Yuli Mártov

Yuli Mártov.

Yuli Mártov, Julius Mártov o L. Mártov (Ма́ртов, su nombre real era Yuli Ósipovich Zederbaum (Ю́лий О́сипович Цедерба́ум)) (24 de noviembre de 1873 - 4 de abril de 1923) nació en Constantinopla en 1873 hijo de una familia judía de clase media, fue un revolucionario socialista ruso que llegó a ser el líder de la fracción menchevique.

Contenido

Orígenes

Ilustración crítica con la opresión de los judíos en la Rusia zarista, que Mártov sufrió a pesar de no pertenecer a una familia religiosa.

Nació en una familia judía, hijo de un intelectual liberal de cultura rusa.[1] Su padre era un judío asimilado a la cultura rusa que no llevaba a sus hijos a la sinagoga ni celebraba las fiestas religiosas hebreas.[2] Yuli se resistió, con el apoyo de la indiferencia de su padre, a los intentos de su abuelo de enseñarle hebreo.[2] Su madre era judía sefardí, nacida en Viena y educada en un convento en Estambul.[2] Las relaciones de la familia con los judíos más tradicionalistas eran escasas, siendo el abuelo de Yuli la figura hebrea más cercana.[2]

En 1878 la familia se mudó de Estambul a Odesa tras la guerra ruso-turca.[2] Residieron fuera de la zona designada para los judíos y Yuli fue poco consciente de su pertenencia a la comunidad hasta el pogrom de 1881.[2] Su conocimiento de la situación social y económica de la mayoría de la población judía en el Imperio Ruso era escasa e indirecta, su aprecio por las costumbres de los ortodoxos nula.[2] Desarrolló, sin embargo, un sentimiento de solidaridad con la comunidad oprimida por las autoridades, rechazando más tarde (1913) un bautizo de conveniencia y sintiéndose de alguna manera parte del grupo discriminado.[3]

En 1883 fue rechazado en el ingreso en una institución de enseñanza secundaria por su origen judío.[4] Aceptado en otra con dificultad, el joven Mártov, cargado de espaldas, flaco y ligeramente cojo llevó mal la dura disciplina de los institutos rusos, su atmósfera reaccionaria y antisemita y las gamberradas de algunos compañeros.[4]

Criado en un ambiente político represivo y antisemita, discriminado en sus estudios, Mártov se unió a los movimientos revolucionarios en el país.[1] En la última década del siglo XIX ya era un socialdemócrata convencido, respetado entre sus compañeros por su gran capacidad intelectual, valor, principios morales y honradez.[1]

Comienzos en el partido socialdemócrata

Exilios interiores

El 17 de diciembrejul./ 29 de diciembre de 1892greg. fue arrestado y condenado a cinco meses de cárcel en régimen de aislamiento en la prisión de Krestý.[5] Liberado a principios de mayo, fue inmediatamente condenado a una pena de 2 años de exilio interior, con prohibición de residir en Moscú y San Petersburgo o en cualquier otra ciudad universitaria.[5] Se instaló en Vilna.[5]

Allí defendió la creación de un movimiento socialista judío separado que trabajase en yidis, lengua de la mayoría de los judíos de la zona permitida para su asentamiento en el Imperio, y que defendiese el fin de su discriminación como parte integral de la lucha contra la explotación económica y la opresión política.[3] En este lugar emprendió un nuevo método de agitación, haciendo que los intelectuales socialistas actuasen como mentores de los trabajadores, incitándolos a tomar conciencia del movimiento socialista, fomentando su organización y adoctrinamiento.[6]

En octubre de 1895 regresó de su exilio a San Petersburgo.[7] Tres meses después era arrestado nuevamente, tras haber sido vigilado estrechamente por la policía.[8] Pasó ese año, marcado por grandes huelgas en el verano y por la inclusión del movimiento socialista en las mismas, en prisión.[8]

Condenado a 3 años más de exilio interior en 1897, Mártov los pasó en Turujansk, cerca del círculo polar ártico, a donde llegó a comienzos de junio.[9] Siempre delicado de salud, Mártov sufrió en la pequeña ciudad siberiana y parece que contrajo la tuberculosis que acabaría matándolo en este lugar.[9] El aislamiento del sitio y la extrema limitación de la comunicación con el exterior también hicieron mella en Mártov.[10] Durante su exilio en Siberia se afianzó la amistad con Lenin, ya entonces el más destacado entre los nuevos militantes socialdemócratas.[11] Su cercanía durante los 5 años siguientes fue la mayor de toda su carrera.[11]

Fundación del Partido Socialdemócrata y oposición a la burguesía

En junio de 1898 recibió la noticia de la fundación en Minsk del Partido Obrero Socialdemócrata de Rusia.[11]

