen un peso molecular que var√≠a entre 121,1 y 137,51 mientras que la densidad de la atm√≥sfera es 29.01, por lo que las escasas mol√©culas de Freones que llegan hasta la estrat√≥sfera caen en poco tiempo de regreso hacia tierra.

Los estudios de Fabian, Borders y Penkett (ref: P.Fabian, R. Borders, S.A. Penkett, et al., ‚ÄúHalocarbons in the Stratosphere.‚ÄĚ Nature, (Dec. 24) pp. 733-735) demostraron que los Freones F-11 y F-12 alcanzaban un m√°ximo de 29 a 32 km de altura, en donde sus concentraciones var√≠an entre 0,1 a 10 ppb (partes de bill√≥n). Considerando que la energ√≠a necesaria para que la radiaci√≥n UV discocie a la mol√©cula de CFC tiene que ser igual o mayor que la de la banda UV-C (286-40 nan√≥metros), y esta radiaci√≥n es totalmente absorbida por el ox√≠geno m√°s arriba de los 45 km de altura, la radiaci√≥n necesaria para disociar a los CFc no llega hasta la altura donde se encuentran las primeras mol√©culas.

Destrucción de las moléculas de Ozono causada Los CFC.

En 1987 se firm√≥ un acuerdo internacional, el ‚ÄúProtocolo de Montreal relativo a las sustancias destructoras de la capa de ozono‚ÄĚ, para controlar la producci√≥n y el consumo de sustancias que destruyen el ozono. En este protocolo se estableci√≥ el a√Īo 1996 como fecha l√≠mite para abandonar totalmente la producci√≥n y el consumo de clorofluorocarburos en los pa√≠ses desarrollados. Los pa√≠ses en v√≠as de desarrollo disponen de 10 a√Īos m√°s para el cumplimiento de este requisito. Tambi√©n se establecieron controles para los haluros, el tetracloruro de carbono, el 1,1,1-tricloroetano (metil cloroformo), los hidroclorofluorocarburos (HCFC), los hidrobromofluorocarburos (HBFC) y el bromuro met√≠lico. Estos productos qu√≠micos s√≥lo se permiten para usos esenciales y siempre que no existan alternativas t√©cnica y econ√≥micamente viables.[1]

Por a√Īadidura, la eficacia de la destrucci√≥n del ozono aumenta si est√°n presentes nubes estratosf√©ricas. Esto sucede s√≥lo en el fr√≠o de la noche polar, cuando las temperaturas descienden a menos de 200 K y, en el Ant√°rtico, a 180 K o menos. En la primavera ant√°rtica, fundamentalmente en octubre y noviembre, se han registrado cantidades de ozono notablemente reducidas y menguantes desde 1975. Este fen√≥meno se conoce el agujero de ozono. Cuando el sol regresa, la p√©rdida se recupera r√°pidamente.[2]

Riesgos

Los fluorocarburos son, en general, menos tóxicos que los correspondientes hidrocarburos clorados o bromados. Esta menor toxicidad puede deberse a una mayor estabilidad del enlace C-F y, tal vez también, a la menor solubilidad lipoide de las sustancias más fluoradas. Gracias a su bajo nivel de toxicidad, ha sido posible seleccionar fluorocarburos que sean seguros para los usos a los que se destinan. No obstante, la supuesta seguridad de los fluorocarburos en estas aplicaciones ha hecho que se divulgara la falsa creencia de que los fluorocarburos son completamente inocuos en cualquier condición de exposición.[1]

En realidad, los fluorocarburos vol√°tiles posen propiedades narc√≥ticas similares a las de los hidrocarburos clorados, aunque m√°s d√©biles. La inhalaci√≥n aguda de 2.500 ppm de triclorotrifluoretano provoca intoxicaci√≥n y descoordinaci√≥n psicomotriz en el ser humano, un efecto que tambi√©n se observa con concentraciones de 10.000 ppm (1 %) de diclorodifluorometano. La inhalaci√≥n de diclorodifluorometano a concentraciones de 150.000 ppm (15 %) provoca p√©rdida de la consciencia. Se han registrado m√°s de 100 muertes relacionadas con la inhalaci√≥n de fluorocarburos como consecuencia de la pulverizaci√≥n de aerosoles que conten√≠an diclorodifluorometano como propulsor en el interior de una bolsa de papel y su posterior inhalaci√≥n. El TLV de 1.000 ppm establecido por la Conferencia Americana de Higienistas Industriales del Gobierno (ACGIH) no produce efectos narc√≥ticos en el ser humano.[1]

Los fluorometanos y fluoretanos tampoco producen efectos tóxicos, como lesiones hepáticas o renales, por exposición repetida. Los fluoralquenos, como el tetrafluoretileno, el hexafluoropropileno o el clorotrifluoretileno, pueden causar lesiones hepáticas y renales en animales de experimentación tras exposiciones prolongadas y repetidas a las concentraciones apropiadas.[1]

