Curare

Curare

Esta página es acerca de las toxinas naturales. Para la banda musical, vea Curare (banda).

Planta de donde se extrae el curare Por Koehler 1887

El curare, (Chondodrendon tomentosum, Menispermaceae, Strychnos jobertiana) es una sustancia pastosa de color parda extraída de diversas especies del género Strychnos toxifera que abundan en la cuenca del amazonas. Esta sustancia era ya utilizada ya por pueblos indígenas de América del Sur, África, Asia y Oceanía con el que empozoñan untando sus flechas para inmovilizar a sus presas.

Contenido

Preparación

Los nativos, generalmente los jíbaros, cocinan las raíces y tallos, agregándole otras plantas y los usan para el envenenamiento de sus flechas y virotes. Para elaborar el curare se hierven fragmentos de corteza, raíces, tallos y zarcillos. Se le añaden agentes catalíticos y se vuelve a hervir hasta convertirlo en un jarabe, que se expone al sol y se deja secar; el producto final es una pasta que se guarda en calabazas o en tubos de bambú.

Historia

La primera referencia escrita que se tiene del curare corresponde a las cartas del historiador y médico italiano Pietro Martire d’Anghiera (1457 - 1526) que se imprimieron parcialmente en 1504, 1507 y 1508. La obra completa de este autor con el nombre de Decades de Orbe Novo se publicó en 1516 y reseñaba el uso de flechas emponzoñadas con curare por los indios.

En 1510 Juan De la Cosa, ex-geógrafo de Colón, murió a causa de una flecha cuya punta estaba untada con pasta de curare, disparada por cerbatana.

Para 1595 Sir Walter Raleigh escribe la primera descripción de la raiz tupara de la planta Strychnos toxifera y su producto el urari (ourari), conocida más tarde como curare.

En 1856, el biólogo y fisiólogo francés Claude Bernard (1813 – 1878), menciona en su libro de lecturas "Leçons sur les effets des substances toxiques et medicamenteuses" (1857) que el efecto del curare era debido al bloqueo funcional de la placa neuromotora.

En 1865, Preyer consiguió la primera forma purificada y cristalizada de curare, a la que denominó curarina.

La primera administración de curare en una anestesia general fue 1912 en un hospital de Leipzig, por el cirujano alemán Arthur Läwen quien administró curarina obtenida a partir del curare de calabaza a 7 pacientes sometidos a anestesia general, para facilitar el cierre de la pared abdominal. Läwen fue el primero en estudiar el curare en experimentación animal, el primero en administrarlo a humanos, y en observar su efecto beneficioso como relajante muscular durante la anestesia general. Läwen dejó de usar el curare por culpa de fallos en el suministro de la sustancia y aunque los resultados fueron publicados en 1912 su contribución a la historia de la anestesia se pasó por alto.

En 1917, el Servicio Secreto inglés evitó la consumación de un atentado contra el primer ministro David Lloyd George. Los conspiradores iban a eliminar al mandatario lanzándole dardos impregnados con curare.

La introducción del curare en la anestesia clínica general ocurrió en 1928 cuando el Dr. Francis Percival de Caux (1892–1965), de origen neozelandés utilizó curare en siete pacientes cuando laboraba como anestesista en el Hospital Middlesex de Londres. Su trabajo no fue ampliamente publicitado y al igual que sucedió con Arthur Läwen, esta contribución para la historia de la anestesia ha sido pasada por alto por la mayoría de los autores.

En 1938 Abraham Elting Bennett usa por primera vez el curare para prevenir el trauma sostenido en pacientes a quienes se les aplica terapia con electrochoques y por administración de pentilenotetrazol (Cardiazol) y así evitar fracturas y luxaciones.

La primera investigación acerca de la fuente del curare en el Amazonas fue hecha por Richard Evans Schultes en 1941. Schultes descubrió que tipos diferentes de curare poseían hasta 15 ingredientes y con el tiempo ayudó a identificar más de 70 especies que producían la droga.

Posteriormente, el 23 de enero de 1942, y gracias al Dr. Harold Randall Griffith (1894-1985) y a la Dra. Gladys Enid Johnson (MacLeod) (1909-2001), ambos de Canadá, el curare se utilizó con éxito en un paciente al que se le practicó una apendicectomía.

Antes de su introducción en la práctica clínica, la relajación muscular del paciente sólo se podía conseguir profundizando el nivel de la anestesia, lo que podía llevar a ocasionar a una peligrosa depresión respiratoria y otras alteraciones sanguíneas.