Durante su exilio interior defendió el apoyo a los ataques de la burguesía liberal contra el régimen autocrático, pero alertó del peligro de unirse a ella o aceptar su primacía, manteniendo una gran desconfianza hacia sus fines.[12] Se opuso firmemente además a la nueva corriente revisionista representada principalmente por la figura de Eduard Bernstein abogando por la revolución frente al reformismo y denunció las alianzas con la burguesía como la entrada en el gobierno francés de Alexandre Millerand.[12] Su postura coincidía con la de Lenin, que le ofreció trabajar con él y fundar un periódico al final su exilio, oferta que Mártov aceptó encantado.[13]

Iskra y la colaboración con Lenin

Mártov, primero por la derecha, sentado, junto a Lenin, en 1897.

A finales de marzo de 1900, acabó su exilio, se reunió con Lenin y Aleksandr Potrésov en Pskov.[14] Decicieron fundar el nuevo diario, que había de imprimirse en el extranjero para evitar su supresión por las autoridades.[15] Mientras Lenin y Potrésov partían al extranjero para organizar la publicación, Mártov quedó en Rusia para organizar su distribución, mudándose a Poltava donde utilizó los contactos y habilidades organizativas de su hermano Serguéi para ampliar su red.[15] Pasó un año organizando la red de distribución, que se convertiría en la base de trabajo del Partido en Rusia, hasta que marchó a Múnich a reunirse con sus dos coeditores en abril de 1901.[16]

En septiembre de 1901 asistió al congreso del partido socialdemócrata alemán en Lübeck, donde condenó las nuevas posturas reformistas y defendió la ortodoxia marxista, frente a postura de Bernstein en Alemania o de Jean Jaurès en Francia.[17] Sus ataques al revisionismo desde las paǵinas de Iskra no contaron con el apoyo de todos sus editores.[17] Mártov creía, no obstante, que el nuevo movimiento debía ser aplastado inmediatamente con toda firmeza, considerándolo meramente oportunista.[17] Su postura contó con el apoyo de otras figuras destacadas del ala extrema del movimiento como Lenin, Alexander Parvus o Rosa Luxemburgo.[17]

Se opuso asimismo a las tácticas terroristas, típicas del Partido Social-Revolucionario ruso.[17]

En la primavera de 1903, meses antes del Segundo congreso del Partido, Mártov publicó una serie de artículos atacando al Bund defendiendo la necesidad de un único partido socialista en el Imperio.[18] Durante el Segundo Congreso tomó una postura más radical que la de Lenin, dispuesto a hacer concesiones a los bundistas, rechazando la conversión del partido en federal y logrando su expulsión ante su negativo a disolverse en el partido nacional.[19] Mártov afianzó sus creencias internacionalistas, rechazando las tendencias nacionalistas de algunos socialistas.[20]

El éxito de a publicación se debió en gran medida a la fuerza moral e ímpetu revolucionario que Mártov vertió en sus artículos en la misma,[21] ayudando a formar a una generación de destacados socialistas que, a pesar de sus diferencias, conservaron una profunda admiración por Mártov.[22]

Enfrentamiento con Lenin: mencheviques y bolcheviques

El Segundo Congreso

Mientras, en abril de 1902, la junta editorial de Iskra se había trasladado a Londres.[23] La cercanía entre Mártov, Lenin y Potrésov que había caracterizado su relación en Múnich, su unión frente a los otros tres miembros de la editorial ( Gueorgui Plejánov, Pável Axelrod y Vera Zasúlich) fue desapareciendo.[23] Ya en octubre Trotsky notó el alejamiento entre Mártov y Lenin.[24] Mártov odiaba Londres y pasaba largas temporadas visitando a los emigrados rusos en el continente.[24] Durante el periodo londinense el periódico, sus redes de distribución y agentes en Rusia quedaron cada vez más controlados por Lenin, quedando los demás miembros de la editorial en un papel secundario.[25]

En la época en que se decidió, contra la opinión de Lenin, un nuevo traslado de la editorial del periódico, esta vez a Ginebra (marzo de 1903), las relaciones personales entre Lenin y Mártov cesaron debido a un grave desacuerdo sobre la ética personal de los agentes socialdemócratas en Rusia.[26] Mientras Lenin las consideraba un asunto puramente personal, Mártov y otros editores consideraban que tenía importancia para el Partido.[27]

En el Segundo congreso, celebrado en Bruselas en julio de 1903,[28] se produjo una discusión entre Mártov y Lenin acerca de quién debía ser considerado como miembro del POSDR. Previamente la oposición a un partido centralizado había sido aplastada, con la colaboración de ambos, que consideraban necesaria la centralización del partido.[29]

