Racismo

ÔĽŅ
Racismo
Desfile del grupo supremacista blanco Ku Klux Klan en 1928 en Washington (Estados Unidos)

El racismo se entiende como la exacerbación o defensa del sentido racial de un grupo étnico, especialmente cuando convive con otro u otros, así como designa la doctrina antropológica o la ideología política basada en este sentimiento.[1] [2] [3]

La discriminación racial es un concepto que suele identificarse con el de racismo y que lo abarca, aunque se trata de conceptos que no coinciden exactamente. Mientras que el racismo es una ideología basada en la superioridad de unas razas o etnias sobre otras, la discriminación racial es un acto que, aunque suele estar fundado en una ideología racista, no siempre lo está. En este sentido hay que tener en cuenta que la discriminación racial positiva (cuando se establecen discriminaciones con el fin de garantizar la igualdad de las personas afectadas), constituye una forma de discriminación destinada a combatir el racismo.

El racismo suele estar estrechamente relacionado y ser confundido con la xenofobia, es decir el "odio, repugnancia u hostilidad hacia los extranjeros".[4] Sin embargo existen algunas diferencias entre ambos conceptos, ya que el racismo es una ideología de superioridad, mientras que la xenofobia es un sentimiento de rechazo; por otra parte la xenofobia está dirigida sólo contra los extranjeros, a diferencia del racismo. El racismo también está relacionado con otros conceptos con los que a veces suele ser confundido, como el etnocentrismo, los sistemas de castas, el clasismo, el colonialismo, el machismo e incluso la homofobia.

Las actitudes, valores y sistemas racistas establecen, abierta o veladamente, un orden jerárquico entre los grupos étnicos o raciales, utilizado para justificar los privilegios o ventajas de las que goza el grupo dominante.

Para combatir el racismo, la Organización de Naciones Unidas adoptó en 1965 la Convención internacional sobre la eliminación de todas las formas de discriminación racial y estableció el día 21 de marzo como Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial.

Contenido

La discriminaci√≥n racial en la antig√ľedad

Si bien era habitual que las culturas antiguas manifestaran rechazo y desprecio hacia otros pueblos y hacia los extranjeros,[5] el racismo como tal, es un concepto moderno[5] que tiene sus primeras manifestaciones en Europa y en las colonias espa√Īolas de Am√©rica, durante la Edad Moderna.[5]

En la Grecia clásica estaba vigente la discriminación al extranjero pero no por su aspecto "racial" o fenotípico. Los grandes filósofos griegos reconocían en los egipcios (a los que describían como negros) a representantes dignos de la civilización. En la Edad Media las personas negras estaban asociadas a la riqueza del mundo islámico y numerosos santos fueron negros, mientras que, hasta la Edad Moderna, los cristianos persiguieron a los judíos por su religión, y no por atribuirles una condición étnica o "racial".

La discriminaci√≥n racial entre espa√Īoles y su poblaci√≥n colonial

El sistema de castas impuesto por el Imperio espa√Īol en Am√©rica, garantizaba la supremac√≠a de una aristocracia peninsular y criolla, elevada a sus posiciones por estatutos de limpieza de sangre que discriminaban al resto de espa√Īoles.

La "limpieza de sangre" entre espa√Īoles

Véase también: Estatutos de limpieza de sangre

La doctrina de la limpieza de sangre, fue un sistema de discriminaci√≥n fundamentado sobre el pensamiento de Arist√≥teles, que apareci√≥ en el siglo XIV en la Espa√Īa de la Edad moderna. El sistema estableci√≥ entre los espa√Īoles una diferenciaci√≥n entre personas de sangre "pura" y personas a los que se les atribu√≠a tener la sangre "impura" o "manchada" o "mezclada" con la poblaci√≥n conversa de jud√≠os o moros de Espa√Īa, cre√°ndose una diferenciaci√≥n entre "cristianos viejos" y "cristianos nuevos".

La doctrina de la limpieza de sangre se emple√≥ inicialmente para discriminar a los espa√Īoles con ascendencia de jud√≠os o moros y luego para segregar a los espa√Īoles que pretend√≠an asentarse en Am√©rica. Despu√©s de la orden de expulsion de los jud√≠os sefard√≠es, muchos jud√≠os se convirtieron al catolicismo para gozar de los mismos derechos que los cristianos. Fue entonces cuando aparecieron tanto en instituciones del estado como en corporaciones privadas unos "estatutos de limpieza de sangre", que establec√≠an la "investigaci√≥n" geneal√≥gica de las personas, con pretensiones de alg√ļn privilegio, con el fin de determinar si las mismas ten√≠an "sangre" jud√≠a, "mora" o hereje, impidiendo en estos casos el ingreso a los colegios, posiciones militares, monasterios, cabildos y a la Inquisici√≥n. En este sentido se ha dicho que por primera vez en la historia se utilizaban los conceptos de "raza" y "sangre" como estrategia de discriminaci√≥n;[6] los investigadores discrepan sobre el hecho de si existe una conexi√≥n entre las nociones medievales de "raza" y "sangre", que inclu√≠an a los cristianos viejos, con el significado contempor√°neo de dichos t√©rminos.[6]

Las "castas" en la población colonial

Artículo principal: Casta (colonial)

Las "castas" o "cruzas" (mestizos, mulatos, castizos, etc.) representan las variedades de mezclas entre las tres etnias europea, ind√≠genas y negros y sus descendientes, sobre la que se cre√≥ una sociedad colonial estratificada. La extensi√≥n del cristinanismo de la pen√≠nsula fue empleada por el Imperio Espa√Īol en Am√©rica como justificaci√≥n de la conquista de las antiguas civilizaciones ind√≠genas. As√≠ en las colonias espa√Īolas en Am√©rica, se estableci√≥ un sistema de estratificaci√≥n social que estableci√≥ roles y privilegios entre las personas.

El Imperio Espa√Īol consideraba que entre los seres humanos un grupo de personas pertenec√≠an a "razas puras" (blancos, indios y negros) y otros grupo eran "castas" o "cruzas", como resultado de la concepci√≥n entre personas de diferentes "razas puras". El r√©gimen colonial buscaba desanimar el mestizaje, desvalorizando a la personas que eran "cruza" de razas puras.

Dentro de las "razas puras", la "raza blanca" se reg√≠a por normas distintas a la "raza ind√≠gena" y esta a su vez distinta a la "raza negra", pero a su vez m√°s cohercitivas. Dentro de las "razas puras" tambi√©n hab√≠a distinciones con sus hijos nacidos en Am√©rica, distiguendose los espa√Īoles peninsulares y canarios (nacidos en Espa√Īa) de los espa√Īoles americanos o criollos (hijos de espa√Īoles nacidos en Am√©rica). De modo similar, el negro nacido en √Āfrica lo era del negro criollo nacido en Am√©rica.

Para las personas que eran "cruzas" o "castas" se estableció una detallada clasificación, con atribución de roles, derechos y obligaciones, creando denominaciones específicas para cada "cruza": "mestizo", "mulato", "ladino", "zambo", "cholo", "cuarterón", "chino", "osorio", "salto atrás", "tente en el aire", etc.

De este modo, por ejemplo, el castigo por un mismo delito variaba seg√ļn la raza o casta a la que la persona pertenec√≠a.

El historiador peruano Alberto Flores Galindo, con su obra Buscando un Inca: identidad y utop√≠a en los Andes, fue uno de los primeros en teorizar sobre los procesos racistas en Am√©rica Latina y unas ra√≠ces en el orden colonial, particularmente en el Per√ļ.[7] Y. H. Yerushalmi ha se√Īalado que la ideolog√≠a de la limpieza de sangre constituye el primer antecedente del racismo moderno, utilizando el t√©rmino de "protorracismo".[8] Por su parte, Cecil Roth "compar√≥ esta doctrina con el antisemitismo racial del r√©gimen nacionalsocialista", asimil√°ndolas,[9] [10] para luego retractarse debido a las diferencias entre el "antisemitismo racial" espa√Īol descripto por Roth y el "antisemitismo nazi".[6] [11] Max Sebasti√°n Hering Torres public√≥ en 2006 en alem√°n, el libro Rassismus in der Vormoderne. Die 'Reinheit des blutes' in Spanien der Fr√ľhen Neuzeit (El racismo en la premodernidad. La limpieza de sangre en la Espa√Īa de la temprana Edad Media), donde analiza la persecuci√≥n de los jud√≠os en Espa√Īa por medio del principio de la limpieza de sangre desde 1391 a 1674. "Hering concluye que el sistema de la limpieza de sangre puede designarse como ¬ęantijuda√≠smo racial¬Ľ: es racista porque cumple una funci√≥n de marginaci√≥n similar a la moderna, y antijud√≠a porque su fundamentaci√≥n teol√≥gico-aristot√©lica pertenece a una tradici√≥n anterior a la Edad Moderna".[12] Zandra Pedraza G√≥mez destaca el hecho de que Hering no analiza "la pr√°ctica y las representaciones de este ideario en las colonias espa√Īolas, donde la limpieza de sangre junto con otros argumentos antropol√≥gicos se emple√≥ tempranamente para juzgar las diferencias de los grupos ind√≠genas, ordenar su catequizaci√≥n, disponer de su mano de obra y controlar a la creciente poblaci√≥n mestiza y criolla", proponiendo la necesidad de profundizar el estudio en ese sentido, debido al papel primordial jugado por el racismo en el surgimiento de un sistema mundial capitalista y colonialista.[12]

En las colonias espa√Īolas en Am√©rica, el mestizaje fue un proceso parad√≥jico, prohibido y al mismo tiempo masivo. Pese a la prohibici√≥n y a las consecuencias legales negativas, los varones espa√Īoles sol√≠an mantener relaciones sexuales irregulares con las indias encomendadas y las esclavas africanas, a la vez que varones y mujeres ind√≠genas, afroamericanos y mestizos, manten√≠an relaciones sexuales entre s√≠.[13] En muchos casos las "cruzas" se ocultaban y se registraban a los ni√Īos como "criollos". Muchas veces para los ind√≠genas y negros, el mestizaje era un modo de acceder a una situaci√≥n social a la que sus hijos nunca hubieran podido acceder debido a su clasificaci√≥n racial.