No obstante, la toxicidad aguda de los fluoralquenos es sorprendente en algunos casos. El perfluorisobutileno es un buen ejemplo de ello. Con una CL50 de 0,76 ppm para cuatro horas de exposici√≥n en el caso de las ratas, es m√°s t√≥xico que el fosgeno. Al igual que este √ļltimo producto, produce edema pulmonar agudo. Por su parte, el fluoruro de vinilo y el fluoruro de vinilideno son fluoralcanos de muy baja toxicidad.[1]

De la misma forma que muchos otros vapores de disolventes y anestésicos utilizados en cirugía, los fluorocarburos volátiles también pueden producir arritmia o parada cardíaca cuando el organismo libera una cantidad anormalmente elevada de adrenalina (como en situaciones de angustia, miedo, excitación o ejercicio violento). Las concentraciones necesarias para producir este efecto son muy superiores a las que se encuentran normalmente en la industria.[1]

En perros y monos, tanto el clorodifluorometano como el diclorodifluorometano provocan r√°pidamente depresi√≥n respiratoria, broncoconstricci√≥n, taquicardia, depresi√≥n mioc√°rdica e hipotensi√≥n a concentraciones de entre un 5 y un 10 %. El clorodifluorometano, al contrario que el diclorodifluorometano, no provoca arritmias card√≠acas en monos (aunque s√≠ en ratones) y tampoco reduce la funci√≥n pulmonar.[1]

Medidas de salud y seguridad. Todos los fluorocarburos sufren descomposici√≥n t√©rmica cuando se exponen a la acci√≥n de la llama o de metales calentados al rojo. Los productos de la descomposici√≥n de los clorofluorocarburos son los √°cidos fluorh√≠drico y clorh√≠drico, junto con cantidades m√°s peque√Īas d fosgeno y fluoruro de carbonilo. Este √ļltimo compuesto es muy inestable a la hidr√≥lisis y r√°pidamente se transforma en √°cido fluorh√≠drico y di√≥xido de carbono en presencia de humedad.[1]

Los estudios de mutagenicidad y teratogenicidad realizados de los tres fluorocarburos m√°s importantes desde el punto de vista industrial (triclorofluorometano, diclorodifluorometano y triclorotrifluoretano), han dado resultados negativos.[1]

El clorodifluorometano, que en un tiempo se consider√≥ como posible propulsor para aerosoles, result√≥ ser mut√°geno en los estudios de mutag√©nesis bacteriana. Los estudios de exposici√≥n a lo largo de toda la vida aportaron ciertas evidencias de carcinog√©nesis en ratas macho expuestas a concentraciones de 50.000 ppm (5 %), pero no a concentraciones de 10.000 ppm (1 %). Este efecto no se apreci√≥ en ratas hembra ni en otras especies. La Agencia Internacional para la Investigaci√≥n sobre el C√°ncer (IARC) ha clasificado esta sustancia en el Grupo 3 (evidencias limitadas de carcinog√©nesis en animales). Tambi√©n se obtuvieron ciertas pruebas de teratogenicidad en ratas expuestas a 50.000 ppm (5 %), pero no a 10.000 ppm (1 %), ni en conejos expuestos a concentraciones de hasta 50.000 ppm.[1]

Las víctimas de la exposición a fluorocarburos deben ser evacuadas del área contaminada y recibir un tratamiento sintomático. No se les administrará adrenalina, pues existe la posibilidad de provocar arritmias o parada cardíaca.[1]

Alternativas a los CFCs

En los √ļltimos a√Īos se ha realizado un gran esfuerzo para encontrar aternativas a los CFCs. Dentro de ellas, las m√°s estudiadas han sido los hidroclorofluorcarbonos (HCFC) e hidrofluorcabonos (HFC). Estas mol√©culas contienen, unidos a los √°tomos de carbono, √°tomos de hidr√≥geno, cloro y/o fl√ļor. Los radicales hidroxilo, presentes en la troposfera, degradan con facilidad los enlaces C--H de estos compuestos. Al mismo tiempo, la presencia de estos compuestos de sustituyentes de Cl y Br les confiere algunas de las ventajosas propiedades de los CFCs: baja reactividad y supresi√≥n de fuego, buenos aislantes y disolventes y puntos de ebullici√≥n adecuados para su empleo en ciclos de refigeraci√≥n. Algunos de los CFCs han sido ya sustituidos por estos compuestos. El CHF2Cl (HCFC-22) es un refigerante que puede sustituir al CCl2F2 (CFC-12) en los compresores de sistemas de aire acondicionados y frigor√≠ficos dom√©sticos. Para la fabricaci√≥n de aislantes de espumas de poliuretano se pueden emplear CH3CFCl2 (HCFC-141b) o CF3CHCl2 (HCFC-123) en vez de CCl3F (CFC-11).