Antes del congreso Lenin había publicado sus ideas acerca de cómo potenciar el partido en su panfleto ¿Qué hacer?, que se consideraba el documento donde se exponían los puntos de vista del llamado Grupo del Iskra ("La Chispa", periódico fundado por Lenin para difundir y aglutinar a los socialdemócratas revolucionarios), liderado por Lenin y Mártov. Sin embargo, en el congreso de Londres ambos líderes expusieron posturas encontradas acerca de la pertenencia al partido: por una parte Lenin defendía una militancia restringida de cuadros plenamente comprometidos,[30] mientras que Mártov proponía una interpretación más flexible, en que tuvisesen cabida los cercanos al partido aunque no fuesen revolucionarios profesionales. Además, la propuesta de Mártov definía y limitaba con más claridad los poderes del Comité central del partido y otorgaba cierta autonomía a los comités locales del partido, mientras que la de Lenin daba al Comité central poder ilimitado en el partido a todos los niveles.[30] La propuesta de Mártov también permitía la inclusión de partidos nacionales o regionales como el socialdemócrata polaco o el Bund dentro del partido estatal siempre que quedasen subordinados al Comité central, claúsula que Lenin no contemplaba.[30]

Tanto Mártov como Lenin basaban sus propuestas en el tipo de organización que prevalecía en los partidos socialdemócratas en Europa, en particular en Alemania. Cuando se votaron las propuestas, el grupo liderado por Lenin perdió, produciéndose una escisión en la organización. A pesar del resultado de la votación, el grupo liderado por Lenin fue nombrado "bolchevique", que significa mayoría, mientras que al otro grupo se le denominó "menchevique" o minoría. Esto se debía a que los primeros habían ganado en las votaciones sobre el programa, elección del Comité Central del partido y del consejo editorial de Iskra.[31] Irónicamente, este voto sobre el consejo editorial no había sido considerado tan importante en el congreso y, de hecho, los bolcheviques se encontraron posteriormente en minoría pero, para dicha votación, habían estado ausentes varios delegados del Bund y de los revisionistas que habrían votado por los mencheviques y que habían abandonado el Congreso gracias en parte al ataque en el que Lenin y Mártov se habían coaligado.[31]

El Segundo Congreso supuso una gran victoria para Lenin, que logró el control del partido,[32] mientras que la postura más abierta de Mártov salió derrotada.[33] Las tácticas deshonestas de Lenin para lograr su victoria hicieron que Mártov perdiese toda su admiración y afecto por aquel que, sin embargo, no correspondió de la misma manera, lamentando lo que consideraba debilidad y sentimentalismo de Mártov ante maniobras necesarias.[32]

Mártov y sus partidarios se negaron a participar en el Comité Central y en la editorial de Iskra, ambos controlados por Lenin.[34]

Oposición a Lenin e intentos de reunificar el partido

A finales de octubre el segundo congreso de la Liga Extranjera en Ginebra devolvió la mayoría a Mártov, que arremetió contra Lenin y sus tácticas de desprestigio, logrando una victoria parcial.[32] En noviembre Plejánov, inquieto por la actitud intransigente de Lenin con los disidentes, volvió a incluir a Mártov y sus partidarios en la junta editorial de Iskra.[35] Lenin, de nuevo en minoría, dimitió.[35] La publicación quedó controlada por los mencheviques y el Comité Central, a pesar de estar formado por sus partidarios, se negó a convocar un tercer congreso para expulsarlos o hacerles seguir la postura de Lenin, como este reclamó en vano.[35] Mártov podría haber expulsado a Lenin del partido pero su objetivo no era ese sino la reunificación de sus fracciones.[35]

La revolución de 1905

Escena de la revolución de 1905.

La derrota rusa en la Guerra Ruso-Japonesa y la posterior revolución hizo que para Mártov las disputas internas del partido perdiesen importancia.[35] En abril de 1905, sin embargo, los bolcheviques habían convocado separadamente un congreso del partido en Londres, al que los mencheviques respondieron con su propio congreso en Ginebra en mayo.[36] En él Mártov defendió la democratización del partido, introducción la elección de cargos en sus instituciones y la abstención de la organización del gobierno del país, que consideraba inmaduro para un gobierno socialista.[36]