El sistema de castas pretendi√≥ imponer en las colonias de Espa√Īa un orden estratificado, basado en la fragmentaci√≥n √©tnica de la poblaci√≥n. En la pr√°ctica, se form√≥ una sociedad caracterizada por una gran separaci√≥n de una aristocracia blanca espa√Īola (pensinulares y criollos), y el resto de la poblaci√≥n que se relacion√≥ masivamente mediante matrimonios mixtos, en busca de mejorar su situaci√≥n social. Mientras el prejuicio socio-racial de la aristocracia espa√Īola fue en aumento, el resto de la poblaci√≥n multiplic√≥ las relaciones inter√©tnicas y tendi√≥ a desconocer las r√≠gidas clasificaciones del sistema espa√Īol de castas, para ubicarse generalizadamente en la casta de los "mestizos" -donde eran mayor√≠a-, sin importar cual hubiera sido la pertenencia √©tnica de sus antepasados. De este modo se produjo un proceso de amalgamaci√≥n de la poblaci√≥n colonial, integrada por tipos humanos relativamente uniformes en costumbres, ideas y estatus social, hasta hacer colapsar el sistema de castas colonial en raz√≥n del mismo mestizaje.[14]

El racismo bíblico

En el siglo XIX se desarrolló en Europa una interpretación racista del texto de la Biblia cristiana, a partir de algunas elaboraciones sobre el diluvio universal y los hijos de Noé, sobre todo de la maldición de Canaan, presentes ya en la Edad Media.[15]

Seg√ļn esta interpretaci√≥n, la Biblia indicar√≠a que hay tres razas humanas, provenientes de los tres hijos de No√©: Sem, Cam y Jafet. De Sem descender√≠an los jud√≠os y √°rabes; de Cam, los negros; y de Jafet, los blancos. Esta visi√≥n b√≠blica de la humanidad dividida en razas se complementaba con la llamada maldici√≥n de Canaan, hijo de Cam, al que No√© conden√≥: "maldito sea Cana√°n, siervo de siervos ser√° a sus hermanos" (G√©n. 9:18-29 9:18-29). La interpretaci√≥n racista de la Biblia, sostuvo que la maldici√≥n de Canaan fue una maldici√≥n de Dios a la "raza negra", por la cual √©sta era condenada a servir a los blancos.[15]

Esta interpretaci√≥n fue ampliamente difundida, e incluso ense√Īada a los j√≥venes africanos por las autoridades coloniales y los misioneros cat√≥licos y protestantes, a trav√©s de los libros escolares belgas durante la primera mitad del siglo XX.[15]

El racismo biológico seudocientífico

A partir del siglo XIX y de la mano con la generalizaci√≥n del colonialismo europeo en todo el mundo, la cultura occidental desarroll√≥ una ideolog√≠a abiertamente racista y ampliamente aceptada, a la que Ernst Nolte lleg√≥ a definir como una ¬ęrama del pensamiento europeo¬Ľ,[16] y George Mosse como "el lado oscuro de la Ilustraci√≥n".[17] A mediados del siglo XX, L‚ÄôEncyclopedia Universalis incluy√≥ un art√≠culo denominado "Razas", escrito por De Coppet que finaliza con la siguiente conclusi√≥n:

A fines del siglo XIX, la Europa ilustrada es consciente que el género humano se divide en razas superiores e inferiores.[18]
Dr L Heck, director del Jard√≠n Zool√≥gico de Berlin, con ‚Äúejemplares‚ÄĚ - 1931

El racismo europeo recurrió a la ciencia y en especial a la biología para justificar la superioridad de los propios europeos, o de algunas de sus etnias (germanos, anglosajones, celtas, etc.) sobre el resto de los seres humanos, así como la necesidad de que éstos fueran gobernados por aquellos. Este modelo de racismo seudocientífico fue luego repetido también en algunos países extraeuropeos como Estados Unidos para imponer el dominio anglosajón,[19] Japón para colonizar Corea, China y otros pueblos del sudeste asiático,[20] Australia para impedir la inmigración asiática,[21] y en América Latina con las políticas implementadas para "reducir el factor negro", a través del mestizaje y otros mecanismos de "limpieza" étnica.[22]

Gobineau y la aparición de la filosofía racista

El fil√≥sofo y diplom√°tico franc√©s Joseph Arthur de Gobineau, que decret√≥ la superioridad de los n√≥rdicos levantando una teor√≠a de la superioridad de los mismos,[23] ha sido considerado como el fundador de la filosof√≠a racista, con su obra Ensayo sobre la desigualdad de las razas humanas (1853-1855).[24] Gobineau comienza su libro destacando el hecho de que las civilizaciones mueren y pregunt√°ndose por las causas, para concluir que las diez que se destacaron, lo hicieron debido a la presencia homog√©nea y dominante de la raza blanca,[25] mientras que su "degeneraci√≥n" provino de las mezclas raciales (¬ęmelanges¬Ľ). Para Gobineau, las razas negra y amarilla son "variedades inferiores de nuestra especie",[26] sobre las que se impone "la superioridad del tipo blanco y, dentro de este tipo, de la familia aria",[27] poseedora del "monopolio de la belleza, de la inteligencia y de la fuerza".[28] Termina sosteniendo que si la civilizaci√≥n occidental pretende subsistir, resulta esencial evitar a los extranjeros y en especial la mezcla racial de sus habitantes, preservando pura la sangre aria, algo que, a su criterio, solo los germanos hab√≠an logrado.[29]

Las ideas de Gobineau y la de otros pensadores racistas del siglo XIX y XX, provienen a su vez de las obras antropol√≥gicas de clasificaci√≥n del g√©nero humano a partir de los conceptos biol√≥gicos de "especie" y "raza", desarrollados por los cient√≠ficos desde el siglo XVIII.[30] Tambi√©n tuvieron gran influencia los estudios que afirmaron la existencia de una supuesta raza aria. La teor√≠a proviene de los descubrimientos realizados por la lingu√≠stica del siglo XIX, al identificar los idiomas asi√°ticos av√©stico de la antigua Persia y s√°nscrito del Valle del Indo, como antecesores de las principales lenguas europeas incluyendo el lat√≠n, el griego, todas las lenguas germ√°nicas y c√©lticas. Sin mayor rigor, el ling√ľista alem√°n Friedrich Schlegel, dedujo que si hab√≠a un lenguaje originario com√ļn, debi√≥ haber tambi√©n un antiguo pueblo originario, al que denomin√≥ "ario" y le atribuy√≥ ser el origen de todos los pueblos europeos.[31]

En 1885 el antrop√≥logo haitiano Ant√©nor Firmin public√≥ su tratado De la igualdad de las razas humanas, en respuesta al famoso libro de Gobineau y al colonialismo, en momentos en que los europeos se repart√≠an √Āfrica en la Conferencia de Berl√≠n, ignorando a sus habitantes. Precursor del pensamiento antirracista y de la antropolog√≠a moderna, la obra de Firmin ser√≠a ignorada por los acad√©micos europeos durante d√©cadas, hasta que el colapso moral del Holocausto, obligara a las potencias del mundo a asumir una posici√≥n p√ļblica contraria al racismo.[22]

A toda esa falange altanera que proclama que el hombre negro está destinado a servir de estribo a la potencia del hombre blanco, a esta antropología mentirosa, yo tendré derecho a decirle: ¡"No, no eres una ciencia"!
Anténor Firmin.[22]

Pese a las voces aisladas, como la de Firmin, que denunciaban la naturaleza anticient√≠fica y violatoria de los derechos humanos de las teor√≠as racistas, el pensamiento occidental profundiz√≥ el desarrollo de la filosof√≠a racista en las √ļltimas d√©cadas del siglo XIX. Para ello jug√≥ un papel decisivo la antropolog√≠a social, realizando una aplicaci√≥n simplista de las teor√≠as de la ¬ęlucha por la vida¬Ľ y ¬ęsupervivencia del m√°s apto¬Ľ de Charles Darwin al campo de las ciencias sociales, dando origen al darwinismo social.[5] En este sentido se ha sostenido que "el racismo fue una ideolog√≠a fruto de la biologizaci√≥n de las teor√≠as sociol√≥gicas".[5] De estos sucesos se comprende que la comunidad racista ha utilizado instrumentos de la raz√≥n, como la ciencia, en un intento por lograr que sus ideales y sus acciones sean justificables, l√≥gicos y propios del raciocinio.