Las nuevas tecnolog√≠as consideran como sustitutos de los CFCs a compuestos distintos a los HCFC ni de los HFC. Como propelentes de aerosoles se pueden emplear tanto isobutano como dimetil √©ter (mezclados con agua para disminuir su inflamabilidad). An√°logamente, los hidrocarburos han sustituido a los CFCs como agentes para formar burbujas en la fabricaci√≥n de espumas. Las espumas r√≠gidas, empleadas en el aislamiento de las paredes de los refrigeradores, constitu√≠das en un inicio por CFC-11 y en la actualidad por HCFC-141b, ser√°n reemplazadas en un futuro con paneles rellenos de un material s√≥lido y sellados al vac√≠o. La industria electr√≥nica est√° sustituyendo a los CFCs, empleados como disolventes para limpieza de los circuitos, por limpiadores detergentes acuosos, o est√° desarrollando nuevos sistemas de impresi√≥n que reduzca el n√ļmero de etapas de limpieza necesarias.

La sustitución de los fluidos empleados en sistemas de aire acondicionadoy frigoríficos es más difícil. Existen muchas alternativas en perspectiva. Una de ellas es la aplicación de sustancias ya utilizadas en el pasado para estos fines, como el amoniaco y los hidrocarburos. Sin embargo, su desarrollo se ha visto frenado por los problemas de corrosión del amoniaco y de inflamabilidad de los hidrocarburos.

Existen en la actualidad sistemas de aire acondicionado que no requieren compresor. Estos se basan en la combinación de un sistema de refrigeración por evaporación y un desecante para secar el aire frío.

Actualmente, no se ha encontrado una alternativa adecuada a los halones, sustancias empleadas para la extinci√≥n de incendios en espacios cerrados como oficinas, aviones y tanques militares. Desde que su producci√≥n ces√≥ en el a√Īo 1994, han estado sometidos a una cuidadosa comercializaci√≥n, dependiendo del desarrollo de las alternativas. Los halones exhiben una atractiva combinaci√≥n dif√≠cil de igualar de baja reactividad y eficaz supresi√≥n de incendios. El CF3I es en la actualidad el candidato m√°s prometedor, ya que al igual que el CF3Br (hal√≥n-1301) es lo suficientemente pesado para extinguir fuegos. El enlace C--I se rompe f√°cilmente por acci√≥n de los fotones UV, incluso a nivel del suelo, por tanto el tiempo de vida de la mol√©cula es muy corto.

En conclusi√≥n, el cambio, desde una m√°xima producci√≥n de CFCs a una sustituci√≥n de los mismos, est√° ocurriendo a mayor velocidad de la que cabr√≠a prever hace unos a√Īos. Como siempre ocurre, la necesidad es el motor de toda invenci√≥n.

Rese√Īa hist√≥rica

Los CFC surgieron de la necesidad de buscar sustancias no t√≥xicas que sirvieran como refrigerante para aplicaciones industriales, siendo Thomas Midgley quien descubriera que estos gases eran inocuos para los seres humanos, evitando as√≠ miles de intoxicaciones accidentales. Dado que en la √©poca en la que se descubri√≥ el uso de los CFCs no exist√≠a mucha informaci√≥n sobre el ozono y se desconoc√≠an los efectos da√Īinos de los CFCs, el propio Thomas Midgley muri√≥ pensando que hab√≠a hecho un gran servicio a la humanidad.

Los CFCs, también conocidos comercialmente como freones, sustituyeron al amoníaco y su uso se propagó principalmente en los aires acondicionados de automóviles, neveras e industrias. A partir de 1950 se empezaron a utilizar como agentes impulsores para atomizadores, en la fabricación de plásticos y para limpiar componentes electrónicos.

El descubridor de la amenaza que suponía el uso de los CFCs fueron el químico estadounidense F. Sherwood Rowland, de la Universidad de California, el químico mexicano Mario J. Molina del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) y el holandés Paul Crutzen, del Instituto Max-Planck de Química de Mainz, Alemania, artífices de estos descubrimientos, quienes el 11 de octubre de 1995 recibieron el Premio Nobel de Química en reconocimiento por sus investigaciones en este campo.

Un claro ejemplo del problema de los CFC, de cómo se desarrolló y se resolvió el conflicto, se encuentra en el libro Miles de millones de Carl Sagan (capítulo 10: "Falta un pedazo de cielo").