Durante la Revolución rusa de 1905, Mártov defendía que el papel de los revolucionarios era conformar una oposición militante al nuevo gobierno burgués, creando una red de organizaciones de sindicatos, cooperativas, consejos rurales y soviets que acosaran al gobierno hasta que se produjeran las circunstancias sociales y económicas que hicieran posible la revolución socialista.[37] En una sociedad escasamente industrializada el partido no debía, sin embargo, caer en la tentación de tomar el poder o coaligarse con la burguesía en el gobierno.[37] A la preferencia de Mártov de una revolución popular que sustituyese poco a poco el gobierno autocrático en descomposición por un gobierno revolucionario espontáneo Lenin oponía la toma del poder de manos del gobierno central, planificada y simultánea a un alzamiento armado.[38]

A finales octubre regresó a Rusia desde Viena y reconoció en los consejos que se habían formado los entes de autogobierno revolucionario alternativo al gobierno burgués que él había defendido en mayo, oponiéndose a su control por el partido como propugnaban los bolcheviques.[38] Se encontró en minoría entre los mencheviques que, ante la inseguridad de los liberales burgueses, sopesaban la conveniencia de tomar el poder y pasar de la revolución burguesa a la socialista inmediatamente, como sostenía Trotsky.[39] Ante la fracasada insurrección de diciembre Mártov había aconsejado prudencia, considerando que el proletariado no tenía la fuerza suficiente para hacerse con el poder, pero fue ignorado.[40]

Arrinconado en el partido, fue detenido en febrero de 1906 y no pudo participar en el congreso de unificación del partido en abril, volviendo a la actividad sólo en mayo para las elecciones de la Duma.[40] La mayoría del partido, sin embargo, se inclinó por boicotearlas, para disgusto de Mártov, que creía que las tácticas clandestinas y terroristas favorecían a los bolcheviques.[41] Organizó a los diputados socialistas que resultaron elegidos hasta que fue arrestado en julio y en septiembre hubo de exiliarse en Berlín para evitar otra deportación a Siberia.[42] En noviembre regresaba a Finlandia para continuar su trabajo en partido.

Enfrentamientos con los bolcheviques

El 30 de abriljul./ 13 de mayo de 1907greg. acudió con recelo al Quinto Congreso del partido en Londres, que se había convocado por presión de los bolcheviques, dispuesto a defender el trabajo de los diputados socialistas en la Duma, las organizaciones de la clase trabajadora (incluso aquellas no controladas por el partido) y la defensa de la burguesía ante la reacción, frente a la propuesta de insurrección armada de aquellos.[43] La postura de Mártov salió derrotada frente a la de sus adversarios: se abandonó la idea de convocar un congreso de trabajadores o de apoyar sus organizaciones al margen del partido, se condenó a los partidos burgueses como contrarrevolucionarios, se decidió no cooperar con ellos y utilizar la Duma como mero órgano de propaganda.[44] El nuevo comité central eliminó el predominio de Mártov y sus partidarios y acabó con sus intentos de orientar el partido hacia la socialdemocracia occidental.[45]

El 16 de junio de 1907 el golpe de estado de Piotr Stolypin devolvió al partido a la clandestinidad, estado que favorecía a los bolcheviques.[45] Mártov no regresó a Rusia, sino que se estableció en París, donde vivió con estrecheces de sus escritos hasta que la amnistía de 1913, para conmemorar el tricentenario de la dinastía Románov, le permitió regresar a Rusia.[45]

A comienzos de 1908 la detención de un comando bolchevique que había asaltado un banco en Tiflis hizo que Mártov se decidiese a proclamar la necesidad de separarse de los bolcheviques y sus tácticas terroristas pero su postura fue rechazada en el congreso menchevique a finales de mes.[46] Durante 1908 y 1909 los asaltos y robos de los bolcheviques recibieron la condena de los mencheviques, pero estos no se separaron de aquellos.[47]

Mártov se convirtió en el más destacado líder menchevique[1] junto con Pável Axelrod, Fiódor Dan e Irakli Tsereteli y luego con Gueorgui Plejánov y transitoriamente con León Trotsky, que un tiempo perteneció a la fracción menchevique, pero se separó de ellos poco después. Gozaba de un amplio prestigio político.[1]

Mártov siempre estuvo en el ala izquierdista de la fracción menchevique, abogando por la reunificación con los bolcheviques, la cual finalmente se produjo en 1906, aunque esta unión fue tan frágil que en 1907 las dos fracciones se separaron de nuevo.

La guerra mundial

Mártov, centro, junto a otros destacados mencheviques. Con bastón Axelrod, a la derecha, Martýnov, en el exilio en Estocolmo durante la guerra mundial.

En 1914 Mártov formó parte de la oposición a la Primera Guerra Mundial,[1] la cual veía como una guerra imperialista, al igual que Lenin y Trotsky, convirtiéndose en el cabecilla centrista de la fracción internacionalista, opuesta a la dirección del partido menchevique.