El racismo también se arraigó en el arte europeo del siglo XIX, especialmente en las ideas antisemitas[32] de Richard Wagner y su adhesión entusiasta al racismo de Gobineau, del que fue difusor en Alemania, que se manifestó en varias de su obras, como la ópera El anillo del nibelungo.[5]

Varios autores han se√Īalado tambi√©n la relaci√≥n entre el positivismo y el racismo, al punto de considerar que sin esa corriente filos√≥fica, que goz√≥ de gran predicamento en la segunda mitad del sigo XIX, los pensadores racistas hubieran resultado expresiones aisladas. De este modo, el positivismo proporcion√≥ al racismo un sistema de pensamiento que favoreci√≥ su aceptaci√≥n general.[5]

El racismo del colonialismo europeo en los siglos XIX y XX

Algunos herero supervivientes, después de su escape por el desierto de Omaheke.

El racismo fue intensamente utilizado a partir de las √ļltimas d√©cadas del siglo XIX por los pa√≠ses europeos para justificar la legalidad de acciones de dominaci√≥n colonial, jingo√≠smo y genocidio, en varias partes del mundo. Entre ellas puede mencionarse el "reparto de √Āfrica" legalizado en la Conferencia de Berl√≠n de 1884-1885, en la que doce pa√≠ses europeos,[33] el Imperio otomano y Estados Unidos se consideraron a s√≠ mismos con derechos territoriales exclusivos sobre el continente africano, ignorando a los pueblos que lo habitaban. Entre otros muchos actos inspirados y legitimados por la filosof√≠a racista pueden mencionarse, la apropiaci√≥n en 1885 como propiedad privada de Leopoldo II de B√©lgica del Estado Libre del Congo, en el que impuso un r√©gimen esclavista y genocida; la conquista de la notable ciudad de Tombuct√ļ por Francia en 1893 y la destrucci√≥n de su cultura varias veces centenaria; la conquista y destrucci√≥n del Reino de Dahomey en 1894 por Francia; la conquista de Madagascar por Francia en 1895; la conquista y destrucci√≥n del Reino de Ben√≠n en 1897 por Gran Breta√Īa; la apropiaci√≥n por parte del empresario y mercenario brit√°nico Cecil Rhodes de lo que a su muerte se llamar√≠a Rhodesia; la Conferencia de Algeciras de 1906, en la que las potencias europeas consideraron que Marruecos deb√≠a ser un "protectorado" de Espa√Īa y Francia; la matanza por inanici√≥n y envenenamiento del agua de las poblaciones Herero y Namaqua en el Desierto del Namib, entre 1904 y 1907, por parte de los colonizadores alemanes, considerado el primer genocidio de siglo XX; etc.

Las "ligas nacionales" y el racismo en Cuba y Espa√Īa

En la sociedad espa√Īola hab√≠a imperado durante siglos la ideolog√≠a basada en la limpieza de sangre[34] que serv√≠a para imponer su ¬ęreligi√≥n¬Ľ frente a moriscos, jud√≠os o ind√≠genas americanos y fue fundamento de la colonizaci√≥n y requisito indispensable tanto en la carrera militar como en el funcionariado p√ļblico.

No fue hasta 1868 que se derogaron las leyes segregacionistas que limitaban los derechos civiles de los afrocubanos bajo las antiguas "Leyes de Indias", hasta entonces el c√≥digo legal vigente en Cuba, con la abolici√≥n de los Estatutos de limpieza de sangre ([3]). Las ideas antisemitas, t√©rmino que fue acu√Īado en 1879 por el periodista socialista Wilhelm Marr en su libro "Zwanglose Antisemitische Hefte", estuvieron muy presentes en la sociedad espa√Īola de la √©poca, constituyendo un tema de Estado de frecuente discusi√≥n entre los pol√≠ticos de aquel tiempo, de la cual es muestra el famoso debate entre Castelar y Manterola de 1868. Los jud√≠os s√≥lo fueron oficialmente readmitidos en la pen√≠nsula a finales del siglo XIX ([4]).

Tambi√©n el concepto de raza latina o raza ib√©rica, como conjunci√≥n de todas las bondades y opuesta a las otras ¬ęrazas¬Ľ, estaba muy en boga en la √©poca, conforme a los autores europeos antes expuestos. As√≠, en 1871, uno de los temas de debate del Ateneo de Madrid fueron: ¬ę Los caracteres distintivos de las razas latina y germ√°nica. Causas de su oposici√≥n hist√≥rica. ¬ŅEs de tal manera inherente la idea cat√≥lica a la raza latina, que la actual decadencia de √©sta pueda explicarse por la de aqu√©lla?¬Ľ ([5]).

En el mismo contexto se expresa Men√©ndez Pelayo[35] [36] y Miguel de Unamuno.[37] Dichos autores europeos y espa√Īoles fueron ensalzados por los gobiernos totalitarios del siglo XX.

En Espa√Īa no se aboli√≥ totalmente la esclavitud hasta el 7 de octubre de 1886. Si bien en el territorio peninsular se aboli√≥ en 1837, persisti√≥ y se toler√≥ legalmente en las colonias amparada por la presi√≥n de las "Ligas Nacionales" que la defend√≠an con argumentos patri√≥ticos, hasta la creaci√≥n de la figura transitoria del patronato y su definitiva abolici√≥n en 1886.

Antonio C√°novas del Castillo, integrante de una de esas Ligas y entonces presidente del Gobierno de Espa√Īa, en el peri√≥dico franc√©s "Le Journal" manifiesta poco despu√©s en noviembre de 1896:[38]

"(...) creo que la esclavitud era para ellos (los negros de Cuba) mucho mejor que esta libertad que s√≥lo han aprovechado para no hacer nada y formar masas de desocupados. Todos los que conocen a los negros le dir√°n que en Madagascar, como en el Congo y en Cuba, son perezosos, salvajes, inclinados a obrar mal, y que es preciso manejarlos con autoridad y firmeza para obtener algo de ellos. Estos salvajes no tienen otros due√Īos que sus instintos, sus apetitos primitivos".

Hannah Arendt en su libro Or√≠genes del totalitarismo, afirma que el imperialismo europeo necesit√≥ inventar el racismo como "la √ļnica explicaci√≥n posible y la √ļnica excusa para su comportamiento criminal".[39]

La colonizaci√≥n de gran parte del mundo por parte de Europa fue acompa√Īada por una intensa propaganda racista, as√≠ como de obras art√≠sticas que ten√≠an como finalidad instalar el racismo como componente natural de la cultura humana.

Una caricatura del siglo XIX de Sara Baartman, una mujer Khoi-san que era exhibida desnuda en una jaula como una atracción complementaria en Inglaterra, ante la indignación de la Asociación Africana. Después de su muerte, sus genitales fueron diseccionados y moldeados en cera. Nelson Mandela solicitó formalmente a Francia el regreso de sus restos, que habían sido guardados en el Musée de l'Homme de París hasta 1974.

Zoológicos humanos

La conquista de territorios fue inevitablemente seguida por exhibiciones p√ļblicas de los ind√≠genas por motivos cient√≠ficos y de ocio. Karl Hagenbeck, un comerciante alem√°n de animales salvajes y futuro empresario de muchos zool√≥gicos de Europa, decidi√≥ exhibir en 1874 a personas esclavizadas de Samoa y Saamis como poblaciones "puramente naturales". En 1876, mand√≥ a uno de sus colaboradores al recientemente conquistado Sud√°n Egipcio para que capturaran algunas bestias salvajes, entre ellas personas nubas. Presentados en Par√≠s, Londres y Berl√≠n, estos nubas fueron un √©xito. Tales "zool√≥gicos humanos" pod√≠an encontrarse en Hamburgo, Amberes, Barcelona, Londres, Mil√°n, Nueva York, Varsovia, etc., a los que asist√≠an entre 200.000 y 300.000 visitantes a cada exhibici√≥n. Los tuaregs fueron exhibidos despu√©s de la conquista francesa de Tombuct√ļ; los malgache despu√©s de la ocupaci√≥n de Madagascar; las mujeres amazonas de Abomey despu√©s de la derrota medi√°tica de Behanzin contra los franceses en 1894. Muchos de los ind√≠genas exhibidos en estas condiciones murieron, como un grupo de galibis en Par√≠s en 1892.[40]

Ota Benga, exhibido en el Zool√≥gico del Bronx. Ota Benga fue un pigmeo capturado en 1904 en el Congo, para ser mostrado al p√ļblico. En 1906 fue expuesto en el zool√≥gico del Bronx (Estados Unidos) junto a un orangut√°n, en la Casa de los Monos.

