Lisardo Novillo Saravia

ÔĽŅ
Lisardo Novillo Saravia
Lisardo Novillo Saravia (1822-1962).jpg

Lisardo Novillo Saravia fue un político conservador y abogado argentino (cordobés). Fue conocido por su Fe Católica y su pasión por la docencia.

Contenido

Biografía

Naci√≥ en 1882 y muri√≥ en 1962. En 1923 fue elegido convencional constituyente para reformar la constituci√≥n de la Provincia de C√≥rdoba. Lisardo Novillo Saravia perteneci√≥ al grupo nacionalista cat√≥lico-hispanista que tuvo importante influencia en la Revoluci√≥n del 43. En 1943 fue Rector interventor de la Universidad Nacional de C√≥rdoba designado por Gustavo Mart√≠nez Zuvir√≠a cuando se desempe√Īaba como Ministro de Justicia e Instrucci√≥n P√ļblica, bajo la presidencia de Pedro Pablo Ram√≠rez (1943-1944). Fue tambi√©n Catedr√°tico y Decano de la Universidad Nacional de C√≥rdoba y Rector de la Universidad Nacional de C√≥rdoba. No s√≥lo lo atrajo la Catedra Universitaria, sino la ense√Īanza a nivel terciario y secundario. Sus clases de Historia de la Literatura Espa√Īola en la Escuela normal de Profesores, y de Castellano en las aulas Monserratenses, dejaron huellas perdurables en el recuerdo de sus alumnos. Director del diario "Los Principios" (1912-1915), Presidente del Colegio de Abogados de C√≥rdoba (1931-1933), y a√Īos m√°s tarde se lo designar√≠a Primer presidente de la Flota A√©rea Mercante Argentina. En lo que hace a su actividad espiritual, fue Presidente y reelecto en varios per√≠odos de la Junta Diocesana como de la Arquidiocesana de la Acci√≥n Cat√≥lica Argentina. En ocasi√≥n del Congreso Eucar√≠stico Internacional de 1937, realizado en Asunci√≥n del Paraguay, ser√≠a designado por su Santidad Pio XII, adjunto civil de legado pontificio. Lleva su nombre un espacio p√ļblico en Arg√Ľello, C√≥rdoba, a muy pocos metros de donde ten√≠a su finca, y una calle en barrio Ipon√°, C√≥rdoba.

Carta de Alberto Novillo Saravia, sección Carta de Lectores, La Nación</ref>

Obras

  • Facultad del Congreso para acordar concesiones ferroviarias en el territorio de la provincias (Tesis Doctoral - 1907)
  • C√≥rdoba y su Universidad en la tradici√≥n espiritual argentina (1944)

Homenaje centenario de su nacimiento

PALABRAS DEL RECTOR INTERINO DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL DE CORDOBA, DOCTOR CARLOS LUQUE COLOMBRES, QUE PRONUNCIARA EN EL ACTO ACADEMICO EN HOMENAJE Y EN MEMORIA DEL DOCTOR LISARDO NOVILLO SARAVIA. Córdoba, 10 de agosto de 1982.

Aquella divisa tomada de los hechos de los Ap√≥stoles que ostenta el escudo de la Universidad Nacional de C√≥rdoba desde los primeros tiempos del siglo XVII ‚Äď ut portet nomen meum coram gentibus ‚Äď que es todo un mandato, una consigna, un deber para quienes egresaban y egresan de sus aulas, fue obedecida y cumplida en plenitud por el Doctor Lisardo Novillo Saravia.

Su existencia, en efecto, transcurri√≥ dando permanente testimonio de que fue un perseverante y cabal int√©rprete del lema her√°ldico, como lo puso de manifiesto tanto en su actuaci√≥n p√ļblica cuanto en su vida privada.

No querr√≠a que estas palabras con que abro el Acto Acad√©mico dispuesto en homenaje a su memoria fueran tomadas como recurso literario, para adornar la elocuci√≥n o para decorar la personalidad del Dr. Novillo Saravia, que no necesita ni siquiera de adjetivos: porque la sola menci√≥n de su nombre o de su hoja de servicios, habla de por s√≠ en t√©rminos sustantivos. Y si alguna necesidad tenemos de exhibir la intimidad de su esp√≠ritu y seguir el itinerario de su pensamiento y de su acci√≥n, ello obedece al hecho de que las nuevas generaciones que no alcanzaron a conocer al Dr. Novillo Saravia han menester del ejemplo de quien traz√≥ a lo largo de sus a√Īos una l√≠nea de conducta inalterable, orientada por el bien, la verdad y la justicia.

Pertenec√≠a por v√≠a paterna a muy antigua familia cordobesa; pero vio la luz en Ojo de Agua, Santiago del Estero, donde radicara uno de sus pasados, due√Īo de fincas situadas en el Departamento R√≠o Seco. Precisamente, en esas latitudes se hallaba la Merced del Carmen, hist√≥rica heredad del Coronel salte√Īo Doctor Mateo de Saravia y J√°uregui, su bisabuelo materno, abogado de las Reales Audiencias de Charcas y Buenos Aires.