Las revoluciones de 1917

Contra la coalición liberal-socialista y a favor de la paz

El ministro de defensa Mijaíl Teréschenko, símbolo de la continuación de la guerra a la que Mártov se opuso con vehemencia.

Después de la Revolución de Febrero de 1917, Mártov volvió a Rusia el 9 de mayojul./ 22 de mayo de 1917greg. mayo, después de que algunos mencheviques como Irakli Tsereteli y Fiódor Dan se hubiesen unido al Gobierno Provisional como respuesta a las "Tesis de abril" de Lenin,[48] que mantenía la política de continuación de la guerra.[1] Mártov se opuso frontalmente a la participación de los socialistas en el gobierno y defendió que la prioridad debía ser lograr un armisticio inmediato que precediesen las negociaciones de paz.[48] El gobierno debía ser exclusivamente de los partidos burgueses, vigilado y dirigido externamente por los socialistas desde las organizaciones revolucionarias como los consejos (sóviets).[49] A pesar de rechazar la postura del partido, decidió permanecer en él y tratar de hacer prevalecer su visión.[48]

En el congreso del 18 de junio de 1917 no consiguió el apoyo de los delegados para defender el comienzo inmediato de negociaciones de paz. Dirigió una fracción minoritaria de los mencheviques, los mencheviques internacionalistas, partidarios de romper la coalición de gobierno con los partidos liberales, formar un gobierno exclusivamente socialista y acelerar las reformas políticas y económicas que reclamaban las masas, a la vez que se negociase un paz lo más pronto posible.[50] Su postura, que se correspondía con la de las masas revolucionarias de Petrogrado,[50] resultó derrotada, sin embargo, en las votaciones del Comité Ejecutivo Soviético del 17 de juliojul./ 30 de julio de 1917greg., dominada por las fracciones principales de los social-revolucionarios y de los mencheviques, favorables al gobierno de coalición y al mantenimiento del esfuerzo bélico.[50]

La toma del poder por los bolcheviques

Guardias Rojos junto al Palacio de Invierno, que ocuparon durante la Revolución de Octubre a la que Mártov se opuso.

Durante el Segundo Congreso Nacional de Consejos de Soldados y Trabajadores, que se inauguró el mismo día que el Gobierno Provisional Ruso era derrocado por el partido bolchevique a instancia de Lenin (25 de octubrejul./ 7 de noviembre de 1917greg.), defendió con éxito efímero una moción para detener los enfrentamientos y tratar de crear un nuevo gobierno aceptable a todos los partidos democráticos.[51] Aprobada por unanimidad,[51] incluso con el voto de los representantes bolcheviques reacios a devolver el poder recién arrebatado al gobierno de coalición liberal-socialista, las intervenciones críticas de los delegados de las fracciones principales de los social-revolucionarios y mencheviques hacia las acciones de los bolcheviques,[52] que inmediatamente indicaron su intención de retirarse en protesta del Congreso, ofrecieron la excusa a los radicales bolcheviques, encabezados por Trotsky, ya presidente del Congreso, para condenar a los moderados y renunciar a la moción de Mártov recién aprobada:[53]

El alzamiento de las masas populares no necesita justificación. Lo que ha sucedido ha sido una insurrección y no una conspiración. Hemos avivado la energía revolucionaria de los trabajadores y soldados de San Petersburgo. Abiertamente llamamos a las masas a la rebelión, no a una conspiración. Las masas populares siguieron nuestras banderas y nuestra insurrección triunfó, y ahora nos dicen: "Renunciad a vuestra victoria, haced concesiones, ceded." ¿Con quién?, me pregunto. ¿Ante quién deberíamos ceder? ¿Con aquellos grupos viles que nos han abandonado o los que defienden esta propuesta? Pero ya los conocemos, nadie los respalda ya en Rusia. Quieren un acuerdo entre iguales, con los millones de trabajadores y campesinos representados en este Congreso, a los que están dispuestos, y no es la primera vez, a entregar a la burguesía. No, no hay acuerdo posible. A aquellos que nos han dejado y a aquellos que quieren que cedamos debemos decirles: "¡Sois unos pobres acabados, vuestro tiempo se ha acabado, id a donde os corresponde, al basurero de la historia!"