Por su parte, Geoffroy de Saint-Hilaire, director del Jard√≠n Parisino de Aclimataci√≥n, decidi√≥ en 1877 organizar dos "exhibiciones etnol√≥gicas", mostrando personas nubas e inuit. El p√ļblico de Jard√≠n Parisino se duplic√≥, con un mill√≥n de entradas pagadas en ese a√Īo. Entre 1877 y 1912, aproximadamente treinta "exhibiciones etnol√≥gicas" fueron presentadas en el Jardin Zoologique D'acclimatation.[41] En la Feria Mundial de Par√≠s de 1878 y 1879 se exhibieron las "villas de negros". En las Exhibiciones Coloniales de Marsella (1906 y 1922) y Par√≠s (1907 y 1931) tambi√©n se exhibieron seres humanos en jaulas, frecuentemente desnudo o semidesnudos.[42]

En los Estados Unidos, Madison Grant, director de la Sociedad Zool√≥gica de Nueva York, expuso en el Zool√≥gico de Bronx a Ota Benga, una persona pigmea tra√≠da de √Āfrica, junto con simios y otros animales en 1906. A instancias de Grant, un prominente cient√≠fico racista y eugenecista, el director Hornaday, puso a Ota Benga en una jaula con un orangut√°n y le coloc√≥ un cartel se√Īal√°ndolo como "el eslab√≥n perdido", dando a entender que africanos como Ota Benga eran una especie animal intermedia entre los monos y los europeos.

Racismo en los círculos intelectuales colonialistas

En 1899 apareci√≥ el poema La carga del Hombre Blanco del escritor indo-ingl√©s Rudyard Kipling, quien recibiera el premio Nobel ocho a√Īos despu√©s, en donde convoca al "Hombre Blanco" a conquistar y asumir el gobierno del mundo, como un servicio a las personas "no blancas", a√ļn sabiendo que ello traer√≠a "el odio de aquellos que custodi√°is".[43]

En 1911 la 14ª edición de la Enciclopedia Británica adoptó la ideología racista al sostener que "el Negro es intelectualmente inferior al caucáusico".[44]

Definitivamente no se vende cerveza a los indios (noticia en los EEUU, 1941)

Ya en la década de 1930, apareció en Francia la popular tira cómica Las aventuras de Tintín, de Hergé, obviamente portadora del pensamiento racista que había encarnado en el pensamiento occidental, especialmente notable en historias como Tintín en el Congo (1930-1931) o La oreja rota (1935).

Las guerras de los países americanos contra los indígenas

El racismo también jugó un importante papel para legitimar las "guerras contra el indio" que llevaron adelante Argentina ("Conquista del Desierto"), Chile ("Pacificación de la Araucanía"), México ("Guerra de Castas"), ("Guerra Yaqui"), ("EZLN")y Estados Unidos ("Conquista del Oeste"), en la segunda mitad del sigo XIX.

Formas del racismo contempor√°neo

Manifestación de 1959 a favor de la segregación racial en las escuelas, donde se tacha la prohibición de dicha segregación en las escuelas de comunismo.

Hist√≥ricamente, el racismo ha servido para justificar cr√≠menes contra la humanidad como el genocidio y diversas formas de dominaci√≥n de las personas como la esclavitud, la servidumbre, el colonialismo, el neocolonialismo y el imperialismo. El racismo suele estar tambi√©n relacionado con el etnocentrismo, el chovinismo y la xenofobia. Por ejemplo, Hannah Arendt, en Los or√≠genes del totalitarismo, se√Īal√≥ que la ideolog√≠a racista conocida como "racismo popular", que se desarroll√≥ a fines del siglo XIX, se us√≥ para legitimizar la conquista imperialista de territorios extranjeros y los cr√≠menes que le siguieron, tales como el genocidio de Herero y Namaqua (1904-1907) o el genocidio armenio (1915-1917).

El racismo es hoy definido en todas las instancias y foros internacionales como una afrenta a la dignidad humana b√°sica y una violaci√≥n de los derechos humanos. Un n√ļmero importante de tratados internacionales ha intentado terminar con el racismo. La Organizaci√≥n de las Naciones Unidas (ONU) utiliza una definici√≥n de discriminaci√≥n racial asentada en la Declaraci√≥n sobre la eliminaci√≥n de todas las formas de discriminaci√≥n racial.

En algunos países hoy en día esta penalizado el racismo desde penas menores hasta mayores, considerando esta discriminación como delito lo mismo que sucede por orientación sexual, cultural u otra característica. Algunos la penalizan con sanciones como puede ser el cobro de multas con dinero.

Chamberlain: la puja por ser el grupo superior de la raza superior

Cartel de la película El nacimiento de una nación, de D.W. Griffith, hito del cine mundial y de la cultura estadounidense, acusada de racista por glorificar al Ku Klux Klan.

En 1899 la ideolog√≠a racista se consolid√≥ con la publicaci√≥n del libro Los Fundamentos del Siglo XIX del ingl√©s Houston S. Chamberlain. Profundizando las ideas de Gobineau, Chamberlain acent√ļa el papel de los pueblos germ√°nico-n√≥rdicos, como representantes aut√©nticos de la hipot√©tica "raza aria", y por lo tanto superiores a todos los dem√°s. Chamberlain sostiene que la entrada de los pueblos germanos en la historia, alrededor del a√Īo 1200, signific√≥ "el ascenso de un nuevo mundo", la civilizaci√≥n europea, y que ese proceso hist√≥rico, a√ļn en marcha, consiste en el "ascenso gradual de un mundo teut√≥nico" en el que los elementos extra√Īos no teut√≥nicos ser√°n hundidos como si fueran barcos piratas.[45]

En las grandes potencias de la √©poca aparecieron autores que intentaban demostrar que la "raza superior" eran los sajones (Gran Breta√Īa y Estados Unidos),[46] los celtas (Francia),[47] y los teutones (Alemania). Varios pensadores brit√°nicos de la √©poca utilizaron el racismo para justificar el Imperio Brit√°nico, como Thomas Henry Huxley (La Lucha por la Existencia en la Sociedad Humana,[48] 1888), Benjamin Kidd (Evoluci√≥n Social,[49] 1894), P. Charles Michel (Una visi√≥n biol√≥gica de nuestra pol√≠tica internacional,[50] 1896), Charles Harvey (La Biolog√≠a de la Pol√≠tica Brit√°nica,[51] 1904).

En 1902, el novelista estadounidense Thomas Dixon, publicó Las manchas del leopardo: un romance sobre la carga del Hombre Blanco - 1865-1900,[52] primera novela de una trilogía racista basada en la ideología de supremacismo blanco, que incluiría también The Clansmen (El hombre del Clan), en la cual se glorifica al Ku Klux Klan. Sobre esa trilogía, D. W. Griffith filmó en 1915 la película El nacimiento de una nación.

El racismo nazi y el Holocausto

Artículos principales: Nazismo y Holocausto

La evolución de la ideología racista en la cultura alemana tuvo su máximo desarrollo con el movimiento nacional socialista (nazismo), liderado por Adolf Hitler, que obtuvo la adhesión de una gran parte de la población alemana en las décadas de 1930 y 1940, hasta que colapsó con la derrota de Alemania en la Segunda Guerra Mundial, en 1945.

El judío internacional (1920), libro del famoso empresario estadounidense Henry Ford, de gran influencia en la expansión mundial del racismo y en la ideología nazi.

El nacional socialismo surgió como una ideología de superioridad de la llamada "raza blanca" y dentro de ella supremacía de una hipotética "raza aria", de la cual los alemanes, eran considerados su expresión más pura en el siglo XX. El racismo nazi estuvo dirigido principalmente contra las personas de origen judío y en segundo lugar contra las personas pertenecientes al pueblo gitano. El nazismo obtuvo también fuerte adhesión fuera de Alemania, en países como Estados Unidos, donde confluyó con el fuerte desarrollo del racismo estadounidense dirigido especialmente contra la minoría afroamericana; su principal empresario Henry Ford fue seguidor y ardiente difusor de la ideología nazi entre las personas de habla inglesa.

El nazismo lleg√≥ al gobierno de Alemania en 1933, cuando el presidente conservador Paul von Hindenburg lo design√≥ canciller, cargo equivalente al de primer ministro. Desde ese momento Hitler sigui√≥ una pol√≠tica de avasallamiento de las instituciones democr√°ticas de la llamada Rep√ļblica de Weimar, hasta instalar un dictadura, que tuvo al racismo como uno de sus componentes institucionales.