Sin embargo, existen otros expertos que contradicen con serios fundamentos cient√≠ficos la hip√≥tesis de la acci√≥n de los CFC sobre el ozono. Un excelente ejemplo es el libro de Roger Maduro y Ralph Schauerhammer, "The Holes in the Ozone Scare," publicado en 1992 por 21st Century Science Associates. ISBN: 0-9628134-0-0 QU√Č SE PUEDE HACER? 1. Evite consumir desodorantes en Spray; sustit√ļyalos por los de barra o de bola. 2. Prefiera los fijadores de cabellos en gel en lugar de los Spray. 3. Procure usar desodorantes u otros productos que vienen en envases mec√°nicos a presi√≥n y que no contienen CFC. 4. Evite los desodorantes ambientales en su oficina, manteniendo buena ventilaci√≥n. 5. Trate de usar insecticidas naturales. 6. Evite aerosoles para afeitarse; en su lugar use jab√≥n o crema de afeitar.

Referencias

  1. ‚ÜĎ a b c d e f g h i j k ENCICLOPEDIA DE SALUD Y SEGURIDAD EN EL TRABAJO; PROPIEDADES DE LOS FLUOROCARBUROS; GU√ćA DE PRODUCTOS QU√ćMICOS> http://www.mtin.es/es/publica/pub_electronicas/destacadas/enciclo/general/contenido/tomo4/104-06.pdf
  2. ‚ÜĎ Tomado de INGENIER√ćA AMBIENTAL; Segunda edici√≥n; J. Glynn Henry y Gary W. Heinke; Pearson Educaci√≥n; M√ČXICO - ARGENTINA - BRASIL - COLOMBIA - COSTA RICA - CHILE - ESPA√ĎA - GUATEMALA - PER√ö - PUERTO RICO - VENEZUELA

Enlaces externos

Véase también


Wikimedia foundation. 2010.

Mira otros diccionarios:

  • CFC ‚ÄĒ CFC, cfc, or Cfc may stand for: *Chlorofluorocarbon : a class of chemical compounds that deplete ozone. *Cardiofaciocutaneous Syndrome : a rare and serious genetic disorder. *Canadian Film Centre : institution for advanced training in film,… ‚Ķ   Wikipedia

  • CFC ‚ÄĒ Controlled Foreign Corporation (CFC) USA A foreign corporation in which more than 50% of the total combined voting power of its stock or the total value of its stock is owned by United States Shareholders (defined as a United States person (IRC ¬ß ‚Ķ   Law dictionary

  • CFC ‚ÄĒ ist eine Abk√ľrzung f√ľr: ColdFusion Component, eine objektorientierte Erweiterung der Skriptsprache ColdFusion Celtic Football Club, schottischer Fu√üballverein (bekannt als: ‚ÄěCeltic Glasgow‚Äú) Certified Financial Consultant Chelsea Football Club,… ‚Ķ   Deutsch Wikipedia

  • CfC ‚ÄĒ ist eine Abk√ľrzung f√ľr: CFC CarFilmComponents Unternehmen; einer der Weltmarktf√ľhrer im Bereich passgenauer T√∂nungs und UV Schutzfolien. ColdFusion Component, eine objektorientierte Erweiterung der Skriptsprache ColdFusion Celtic Football Club,… ‚Ķ   Deutsch Wikipedia

  • CFC ‚ÄĒ abbrev. chlorofluorocarbon * * * CFC abbr. chlorofluorocarbon. * * * ‚Ķ   Universalium

  • CFC ‚ÄĒ Abreviatura de clorhidrato de fenciclidina. Diccionario Mosby Medicina, Enfermer√≠a y Ciencias de la Salud, Ediciones Hancourt, S.A. 1999 ‚Ķ   Diccionario m√©dico

  • CFC ‚ÄĒ simb. TS chim. clorofluorocarburo ‚Ķ   Dizionario italiano

  • CFC ‚ÄĒ [ňĆsi: ef ňąsi:] n chlorofluorocarbon a gas used in ‚ÜĎfridges and ‚ÜĎaerosol cans, believed to be responsible for damaging the ‚ÜĎozone layer ‚Ķ   Dictionary of contemporary English

  • CFC ‚ÄĒ [ ,si ef si ] noun count chlorofluorocarbon: a gas used in REFRIGERATORS and in some AEROSOL containers. CFCs are not often used anymore because they damage the OZONE LAYER of the Earth s atmosphere ‚Ķ   Usage of the words and phrases in modern English

  • CFC ‚ÄĒ (chlorofluorocarbon) type of greenhouse gas, one of the gases thought to be responsible for the hole in the ozone layer (Ecology) ‚Ķ   English contemporary dictionary


Compartir el artículo y extractos

Link directo
… Do a right-click on the link above
and select ‚ÄúCopy Link‚ÄĚ

We are using cookies for the best presentation of our site. Continuing to use this site, you agree with this.