Viendo su postura favorable al acuerdo rechazada, Mártov anunció que sus partidarios, los mencheviques internacionalistas, también abandonaban el Congreso.[53]

Mártov participó en las fracasadas conversaciones impuestas a todos los partidos socialistas por la amenaza de huelga del sindicato ferroviario (Vikzhel), tratando de lograr el acuerdo para la formación de un nuevo gobierno socialista y el fin de los enfrentamientos entre las diversas facciones.[54] Insatisfecho con la postura del ala radical de los bolcheviques que parecían utilizar las conversaciones meramente para ganar tiempo, Mártov declaró su oposición a las medidas de terror políticas de éstos y exigió su eliminación como prueba de buena voluntad, sin éxito:[55]

Bajo el reinado del terror político la formación de un frente revolucionario unido es imposible y es por tanto necesaria su eliminación inmediata, sólo entonces pueden llevarse a cabo las negociaciones.

En el estado soviético y el exilio

Defensor de la concordia socialista

Durante las negociaciones forzadas por los ferroviarios en noviembre Mártov comenzó a recuperar su poder en el partido menchevique, imponiendo al mismo la participación en las negociaciones a pesar de la oposición de una minoría notable.[56] En el congreso extraordinario del partido que acabó el 7 de noviembrejul./ 20 de noviembre de 1917greg. Mártov logró hacerse oficialmente con el control de la organización, recobrando el apoyo de algunos destacados miembros que habían apoyado anteriormente al Gobierno Provisional.

Derrotado en las elecciones a los consejos y en las de la Asamblea Constituyente, el partido que recuperó Mártov aún contenía grandes talentos y estaba preparado para la tarea que este le asignó: la de mediar entre los bolcheviques y los social-revolucionarios y lograr una coalición entre estos.[57] El partido debía eliminar tensiones y evitar la guerra civil.[57] El partido tomaría una postura neutral: ni se uniría al gobierno bolchevique ni apoyaría medidas de fuerza contra éste.[57]

Defensor acérrimo de la Asamblea Constituyente, Mártov decidió no obstante ofrecer únicamente resistencia pasiva cuando el gobierno de coalición bolchevique-social-revolucionario de izquierdas la disolvió, temiendo desencadenar la guerra civil de otra manera.[58] Mártov proponía la sustitución del gobierno de los consejos por una democracia parlamentaria.[58]

Tras un periodo de cierta tolerancia en el que Mártov utilizó sus grandes dotes periodísticas para atacar al gobierno, el 14 de junio de 1918 éste lo expulsó junto a sus compañeros mencheviques y social-revolucionarios del Comité Ejecutivo Central y cerró sus periódicos, convirtiendo el partido en clandestino justo antes de la celebración del Quinto Congreso de los Sóviets, en el que se les auguraba un crecimiento notable.[59] Para entonces el enfrentamiento entre bolcheviques y social-revolucionarios había hecho fracasar las esperanzas de acuerdo de Mártov.[60] Sus intentos de atraer a la fracción moderada de los bolcheviques tampoco había dado fruto.[60] Durante la primera mitad del año, sin embargo, Mártov se había mostrado como el duro dirigente de la oposición, capaz de lograr mayorías en algunos consejos que los bolcheviques disolvieron[60] o criticando acerbamente al gobierno, su inclinación por el uso del terror, su corrupción o su falta de honradez.[61]

Las guerras civiles

Tropas contrarrevolucionarias avanzando en Siberia: Mártov defendió al gobierno bolchevique frente a los ejércitos contrarreevolucionarios y la intervención extranjera en la guerra civil.

Durante la guerra civil entre bolcheviques y social-revolucionarios del verano de 1918 Mártov prohibió a sus seguidores unirse a las revueltas de los social-revolucionarios, incluso cuando algunas de ellas defendían objetivos que compartía, tratando nuevamente de evitar el enfrentamiento.[62] Aquellos que se unieron a los insurrectos fueron expulsados del partido.[63]

Tras la acentuación del terror bolchevique en agosto la situación del partido se volvió desesperada, siendo el propio Mártov detenido brevemente.[63] El número de abandonos en el partido creció enormemente: el ala derecha se oponía a la resistencia pasiva de Mártov y el ala izquierda tendía a unirse a los bolcheviques.[64] Para tratar de contrarrestar la influencia de éstos el partido tomó una postura más izquierdista en octubre.[65] El 30 de noviembre de 1918, en un gesto de acercamiento a los opositores moderados, Lenin legalizaba a los mencheviques.[66]

En el otoño de 1918 el desencadenamiento de la revolución en Alemania dio esperanzas de un cambio a Mártov, a la vez que la guerra civil, convertida en un enfrentamiento entre bolcheviques y contrarrevolucionarios, hizo que se acercase a los primeros,[65] pero manteniendo su defensa del sistema democrático y la abolición del terror.[67]

Durante 1919 y 1920, no obstante, el partido pasó por fases de dura represión gubernamental intercaladas entre otras en las que era tolerado.[68] Los arrestos periódicos de sus dirigentes se tornó común.[68] En junio de 1919 el propio Mártov fue detenido en su casa nuevamente.[68]