Los nazis hicieron suyo el concepto de "Gro√üdeutschland", o la Gran Alemania, y tuvieron como objetivo concentrar en un solo estado (el Tercer Reich) a todos los individuos de "etnia alemana" de Europa, a√ļn cuando estuvieran dispersos en otros pa√≠ses. El racismo fue un aspecto importante de la sociedad y la pol√≠tica en el Tercer Reich, determinando la persecuci√≥n y asesinato de los alemanes de origen jud√≠o, y luego de otras minor√≠as √©tnicas como los gitanos. Los nazis tambi√©n combinaron el antisemitismo con su "lucha contra la ideolog√≠a comunista" y consideraron que el movimiento de izquierda as√≠ como el capitalismo de mercado eran la labor de una "conspiraci√≥n de los jud√≠os", como justificaci√≥n al exterminio de dicha etnia. Se refirieron a este as√≠ llamado movimiento con la terminolog√≠a "revoluci√≥n jud√≠o-bolchvique de subhumanos." [7] Esta clase de ideas se manifiesta en el desplazamiento, internamiento, y, m√°s tarde, el exterminio sistem√°tico de un n√ļmero estimado de 11 millones a 12 millones de personas En medio de la Segunda Guerra Mundial, aproximadamente la mitad de esas v√≠ctimas son jud√≠os en lo que es hist√≥ricamente recordado como el Holocausto (Shoah), y otro grupo enorme de 100,000-1¬ī000,000 de gitanos, que fueron asesinados en el Porraimos u "holocausto de los gitanos". Otras v√≠ctimas de la persecuci√≥n nazi inclu√≠an comunistas, socialistas, anarquistas, negros, opositores pol√≠ticos en general, homosexuales, disidentes religiosos, cl√©rigos protestantes o cat√≥licos que rechazaban la ideolog√≠a violenta del r√©gimen, y masones. Por otra parte, existe cierta iron√≠a en un tema tan delicado como lo es la persecuci√≥n racista ya que, entre los m√°s notorios de los nazis, hubo quienes no ten√≠an los rasgos f√≠sicos correspondientes a la raza n√≥rdica; por ejemplo, Hitler era moreno y Goebbels era moreno m√°s bajo de estatura.

El racismo sudafricano durante el Apartheid

Artículo principal: Apartheid
Cartel en una playa de Durban que dice: "Bajo la secci√≥n 37 de las Leyes de la Zona de Playas de Durban, esta √°rea de ba√Īo est√° reservada para el solo uso de miembros del grupo de raza blanca". (1989)

El apartheid fue un régimen de segregación racial implantado en Sudáfrica por colonizadores neerlandeses bóer o afrikaner, como parte de un régimen más amplio de discriminación política, económica, social y racial, de la minoría blanca de origen europeo sobre la mayoría negra aborigen, derivado a su vez del colonialismo. La palabra apartheid en afrikaner significa "segregación".

En Sudáfrica, los colonizadores ingleses y franceses habían impuesto normas de discriminación racial desde comienzos del siglo XIX,[53] [54] [55] [56] [57] que continuó con los gobiernos "blancos" boer.[58]

El apartheid propiamente dicho se inici√≥ en 1948 con la toma del poder por parte del Partido Nacional. Este partido decidi√≥ implantar un r√©gimen racista que consolidara el poder de la minor√≠a blanca e impidiera el mestizaje de la poblaci√≥n. Con ese fin sancion√≥ en 1949 la Ley de Prohibici√≥n de Matrimonios Mixtos No 55/49, que prohibi√≥ los matrimonios de personas consideradas "blancas" con personas consideradas "no blancas". Al a√Īo siguiente la separaci√≥n sexual de los habitantes, seg√ļn el tono de piel, se complet√≥ con la Ley de Inmoralidad No 21 de 1950, que regul√≥ la vida sexual de los ciudadanos, prohibiendo la "fornicaci√≥n ilegal", y "cualquier acto inmoral e indecente" entre una persona blanca y una persona africana, india, o de color. Estas normas implantaron lo que se conoci√≥ como "peque√Īo apartheid".

El gobierno del Partido Nacional profundiz√≥ las leyes de segregaci√≥n para dar paso al "gran apartheid", el cual involucraba tambi√©n la separaci√≥n espacial de la los habitantes, seg√ļn las caracter√≠sticas √©tnicas con las que hab√≠an nacido.

La imposici√≥n del apartheid llev√≥ al Congreso Nacional Africano (ANC), formado por sudafricanos "negros", a desarrollar un plan de resistencia que inclu√≠a la desobediencia civil y marchas de protesta. En 1955 en un congreso llevado a cabo en Kliptown, cerca de Johannesburgo, varias organizaciones opositoras, incluyendo el ANC y el Congreso Indio, formaron una coalici√≥n com√ļn que adopt√≥ la Proclama de Libertad, con el fin de establecer un Estado sin discriminaci√≥n racial. Las luchas antiracistas fueron severamente reprimidas por el r√©gimen boer, incluyendo matanzas y detenciones masivas. Entre los l√≠deres negros detenidos se encontraba Nelson Mandela que permaneci√≥ preso durante 27 a√Īos (1963-1990).

Estados Unidos y los pa√≠ses de Europa Occidental toleraron el apartheid durante las d√©cadas de 1950, 1960 y 1970, debido a que Sud√°frica hab√≠a adoptado una posici√≥n abiertamente anticomunista.[59] Por el contrario, los pa√≠ses del bloque comunista liderado por la Uni√≥n Sovi√©tica, denunciaron desde un inicio al apartheid como un r√©gimen racista incompatible con los derechos humanos. A partir de la d√©cada de 1970, el r√©gimen sudafricano comenz√≥ a ser rechazado por la opini√≥n p√ļblica mundial y la mayor parte de la comunidad internacional, y su apoyo comenz√≥ a limitarse a los Estados Unidos, Israel y las dictaduras latinoamericanas de ese momento (Argentina, Brasil, Chile, Uruguay, etc).

La caída de las dictaduras latinoamericanas en la década de 1980 y el inicio de la globalización, llevó a un extremo el aislamiento de Sudáfrica en el plano internacional, afectando severamente la economía y la estabilidad del país.

En 1990, el presidente Frederik de Klerk anunció que empezaría un proceso de eliminación de leyes discriminatorias y que levantaría la prohibición contra los partidos políticos proscritos (incluyendo el principal y más relevante partido de oposición negro, el Congreso Nacional Africano). Entre 1990 y 1991 fue desmantelado el sistema legal sobre el que se basaba el apartheid.

Finalmente, el 27 de abril de 1994, se realizaron las primeras elecciones que reconocían el sufragio universal.[60] que el dieron el triunfo al ANC con el 62.65% de los votos.[61] [62] El 10 de mayo de 1994 Nelson Mandela fue designado presidente de Sudáfrica, organizándose un gobierno de unidad nacional.

Sudáfrica celebra el 27 de abril como una fiesta nacional con el nombre de Día de la Libertad.

Mestizofobia

Una forma menos conocida de racismo es la creencia de que el mestizaje produce individuos inferiores de la "raza pura" (degeneración), ser a la vez, defendido por Louis Agassiz, ser uno de ellos, como Gobineau sostuvo.

Una forma moderna de racismo que se han producido como reacción al racismo contra los negros, los indios y asiáticos es negar la identidad mestiza y la defensa de que las poblaciones mezcladas de color marrón que su condición mestiza. Este racismo requiere que las poblaciones mestizas sejan tratadas como negro, indio o blanco, negando su peculiaridad.[63] [64]

La ilegalización del racismo

La conquista japonesa de Corea. La Australia Blanca. Sacco y Vanzetti y el racismo contra los inmigrantes en Estados Unidos. El nazismo y el Holocausto. El genocidio armenio. La segregaci√≥n racial en Estados Unidos y Gran Breta√Īa y las luchas por los derechos civiles. Rodhesia. El apartheid sudafricano. Guerras en la ex Yugoslavia. El genocidio de Ruanda.

Derechos humanos y Convenios internacionales contra el racismo.

Es gracias al avance de las diferentes ciencias y al retroceso progresivo del oscurantismo social, moral y religioso, que desde el √ļltimo cuarto del Siglo XX, existe un estigma social asociado con los que se describen a s√≠ mismos como racistas. Las causas son varias, incluido el progreso social y tecnol√≥gico, pero principalmente la atenci√≥n generada por los horrendos cr√≠menes cometidos por brit√°nicos y espa√Īoles contra los habitantes de las Antillas y las Am√©ricas, el comercio de las naciones europeas con esclavos africanos -creados y sumistrados por los √°rabes-, norteamericanos contra las naciones amerindias del continente, los turcos con el exterminio de los armenios, o con Alemania nazi contra jud√≠os, gitanos y otros, y el horror causado por el Jap√≥n imperial en Corea, China y otros lugares, y los avances en las conquistas sociopol√≠ticas de los afroamericanos en EEUU.

As√≠ que la identificaci√≥n de un grupo o persona como racista tiene una carga de valor sumamente negativa. El √ļltimo pa√≠s en declararse oficialmente racista ha sido Sud√°frica que en 1990 modific√≥ su sistema de apartheid por presiones internas y externas.

Ciencia sociedad y racismo

  • Se considera en medios cient√≠ficos que el concepto actual de raza es una creaci√≥n europea que se desarroll√≥ como respuesta y justificaci√≥n a su expansion imperial durante los siglos XVI al XX.[cita requerida]

El concepto de raza, como demostración de la superioridad o inferioridad de ciertos grupos humanos, evolucionó progresivamente durante ese periodo hasta niveles muy sofisticados y eruditos para convertirse en una verdadera pseudociencia que más recientemente adquirio nombres como "etnografía" o "antropologia fisica." El auge de estas doctrinas ideológicas disfrazadas de ciencia no han sido insignificantes y han resultado en regímenes tan destructivos como la Alemania Nazi o el Apartheid.


Afroamericano bebiendo de una fuente asignada a personas de color. Imagen de mediados del siglo XX.