As√≠ fue c√≥mo, por conjunci√≥n de tales circunstancias, nacer√≠a Don Lisardo en dicha Villa Santiague√Īa, tan inmediata a nuestra Provincia, un 24 de julio de hace cien a√Īos.

Duras exigencias en su primera edad, transcurrida en tiempos de la terrible crisis que agobió al país, obraron a manera de desafío, de incitaciones, que supo responder con abnegación y dignidad, como lo imponía la hidalguía de su estirpe.

Su juventud y madurez fueron jalonadas por días de lucha y de constante superación, de satisfacciones correlativas, de halagos y de triunfos. De esos halagos y de esos triunfos sin estridencias, que se gozan y se traducen en un sereno y recóndito equilibrio de la conciencia, en una armonía interior que sólo la percibe quien la experimenta.

Trasladado a Córdoba para proseguir sus estudios, cursó el Bachillerato como colegial del Monserrat. Y luego, su natural inclinación por el orden y la justicia lo llevó a emplear sus talentos en los claustros de la Facultad de Derecho, donde obtuvo el Título de Abogado y se graduó de Doctor.

Como estudiante universitario le hab√≠a tocado vivir las transformaciones acaecidas en C√≥rdoba y el pa√≠s todo por la Generaci√≥n del 80, y tambi√©n por la incorporaci√≥n de nuevas corrientes de ideas que tuvieron la virtud de consolidar, en respuesta a este otro desaf√≠o, su arraigada formaci√≥n espiritual y sus b√°sicos esquemas conceptuales. Fue entonces cuando su personalidad comenz√≥ a adquirir los perfiles que lo definieron como hombre de convicciones esenciales, firmes, inconmovibles, respetado por la autenticidad de su credo y admirado por la valent√≠a con que lo sosten√≠a: respeto y admiraci√≥n que proven√≠an a√ļn de quienes no compart√≠an su ideolog√≠a y opiniones, ni su ortodoxa interpretaci√≥n del mundo y de la vida. Porque lo sab√≠an sincero, sin dobleces, riguroso consigo mismo, su autoridad lograba imponerse, m√°xime cuando esa autoridad moral e intelectual iba acompa√Īada de un singular se√Īor√≠o que se traduc√≠a no s√≥lo en la cortes√≠a de su trato, en la excelencia de su cultura, en la bondad intr√≠nseca que se manifestaba en la cordialidad con que se dirig√≠a a sus amigos o adversarios, porque el amor al pr√≥jimo presid√≠a todos sus actos; amor que no le imped√≠a formular juicios de valor, impugnar el error y condenar el extrav√≠o.

No corresponde que me detenga en su actuación universitaria, desde la Cátedra, desde el Rectorado y desde el Decanato de la Facultad de Derecho. Será el Doctor Cafferata quien habrá de referirse a esos capítulos que integran el currículum vitae del Dr. Novillo Saravia y que determinan la realización de este Acto Académico, dispuesto porque así lo exige la nobleza de esta Casa (nobleza obliga) y porque esta Casa se honra al honrar la memoria de sus hijos dilectos.

Bien est√°, por lo dem√°s, que este Sal√≥n de Grados, verdadero cofre que custodia la memoria de la vida cultural de C√≥rdoba, haya abierto hoy sus puertas y encendido sus ara√Īas rutilantes, pues Novillo Saravia fue exponente genuino de la C√≥rdoba de siempre, de la C√≥rdoba que desde sus a√Īos iniciales supo signar con sello de espiritualidad la vida de la Rep√ļblica.

Aunque no hubiera ocupado los altos cargos que desempe√Ī√≥, su nombre habr√≠a sido recordado en t√©rminos de ejemplaridad por la obra que realizara como manifestaci√≥n de su vocaci√≥n docente, pues la vida del Dr. Novillo Saravia fue una lecci√≥n ininterrumpida en su conducta p√ļblica y privada, o en la comunicaci√≥n de su saber y de su experiencia. Ense√Īaba siempre. Expresa o t√°citamente: en la C√°tedra Magistral, en los Estrados de la Justicia, en su bufete de abogado, en la columna de los peri√≥dicos, en la Banca Parlamentaria, en el sitial de los Tribunos, en las tertulias de amigos...Ense√Īaba, asimismo, por acci√≥n de presencia, pues la noble expresi√≥n de su rostro, la vivacidad de su mirada, sus gestos y ademanes elocuentes pero mesurados, eran fiel reflejo de aquella fisonom√≠a moral, que se comunicaba fluidamente, transfiriendo al interlocutor la autenticidad de su pensamiento y de su sentimiento.