Aunque Mártov apoyó al Ejército Rojo contra los rusos blancos durante la guerra civil, postura muchas veces de difícil aceptación para sus seguidores,[69] continuó denunciando la persecución de los periódicos liberales y rechazando el bolchevismo y su concepción de la "dictadura del proletariado".[68] Acabó aceptando el sistema soviético como un hecho de la vida, aunque no por principio.[69]

En el verano de 1920, tras haber derrotado al propio Lenin en unas elecciones fabriles a comienzos de año, para regocijo de Mártov,[70] el partido fue reprimido definitivamente.[70] En julio la dirección del partido fue detenida y en agosto muchos otros dirigentes y militantes.[70] La esperanza de Mártov de que fuese simplemente otra fase de represión pasajera se mostró falsa.[70]

El exilio alemán

Cartel propagandístico del USPD, partido alemán cercano a los mencheviques que Mártov trató de mantener fuera de la Comintern, sin lograrlo.

El 21 de septiembre de 1920 tras muchas dudas, Mártov abandona Rusia para acudir a la conferencia del USPD alemán, partido que había sido muy cercano a los mencheviques en el pasado y se disponía a ingresar en la Internacional Comunista, lo que Mártov deseaba evitar.[71] La represión de los seguidores del partido y su posible influencia moderadora en el gobierno le habían hecho sopesar la conveniencia de salir del país.[71] Mártov, mortalmente enfermo, recibió el permiso del gobierno para partir a Alemania, deseoso de deshacerse de un opositor que no podía silenciar sin utilizar la violencia.[72] Aunque no logró disuadir al USPD de su objetivo, el ala moderada del partido decidió formar una organización política separada, para alegría de Mártov.[73]

Lenin durante su enfermedad final, durante la que solicitaba reunirse de nuevo con Mártov.

Tras el congreso del USPD se instaló en Berlín que se convirtió en el centro del partido en el exilio y lugar de publicación de su periódico ("El Mensajero Socialista") a partir de febrero de 1921.[74] Enfermo, Mártov pasó cuatro meses de ese año en un sanatorio en la Selva Negra.[74] A partir de noviembre de 1922 hasta su muerte el 4 de abril de 1923 volvió a estar ingresado en el sanatorio en Schönberg, sin dejar por ello de dirigir el partido ni publicar en su periódico.[74]

Durante su enfermedad Lenin trató de hacerle llegar ayuda económica, con la aprobación de toda la dirección soviética, incluso de sus más acérrimos enemigos, como Stalin.[72] En sus últimos meses de vida, mudo y paralizado, Lenin se obsesionó por volver a reunirse con Mártov, también agonizante: señalaba los libros de Mártov que guardaba y pedía que un conductor le llevase junto a él.[72]

El periódico que fundó se mantuvo como publicación de los mencheviques en el exilio en Berlín, París e incluso en Nueva York. Se piensa que incluso el mismo Lenin aportó fondos para esta última aventura de Mártov[cita requerida].