Otorgar o retener derechos o privilegios basándose en la raza o rehusar asociarse con personas por su raza se conoce como discriminación racial.

Racismo oculto

Artículo principal: Racismo oculto

El racismo oculto es una forma de racismo no explícita que busca la extensión y legitimación del racismo. Entre las variantes más comunes de racismo oculto se encuentran las seudociencias sociales y médicas mencionadas arriba, la argumentación política en contra de determinados grupos humanos bajo pretextos culturales o étnicos y la manipulación de datos estadísticos con el fin de inferir indirectamente la inferioridad de unos grupos humanos sobre otros. Cabe mencionar al respecto que una de las formas más ominosas de racismo oculto es la relación post-facto y no causa-efecto entre pertenecer a una "raza" o "etnia" determinada y la pertenencia a una clase social.

La clasificación de las personas como perteneciente a una u otra raza ha sido ampliamente usada y aun lo es para mantener a grupos humanos en situación de sometimiento, a condiciones de vida de opresión, ignorancia y dependencia, y acusar a estos grupos de ser inferiores cuando solo son víctimas y no causas del problema. Así mismo esta clasificación se usó y se utiliza para mantener la posición de mayor poder de otros grupos dentro de la escala social, estableciéndose un círculo vicioso de retroalimentacion entre estatus socioeconómico y pertenecía a ciertas "razas." Este mecanismo se alimenta a sí mismo y se tiende a perpetuar ad infinitum hasta que sobrevengan cambios invitables en la sociedad.

M√ļsica

Cantantes y art√≠stas a trav√©s de sus canciones y repertorios musicales, han tratado de combatir el racismo. Una de ellos fue del cantante mexicano Pedro Infante, que interpret√≥ para una pel√≠cula con el mismo t√≠tulo de "Angelitos negros"poema escrito por el venezolano Andr√©s Eloy Blanco. En 1982 Paul McCartney y Stevie Wonder grabaron una de las canciones mas populares de la historia: Ebony and Ivory (referencia al teclado del piano) que pregunta como es que, si el √©bano y el marfil pueden ‚Äúestar juntos en perfecta armon√≠a‚ÄĚ, por qu√© no las personas?. Tambi√©n la agrupaci√≥n espa√Īola de Mecano, interpret√≥ un tema musical que tuvo un gran √©xito arrollador cantado en varios idiomas aparte del castellano, tambi√©n en franc√©s e italiano como el tema musical Hijo de la luna. Basada en las supersticiones gitanas, lo cual refleja la contrariedad en las uniones entre los blancos y gitanos. El mismo grupo tambi√©n public√≥ una canci√≥n titulada No hay marcha en Nueva York, de su √°lbum Descanso dominical en 1988, que refleja la discriminaci√≥n de los hispanos de diferentes pa√≠ses quienes desean alcanzar el sue√Īo neoyorkino. Tambi√©n la cantante italiana Laura Pausini, dio su mensaje de estar en contra del racismo como tambi√©n contra la homofobia. Otra artista que se sum√≥ fue la cantante colombiana Shakira, en un DVD que public√≥ refleja todas las discriminaciones entre ellos el racismo, lo mismo por homofobia y xenofobia. Tambi√©n Ricardo Arjona interpret√≥ una canci√≥n titulada "Ella y El" en 1997 de su √°lbum discogr√°fico "Si el Norte fuera el Sur" publicado en 1996, que trata entre una ciudadana afrocubana y un ciudadano estadounidense que se conocen cuando el turista norteamericano viaja a Cuba, esta canci√≥n rompe la barrera de la ideolog√≠as raciales y tambi√©n pol√≠ticas que dividen a las personas estimulada por ciertos prejuicios. Del mismo cantautor, tambi√©n lanzado su canci√≥n con el mismo t√≠tulo "Si el Norte fuera el Sur" en 1996, refleja sobre la discriminaci√≥n a los latinoamericanos en los Estados Unidos, como un mensaje de protesta. El grupo de thrash metal Metallica en su canci√≥n "The Shortest Straw" habla de acerca de como se menosprecia a otros, con el racismo, la xenofobia y otros tipos de discriminaci√≥n.

Medios audiovisuales

Tambi√©n hubo pel√≠culas y telenovelas que muestran la realidad del racismo, en el caso del cine estadounidense, ciertos productores cinematogr√°ficos han sido acusados de racistas de poner a personajes antagonicos como negros, asi√°ticos, latinoamericanos incluso hasta los indigenas de Norteam√©rica. Tambi√©n algunas telenovelas, sobretodo m√©xicanas, brasile√Īas, colombianas, venezolanas y entre otros, que han procurado superar el racismo como por ejemplo poniendo como protagonista principal a una mujer humilde de sector rural y que llega a la ciudad en busca de un futuro mejor y los antagonistas son los de clase alta sociedad quienes promueven la discriminaci√≥n y al fin la muchacha logra ser igualar el nivel de sus contrincantes. Una de las telenovelas que ha tratado de superar estas barreras racistas es la de Ni√Īa moza, una muchacha hija de terratenientes y de clase alta quien lucha a favor de los esclavos para abolir la esclavitud y reconocer sus derechos de libertad de los afroamericanos.