No s√≥lo lo atrajo la C√°tedra Universitaria, sino la ense√Īanza a nivel terciario y secundario. Sus clases de Historia de la Literatura Espa√Īola en la Escuela Normal de Profesores, y de Castellano en las aulas Monserratenses, dejaron huellas perdurables en el recuerdo de quienes fueron sus alumnos. Instru√≠a las mentes y moldeaba el alma de los educandos; as√≠ como en sus discursos y en sus notas period√≠sticas, de inconfundible estilo por la claridad de las ideas y la pureza del lenguaje, se advierte una honda preocupaci√≥n por lo que la civilizaci√≥n contempor√°nea ofrec√≠a a la humanidad en cuanto a posibilidades de desarrollo, en contraste con las falencias de inspiraciones filos√≥ficas o religiosas. Para √©l, los problemas prioritarios no eran los t√©cnicos o econ√≥micos, sino los problemas de la cultura, los del humanismo, los de la √©tica, lo que explica la importancia que atribu√≠a a las Universidades y a los medios de comunicaci√≥n social, en orden a la formaci√≥n de los hombres pol√≠ticos. Bien sabemos que nunca perder√° actualidad esta preocupaci√≥n del Dr. Novillo Saravia, que descubrimos en los editoriales del Diario ‚ÄúLos Principios‚ÄĚ durante el lapso (1912-1915) en que fue su Director.

Preocupábale, naturalmente, la necesidad de conservar y transmitir aquello valores heredados del pasado greco-latino a través de la hispanidad; de aquellas potencias de la hispanidad que hoy hemos visto convertidas en acto a raíz del reciente conflicto bélico.

En otro orden de actividades, cabe se√Īalar que en 1923 fue elegido diputado constituyente de la Convenci√≥n Reformadora de la Constituci√≥n Provincial, desde cuya banca defendi√≥ fervorosamente la libertad de ense√Īanza; que en 1931-1933 desempe√Ī√≥ la Presidencia del Colegio de Abogados de C√≥rdoba, y que a√Īos mas tarde se lo designar√≠a Primer Presidente de la Flota A√©rea Mercante Argentina, hechos que muestran el amplio especto de su actuaci√≥n y de su correlativa capacidad para sostener sus ideas e imponer la disciplina, el orden y el trabajo constructivo.

No pretendemos pasar revista de todos los cargos p√ļblicos que realiz√≥ como protagonista principal; pero no podemos dejar de mencionar una tarea que se hallaba en la base de su formaci√≥n, as√≠ como en el coronamiento de su actividad espiritual: nos referimos al quehacer apost√≥lico; y basta decir que fue Presidente, reelecto en varios per√≠odos, as√≠ de la Junta Diocesana como de la Arquidiocesana de la Acci√≥n Cat√≥lica Argentina. Y en ocasi√≥n del Congreso Eucar√≠stico Internacional de 1937, realizado en Asunci√≥n del Paraguay, ser√≠a designado por su Santidad PIO XII, adjunto civil del legado pontificio.

En s√≠ntesis, se√Īoras y se√Īores. El Dr. Novillo Saravia, por encima de toda inquietud, colocaba en el medio cultural a la religi√≥n y a la Patria, sin mengua del arte, la ciencia, los goces inefables de la amistad, las efusiones hogare√Īas, la vida interior con sus secretas satisfacciones, las relaciones sociales, y, naturalmente, los dones que Dios ha distribuido en forma generosa entre los hombres. Todo lo cual, as√≠ en conjunto, figuraba en su escala de valores, antes que el poder y la lucha por el poder.

De ah√≠ que conmemoramos con viva complacencia, y en acto de justicia, el d√≠a en que hace cien a√Īos naci√≥ un hombre ejemplar; un ciudadano honorable; un legislador prudente; un profesor sabio; un abogado recto; un caballero cristiano que, como fiel egresado de la Universidad, supo, en fin, como dec√≠amos en nuestras palabras iniciales, cumplir con el mandato her√°ldico de llevar el nombre de Jes√ļs ante los pueblos: ‚Äúut portet nomen meum coram gentibus‚ÄĚ.-

Véase también


Wikimedia foundation. 2010.

Mira otros diccionarios:

  • Lisardo Novillo Saravia (hijo) ‚ÄĒ Este art√≠culo o secci√≥n sobre biograf√≠as y derecho necesita ser wikificado con un formato acorde a las convenciones de estilo. Por favor, ed√≠talo para que las cumpla. Mientras tanto, no elimines este aviso puesto el 4 de febrero de 2011. T ‚Ķ   Wikipedia Espa√Īol

  • Constituci√≥n de la Provincia de C√≥rdoba ‚ÄĒ La Constituci√≥n de la Provincia de C√≥rdoba es la norma fundamental de dicha provincia argentina, la cual se basa en la constituci√≥n nacional y establece el ejercicio de sus instituciones. La primera constituci√≥n de la provincia data de 1855,… ‚Ķ   Wikipedia Espa√Īol

  • Revoluci√≥n del 43 ‚ÄĒ Arturo Rawson, Pedro Pablo Ram√≠rez y Edelmiro Farrell, los tres generales presidentes de la Revoluci√≥n del 43 (Golpe de Estado de 1943) ‚Ķ   Wikipedia Espa√Īol


Compartir el artículo y extractos

Link directo
… Do a right-click on the link above
and select ‚ÄúCopy Link‚ÄĚ

We are using cookies for the best presentation of our site. Continuing to use this site, you agree with this.