Notas

  1. a b c d e f g Rabinowitch (1978), p. 24
  2. a b c d e f g Getzler (1967), p. 27
  3. a b Getzler (1967), p. 28
  4. a b Getzler (1967), p. 4
  5. a b c Getzler (1967), p. 19
  6. Getzler (1967), p. 36
  7. Getzler (1967), p. 29
  8. a b Getzler (1967), p. 31
  9. a b Getzler (1967), p. 37
  10. Getzler (1967), p. 38
  11. a b c Getzler (1967), p. 39
  12. a b Getzler (1967), p. 43
  13. Getzler (1967), p. 44
  14. Getzler (1967), p. 45
  15. a b Getzler (1967), p. 46
  16. Getzler (1967), p. 47
  17. a b c d e Getzler (1967), p. 53
  18. Getzler (1967), p. 57
  19. Getzler (1967), p. 61
  20. Getzler (1967), p. 62
  21. Getzler (1967), p. 55
  22. Getzler (1967), p. 56
  23. a b Getzler (1967), p. 63
  24. a b Getzler (1967), p. 64
  25. Getzler (1967), p. 65
  26. Getzler (1967), p. 66
  27. Getzler (1967), p. 67
  28. Getzler (1967), p. 75
  29. Getzler (1967), p. 77
  30. a b c Getzler (1967), p. 70
  31. a b Getzler (1967), p. 80
  32. a b c Getzler (1967), p. 83
  33. Getzler (1967), p. 82
  34. Getzler (1967), p. 86
  35. a b c d e Getzler (1967), p. 88
  36. a b Getzler (1967), p. 104
  37. a b Getzler (1967), p. 103
  38. a b Getzler (1967), p. 109
  39. Getzler (1967), p. 110
  40. a b Getzler (1967), p. 111
  41. Getzler (1967), p. 113
  42. Getzler (1967), p. 115
  43. Getzler (1967), p. 117
  44. Getzler (1967), p. 118
  45. a b c Getzler (1967), p. 119
  46. Getzler (1967), p. 120
  47. Getzler (1967), p. 121
  48. a b c Getzler (1967), p. 150
  49. Getzler (1967), p. 151
  50. a b c Rabinowitch (1978), p. 25
  51. a b Rabinowitch (1978), p. 292
  52. Rabinowitch (1978), p. 293
  53. a b Rabinowitch (1978), p. 296
  54. Getzler (1967), p. 168
  55. Getzler (1967), p. 169
  56. Getzler (1967), p. 170
  57. a b c Getzler (1967), p. 171
  58. a b Getzler (1967), p. 173
  59. Getzler (1967), p. 181
  60. a b c Getzler (1967), p. 179
  61. Getzler (1967), p. 180
  62. Getzler (1967), p. 182
  63. a b Getzler (1967), p. 183
  64. Getzler (1967), p. 184
  65. a b Getzler (1967), p. 185
  66. Getzler (1967), p. 188
  67. Getzler (1967), p. 186
  68. a b c d Getzler (1967), p. 189
  69. a b Getzler (1967), p. 190
  70. a b c d Getzler (1967), p. 202
  71. a b Getzler (1967), p. 207
  72. a b c Getzler (1967), p. 208
  73. Getzler (1967), p. 211
  74. a b c Getzler (1967), p. 212

Referencias

Enlaces externos


Wikimedia foundation. 2010.

Mira otros diccionarios:

  • Martov — Yuli Osipovich Tsederbaum …   Eponyms, nicknames, and geographical games

  • Martov, Yuli — (1873–1923)    Initially a close colleague of Vladimir Ilich Lenin, Martov broke with him in 1903 over the issue of the role and organization of the Russian Social Democratic Party. Martov’s faction became known as the Mensheviks, and Martov was… …   Historical dictionary of Marxism

  • Mártov, L. — orig. Yuli Ósipovich Tsederbaum (24 nov. 1873, Constantinopla, Imperio otomano–4 abr. 1923, Berlín, Alemania). Revolucionario ruso. Vivió primero en Vilna (Lituania), en donde perteneció al Bund, grupo socialista judío. En 1895 él y Vladímir… …   Enciclopedia Universal

  • Menchevique — Los mencheviques Pável Axelrod, Yuli Mártov y Alexandr Martýnov, Estocolmo, mayo de 1917. Los mencheviques (en ruso Меньшевики, menshevikí, miembro de la minoría ) eran la facción moderada del movimiento revolucionario ruso que emergió en 1903… …   Wikipedia Español

  • Partido Obrero Socialdemócrata de Rusia — Российская социал демократическая рабочая партия Partido Obrero Socialdemócrata de Rusia Fundación 1898 Disolución 1917 (las fracciones bolchevique y menchevique se separan formando dos partidos independientes), 1918 (el POSDR (Bolchevique) se… …   Wikipedia Español

  • Fiódor Dan — Dan en 1917. Fiódor Ilich Dan (en ruso: Фёдор Ильич Дан, 1871 1949), dirigente menchevique ruso, miembro del sóviet de Petrogrado. Contenido 1 …   Wikipedia Español

  • Mijaíl Frunze — Mijaíl Vasílievich Frunze Михаил Васильевич Фрунзе 2.º presidente del Soviet Militar Revolu …   Wikipedia Español

  • Russian Social Democratic Labor Party —    Founded in 1898 in Minsk, Russia, the Russian Social Democratic Labor Party (Rossiiskaia Sotsial demokraticheskaia Rabochaia Partiia RSDRP) initially lacked rules, a program and much in the way of organization until its second congress in 1903 …   Historical dictionary of Marxism

  • History of Russia — The history of Russia begins with that of the East Slavs. The first East Slavic state, Kievan Rus , adopted Christianity from the Byzantine Empire in 988, [cite web|title=Kievan Rus and Mongol Periods|url=http://www.shsu.edu/ his… …   Wikipedia

  • León Trotsky — Saltar a navegación, búsqueda Lev Davídovich Bronstein Лев Давидович Бронштейн Archivo:Trotsky.jpg Trotsky en una pintura soviética. 1.er …   Wikipedia Español


Compartir el artículo y extractos

Link directo
Do a right-click on the link above
and select “Copy Link”

We are using cookies for the best presentation of our site. Continuing to use this site, you agree with this.