Referencias

  1. ‚ÜĎ Mosse, George L. (1990). Die Geschichte des Rassismus in Europa. Franfurt am Main. ISBN 978-0-316-83112-3. 
  2. ‚ÜĎ Caballero Jurado, Carlos. ¬ęEl racismo. G√©nesis y desarrollo de una ideolog√≠a de la Modernidad¬Ľ. ARBIL, Anotaciones de Pensamiento y Critica (22). http://www.juridicas.unam.mx/publica/librev/rev/derhum/cont/42/pr/pr20.pdf. 
  3. ‚ÜĎ Mar√≠n Gonz√°les, Jos√©. Las ‚Äúrazas‚ÄĚ biogen√©ticamente, no existen, pero el racismo s√≠, como ideolog√≠a. Revista Di√°logo Educacional, Curitiba, v. 4, n.9, p.107-113, maio/ago. 2003
  4. ‚ÜĎ Diccionario de la Real Academia Espa√Īola.
  5. ‚ÜĎ a b c d e f g Caballero Jurado, Carlos. ¬ęEl racismo. G√©nesis y desarrollo de una ideolog√≠a de la Modernidad¬Ľ. ARBIL, Anotaciones de Pensamiento y Critica (22). http://www.juridicas.unam.mx/publica/librev/rev/derhum/cont/42/pr/pr20.pdf. 
  6. ‚ÜĎ a b c Max Sebasti√°n Hering Torres. ¬ę"Limpieza de sangre" ¬ŅRacismo en la Edad Moderna?¬Ľ. Tiempos Modernos: Revista Electr√≥nica de Historia Moderna, Vol. 4, No. 9 (2003). Consultado el 6-may-2008.
  7. ‚ÜĎ Flores Galindo, Alberto (1986). Buscando un inca: identidad y utop√≠a en los Andes. La Habana: Casa de las Am√©ricas. ISBN. 
  8. ‚ÜĎ Yerushalmi, Y.H., (1993). ¬ęL'antis√©mitisme racial est-il apparu au XXe si√®cle? De la limpieza de sangre espagnole au nazisme: continuit√© et ruptures¬Ľ. Esprit (Mars-avril). p. 5-35. 
  9. ‚ÜĎ Roth, Cecil. "Marranos and Racial Anti-Semitism: A Study in Parallels", en Jewish Social Studies II. Nueva York 1940, p. 239-248.
  10. ‚ÜĎ Baron, Salo Wittmayer (1968). Historia social y religiosa del pueblo jud√≠o. Buenos Aires: Paid√≥s. ISBN. 
  11. ‚ÜĎ A comienzos de los a√Īos cuarenta, Guido Kisch contradice con vehemencia el intento de interpretaci√≥n de Roth, reproch√°ndole el haber acomodado a las fuentes medievales conceptos sobre imaginarios del racismo contempor√°neos, y afirma: ‚ÄúThe racial concept and doctrine have no foundation in medieval law either ecclesiastical or secular.‚ÄĚ Cecil Roth mantuvo su opini√≥n hasta mediados de los sesenta para finalmente, una d√©cada m√°s tarde, tener que renunciar a ella.[1]
  12. ‚ÜĎ a b Pedraza G√≥mez, Zandra. ¬ęRese√Īa de Rassismus in der Vormoderne. Die 'Reinheit des blutes in Spanien der Fr√ľhen Neuzeit de Max Sebasti√°n Hering Torres¬Ľ. Historia Cr√≠tica (Bogot√°, Colombia: Universidad de los Andes) enero-junio (35):  pp. 219-222. http://redalyc.uaemex.mx/redalyc/pdf/811/81103515.pdf. Consultado el 26 de mayo de 2009. 
  13. ‚ÜĎ Taracena Arriola, Arturo. ¬ęGuatemala: del mestizaje a la ladinizaci√≥n¬Ľ. LLILAS Visiting Resource Professors Papers, University of Texas, 2002. Consultado el 6-may-2008.
  14. ‚ÜĎ Navarro Garc√≠a, Luis (1989). El sistema de Castas. Historia general de Espa√Īa y Am√©rica: los primeros Borbones. Ediciones Rialp. ISBN 9788432121074. http://books.google.es/books?id=XNskK95W5BUC&pg=PA254&dq=%22El+sistema+de+castas%22&ei=0tAXSsigLIXGzAS_uNnHBw. Consultado el 23 de mayo de 2009. 
  15. ‚ÜĎ a b c Vinck, Honor√© (2000). Races et Racisme dans les Manuels Scolaires Coloniaux, reproducido parcialmente por Cobelco.org.
  16. ‚ÜĎ Nolte, Ernest (1963). Der Faschismus in seiner Epoche (El fascismo en su √©poca). Munich, pag. 345.. ISBN. , citado por Schlette, Antonia Ruth. ¬ęRacismo¬Ľ. Mercab√°, Seminario Cristiano de Formaci√≥n e Informaci√≥n. Consultado el 7-may-2008.
  17. ‚ÜĎ Mosse, George L. (1990). Die Geschichte des Rassismus in Europa. Franfurt am Main. ISBN 978-0-316-83112-3.  citado por Caballero Jurado, Carlos. ¬ęEl racismo. G√©nesis y desarrollo de una ideolog√≠a de la Modernidad¬Ľ. ARBIL, Anotaciones de Pensamiento y Critica (22). http://www.arbil.org/(22)raci.htm. 
  18. ‚ÜĎ ¬ę√Ä la fin du l9√®me si√®cle, l‚ÄôEurope cultiv√©e est consciente que le genre humain se partage en races sup√©rieures et inf√©rieures¬Ľ. Vinck, Honor√© (2000). Races et Racisme dans les Manuels Scolaires Coloniaux, reproducido parcialmente por Cobelco.org.
  19. ‚ÜĎ Takaki, Ronald (1993). A Different Mirror: A History of Multicultural America. New York: Little, Brown & Co. ISBN 978-0-316-83112-3. 
  20. ‚ÜĎ Di√®ne, Doudou. ¬ęReport of the Special Rapporteur on Contemporary Forms of Racism, Racial Discrimination, Xenophobia and Related Intolerance, Doudou Di√®ne, on his mission to Japan (3-11 July 2005)¬Ľ. Naciones Unidas. Consultado el 7-may-2008.
  21. ‚ÜĎ Willard, Myra (1923). History of the White Australia Policy to 1920. Melbourne: Melbourne University Press. 
  22. ‚ÜĎ a b c Poumier, Maria (trad. Juan Vivanco) (2006). ¬ęDe la igualdad de las razas humanas (Cap√≠tulo XVII)¬Ľ. Encontrarte 2 (45). http://encontrarte.aporrea.org/teoria/sociedad/45/a12324.html. 
  23. ‚ÜĎ Prenant, Marcel. (1939). Raza y Racismo. M√©xico: Fondo de Cultura y Econ√≥mica.
  24. ‚ÜĎ De Gobineau, Joseph Arthur (1853-1855). Essai sur l‚Äôin√©galit√© des races humaines. Paris : √Čditions Pierre Belfond [1967]. 
  25. ‚ÜĎ De Gobineau, Joseph Arthur (1853-1855). Essai sur l‚Äôin√©galit√© des races humaines. Paris : √Čditions Pierre Belfond [1967], Livre I, Chapitre XVI, p. 199. 
  26. ‚ÜĎ De Gobineau, Joseph Arthur (1853-1855). Essai sur l‚Äôin√©galit√© des races humaines. Paris : √Čditions Pierre Belfond [1967], Livre 6, Conclusion g√©n√©rale, p. 322. 
  27. ‚ÜĎ De Gobineau, Joseph Arthur (1853-1855). Essai sur l‚Äôin√©galit√© des races humaines. Paris : √Čditions Pierre Belfond [1967], Livre I, Chapitre XVI, p. 195. 
  28. ‚ÜĎ De Gobineau, Joseph Arthur (1853-1855). Essai sur l‚Äôin√©galit√© des races humaines. Paris : √Čditions Pierre Belfond [1967], Livre I, Chapitre XVI, p. 198. 
  29. ‚ÜĎ De Gobineau, Joseph Arthur (1853-1855). Essai sur l‚Äôin√©galit√© des races humaines. Paris : √Čditions Pierre Belfond [1967], Livre I, Chapitre XVI, p. 201. 
  30. ‚ÜĎ Bitlloch, Eduardo (1993). ¬ęCiencia, Raza y Racismo en el Siglo XVIII¬Ľ. Ciencia Hoy 6 (33). http://www.cienciahoy.org.ar/hoy33/raza01.htm. 
  31. ‚ÜĎ Salas Romero, Juan Francisco (2003). ¬ęEl supuesto origen de la raza aria¬Ľ. Anal√≠tica, Venezuela Mi√©rcoles, 3 de diciembre de 2003. http://www.analitica.com/va/sociedad/articulos/6495053.asp. 
  32. ‚ÜĎ Wagner, Richard (1850). ¬ęEl Juda√≠smo en la m√ļsica¬Ľ. Wagneriana 1977 (1). http://archivowagner.info/104.html. 
  33. ‚ÜĎ El Imperio Alem√°n, el Imperio austroh√ļngaro, B√©lgica, Dinamarca, Espa√Īa, Francia, Reino Unido, Italia, Pa√≠ses Bajos, Portugal, Rusia y Suecia.
  34. ‚ÜĎ "Historia antropol√≥gica del racismo en Espa√Īa" de Joaqu√≠n Costa Garc√≠a (PDF)
  35. ‚ÜĎ "Por la naci√≥n espa√Īola, amazona de la raza latina, de la cual fue escudo y valladar firm√≠simo contra la barbarie germ√°nica y el esp√≠ritu de disgregaci√≥n y de herej√≠a que separ√≥ de nosotros a las razas septentrionales."(Men√©ndez Pelayo)
  36. ‚ÜĎ "Locura es pensar que batallas por la existencia, luchas encarnizadas y seculares de razas terminen de otro modo que con expulsiones o exterminios. La raza inferior sucumbe siempre y acaba por triunfar el principio de nacionalidad m√°s fuerte y vigoroso."(Men√©ndez Pelayo)
  37. ‚ÜĎ "¬ŅBol√≠var? Grand√≠simo espa√Īol. ¬ŅSarmiento? Arrogante ejemplar de la raza espa√Īola. ¬ŅJos√© Mart√≠? Ap√≥stol de la hispanidad quijotesca. ¬ŅRub√©n Dar√≠o? Profundamente espa√Īol. ¬ŅBenito Ju√°rez, el indio de Oaxaca? Era de nuestra raza, porque lleg√≥ a pensar y sentir en espa√Īol."(Miguel de Unamuno)
  38. ‚ÜĎ "Los negros en Cuba son libres; pueden contratar compromisos, trabajar o no trabajar‚Ķy creo que la esclavitud era para ellos mucho mejor que esta libertad que s√≥lo han aprovechado para no hacer nada y formar masas de desocupados. Todos quienes conocen a los negros os dir√°n que en Madagascar, en el Congo, como en Cuba son perezosos, salvajes, inclinados a actuar mal, y que es preciso conducirlos con autoridad y firmeza para obtener algo de ellos. Estos salvajes no tienen otro due√Īo que sus propios instintos, sus apetitos primitivos. Los negros de Estados Unidos son mucho m√°s civilizados que los nuestros: son los descendientes de razas implantadas en suelo americano desde hace varias generaciones, se han relativamente transformado, mientras que entre nosotros hay cantidad de negros venidos directamente de √Āfrica y completamente salvajes. ¬°Pues bien! vea incluso en los Estados Unidos como se trata a los negros: tienen unas libertades aparentes que se les permite utilizar dentro de ciertos l√≠mites. A partir del momento en que desean beneficiarse de todos sus pretendidos derechos de ciudadano, los blancos salen r√°pidamente a recordarles su condici√≥n y a colocarlos en su lugar. Creo saber que por otra parte, en Estados Unidos no hay un solo hombre de estado serio e influyente que desee realmente la independencia de Cuba, ya que se dan perfectamente cuenta que la isla de Cuba independiente se convertir√≠a en una nueva Rep√ļblica Dominicana, una segunda Liberia que se retrogradar√≠a de la civilizaci√≥n a la anarqu√≠a. Si el ej√©rcito espa√Īol abandonase Cuba, ser√≠an las ideas sensatas, fecundas, liberales, progresistas de Europa las que abandonar√≠an este pa√≠s que ha sido el m√°s rico, el m√°s pr√≥spero de la Am√©rica espa√Īola. Lo saben tan bien en Estados Unidos que los esp√≠ritus exaltados y ‚Äúchovinos‚ÄĚ, que tambi√©n los hay all√≠, cuando reclaman la independencia de Cuba, la reclaman con la condici√≥n de colocar inmediatamente esta gran isla bajo el protectorado de la Rep√ļblica de Estados Unidos, que ejercer√≠a una polic√≠a rigurosa‚Ķ Cuba no habr√≠a hecho m√°s que cambiar de due√Īos."(Antonio C√°novas del Castillo, Presidente de Gobierno, 1896) [2]
  39. ‚ÜĎ Alonso, Javier. ¬ęRacismo ayer, racismo hoy¬Ľ. Krasnia, N¬ļ 22. Consultado el 25 de mayo de 2008.
  40. ‚ÜĎ De zool√≥gicos humanos a apoteosis coloniales: la era de exhibir el Otro, por Pascal Blanchard, Nicolas Bancel y Sandrine Lemaire.
  41. ‚ÜĎ "Estos zool√≥gicos humanos the la Rep√ļblica Colonial", Le Monde diplomatique, agosto de 2000.
  42. ‚ÜĎ Febrero de 2003, El fin de una era.
  43. ‚ÜĎ Kipling, Rudyard (1899). La carga del Hombre Blanco (The White Man‚Äôs Burden). McClure‚Äôs Magazine. 
  44. ‚ÜĎ ‚ÄúThe Negro is intellectually inferior to the caucasian.‚ÄĚ Citado por Honor√© Vinck (2000). Races et Racisme dans les Manuels Scolaires Coloniaux, reproducido parcialmente por Cobelco.org.
  45. ‚ÜĎ Chamberlain, Houston Stewart (1899). Die Grundlagen des neunzehnten Jahrhunderts (The Foundations of the Nineteenth Century) [Texto original en alem√°n y traducci√≥n al ingl√©s]. HSChamberlain Net, 2¬™ ed., publicada por John Lane, The Bodley Head [1912], pag. 229. 
  46. ‚ÜĎ Homer Lea (1876-1912), The Day of Saxon (1912)
  47. ‚ÜĎ En Francia los pensadores racistas recurrieron a los celtas, y no a los francos, debido a que estos √ļltimos eran un pueblo germano, y como tal, la supremac√≠a corresponder√≠a a Alemania, antes que a Francia.
  48. ‚ÜĎ The Struggle for Existence in Human Society.
  49. ‚ÜĎ Social Evolution
  50. ‚ÜĎ A Biological View of Our Foreign Policy.
  51. ‚ÜĎ The Biology of British Politics.
  52. ‚ÜĎ Dixon, Thomas (1902). The Leopard's Spots: a Romance of the White Man's Burden‚ÄĒ1865-1900 (Las manchas del leopardo: un romance sobre la carga del Hombre Blanco - 1865-1900). New York: Doubleday, Page & Co.. 
  53. ‚ÜĎ U.S. Library of Congress. ¬ęAfricans and Industrialization¬Ľ. US Federal Research Division of the Library of Congress. Consultado el 14-07-2008.
  54. ‚ÜĎ Jim Jones (2002). ¬ęHIS 311 Lecture on Southern Africa 1800-1875¬Ľ. West Chester University of Pennsylvania. Consultado el 14-07-2008.
  55. ‚ÜĎ Jessica Smith. ¬ęPass Laws¬Ľ. Charlotte Country Day School. Consultado el 14-07-2008.
  56. ‚ÜĎ Gish, Steven (2000). Alfred B. Xuma: African, American, South African. New York University Press. p. 8.
  57. ‚ÜĎ Hoiberg, Dale; Ramchandani, Indu (2000). Students' Britannica India, Volumes 1-5. Popular Prakashan. p. 142.
  58. ‚ÜĎ Desde la d√©cada de 1920 los gobiernos "blancos" boer establecieron normas discriminatorias como la Ley de Tierras de Nativos No 27 de 1923, y la Ley de Nativos (√Āreas Urbanas) de 1923, que prohibieron a los habitantes negros, la compra o alquiler de tierra propiedad de blancos excepto en √°reas reservadas, regulando la separaci√≥n de las viviendas seg√ļn el tono de piel de las personas. Poco despu√©s, en 1930, se sancion√≥ una ley reconociendo el derecho al sufragio de las mujeres "blancas", pero no de las mujeres con tono de piel no considerado "blanco".
  59. ‚ÜĎ Zamora, Agust√≠n, Poder nuclear el sue√Īo de la hegemon√≠a mundial, n¬ļ 82 de La aventura de la Historia, Arlanza Ediciones, Madrid, junio de 2002, ISSN 1579-427X
  60. ‚ÜĎ Deegan, Heather (2001). The politics of the new South Africa: apartheid and after. Pearson Education. p. 194. ISBN 978-0-582-38227-5.
  61. ‚ÜĎ ¬ęElections '94¬Ľ. Independent Electoral Commission (IEC). Consultado el 13-07-2008.
  62. ‚ÜĎ Lijphart, Arend. ¬ęSpotlight Three: South Africa's 1994 Elections¬Ľ. FairVote. Consultado el 13-07-2008.
  63. ‚ÜĎ Do√Īa Marina, la Malinche y la formaci√≥n de la identidad mexicana. Cristina Gonz√°lez. Madrid: Encuentro, 2002. en Google Books.
  64. ‚ÜĎ 'Na√ß√£o Mesti√ßa': As pol√≠ticas √©tnico-raciais vistas da periferia de Manaus. Jean-Fran√ßois V√©ran. Rio de Janeiro: Rev Dilemas, v3, n9, 2010