Modo de acción

El curare produce parálisis progresiva y finalmente un colapso cardíaco. El efecto se produce bloqueando la conducción nerviosa motora a nivel de la placa neuromuscular inhibiendo la acción de la acetilcolina. Aún a dosis mínimas su efecto es letal y se debe a la acción de varios alcaloides. Uno de ellos es la curarina, que se emplea en medicina. Su mecanismo de acción consiste en unirse de manera competitiva y reversible a los receptores neuromusculares impidiendo que los músculos puedan contraerse. De esta manera, el individuo queda paralizado y muere por asfixia mecánica al no poder contraer el músculo diafragma, ni los músculos intercostales que son quienes permiten la respiración.

Uso Farmacológico

Como uso farmacológico, debe su acción al alcaloide d-tubocurarina, que produce el bloqueo del impulso nervioso a nivel de la placa motora, produciendo una parálisis muscular.

Uso terapéutico

Durante algún tiempo en los años 40, el curare fue utilizado como «anestésico» en operaciones realizadas a niños, de modo que, paralizada la acción de los nervios sobre los músculos, la agonía que realmente experimentaban no tenía modo de hacerse manifiesta al cirujano en esa época.[1] También se ha empleado en tratamiento de convulsiones o espasmos musculares, en síndromes neurológicos que cursan con hipertonía muscular. Actualmente su única utilización es en anestesia para obtener una relajación muscular durante la cirugía. Los relajantes musculares que se utilizan hoy en anestesia ya no son derivados de la D-tubocurarina sino sintetizados artificialmente y con un mejor perfil farmacológico como son: el Vecuronio, el Atracurio, el Cisatracurio o el Rocuronio.

Notas

  1. D. Dennett Content and Consciousness 1969, p. 209.
Obtenido de "Curare"

Wikimedia foundation. 2010.

Mira otros diccionarios:

  • Curare — Général No CAS 8063 06 …   Wikipédia en Français

  • curare — [ kyrar ] n. m. • 1758; mot caraïbe k urary « là où il vient, on tombe » ♦ Poison à action paralysante, extrait de diverses plantes du genre strychnos, utilisé par les peuplades de l Amérique du Sud tropicale pour empoisonner leurs flèches, et en …   Encyclopédie Universelle

  • curare — m. bioquím. Toxina vegetal que se extrae del curare (árbol tropical) que actúa sobre el sistema nervioso bloqueando la transmisión sináptica. Se utiliza en anestesia para obtener una relajación muscular general. Medical Dictionary. 2011. curare …   Diccionario médico

  • curare — or curari [kyo͞o rä′rē, ko͞orä′rē] n. [Port curare, curari or Sp curaré, urarí < native (Tupí) name] 1. a black, resinous substance prepared from the juices of certain South American plants and used by some Indians for poisoning arrows: it… …   English World dictionary

  • CURARE — apud Spartian. in Hadriano Caes. c. 4. Corrupisse cum Traiani libertos, curâsse delicatos, eosdemque saepelîsse opinio multa firmavit: quibusdam est ψιλίζειν, psilothrô curare, uti dixit Lamprid. in Heliograbalo, c. 31. Cataubono est θεραπἐυσαι,… …   Hofmann J. Lexicon universale

  • curare — [lat. cūrare, der. di cura cura ]. ■ v. tr. 1. a. [attendere con premura e diligenza a qualcuno: sua figlia lo ha curato fino all ultimo ] ▶◀ accudire, assistere, avere cura (di), badare (a), custodire, (ant.) procurare. ◀▶ abbandonare,… …   Enciclopedia Italiana

  • curare — (n.) 1777, from Port. or Sp. curare, a corruption of the name in the Carib language of the Macusi Indians of Guyana, wurali or wurari, which had a sort of click sound at the beginning, and is said to mean he to whom it comes falls …   Etymology dictionary

  • curare — sustantivo masculino 1. (no contable) Veneno negro y resinoso de origen vegetal con que ciertas tribus amazónicas impregnaban sus flechas: El curare tiene la propiedad de paralizar rápidamente el sistema muscular de las personas y los animales …   Diccionario Salamanca de la Lengua Española

  • Curare — Cu*ra re Curari Cu*ra ri(k? r? r?), n. [Native name. Cf. {Wourall}.] A black resinoid extract prepared by the South American Indians from the bark of several species of {Strychnos} ({Strychnos toxifera}, etc.). It sometimes has little effect when …   The Collaborative International Dictionary of English

  • Curare — Curare, so v.w. Pfeilgift, s.d …   Pierer's Universal-Lexikon


Compartir el artículo y extractos

Link directo
Do a right-click on the link above
and select “Copy Link”

We are using cookies for the best presentation of our site. Continuing to use this site, you agree with this.