Enlaces externos


Wikimedia foundation. 2010.

Sinónimos:

Mira otros diccionarios:

  • racismo ‚ÄĒ s. m. Sistema que afirma a superioridade de um grupo racial sobre os outros, preconizando, particularmente, a separa√ß√£o destes dentro de um pa√≠s (segrega√ß√£o racial) ou mesmo visando o exterm√≠nio de uma minoria (racismo antissemita dos nazistas) ‚Ķ   Dicion√°rio da L√≠ngua Portuguesa

  • racismo ‚ÄĒ sustantivo masculino 1. (no contable) Ideolog√≠a y comportamiento de las personas que desprecian o rechazan a las de otras razas: He le√≠do un art√≠culo en el peri√≥dico sobre el racismo ‚Ķ   Diccionario Salamanca de la Lengua Espa√Īola

  • racismo ‚ÄĒ 1. m. Exacerbaci√≥n del sentido racial de un grupo √©tnico, especialmente cuando convive con otro u otros. 2. Doctrina antropol√≥gica o pol√≠tica basada en este sentimiento y que en ocasiones ha motivado la persecuci√≥n de un grupo √©tnico considerado… ‚Ķ   Diccionario de la lengua espa√Īola

  • Racismo ‚ÄĒ ‚Ėļ sustantivo masculino 1 SOCIOLOG√ćA Actitud de quien desprecia o rechaza a los individuos de grupos √©tnicos diferentes al suyo. 2 POL√ćTICA, SOCIOLOG√ćA Doctrina antropol√≥gica, pol√≠tica y social que defiende la supremac√≠a de un grupo √©tnico sobre… ‚Ķ   Enciclopedia Universal

  • racismo ‚ÄĒ s m Doctrina que sostiene la superioridad de una raza en particular, a la que usualmente le atribuye el derecho a dominar a las dem√°s: el racismo nazi, Tratan a los indios con el racismo t√≠pico de los terratenientes del sureste , Neison Mandela… ‚Ķ   Espa√Īol en M√©xico

  • racismo ‚ÄĒ {{ÔľÉ}}{{LM R32627}}{{„Äď}} {{SynR33414}} {{ÔľĽ}}racismo{{ÔľĹ}} ‚ÄĻra¬∑cis¬∑mo‚Äļ {{„Ää}}‚Ėć s.m.{{„Äč}} {{Ôľú}}1{{Ôľě}} Tendencia o actitud de desprecio y rechazo hacia individuos de sociedades y culturas distintas a la propia. {{Ôľú}}2{{Ôľě}} Doctrina que sostiene que la… ‚Ķ   Diccionario de uso del espa√Īol actual con sin√≥nimos y ant√≥nimos

  • racismo ‚ÄĒ sustantivo masculino segregacionismo, xenofobia, chauvinismo. La xenofobia y el chauvinismo se refieren al rechazo a lo que se considera extranjero. * * * Sin√≥nimos: ‚Ė† segregaci√≥n, segregacionismo, discriminaci√≥n ‚Ķ   Diccionario de sin√≥nimos y ant√≥nimos

  • racismo ‚ÄĒ m. Doctrina basada en la superioridad de unas razas sobre otras ‚Ķ   Diccionario Castellano

  • Racismo en Argentina ‚ÄĒ Saltar a navegaci√≥n, b√ļsqueda En la Argentina han existido y existen conductas de discriminaci√≥n relacionadas con las caracter√≠sticas √©tnicas o el origen nacional de las personas. A su vez, la discriminaci√≥n de tipo racista suele estar… ‚Ķ   Wikipedia Espa√Īol

  • Racismo oculto ‚ÄĒ Saltar a navegaci√≥n, b√ļsqueda Racismo oculto, es una expresi√≥n utilizada en √°mbitos acad√©micos y pol√≠ticos, que se utiliza para definir una forma de racismo no expl√≠cito, generalmente de baja intensidad, que impregna las relaciones humanas en… ‚Ķ   Wikipedia Espa√Īol


Compartir el artículo y extractos

Link directo
… Do a right-click on the link above
and select ‚ÄúCopy Link‚ÄĚ

We are using cookies for the best presentation of our site. Continuing to use this site, you agree with this.